/ martes 1 de octubre de 2019

Un esbozo del paquete económico 2020

1° de octubre del 2019

Hoy, México se encuentra inmerso en una incertidumbre política porque el Paquete Económico 2020, que incluye los proyectos de Egresos e Ingresos de la Federación, y los Criterios Generales de Política Económica, no cumple con las expectativas de algunos sectores productivos del país.

A grandes rasgos trataré de hacer esbozo de este paquete, pero sobre todo del Proyecto de Presupuesto de Ingresos 2020, presentado el 8 de septiembre, principalmente en el apartado que afecta a nuestra entidad.

El Proyecto propone un egreso total de seis billones 96,000 pesos, equivalente al 22.2% del PIB y 0.8% más respecto Presupuesto de Egresos del 2019, que fue de cinco billones 814,000 pesos; pero el gasto programable para proveer bienes y servicios a la población se mantiene igual que en 2019: 16.7% del PIB.

Las principales reducciones al gasto programable se presentan en los ramos administrativos, programas agrícolas, comunicaciones y transportes, protección ambiental, participaciones federales a entidades y atención a niñas, niños y adolescentes.

Dos gastos que siguen presionando las finanzas públicas y que debería de tener una atención especial es el gasto en pensiones. Para el siguiente año se propone destinar un billón 103,758 pesos. El otro es la amortización de la deuda del sector público que para el 2020 se pagará 809 mil millones 462.7

En el ramo de Seguridad Pública se destinarán 284,136 millones de pesos, concentrándose este gasto en las funciones de Justicia y Seguridad Púbica; se crea la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, encargada de la Guardia Nacional.

A los sinaloenses nos preocupa mucho la reducción de los programas que atienden el sector primario. El planteamiento de otorgarle menos presupuesto a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, de 65,434.9 millones de pesos en 2019 a 46,253.1 millones de pesos en 2020, es muy grave.

Esta reducción se da principalmente en el programa de Fomento a la Agricultura, al que solo se le pretende otorgar 100 millones de pesos, una reducción de 96% respecto al 2019: al Programa Crédito Ganadero a la Palabra, el cual consiste en la entrega al beneficiario especies pecuarias y este se compromete a pagar en especie a través de las primeras crías, solo tendrá un presupuesto de 1000 millones de pesos, 3000 millones menos que los destinados anteriormente.

El presupuesto de los programas de fertilizantes sería de 1000 millones de pesos; 2000 millones de pesos al Programa Diconsa; 1240 millones de pesos al programa Liconsa.

También es preocupante la caída que se da en el Programa Especial Concurrente 2020, el cual se conforma con los programas presupuestales de 13 Secretarías y Ramos Generales que atienden el Desarrollo Rural Sustentable, los cuales se ejercen a través de nueve vertientes. Las vertientes en donde los recursos disminuyeron son Financiera (71.4% real menos), se eliminan las asignaciones presupuestales a la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND), de los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) y del Fondo de Capitalización e Inversión del Sector Rural (FOCIR), que formaban parte del PEC hasta 2019 y han sido resectorizadas con otra dependencia federal.

La vertiente de Competitividad (reduce 42.2% real): se eliminan los programas Agromercados Sociales y Sustentables, Programa de Concurrencia con las Entidades Federativas, Programa de Fomento Ganadero, Programa de Productividad y Competitividad Agroalimentaria, Sistema Nacional de Información para el Desarrollo Rural Sustentable, Sistema Nacional de Investigación Agrícola, todos a cargo de la SADER; asimismo, la cancelación de los programas del Fondo Nacional Emprendedor, y el Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario y a la Mujer Rural (PRONAFIM).

La vertiente Social (reduce 1.9% real): se eliminan los programas de Atención a Migrantes, PROSPERA Desarrollo Social y PROSPERA Alimentación y Coinversión Social, todos a cargo de la Secretaría del BIENESTAR. Se elimina la vertiente Laboral, que comprendía el programa Trabajadores Agrícolas temporales, implementado por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

Como podrá observarse, las reducciones que en su mayoría se enuncian están relacionadas con la economía de nuestra entidad, principalmente la actividad primaria que es el campo. Lo anterior nos dará la oportunidad de ver de qué están hechos los legisladores federales representantes de Sinaloa.

Gracias y que pasen una excelente semana.

1° de octubre del 2019

Hoy, México se encuentra inmerso en una incertidumbre política porque el Paquete Económico 2020, que incluye los proyectos de Egresos e Ingresos de la Federación, y los Criterios Generales de Política Económica, no cumple con las expectativas de algunos sectores productivos del país.

A grandes rasgos trataré de hacer esbozo de este paquete, pero sobre todo del Proyecto de Presupuesto de Ingresos 2020, presentado el 8 de septiembre, principalmente en el apartado que afecta a nuestra entidad.

El Proyecto propone un egreso total de seis billones 96,000 pesos, equivalente al 22.2% del PIB y 0.8% más respecto Presupuesto de Egresos del 2019, que fue de cinco billones 814,000 pesos; pero el gasto programable para proveer bienes y servicios a la población se mantiene igual que en 2019: 16.7% del PIB.

Las principales reducciones al gasto programable se presentan en los ramos administrativos, programas agrícolas, comunicaciones y transportes, protección ambiental, participaciones federales a entidades y atención a niñas, niños y adolescentes.

Dos gastos que siguen presionando las finanzas públicas y que debería de tener una atención especial es el gasto en pensiones. Para el siguiente año se propone destinar un billón 103,758 pesos. El otro es la amortización de la deuda del sector público que para el 2020 se pagará 809 mil millones 462.7

En el ramo de Seguridad Pública se destinarán 284,136 millones de pesos, concentrándose este gasto en las funciones de Justicia y Seguridad Púbica; se crea la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, encargada de la Guardia Nacional.

A los sinaloenses nos preocupa mucho la reducción de los programas que atienden el sector primario. El planteamiento de otorgarle menos presupuesto a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, de 65,434.9 millones de pesos en 2019 a 46,253.1 millones de pesos en 2020, es muy grave.

Esta reducción se da principalmente en el programa de Fomento a la Agricultura, al que solo se le pretende otorgar 100 millones de pesos, una reducción de 96% respecto al 2019: al Programa Crédito Ganadero a la Palabra, el cual consiste en la entrega al beneficiario especies pecuarias y este se compromete a pagar en especie a través de las primeras crías, solo tendrá un presupuesto de 1000 millones de pesos, 3000 millones menos que los destinados anteriormente.

El presupuesto de los programas de fertilizantes sería de 1000 millones de pesos; 2000 millones de pesos al Programa Diconsa; 1240 millones de pesos al programa Liconsa.

También es preocupante la caída que se da en el Programa Especial Concurrente 2020, el cual se conforma con los programas presupuestales de 13 Secretarías y Ramos Generales que atienden el Desarrollo Rural Sustentable, los cuales se ejercen a través de nueve vertientes. Las vertientes en donde los recursos disminuyeron son Financiera (71.4% real menos), se eliminan las asignaciones presupuestales a la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND), de los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) y del Fondo de Capitalización e Inversión del Sector Rural (FOCIR), que formaban parte del PEC hasta 2019 y han sido resectorizadas con otra dependencia federal.

La vertiente de Competitividad (reduce 42.2% real): se eliminan los programas Agromercados Sociales y Sustentables, Programa de Concurrencia con las Entidades Federativas, Programa de Fomento Ganadero, Programa de Productividad y Competitividad Agroalimentaria, Sistema Nacional de Información para el Desarrollo Rural Sustentable, Sistema Nacional de Investigación Agrícola, todos a cargo de la SADER; asimismo, la cancelación de los programas del Fondo Nacional Emprendedor, y el Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario y a la Mujer Rural (PRONAFIM).

La vertiente Social (reduce 1.9% real): se eliminan los programas de Atención a Migrantes, PROSPERA Desarrollo Social y PROSPERA Alimentación y Coinversión Social, todos a cargo de la Secretaría del BIENESTAR. Se elimina la vertiente Laboral, que comprendía el programa Trabajadores Agrícolas temporales, implementado por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

Como podrá observarse, las reducciones que en su mayoría se enuncian están relacionadas con la economía de nuestra entidad, principalmente la actividad primaria que es el campo. Lo anterior nos dará la oportunidad de ver de qué están hechos los legisladores federales representantes de Sinaloa.

Gracias y que pasen una excelente semana.

martes 19 de noviembre de 2019

Microscopio Social

martes 12 de noviembre de 2019

Inseguridad y desarrollo económico

martes 05 de noviembre de 2019

Ley Bonilla: una incongruencia jurídica

martes 29 de octubre de 2019

Financiamiento de los partidos políticos

martes 22 de octubre de 2019

La cardioprotección de los sinaloenses

martes 15 de octubre de 2019

Revocación de mandato

martes 08 de octubre de 2019

Acuerdos en el Congreso del Estado

martes 01 de octubre de 2019

Un esbozo del paquete económico 2020

martes 24 de septiembre de 2019

Microscopio social Cita en el Senado