/ viernes 5 de junio de 2020

Covid-19 se suma a otros cuatro virus mortales sin cura

Hugo López-Gatell Ramírez, estimó este jueves ante diputados federales que quizá el mundo tarde dos años para encontrar la vacuna contra el Covid-19

La infección por el virus Covid-19 a más de 6 meses de su aparición, cuenta con 6.4 millones de personas infectadas en el mundo y 388 mil muertas, lo cual lo integra a la lista de virus mortales que aún no tienen cura y que incluso nunca podría desaparecer.

El subsecretario de Prevención y Promoción de Salud en México, Hugo López-Gatell Ramírez, estimó este jueves ante diputados federales que quizá el mundo tarde dos años para encontrar la vacuna, aunque también ha coincidió en otra ocasión con la OMS en que el virus podría volverse endémico, es decir que nunca se vaya, como otros virus que hay en la Tierra o incluso que reaparezca, como ocurrió hace unos días con el Ébola.

Foto Ilustrativa / Foto: AFP

¿Pero cuáles son los otros 4 virus mortíferos que al igual que el SARS-CoV-2 no tienen antídoto hasta el momento?

En primer lugar se encuentra el VIH o Virus de Inmunodeficiencia Humana, el cual surgió a principios de la década de los años ochenta del siglo pasado y se estima que desde entonces ha infectado a 79 millones de personas y matado a 39 millones más.

El reto continúa siendo el que la gente acuda a tiempo para la detección oportuna del VIH, ya que prevalece el miedo al rechazo / Foto: Cuartoscuro

Cuando se supo de su existencia y se multiplicaron los casos, se creía que era una sentencia de muerte segura. Lo cual obligó a la gente a tener medidas de prevención para evitar contagios. Principalmente en cuanto al uso de preservativo en relaciones sexuales, la cual representa la medida más efectiva para prevenir una infección de VIH.

Sin embargo, ONUSIDA estima que hay 36.9 millones de personas infectadas de VIH en el mundo y, aunque hay dos casos de cura a través de un tratamiento con células madre, el gran número de contagios, hace pensar que tardará mucho tiempo en desaparecer este virus.

En segundo caso, dentro de los virus mortales que hasta ahora no tienen cura, están dos tipos de Gripe Aviar que surgieron hace 20 años y causan la muerte de miles de personas.

Su antecedente se encuentra descrita en Italia, en 1879, pero en 1955 se describió como un tipo de Influenzavirus tipo A, y se produce por la transmisión de aves a humanos mediante el contacto directo u objetos contagiados con heces de los animales enfermos.

En 1997, en Hong Kong se dieron los primeros casos de infección por el virus H5N1, que llevaron a sacrificar a todos los pollos de ese territorio semiautónomo.

Foto: Archivo

A partir de entonces, se sabe de casos en países de África, Asia y Europa, donde los índices de mortalidad en personas llegan a un 60 por ciento.

El otro tipo de virus aviar, es el de la cepa A H7N9, el cual fue descubierto en mayo de 2013 en China, donde desde entonces se han reportado algunos brotes esporádicos.

De acuerdo con la OMS, entre 2013 y 2017 se registraron mil 565 casos en humanos, de los que falleció el 39 por ciento de ellos.

Desde que se sabe que el contagio no se da de humano a humano, se pudo controlar el virus y, aunque hay tratamientos con fármacos para remediar la infección, el virus aún no tiene una vacuna, pese a que algunos laboratorios cuentan con medicamentos que evitan en un 45 por ciento el contagio.

El tercer caso, es el del virus SARS o SARS-CoV, descubierto en 2003 y que se originó en Cantón, China, el cual se cree, fue producido por el contagio de un animal a un humano y, a diferencia de la Gripe Aviar, este mal sí se transmite entre humanos.

En 2003 surgieron 8 mil 400 casos y fueron afectados 26 países y 916 personas murieron.

El cuarto caso de virus letal, aún sin cura, es el del MERS-CoV, un tipo de coronavirus que surgió en 2012 en la Península de Arabia y, fue detectado por primera vez en 2012.

Foto: Archivo Covid-19 / AFP

Con su aparición, este virus produjo 858 muertes e infectó a 2 mil 494 personas en el mundo hasta noviembre de 2019.

La infección de este virus es conocido como Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (SARS por sus siglas en inglés) y se sabe que es causada por las secreciones de los camellos y algunos murciélagos, con las que se contagiaron humanos. Debido a que la epidemia se controló, no hubo interés, al igual que en el MERS de crear vacunas.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Lee más:

La infección por el virus Covid-19 a más de 6 meses de su aparición, cuenta con 6.4 millones de personas infectadas en el mundo y 388 mil muertas, lo cual lo integra a la lista de virus mortales que aún no tienen cura y que incluso nunca podría desaparecer.

El subsecretario de Prevención y Promoción de Salud en México, Hugo López-Gatell Ramírez, estimó este jueves ante diputados federales que quizá el mundo tarde dos años para encontrar la vacuna, aunque también ha coincidió en otra ocasión con la OMS en que el virus podría volverse endémico, es decir que nunca se vaya, como otros virus que hay en la Tierra o incluso que reaparezca, como ocurrió hace unos días con el Ébola.

Foto Ilustrativa / Foto: AFP

¿Pero cuáles son los otros 4 virus mortíferos que al igual que el SARS-CoV-2 no tienen antídoto hasta el momento?

En primer lugar se encuentra el VIH o Virus de Inmunodeficiencia Humana, el cual surgió a principios de la década de los años ochenta del siglo pasado y se estima que desde entonces ha infectado a 79 millones de personas y matado a 39 millones más.

El reto continúa siendo el que la gente acuda a tiempo para la detección oportuna del VIH, ya que prevalece el miedo al rechazo / Foto: Cuartoscuro

Cuando se supo de su existencia y se multiplicaron los casos, se creía que era una sentencia de muerte segura. Lo cual obligó a la gente a tener medidas de prevención para evitar contagios. Principalmente en cuanto al uso de preservativo en relaciones sexuales, la cual representa la medida más efectiva para prevenir una infección de VIH.

Sin embargo, ONUSIDA estima que hay 36.9 millones de personas infectadas de VIH en el mundo y, aunque hay dos casos de cura a través de un tratamiento con células madre, el gran número de contagios, hace pensar que tardará mucho tiempo en desaparecer este virus.

En segundo caso, dentro de los virus mortales que hasta ahora no tienen cura, están dos tipos de Gripe Aviar que surgieron hace 20 años y causan la muerte de miles de personas.

Su antecedente se encuentra descrita en Italia, en 1879, pero en 1955 se describió como un tipo de Influenzavirus tipo A, y se produce por la transmisión de aves a humanos mediante el contacto directo u objetos contagiados con heces de los animales enfermos.

En 1997, en Hong Kong se dieron los primeros casos de infección por el virus H5N1, que llevaron a sacrificar a todos los pollos de ese territorio semiautónomo.

Foto: Archivo

A partir de entonces, se sabe de casos en países de África, Asia y Europa, donde los índices de mortalidad en personas llegan a un 60 por ciento.

El otro tipo de virus aviar, es el de la cepa A H7N9, el cual fue descubierto en mayo de 2013 en China, donde desde entonces se han reportado algunos brotes esporádicos.

De acuerdo con la OMS, entre 2013 y 2017 se registraron mil 565 casos en humanos, de los que falleció el 39 por ciento de ellos.

Desde que se sabe que el contagio no se da de humano a humano, se pudo controlar el virus y, aunque hay tratamientos con fármacos para remediar la infección, el virus aún no tiene una vacuna, pese a que algunos laboratorios cuentan con medicamentos que evitan en un 45 por ciento el contagio.

El tercer caso, es el del virus SARS o SARS-CoV, descubierto en 2003 y que se originó en Cantón, China, el cual se cree, fue producido por el contagio de un animal a un humano y, a diferencia de la Gripe Aviar, este mal sí se transmite entre humanos.

En 2003 surgieron 8 mil 400 casos y fueron afectados 26 países y 916 personas murieron.

El cuarto caso de virus letal, aún sin cura, es el del MERS-CoV, un tipo de coronavirus que surgió en 2012 en la Península de Arabia y, fue detectado por primera vez en 2012.

Foto: Archivo Covid-19 / AFP

Con su aparición, este virus produjo 858 muertes e infectó a 2 mil 494 personas en el mundo hasta noviembre de 2019.

La infección de este virus es conocido como Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (SARS por sus siglas en inglés) y se sabe que es causada por las secreciones de los camellos y algunos murciélagos, con las que se contagiaron humanos. Debido a que la epidemia se controló, no hubo interés, al igual que en el MERS de crear vacunas.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Lee más:

Local

Busca Conapesca reactivar el subsidio al diésel marino

Funcionarios escucha y atiende las necesidades de pescadores de Mazatlán ante el próximo inicio de la zafra camaronera

Local

Con 127 casos confirmados de Covid-19, en Sinaloa 711 pacientes activos

 Se agregaron a la plataforma 26 decesos más por coronavirus

Local

Pescadores ahora se plantan afuera de las instalaciones de Pemex

Bloquearon el acceso e impiden la entrada de las pipas que van a cargar combustible

Finanzas

CCE busca apoyo de gobernadores para plan de infraestructura

La cúpula empresarial pone sobre la mesa de la Conago una cartera de 242 proyectos de obra para el país

Política

Morena insiste en desaparecer 44 fideicomisos

Mario Delgado recordó que ya se hizo un parlamento abierto para revisar los que pueden desaparecer

Ecología

Industria del fast fashion, moda basura que contamina el planeta

La industria del fast fashion es la segunda más contaminante del mundo, responsable del 20 por ciento de las aguas residuales del planeta

Mundo

Grecia apuesta por el turismo a pequeña escala

La vida local griega podría ser la solución a la crisis turística, menos atraer masas y más protección del medio ambiente

Finanzas

Arrecia pelea por presidencia del BID

El candidato de EU acusó de subversivos a los países, incluido México, que piden posponer la elección

Justicia

Investigan a policías de Guerrero por renta de armas

Autoridades hacen pruebas balísticas a los arsenales municipales para descartar su uso en actos ilícitos