/ sábado 22 de febrero de 2020

¡Honor a quien honor merece! 60 años de historia

El talento del artista quedó tatuado en los carnavales al ser el creador de las carrozas reales por más de medio siglo en Mazatlán

Mazatlán, Sin. - ‘Somos América’ Pasión, Alegría y Esperanza 2020, es un Carnaval muy especial, porque el genio creador de los carros alegóricos de la máxima fiesta de los mazatlecos, Rigoberto Lewis Rodríguez cumple 60 años en la historia del Carnaval Internacional de Mazatlán, su sangre sigue viva a través de Ana´s Lewis Legado, que regresan con más fuerza y belleza en sus creaciones.

¿DÓNDE NACE RIGO?

Rigoberto Lewis Rodríguez nace un domingo de Carnaval, un 14 de febrero de 1935 por la Calle 21 de Marzo, en el Centro de Mazatlán, Sinaloa, que además como marcando su destino ese día era el Desfile de Carnaval.

En la habitación que nació había un biombo que tenía un Pierrot, así que desde su nacimiento ya estaba marcado para el Carnaval.

Rigo en sus creaciones de carrozas reales daba vida a historia, países lejanos, mitología; traía a la realidad sus sueños y lugares nacidos en su imaginación o añoranzas, es por ello que es considerado el gran creador y parte fundamental del Carnaval, que ha quedado tatuado en los corazones de los patasaladas.

ESTUDIOS

Lewis Rodríguez estudió Medicina en la Ciudad de México en la UNAM y después de especializó como Cirujano Odontólogo, esto lo estudio por deseos de su mamá, a quien él llamaba “Catalina La Grande”, Catalina Rodríguez Villegas. En la familia por parte del papá de Rigo había varios doctores y Catalina soñaba con tener varios doctores en casa.

SU PASIÓN y PRIMERA CREACIÓN

Rigoberto descubre su pasión por hacer carros alegóricos cuando estaba en la Preparatoria Rosales; “La Nana Ramírez”, una maestra muy famosa en Mazatlán que le daba clase de dibujo, y le gustaba mucho al Arquitectura, vio las aptitudes del joven para dibujar, entonces le dice: “Rigo, me podrías hacer un carro alegórico para un 20 de noviembre, convirtiendo éste, y el del Volcán Popocatépetl y la Mujer Dormida del Iztaccíhuatl, en los dos primeros carros que hizo en su vida, con los que participó en un concurso y ganó el primer lugar.

Para construirlos tomó cortinas y sábanas de la casa de su mamá Catalina, quien se enojó y le decía, qué estás haciendo.

Paso el tiempo, Pepe Grillo y López Saénz, quien fue su compañero de preparatoria. El director de Codetur, sabía de las actitudes de Rigo Lewis, y de lo novedoso de los carros que él hacía. Así fueron sus inicios, él empezó a utilizar su estilo y diseño, inventaba diferentes materiales, todavía no metía los brillos porque aún no se inventaban, cuando lo llamaron para que hiciera su primera carroza real para la Reina del Carnaval de ese tiempo que fue Lupita Rosete Aragón en 1963.

Cuando estaba en la universidad, en sus tiempos de vacaciones cuando él regresaba a Mazatlán, empezaba a hacer sus bocetos. La mayoría del tiempo el entraba como en un trance porque él se encerraba en su recámara y dibujaba.

Ana Mariana Olivera Lewis


¡Rigo Lewis eres único! era el grito del pueblo, que el creador de las carrozas reales escuchaba durante su recorrido.

SUS REINAS FAVORITAS

Sus reinas favoritas eran todas, pero sí tuvo más relación con algunas, obviamente su primera reina, Lupita Rosete; después una de sus reinas muy querida fue Katia Hamm con quien tenía una relación muy especial, se hablaban por teléfono durante horas, puesto que Katia tenía algo especial en cuestión de esoterismo; y otra reina a quien adoraba era Leticia Arellano.

Pero todas sus reinas han tenido esa magia y tienen ese tatuaje que se llama Rigo Lewis.

UN HOMBRE CULTO

Rigoberto tenía una minibiblioteca con cientos de libros y un estudio, donde él se documentaba, además tenía otra casa con muchas cosas de arte. Actualmente esa casa está en un litigio con cosas de él.

Los regalos que nosotras (sus sobrinas), le hacíamos eran perfumes que le fascinaban y los libros.

Ana Mariana

Se documentaba sobre los temas que le encargaban cada año. Algo que nadie sabe es que Rigo no viajaba en avión porque tenía fobia, le daba muchísimo miedo. Su sueño era irse en barco a Europa, él soñaba con castillos europeos, con las iglesias góticas, con el churrumburesco mexicano. Cuando él viajaba le gustaba ir mucho a Michoacán, donde veía las iglesias y se enamoraba de los altares. A partir de ver esto y lo de los libros, él se inspiraba. Un hombre muy inteligente, en su momento se le aplicó una prueba para determinar su coeficiente intelectual y salió muy elevado en comparación del que tiene la mayoría.

El guardaba un secretismo sobre hacer de la imperfección la perfección, el papel mache era imperfecto, no puede ser liso completamente, en ese papel creo algo perfecto. Rigoberto era muy perfeccionista, empezó a hacer sus castillos perfectos, sus iglesias; era un gran adorador de la mitología griega, de la china, era amante de esas culturas.

REGALO PARA MAZATLÁN

Rigo empieza a experimentar con el pasar de los años, al ver que el público crece, se le ocurre una idea. Para él sus carrozas ya eran demasiado pequeñas, entonces a mediados de los 70, le dice a Regino Lizárraga, amigo de él, y abuelo de Carlos Lizárraga, amigo de la familia. Rigo le dijo a Regino, quiero que desarmes un camión, le quites redilas, todo, para utilizar la plataforma; a todo el mundo se le hacía una locura, y Rigo decía: Yo voy a plasmar cosas mucho más grandes, quiero que las personas lo admiren, no nada más las que estén pegadas a los carros, sino que a partir de la quinta y sexta fila la gente pueda admirarlas. Es así que nacen las plataformas, él las inventó.

Cuando Héctor Díaz y Valdez era el director de Codetur fue que Rigo inició a hacer sus plataformas y carros con más altura. Cabe destacar que también realizó algunas estructuras para las coronaciones, además de diseñar algunos vestidos reales.

En los 70, 80, aprovecha que viene a Mazatlán el programa de ‘Siempre en Domingo’, y lanza sus carrozas con grandes alturas, puesto que el desfile después de realizarse por el Centro ahora se hace por el Malecón, lo cual fue idea de Rigo, porque con este espacio más grande podría el desarrollar mejor sus obras.

Rigo decía que iba a tocar el cielo algún día y ya lo hizo, ahí está.

Ana Mariana

SU VICIO

Desde los 16 años era un apasionado de fumar, su mamá Catalina siempre lo regañaba. No dejó de fumar hasta que se lo prohibieron en el 2013, después que le hicieron un cateterismo.

En algún momento, la familia pensó que no debieron quitarle el cigarro, porque piensan que tuvo algo que ver con su derrame. Por la desesperación de seguir fumando, el fumaba cinco cajetillas diarias. Su vicio era el café y el cigarro.

EL TRABAJO

Sus jornadas de trabajo eran a veces hasta la madrugada. Hay carros que llevan muchísimo trabajo, lo cual están experimentando en la actualidad Ana´s Lewis Legado; el trabajo es manual y de sentimiento, porque entregas toda tu alma y todas tus energías en hacer esto. Su equipo tenía junto más de 30 años, algunos iniciaron desde niños.

Hoy qué fácil es llegar y se puede utilizar la tecnología, con moldes y eso cualquiera lo puede hacer, pero como lo original de Rigo nadie lo puede borrar, porque esta tatuado en el pueblo. Los millennials podrán decir lo que quieran, pero como Brasil jamás porque no se tiene ese presupuesto, si se tuviera hiciéramos miles de maravillas. Tampoco se pueden hacer copias de lo de Rigo, porque él creó un estilo que está registrado, y esta tatuado en el pueblo, en Mazatlán. Jamás podrá ser desbancado porque Rigo Lewis es Rigo Lewis.

Ana Mariana

Rigo se ganó el derecho de caminar al frente de sus carrozas, él quería ir vigilando cómo se comportaban sus creaciones por la altura. Lo cual se convirtió en una tradición que el pueblo aplaudió y ovacionó año con año. La gente le gritaba “¡Rigo Lewis, eres único!”. Él es una leyenda, y lo que el aportó al Carnaval Internacional de Mazatlán no se puede borrar de la noche a la mañana. Porque para ser el tercer mejor carnaval a nivel mundial, bastante trabajo le costó hacerlo. Está en la historia, tiene una calle, tiene una estrella.

QUÉ LE CAUSÓ EL DERRAME

Rigoberto hizo un gran coraje que detonó un derrame. Él jamás debía nada, nunca utilizó tarjetas. Pero en una ocasión una prima, Martha de los Santos, no tan cercana le saca la firma para rentar un departamento, nunca se pagó la renta. Entonces, al llegar un licenciado con un papel que lo demandaban por 60 mil pesos, el venía bajando la escalera de la casa de su mamá y se dio cuenta de la situación y se enojó muchísimo. Una vez que fallece Rigo, su hermana Ana Isabel pagó la deuda. Los primos jamás pagaron nada.

El talentoso Rigo muere un mes antes de entregar una carroza real en el 2014, después de haber sufrido un derrame cerebral. Rigo dejó bocetos, su hermana Isabel Lewis terminó la carroza. Su deseo era morir en un Carnaval o en su bodega.

AMOR DE FAMILIA

Para sus sobrinas, Ana Mariana, Ana Isabel y Adriana, Rigo era todo. Desde que nacieron siempre vieron carros alegóricos. Al empezar a caminar las llevaban a los almacenes. Crecieron y después del colegio en primaria y secundaria iban a ayudarle a su tío a pegar papel oro. “Fue nuestro padre, nuestro guía, y la persona más importante paterna que tuvimos al lado. Cuando estaba en la funeraria, le dije, siempre vas a ser mi padre y te voy a llorar toda la vida. Nosotras estamos continuando su legado.”, compartió Ana Mariana con la voz cortada.

BIOGRAFÍA

Se escribirá un libro que se titulará “El libro de mi vida”, así lo dejó estipulado Rigoberto Lewis Rodríguez.

EL FESTEJO

#Rigolewis60añosdehacerobrasdepapelmache


Lee más aquí

Mazatlán, Sin. - ‘Somos América’ Pasión, Alegría y Esperanza 2020, es un Carnaval muy especial, porque el genio creador de los carros alegóricos de la máxima fiesta de los mazatlecos, Rigoberto Lewis Rodríguez cumple 60 años en la historia del Carnaval Internacional de Mazatlán, su sangre sigue viva a través de Ana´s Lewis Legado, que regresan con más fuerza y belleza en sus creaciones.

¿DÓNDE NACE RIGO?

Rigoberto Lewis Rodríguez nace un domingo de Carnaval, un 14 de febrero de 1935 por la Calle 21 de Marzo, en el Centro de Mazatlán, Sinaloa, que además como marcando su destino ese día era el Desfile de Carnaval.

En la habitación que nació había un biombo que tenía un Pierrot, así que desde su nacimiento ya estaba marcado para el Carnaval.

Rigo en sus creaciones de carrozas reales daba vida a historia, países lejanos, mitología; traía a la realidad sus sueños y lugares nacidos en su imaginación o añoranzas, es por ello que es considerado el gran creador y parte fundamental del Carnaval, que ha quedado tatuado en los corazones de los patasaladas.

ESTUDIOS

Lewis Rodríguez estudió Medicina en la Ciudad de México en la UNAM y después de especializó como Cirujano Odontólogo, esto lo estudio por deseos de su mamá, a quien él llamaba “Catalina La Grande”, Catalina Rodríguez Villegas. En la familia por parte del papá de Rigo había varios doctores y Catalina soñaba con tener varios doctores en casa.

SU PASIÓN y PRIMERA CREACIÓN

Rigoberto descubre su pasión por hacer carros alegóricos cuando estaba en la Preparatoria Rosales; “La Nana Ramírez”, una maestra muy famosa en Mazatlán que le daba clase de dibujo, y le gustaba mucho al Arquitectura, vio las aptitudes del joven para dibujar, entonces le dice: “Rigo, me podrías hacer un carro alegórico para un 20 de noviembre, convirtiendo éste, y el del Volcán Popocatépetl y la Mujer Dormida del Iztaccíhuatl, en los dos primeros carros que hizo en su vida, con los que participó en un concurso y ganó el primer lugar.

Para construirlos tomó cortinas y sábanas de la casa de su mamá Catalina, quien se enojó y le decía, qué estás haciendo.

Paso el tiempo, Pepe Grillo y López Saénz, quien fue su compañero de preparatoria. El director de Codetur, sabía de las actitudes de Rigo Lewis, y de lo novedoso de los carros que él hacía. Así fueron sus inicios, él empezó a utilizar su estilo y diseño, inventaba diferentes materiales, todavía no metía los brillos porque aún no se inventaban, cuando lo llamaron para que hiciera su primera carroza real para la Reina del Carnaval de ese tiempo que fue Lupita Rosete Aragón en 1963.

Cuando estaba en la universidad, en sus tiempos de vacaciones cuando él regresaba a Mazatlán, empezaba a hacer sus bocetos. La mayoría del tiempo el entraba como en un trance porque él se encerraba en su recámara y dibujaba.

Ana Mariana Olivera Lewis


¡Rigo Lewis eres único! era el grito del pueblo, que el creador de las carrozas reales escuchaba durante su recorrido.

SUS REINAS FAVORITAS

Sus reinas favoritas eran todas, pero sí tuvo más relación con algunas, obviamente su primera reina, Lupita Rosete; después una de sus reinas muy querida fue Katia Hamm con quien tenía una relación muy especial, se hablaban por teléfono durante horas, puesto que Katia tenía algo especial en cuestión de esoterismo; y otra reina a quien adoraba era Leticia Arellano.

Pero todas sus reinas han tenido esa magia y tienen ese tatuaje que se llama Rigo Lewis.

UN HOMBRE CULTO

Rigoberto tenía una minibiblioteca con cientos de libros y un estudio, donde él se documentaba, además tenía otra casa con muchas cosas de arte. Actualmente esa casa está en un litigio con cosas de él.

Los regalos que nosotras (sus sobrinas), le hacíamos eran perfumes que le fascinaban y los libros.

Ana Mariana

Se documentaba sobre los temas que le encargaban cada año. Algo que nadie sabe es que Rigo no viajaba en avión porque tenía fobia, le daba muchísimo miedo. Su sueño era irse en barco a Europa, él soñaba con castillos europeos, con las iglesias góticas, con el churrumburesco mexicano. Cuando él viajaba le gustaba ir mucho a Michoacán, donde veía las iglesias y se enamoraba de los altares. A partir de ver esto y lo de los libros, él se inspiraba. Un hombre muy inteligente, en su momento se le aplicó una prueba para determinar su coeficiente intelectual y salió muy elevado en comparación del que tiene la mayoría.

El guardaba un secretismo sobre hacer de la imperfección la perfección, el papel mache era imperfecto, no puede ser liso completamente, en ese papel creo algo perfecto. Rigoberto era muy perfeccionista, empezó a hacer sus castillos perfectos, sus iglesias; era un gran adorador de la mitología griega, de la china, era amante de esas culturas.

REGALO PARA MAZATLÁN

Rigo empieza a experimentar con el pasar de los años, al ver que el público crece, se le ocurre una idea. Para él sus carrozas ya eran demasiado pequeñas, entonces a mediados de los 70, le dice a Regino Lizárraga, amigo de él, y abuelo de Carlos Lizárraga, amigo de la familia. Rigo le dijo a Regino, quiero que desarmes un camión, le quites redilas, todo, para utilizar la plataforma; a todo el mundo se le hacía una locura, y Rigo decía: Yo voy a plasmar cosas mucho más grandes, quiero que las personas lo admiren, no nada más las que estén pegadas a los carros, sino que a partir de la quinta y sexta fila la gente pueda admirarlas. Es así que nacen las plataformas, él las inventó.

Cuando Héctor Díaz y Valdez era el director de Codetur fue que Rigo inició a hacer sus plataformas y carros con más altura. Cabe destacar que también realizó algunas estructuras para las coronaciones, además de diseñar algunos vestidos reales.

En los 70, 80, aprovecha que viene a Mazatlán el programa de ‘Siempre en Domingo’, y lanza sus carrozas con grandes alturas, puesto que el desfile después de realizarse por el Centro ahora se hace por el Malecón, lo cual fue idea de Rigo, porque con este espacio más grande podría el desarrollar mejor sus obras.

Rigo decía que iba a tocar el cielo algún día y ya lo hizo, ahí está.

Ana Mariana

SU VICIO

Desde los 16 años era un apasionado de fumar, su mamá Catalina siempre lo regañaba. No dejó de fumar hasta que se lo prohibieron en el 2013, después que le hicieron un cateterismo.

En algún momento, la familia pensó que no debieron quitarle el cigarro, porque piensan que tuvo algo que ver con su derrame. Por la desesperación de seguir fumando, el fumaba cinco cajetillas diarias. Su vicio era el café y el cigarro.

EL TRABAJO

Sus jornadas de trabajo eran a veces hasta la madrugada. Hay carros que llevan muchísimo trabajo, lo cual están experimentando en la actualidad Ana´s Lewis Legado; el trabajo es manual y de sentimiento, porque entregas toda tu alma y todas tus energías en hacer esto. Su equipo tenía junto más de 30 años, algunos iniciaron desde niños.

Hoy qué fácil es llegar y se puede utilizar la tecnología, con moldes y eso cualquiera lo puede hacer, pero como lo original de Rigo nadie lo puede borrar, porque esta tatuado en el pueblo. Los millennials podrán decir lo que quieran, pero como Brasil jamás porque no se tiene ese presupuesto, si se tuviera hiciéramos miles de maravillas. Tampoco se pueden hacer copias de lo de Rigo, porque él creó un estilo que está registrado, y esta tatuado en el pueblo, en Mazatlán. Jamás podrá ser desbancado porque Rigo Lewis es Rigo Lewis.

Ana Mariana

Rigo se ganó el derecho de caminar al frente de sus carrozas, él quería ir vigilando cómo se comportaban sus creaciones por la altura. Lo cual se convirtió en una tradición que el pueblo aplaudió y ovacionó año con año. La gente le gritaba “¡Rigo Lewis, eres único!”. Él es una leyenda, y lo que el aportó al Carnaval Internacional de Mazatlán no se puede borrar de la noche a la mañana. Porque para ser el tercer mejor carnaval a nivel mundial, bastante trabajo le costó hacerlo. Está en la historia, tiene una calle, tiene una estrella.

QUÉ LE CAUSÓ EL DERRAME

Rigoberto hizo un gran coraje que detonó un derrame. Él jamás debía nada, nunca utilizó tarjetas. Pero en una ocasión una prima, Martha de los Santos, no tan cercana le saca la firma para rentar un departamento, nunca se pagó la renta. Entonces, al llegar un licenciado con un papel que lo demandaban por 60 mil pesos, el venía bajando la escalera de la casa de su mamá y se dio cuenta de la situación y se enojó muchísimo. Una vez que fallece Rigo, su hermana Ana Isabel pagó la deuda. Los primos jamás pagaron nada.

El talentoso Rigo muere un mes antes de entregar una carroza real en el 2014, después de haber sufrido un derrame cerebral. Rigo dejó bocetos, su hermana Isabel Lewis terminó la carroza. Su deseo era morir en un Carnaval o en su bodega.

AMOR DE FAMILIA

Para sus sobrinas, Ana Mariana, Ana Isabel y Adriana, Rigo era todo. Desde que nacieron siempre vieron carros alegóricos. Al empezar a caminar las llevaban a los almacenes. Crecieron y después del colegio en primaria y secundaria iban a ayudarle a su tío a pegar papel oro. “Fue nuestro padre, nuestro guía, y la persona más importante paterna que tuvimos al lado. Cuando estaba en la funeraria, le dije, siempre vas a ser mi padre y te voy a llorar toda la vida. Nosotras estamos continuando su legado.”, compartió Ana Mariana con la voz cortada.

BIOGRAFÍA

Se escribirá un libro que se titulará “El libro de mi vida”, así lo dejó estipulado Rigoberto Lewis Rodríguez.

EL FESTEJO

#Rigolewis60añosdehacerobrasdepapelmache


Lee más aquí

Local

Seis enfermeros de Escuinapa dan positivo al Covid-19

Director del Hospital General llama a la ciudadanía a cuidarse más

Local

En la nueva normalidad, repuntan ventas en restaurantes

El pago de nómina y renta de locales consume a los negocios en esta emergencia sanitaria: Canirac

Local

Crecen casos de Covid en Escuinapa

El alcalde asegura que la ciudadanía es la principal responsable

Local

Entregan las primeras 100 certificaciones hoteleras en Sinaloa

La Secretaría de Turismo trabaja en la preparación de los hoteles, moteles y cabañas para su reactivación

Local

Seis enfermeros de Escuinapa dan positivo al Covid-19

Director del Hospital General llama a la ciudadanía a cuidarse más

Finanzas

Cierra 10% de constructoras en Mazatlán

La Cmic delegación sur advierte un segundo semestre difícil para el sector por la incertidumbre nacional e internacional que existe

Mundo

Rusia, en emergencia por derrame de diésel en central termoeléctrica

El presidente Vladimir Putin declaró estado de emergencia por el vertido de 21 mil toneladas de petróleo diésel en un río

Sociedad

Crianza, el otro reto de la pandemia

La lactancia de los recién nacidos, así como el estrés del encierro representan factores que pueden alterar la dinámica y la sana convivencia entre padres, madres e hijos

Finanzas

Gastan menos en salud, pese al coronavirus

En medio de la emergencia sanitaria se quedaron en caja casi seis mil mdp que ya estaban presupuestados para el periodo enero-abril