/ domingo 14 de abril de 2019

Toma de caseta de la Mazatlán-Durango suma 16 meses

Reclaman 60 millones de pesos por daños a una extensión de 100 kilómetros de carretera; son 474 ejidatarios los afectados

Mazatlán, Sinaloa.- Tras 16 meses de alargar el tiempo con evasivas, promesas incumplidas, estira y afloja en la negociación con funcionarios del gobierno estatal y federal, ejidatarios afectados por la autopista Mazatlán-Durango, mantienen tomada la caseta de peaje número 95 de Garabito, en espera del pago de 60 millones de pesos por derecho de vía y daños a 265 hectáreas afectadas.

Andrés Medrano Quiñónez, líder del movimiento, señaló vía telefónica para El Sol de Mazatlán Informa que el conflicto podría llegar a su fin si se cumple la promesa del presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien se reunió con ellos el pasado 17 de febrero, y giró instrucciones para que aceleraran los trámites de pago.

Puedes leer: Mazatlecos no denuncian a quién contamina el arroyo Jabalines

Comentó que la afectación de los terrenos por la que está tomada la caseta de Garabitos, data de más de 10 años, y que fue hasta el 10 de diciembre del 2017, cuando los ejidatarios decidieron tomar la caseta como una medida de presión para que se les pagara, pero a la fecha suman 16 meses sin respuesta concreta, salvo promesas incumplidas.

Indicó que ya se tiene la firma del convenio para pagar los primeros 100 kilómetros de terrenos afectados de Durango hacia El Salto, donde el gobierno estatal y federal acordaron pagar partes iguales, pero a la fecha no se ha concretado el pago, a pesar de que se sabe que el gobierno federal ya puso su parte, que es el 50% de 60 millones que reclaman los ejidatarios.

Puedes leer: Quieren crear Policía Urbana en Mazatlán y competir con seguridad privada

“Ahorita lo que están reclamando los ejidatarios son alrededor de 60 millones de pesos que corresponden a terrenos de Durango, al ejido Otinapa, es el tramo más largo, la SCT se está poniendo de acuerdo para bajar los recursos, pero son trámites largos, que llevan tiempo; tenemos la esperanza de que se paguen en estos días, porque al parecer López Obrador viene a fin de mes y viene a estas comunidades”, expresó.

SE MANTIENE LA TOMA

Medrano Quiñónez dijo que por lo pronto, la caseta seguirá tomada hasta que se cubra el monto que reclaman los ejidatarios afectados.

Sigue la toma de la caseta, pero se puede transitar, la caseta está en dirección del poblado Garabitos, ya para llegar a Durango, es la caseta número 95; de Mazatlán a Durango, se pasa primero la caseta de Coscomate, luego la caseta de Llano Grande y la que sigue es la caseta Garabitos, ya para llegar a Durango.

Medrano Quiñónez.

Recordó que hace 3 o 4 años se logró el pago a los afectados del ejido Coscomate, pero al igual que los de Otinapa, hubo largas en el asunto y se pagó a cuenta gotas.

Actualmente, están pendientes de pago las afectaciones de los ejidos Otinapa, 16 de Septiembre, Máximo García, Garabitos y Arroyo Seco, todos del municipio de Durango, y que suman 265 hectáreas dañadas y 474 ejidatarios afectados.

La autopista Mazatlán-Durango conectó al Corredor Económico del Norte que incluye siete estados del país, se considera como una de las obras más costosas en los últimos años, pero afectó a muchos ejidos de los estados de Durango y Sinaloa.

“Nos dañaron bastante, principalmente el ejido Pueblo Nuevo, que es el más grande, todo está dañado desde Durango hasta Puente Baluarte que colindamos con Sinaloa”, lamentó Andrés Medrano, quien espera cuando menos se les pague las afectaciones de esta magna obra de ingeniería, admirada por propios y extraños, pero que fue a costa de la devastación de grandes terrenos ecológicos.

EJIDOS AFECTADOS

Los ejidos que exigen el pago por sus tierras son:

OTINAPA

120 ejidatarios afectados

70 hectáreas dañadas

16 DE SEPTIEMBRE

90 ejidatarios afectados

50 hectáreas dañadas

MÁXIMO GARCÍA

114 ejidatarios afectados

60 hectáreas dañadas

GARABITOS

50 ejidatarios afectados

40 hectáreas dañadas

ARROYO SECO

100 ejidatarios afectados

45 hectáreas dañadas

CIFRAS

60 MILLONES de pesos exigen como pago los ejidatarios dañados por las obras de la autopista Mazatlán Durango.

100 KILÓMETROS es el tramo convenido para el pago de 60 millones de pesos.

265 HECTÁREAS fueron afectadas por las obras de la autopista Mazatlán-Durango en estos 5 ejidos del municipio de Durango.

474 EJIDATARIOS demandan el pago por derecho de vía y daños a sus tierras.

CASETAS A DURANGO

Mesillas

Coscomate

Llano Grande

Garabito

Mazatlán, Sinaloa.- Tras 16 meses de alargar el tiempo con evasivas, promesas incumplidas, estira y afloja en la negociación con funcionarios del gobierno estatal y federal, ejidatarios afectados por la autopista Mazatlán-Durango, mantienen tomada la caseta de peaje número 95 de Garabito, en espera del pago de 60 millones de pesos por derecho de vía y daños a 265 hectáreas afectadas.

Andrés Medrano Quiñónez, líder del movimiento, señaló vía telefónica para El Sol de Mazatlán Informa que el conflicto podría llegar a su fin si se cumple la promesa del presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien se reunió con ellos el pasado 17 de febrero, y giró instrucciones para que aceleraran los trámites de pago.

Puedes leer: Mazatlecos no denuncian a quién contamina el arroyo Jabalines

Comentó que la afectación de los terrenos por la que está tomada la caseta de Garabitos, data de más de 10 años, y que fue hasta el 10 de diciembre del 2017, cuando los ejidatarios decidieron tomar la caseta como una medida de presión para que se les pagara, pero a la fecha suman 16 meses sin respuesta concreta, salvo promesas incumplidas.

Indicó que ya se tiene la firma del convenio para pagar los primeros 100 kilómetros de terrenos afectados de Durango hacia El Salto, donde el gobierno estatal y federal acordaron pagar partes iguales, pero a la fecha no se ha concretado el pago, a pesar de que se sabe que el gobierno federal ya puso su parte, que es el 50% de 60 millones que reclaman los ejidatarios.

Puedes leer: Quieren crear Policía Urbana en Mazatlán y competir con seguridad privada

“Ahorita lo que están reclamando los ejidatarios son alrededor de 60 millones de pesos que corresponden a terrenos de Durango, al ejido Otinapa, es el tramo más largo, la SCT se está poniendo de acuerdo para bajar los recursos, pero son trámites largos, que llevan tiempo; tenemos la esperanza de que se paguen en estos días, porque al parecer López Obrador viene a fin de mes y viene a estas comunidades”, expresó.

SE MANTIENE LA TOMA

Medrano Quiñónez dijo que por lo pronto, la caseta seguirá tomada hasta que se cubra el monto que reclaman los ejidatarios afectados.

Sigue la toma de la caseta, pero se puede transitar, la caseta está en dirección del poblado Garabitos, ya para llegar a Durango, es la caseta número 95; de Mazatlán a Durango, se pasa primero la caseta de Coscomate, luego la caseta de Llano Grande y la que sigue es la caseta Garabitos, ya para llegar a Durango.

Medrano Quiñónez.

Recordó que hace 3 o 4 años se logró el pago a los afectados del ejido Coscomate, pero al igual que los de Otinapa, hubo largas en el asunto y se pagó a cuenta gotas.

Actualmente, están pendientes de pago las afectaciones de los ejidos Otinapa, 16 de Septiembre, Máximo García, Garabitos y Arroyo Seco, todos del municipio de Durango, y que suman 265 hectáreas dañadas y 474 ejidatarios afectados.

La autopista Mazatlán-Durango conectó al Corredor Económico del Norte que incluye siete estados del país, se considera como una de las obras más costosas en los últimos años, pero afectó a muchos ejidos de los estados de Durango y Sinaloa.

“Nos dañaron bastante, principalmente el ejido Pueblo Nuevo, que es el más grande, todo está dañado desde Durango hasta Puente Baluarte que colindamos con Sinaloa”, lamentó Andrés Medrano, quien espera cuando menos se les pague las afectaciones de esta magna obra de ingeniería, admirada por propios y extraños, pero que fue a costa de la devastación de grandes terrenos ecológicos.

EJIDOS AFECTADOS

Los ejidos que exigen el pago por sus tierras son:

OTINAPA

120 ejidatarios afectados

70 hectáreas dañadas

16 DE SEPTIEMBRE

90 ejidatarios afectados

50 hectáreas dañadas

MÁXIMO GARCÍA

114 ejidatarios afectados

60 hectáreas dañadas

GARABITOS

50 ejidatarios afectados

40 hectáreas dañadas

ARROYO SECO

100 ejidatarios afectados

45 hectáreas dañadas

CIFRAS

60 MILLONES de pesos exigen como pago los ejidatarios dañados por las obras de la autopista Mazatlán Durango.

100 KILÓMETROS es el tramo convenido para el pago de 60 millones de pesos.

265 HECTÁREAS fueron afectadas por las obras de la autopista Mazatlán-Durango en estos 5 ejidos del municipio de Durango.

474 EJIDATARIOS demandan el pago por derecho de vía y daños a sus tierras.

CASETAS A DURANGO

Mesillas

Coscomate

Llano Grande

Garabito

Policiaca

Lo enviste un camión de valores

El lesionado requirió ser traslado al Instituto Mexicano del Seguro Social

Policiaca

Balean a mujer, en la colonia Reforma

La lesionada presentó al menos dos heridas, al parecer producidas por proyectil de arma de fuego

Local

Entran y salen del taller, carros recolectores de basura

El municipio requiere de 70 camiones recolectores para cubrir las más de 300 toneladas que recogen diariamente en la ciudad

Policiaca

Lo enviste un camión de valores

El lesionado requirió ser traslado al Instituto Mexicano del Seguro Social

Finanzas

Aumenta envío de remesas ante incertidumbre financiera

Los mexicanos en EU han aumentado el envío de remesas a sus familias en los últimos meses

Futbol

Colombia acaba con la maldición de 12 años sin ganarle a Argentina

A Messi se le volvió a ver con la cabeza gacha hasta el final y terminó siendo el símbolo de la derrota de Argentina

Futbol

Jugadores de Veracruz se niegan a entrenar por adeudos

En algunos casos se deben hasta tres meses de sueldo

Deportes

Cristiano Ronaldo, citado a comparecer en EU por acusación de violación

Este verano, Juventus no hará su gira de pretemporada en Estados Unidos, sino en Asia

Sociedad

Tensión en Guerrero crece contra gobierno federal por fertilizantes

En Zapotitlán Tablas mantienen retenidos el alcalde Joaquín Luciano Rosendo y el delegado del gobierno federal Julio Lázaro Bazán