/ domingo 12 de mayo de 2019

Les 'dan manita de gato' a los mercados municipales

Locatarios ya no quieren promesas, sino respuestas a sus peticiones añejas

Mazatlán, Sinaloa.- La lista es larga como la de sus clientes cuando llegan a sus locales muy de mañana para surtir el mandado: fachadas descuidadas, techos con goteras, filtraciones y boquetes, drenaje colapsado que emana mal olor, servicio de agua a cuenta gotas, locales cerrados, acaparados o en litigio, cableado en mal estado, pisos rústicos, aceras sin banquetas, paredes y muros cuarteados, son algunas de las necesidades que por años soportan a cuestas los mercados municipales de Mazatlán.

A palabra de los locatarios, los mercados viven el 'sueño de los justo' en espera de que alguna administración extienda su mano para sacarlos del olvido en el que están, no sólo en cuestión de mantenimiento, sino también de graves irregularidades en las que se opera.

Puedes leer: Piden a papeleros registrarse en Programa de Uniformes y Útiles Escolares 2019-2020

La techumbre del mercado López Mateos registra varias goteras.

Tan sólo el mercado municipal ‘Ricardo Flores Magón’, tiene 83 locales que permanecen cerrados y abandonados, de un padrón de 132 concesiones dadas por el Ayuntamiento, es decir, más del 55%.

Lo más grave de esto, es que alrededor de la mitad de los establecimientos con las cortinas abajo ni siquiera están rotulados, porque nunca han funcionado como tal.

No es el único caso, en el mercado ‘Adolfo López Mateos’ de 25 locales que tiene el padrón, siete de ellos, casi la tercera parte, está sin usar.

Puedes leer: Dan 'levantón' al cantante Thomas Antonio "El Centenario" en Mazatlán

Las puertas del mercado Cuauhtémoc, de Villa Unión, ya no sirven.


En un recorrido hecho por el Sol de Mazatlán, se constató que las necesidades son muchas y coinciden en su gran mayoría en todos los mercados municipales.

Locatarios de los seis mercados manifestaron su falta de fe en las autoridades, ya que dijeron que administraciones ‘van y vienen’ y todo sigue igual, pese a las promesas que les hacen cada vez que llega un nuevo gobierno.

De la presente administración, refirieron que como en todos los trienios, ya les prometieron ‘las perlas de la virgen’; sin embargo, ya pasaron seis meses y todavía no llegan los apoyos, ni siquiera el de la pintura para dar mantenimiento a los edificios.

La techumbre del Pino Suárez, en el área de restaurantes, sigue trasminando.

LLUEVE BAJO TECHO

Todavía no han iniciado las lluvias, pero al interior del mercado municipal Flores Magón llueve bajo techo.

Por las mañanas, los locatarios se ven en la necesidad de colocar cubetas en los pasillos para que el agua que cae del techo, debido al sereno y el rocío, no se derrame y ponga en peligro a un cliente o trabajador por lo resbaloso del piso.

Estas goteras se deben a una falla en la estructura del techo y las láminas que se colocaron mal desde que se construyó el nuevo edificio en el año 2013, pero que ninguna autoridad ha reparado, pese a que todos los años se ha solicitado su arreglo.

El principal problema del mercado Miguel Hidalgo es la inseguridad.

Doña Sandy, propietaria de un negocio de florería y regalos, asegura que este problema tiene años sin resolverse.

“Tenemos un buen techo, pero de qué sirve, si cuando llueve todo se moja por las goteras; si con el puro sereno hace que gotee, ahora con las lluvias, nos llueve bajo techo”, comentó.

Ante las promesas de la actual administración de que ahora sí se atenderán sus demandas, doña Sandy confiesa haberles perdido la fe: “Que se va a arreglar, siempre dicen lo mismo y nada”, expresó.

Por su parte, Eloísa Lizárraga, tesorera de la mesa directiva de locatarios del mercado Flores Magón, señaló que de las demandas hechas al nuevo gobierno, solo se quedó en darle mantenimiento con pintura y ver lo de negocios cerrados, pero de las goteras no hubo acuerdos.

Fallas en el drenaje del mercado Juan Carrasco genera malos olores.

Locatarios entrevistados indicaron que en la lista de demandas también está la petición de impermeabilizar el techo, arreglar cuarteaduras en paredes y pilares, así como dar mantenimiento a la fechada e interiores.

AGUA A CUENTA GOTAS

En el mercado Adolfo López Mateos, además de tener problemas de goteras, los locatarios sufren por el mal servicio del agua que llega a sus llaves a cuenta gotas.

Los que más se lamentan son las pollerías, carnicerías y puestos de alimentos, cuyos trabajadores tienen que acarrear el agua en cubetas desde una llave de piso, de manera recurrente cuando baja la presión en las tuberías.

La techumbre puesta en el Miguel Hidalgo no está completa, faltaron los sellos.

Celia Páez atiende una frutería desde hace 40 años, ella asegura que entró en este negocio a los 16. Comenta que el principal problema del mercado son las goteras, de ahí que cuestione la intención de las autoridades de ponerles el piso, antes que arreglar el techo.

“Yo siempre les digo que arreglen primero el techo y después echen el piso, porque si lo hacen al revés, se va a caer la gente, porque vamos a tener un piso bonito con una alberca aquí adentro”, advirtió.

Guadalupe Valdez, locataria con 20 años en el mercado, comentó que otro problema que se tiene desde hace muchos años es el cableado, que por su mal estado con frecuencia se funden las lámparas del techo y se tiene el riesgo de que se presente un cortocircuito.

También están siete locales sin funcionar, porque la autoridad no ha cedido las concesiones y los permisos.

Tanto la fachada como la parte posterior del edificio requieren atención de pintura y banquetas.

Victoria Burguera señaló que la presente administración se comprometió a reparar el techo antes de las lluvias, pero a seis meses de gobierno no han iniciado con los trabajos, y la temporada de lluvias está muy próxima.

MALOS OLORES

Locatarios del mercado Juan Carrasco coinciden en señalar que su principal problema es el drenaje, ya que de las alcantarillas sale el mal olor, cuando menos se espera y ahuyenta a la clientela, sobre todo a los comensales de algunos estanquillos, negocios de jugos y restaurantes.

Comentaron que se requiere desaguar la tubería de drenaje constantemente, pero desde que empezó la actual administración no se ha hecho.

Por su parte, Salvador Díaz y Samir Medina, presidente y secretario de la mesa directiva de locatarios, dijeron que ya se presentaron las peticiones ante la administración en turno y se tiene la promesa de una remodelación interior que incluye pintura, drenaje, impermeabilización, techos y paredes.

Confían que este año, al igual que el pasado, no tendrán problemas de goteras, como sucedió en el 2017, sin embargo, se solicitó al Ayuntamiento la impermeabilización del techo, pero a la fecha no han iniciado los trabajos.

La promesa de pintura para dar mantenimiento a interiores y exteriores tampoco se ha concretado.

SE TRASMINA EL AGUA

Aunque en el mercado José María Pino Suárez se invierten 9.7 millones de pesos en la segunda etapa de remodelación, que incluye reposición de piso, drenaje y canaletas en los techos, locatarios se quejan de la lentitud en las obras y de la calidad de los materiales, sobre todo en la primer etapa que correspondió al área de los restaurantes, en el segundo piso.

Y es que a pesar de arreglar el techo con material especial para que ya no hubiera filtración ni goteras, cada vez que llueve se trasmina la humedad y el enjarre y la pintura de techos y paredes empieza a “bombearse”, con el riesgo de caerse.

Teresita Preciado es una de las afectadas, su restaurante muestra los efectos de la humedad en enjarres y pintura.

“Cada vez que llueve se trasmina el agua, y es que por arriba, el material de impermeabilización que le pusieron es como cartón, le llueve y se hincha y está ‘bombeando’ el techo, si este inmueble viejo se nos derrumba, entonces sí, se puede venir abajo”, advirtió.

Por su parte, Alejandro Ontiveros, secretario de la mesa directiva de locatarios del mercado Pino Suárez, explicó que este problema ya se turnó a la empresa que impermeabilizó y hay una promesa de garantía que tendrá que aplicarse antes de que llueva.

Con respecto a los apoyos del gobierno municipal, comentó que hasta el momento no se tiene ninguna promesa, pero están en espera de que las autoridades se acerquen para ofrecerles soluciones a sus necesidades.

Las obras de remodelación están proyectadas para que terminen a más tardar a mediados de julio, antes de que inicie la temporada alta de verano.

BOQUETES E INSEGURIDAD

El mercado Miguel Hidalgo, de la colonia Juárez, luce nuevo techo, pero a medio terminar, ya que la obra ejercida el año antepasado dejó enormes huecos por donde se les mete el agua a chorros cuando llueve, se quejaron locatarios, quienes han colocado hules para protegerse del agua, pero con el paso del tiempo el aire los ha destrozado.

Bernardo Osuna, presidente de la mesa directiva del mercado, comentó que la techumbre puesta en la primera etapa de remodelación no quedó completamente sellada en el área ‘B’ del mercado, por donde se filtra el agua; sin embargo, informó que ya se tiene un proyecto con el gobierno estatal para iniciar la segunda etapa de remodelación, que cubrirá estos huecos y la techumbre nueva de la sección ‘A’ que es la parte más vieja del recinto.

“Viene el tiempo de lluvias y sí nos está afectando, creemos que el gobierno municipal debe participar más en esto, que le ponga más interés a los mercados municipales que los tiene un tanto abandonados”, expresó.

Reconoció que otro problema que tienen los locatarios es el de inseguridad, sobre todo en la periferia y las zonas aledañas; sobre esto ya se pidió el apoyo de Seguridad Pública Municipal y se tiene más presencia de policías alrededor, lo cual, asegura, ha permitido bajar la incidencia de asaltos y robos.

Sin embargo, una trabajadora de un local comentó que el problema de inseguridad sigue, incluso hasta en los locales donde llegan personas con armas y les quitan las ganancias del día.

Esto a pesar de que el mercado se encuentra a menos de 200 metros de las instalaciones de Seguridad Pública Municipal y por donde pasan decenas de patrullas.

PUERTAS MALTRECHAS

Desde hace tres año, el mercado Cuauhtémoc de Villa Unión no recibe mantenimiento ni apoyos, a pesar de las promesas de arreglarlo y meterle drenaje y agua, aseguró Apolinario López Angulo, locatario con 40 años en el lugar.

Asegura que el principal problema son sus puertas que se están cayendo de viejas, y que se batalla para cerrarlas y abrirlas.

“Hace como tres años pintaron nomás, fue el último mantenimiento que le dieron, ese día nos obligaron a cerrar temprano para trabajar, desde entonces no se ha recibido nada”, recordó.

Verónica Gaviño, propietaria de un local de frutas y verduras, comentó que existe la promesa del nuevo gobierno de arreglar el piso, el drenaje y dar mantenimiento con pintura.

EN ESPERA DE RESPUESTA

Aunque son muchas las demandas de los mercados y no pocas las promesas de solución, el director de Obras Públicas, Juan de Dios Garay Velázquez, aclaró que sólo se tiene el compromiso de apoyar con pintura a todos los recintos municipales, y esto a petición de Servicios Públicos Municipales, encabezado por Luis Antonio González Olague.

El funcionario municipal dijo que no se tiene un monto específico para estos trabajos, pero sí el compromiso.

De las demás demandas, no hay nada, sólo promesas.

LOCALES CERRADOS

Flores Magón: 83 de 132 concesiones

López Mateos: 7 de 25 concesiones

Cuauhtémoc: 3 de 60 concesiones

CONCESIONES A LOCATARIOS

Pino Suárez: 291

Juan Carrasco: 93

Ricardo Flores Magón: 132

Adolfo López Mateos: 25

Miguel Hidalgo: 197

Cuauhtémoc: 60

PRINCIPALES DEMANDAS POR MERCADO

FLORES MAGÓN:

-Operación de locales cerrados

-Mantenimiento a fachada e interiores

-Pintura

-Reparar goteras del techo

-Impermeabilizar techo

-Cuarteaduras en paredes

LÓPEZ MATEOS:

-Operación de locales cerrados

-Reparar goteras

-Impermeabilizar techo

-Pintura

-Mejorar servicio de agua

-Piso nuevo

-Banquetas y escalera de la parte trasera

-Cableado de luz

JUAN CARRASCO:

-Remodelación interior

-Pintura

-Desaguar el drenaje

-Impermeabilizar techo

-Arreglar la fachada

MIGUEL HIDALGO:

-Inseguridad: asaltos y robos

-Cubrir boquetes en el techo

-Impermeabilización

-Nuevo techo en área vieja del recinto

-Piso a desnivel y rústico

-Cableado

-Pintura

PINO SUÁREZ

-Impermeabilización

-Cableado

-Drenaje

-Acelerar trabajos de remodelación

CUAUHTÉMOC

-Puertas nuevas

-Pintura

-Mantenimiento de interiores

-Arreglar y meter drenaje

-Servicio de agua

Mazatlán, Sinaloa.- La lista es larga como la de sus clientes cuando llegan a sus locales muy de mañana para surtir el mandado: fachadas descuidadas, techos con goteras, filtraciones y boquetes, drenaje colapsado que emana mal olor, servicio de agua a cuenta gotas, locales cerrados, acaparados o en litigio, cableado en mal estado, pisos rústicos, aceras sin banquetas, paredes y muros cuarteados, son algunas de las necesidades que por años soportan a cuestas los mercados municipales de Mazatlán.

A palabra de los locatarios, los mercados viven el 'sueño de los justo' en espera de que alguna administración extienda su mano para sacarlos del olvido en el que están, no sólo en cuestión de mantenimiento, sino también de graves irregularidades en las que se opera.

Puedes leer: Piden a papeleros registrarse en Programa de Uniformes y Útiles Escolares 2019-2020

La techumbre del mercado López Mateos registra varias goteras.

Tan sólo el mercado municipal ‘Ricardo Flores Magón’, tiene 83 locales que permanecen cerrados y abandonados, de un padrón de 132 concesiones dadas por el Ayuntamiento, es decir, más del 55%.

Lo más grave de esto, es que alrededor de la mitad de los establecimientos con las cortinas abajo ni siquiera están rotulados, porque nunca han funcionado como tal.

No es el único caso, en el mercado ‘Adolfo López Mateos’ de 25 locales que tiene el padrón, siete de ellos, casi la tercera parte, está sin usar.

Puedes leer: Dan 'levantón' al cantante Thomas Antonio "El Centenario" en Mazatlán

Las puertas del mercado Cuauhtémoc, de Villa Unión, ya no sirven.


En un recorrido hecho por el Sol de Mazatlán, se constató que las necesidades son muchas y coinciden en su gran mayoría en todos los mercados municipales.

Locatarios de los seis mercados manifestaron su falta de fe en las autoridades, ya que dijeron que administraciones ‘van y vienen’ y todo sigue igual, pese a las promesas que les hacen cada vez que llega un nuevo gobierno.

De la presente administración, refirieron que como en todos los trienios, ya les prometieron ‘las perlas de la virgen’; sin embargo, ya pasaron seis meses y todavía no llegan los apoyos, ni siquiera el de la pintura para dar mantenimiento a los edificios.

La techumbre del Pino Suárez, en el área de restaurantes, sigue trasminando.

LLUEVE BAJO TECHO

Todavía no han iniciado las lluvias, pero al interior del mercado municipal Flores Magón llueve bajo techo.

Por las mañanas, los locatarios se ven en la necesidad de colocar cubetas en los pasillos para que el agua que cae del techo, debido al sereno y el rocío, no se derrame y ponga en peligro a un cliente o trabajador por lo resbaloso del piso.

Estas goteras se deben a una falla en la estructura del techo y las láminas que se colocaron mal desde que se construyó el nuevo edificio en el año 2013, pero que ninguna autoridad ha reparado, pese a que todos los años se ha solicitado su arreglo.

El principal problema del mercado Miguel Hidalgo es la inseguridad.

Doña Sandy, propietaria de un negocio de florería y regalos, asegura que este problema tiene años sin resolverse.

“Tenemos un buen techo, pero de qué sirve, si cuando llueve todo se moja por las goteras; si con el puro sereno hace que gotee, ahora con las lluvias, nos llueve bajo techo”, comentó.

Ante las promesas de la actual administración de que ahora sí se atenderán sus demandas, doña Sandy confiesa haberles perdido la fe: “Que se va a arreglar, siempre dicen lo mismo y nada”, expresó.

Por su parte, Eloísa Lizárraga, tesorera de la mesa directiva de locatarios del mercado Flores Magón, señaló que de las demandas hechas al nuevo gobierno, solo se quedó en darle mantenimiento con pintura y ver lo de negocios cerrados, pero de las goteras no hubo acuerdos.

Fallas en el drenaje del mercado Juan Carrasco genera malos olores.

Locatarios entrevistados indicaron que en la lista de demandas también está la petición de impermeabilizar el techo, arreglar cuarteaduras en paredes y pilares, así como dar mantenimiento a la fechada e interiores.

AGUA A CUENTA GOTAS

En el mercado Adolfo López Mateos, además de tener problemas de goteras, los locatarios sufren por el mal servicio del agua que llega a sus llaves a cuenta gotas.

Los que más se lamentan son las pollerías, carnicerías y puestos de alimentos, cuyos trabajadores tienen que acarrear el agua en cubetas desde una llave de piso, de manera recurrente cuando baja la presión en las tuberías.

La techumbre puesta en el Miguel Hidalgo no está completa, faltaron los sellos.

Celia Páez atiende una frutería desde hace 40 años, ella asegura que entró en este negocio a los 16. Comenta que el principal problema del mercado son las goteras, de ahí que cuestione la intención de las autoridades de ponerles el piso, antes que arreglar el techo.

“Yo siempre les digo que arreglen primero el techo y después echen el piso, porque si lo hacen al revés, se va a caer la gente, porque vamos a tener un piso bonito con una alberca aquí adentro”, advirtió.

Guadalupe Valdez, locataria con 20 años en el mercado, comentó que otro problema que se tiene desde hace muchos años es el cableado, que por su mal estado con frecuencia se funden las lámparas del techo y se tiene el riesgo de que se presente un cortocircuito.

También están siete locales sin funcionar, porque la autoridad no ha cedido las concesiones y los permisos.

Tanto la fachada como la parte posterior del edificio requieren atención de pintura y banquetas.

Victoria Burguera señaló que la presente administración se comprometió a reparar el techo antes de las lluvias, pero a seis meses de gobierno no han iniciado con los trabajos, y la temporada de lluvias está muy próxima.

MALOS OLORES

Locatarios del mercado Juan Carrasco coinciden en señalar que su principal problema es el drenaje, ya que de las alcantarillas sale el mal olor, cuando menos se espera y ahuyenta a la clientela, sobre todo a los comensales de algunos estanquillos, negocios de jugos y restaurantes.

Comentaron que se requiere desaguar la tubería de drenaje constantemente, pero desde que empezó la actual administración no se ha hecho.

Por su parte, Salvador Díaz y Samir Medina, presidente y secretario de la mesa directiva de locatarios, dijeron que ya se presentaron las peticiones ante la administración en turno y se tiene la promesa de una remodelación interior que incluye pintura, drenaje, impermeabilización, techos y paredes.

Confían que este año, al igual que el pasado, no tendrán problemas de goteras, como sucedió en el 2017, sin embargo, se solicitó al Ayuntamiento la impermeabilización del techo, pero a la fecha no han iniciado los trabajos.

La promesa de pintura para dar mantenimiento a interiores y exteriores tampoco se ha concretado.

SE TRASMINA EL AGUA

Aunque en el mercado José María Pino Suárez se invierten 9.7 millones de pesos en la segunda etapa de remodelación, que incluye reposición de piso, drenaje y canaletas en los techos, locatarios se quejan de la lentitud en las obras y de la calidad de los materiales, sobre todo en la primer etapa que correspondió al área de los restaurantes, en el segundo piso.

Y es que a pesar de arreglar el techo con material especial para que ya no hubiera filtración ni goteras, cada vez que llueve se trasmina la humedad y el enjarre y la pintura de techos y paredes empieza a “bombearse”, con el riesgo de caerse.

Teresita Preciado es una de las afectadas, su restaurante muestra los efectos de la humedad en enjarres y pintura.

“Cada vez que llueve se trasmina el agua, y es que por arriba, el material de impermeabilización que le pusieron es como cartón, le llueve y se hincha y está ‘bombeando’ el techo, si este inmueble viejo se nos derrumba, entonces sí, se puede venir abajo”, advirtió.

Por su parte, Alejandro Ontiveros, secretario de la mesa directiva de locatarios del mercado Pino Suárez, explicó que este problema ya se turnó a la empresa que impermeabilizó y hay una promesa de garantía que tendrá que aplicarse antes de que llueva.

Con respecto a los apoyos del gobierno municipal, comentó que hasta el momento no se tiene ninguna promesa, pero están en espera de que las autoridades se acerquen para ofrecerles soluciones a sus necesidades.

Las obras de remodelación están proyectadas para que terminen a más tardar a mediados de julio, antes de que inicie la temporada alta de verano.

BOQUETES E INSEGURIDAD

El mercado Miguel Hidalgo, de la colonia Juárez, luce nuevo techo, pero a medio terminar, ya que la obra ejercida el año antepasado dejó enormes huecos por donde se les mete el agua a chorros cuando llueve, se quejaron locatarios, quienes han colocado hules para protegerse del agua, pero con el paso del tiempo el aire los ha destrozado.

Bernardo Osuna, presidente de la mesa directiva del mercado, comentó que la techumbre puesta en la primera etapa de remodelación no quedó completamente sellada en el área ‘B’ del mercado, por donde se filtra el agua; sin embargo, informó que ya se tiene un proyecto con el gobierno estatal para iniciar la segunda etapa de remodelación, que cubrirá estos huecos y la techumbre nueva de la sección ‘A’ que es la parte más vieja del recinto.

“Viene el tiempo de lluvias y sí nos está afectando, creemos que el gobierno municipal debe participar más en esto, que le ponga más interés a los mercados municipales que los tiene un tanto abandonados”, expresó.

Reconoció que otro problema que tienen los locatarios es el de inseguridad, sobre todo en la periferia y las zonas aledañas; sobre esto ya se pidió el apoyo de Seguridad Pública Municipal y se tiene más presencia de policías alrededor, lo cual, asegura, ha permitido bajar la incidencia de asaltos y robos.

Sin embargo, una trabajadora de un local comentó que el problema de inseguridad sigue, incluso hasta en los locales donde llegan personas con armas y les quitan las ganancias del día.

Esto a pesar de que el mercado se encuentra a menos de 200 metros de las instalaciones de Seguridad Pública Municipal y por donde pasan decenas de patrullas.

PUERTAS MALTRECHAS

Desde hace tres año, el mercado Cuauhtémoc de Villa Unión no recibe mantenimiento ni apoyos, a pesar de las promesas de arreglarlo y meterle drenaje y agua, aseguró Apolinario López Angulo, locatario con 40 años en el lugar.

Asegura que el principal problema son sus puertas que se están cayendo de viejas, y que se batalla para cerrarlas y abrirlas.

“Hace como tres años pintaron nomás, fue el último mantenimiento que le dieron, ese día nos obligaron a cerrar temprano para trabajar, desde entonces no se ha recibido nada”, recordó.

Verónica Gaviño, propietaria de un local de frutas y verduras, comentó que existe la promesa del nuevo gobierno de arreglar el piso, el drenaje y dar mantenimiento con pintura.

EN ESPERA DE RESPUESTA

Aunque son muchas las demandas de los mercados y no pocas las promesas de solución, el director de Obras Públicas, Juan de Dios Garay Velázquez, aclaró que sólo se tiene el compromiso de apoyar con pintura a todos los recintos municipales, y esto a petición de Servicios Públicos Municipales, encabezado por Luis Antonio González Olague.

El funcionario municipal dijo que no se tiene un monto específico para estos trabajos, pero sí el compromiso.

De las demás demandas, no hay nada, sólo promesas.

LOCALES CERRADOS

Flores Magón: 83 de 132 concesiones

López Mateos: 7 de 25 concesiones

Cuauhtémoc: 3 de 60 concesiones

CONCESIONES A LOCATARIOS

Pino Suárez: 291

Juan Carrasco: 93

Ricardo Flores Magón: 132

Adolfo López Mateos: 25

Miguel Hidalgo: 197

Cuauhtémoc: 60

PRINCIPALES DEMANDAS POR MERCADO

FLORES MAGÓN:

-Operación de locales cerrados

-Mantenimiento a fachada e interiores

-Pintura

-Reparar goteras del techo

-Impermeabilizar techo

-Cuarteaduras en paredes

LÓPEZ MATEOS:

-Operación de locales cerrados

-Reparar goteras

-Impermeabilizar techo

-Pintura

-Mejorar servicio de agua

-Piso nuevo

-Banquetas y escalera de la parte trasera

-Cableado de luz

JUAN CARRASCO:

-Remodelación interior

-Pintura

-Desaguar el drenaje

-Impermeabilizar techo

-Arreglar la fachada

MIGUEL HIDALGO:

-Inseguridad: asaltos y robos

-Cubrir boquetes en el techo

-Impermeabilización

-Nuevo techo en área vieja del recinto

-Piso a desnivel y rústico

-Cableado

-Pintura

PINO SUÁREZ

-Impermeabilización

-Cableado

-Drenaje

-Acelerar trabajos de remodelación

CUAUHTÉMOC

-Puertas nuevas

-Pintura

-Mantenimiento de interiores

-Arreglar y meter drenaje

-Servicio de agua

Local

Toma de casetas deterioró infraestructura carretera en Sinaloa

Capufe y las concesionarias trabajan en la limpieza y reparación de daños

Local

Sin recursos ni apoyo para el diesel, el panorama es crítico para la pesca

Dirigentes lamentan que el presupuesto haya disminuido un 30% en los últimos dos años

Deportes

Listos para rodar en el Ciclotour

La edición 2020 contará con la presencia de 2mil pedalistas

Gossip

Los Dinámicos del Norte, presenta a sus nuevas caras

La agrupación que cuenta con una trayectoria de más de 40 año considerada “La leyenda del pueblo”, da a conocer a sus nuevos integrantes

Finanzas

Faltan esquemas que incorporen a empresas informales a formalidad

Es necesario que exista suelo parejo para todos los empresarios de México

Local

Mazatlecos no le dan su voto al “Químico”

Señalan que su desempeño en estos dos años ha dejado mucho qué desear y que por lo tanto el puesto de gobernador de Sinaloa “le queda muy grande”

Local

Toma de casetas deterioró infraestructura carretera en Sinaloa

Capufe y las concesionarias trabajan en la limpieza y reparación de daños