/ sábado 16 de noviembre de 2019

“En nuestras manos está el ser o no diabético”

José Ángel platica su experiencia de 20 años como diabético; concluye que los malos hábitos alimenticios, la falta de ejercicio y los problemas emocionales son detonantes de la enfermedad

Mazatlán Sin.- José Ángel “N” está a punto de perder la vista, tiene 53 años de edad, desde hace 20 años padece la diabetes, y los últimos dos con complicaciones como la retinopatía y la nueropatía, por la primera ya lo operaron del ojo derecho, pero el diagnóstico de los médicos es que con ese ojo ya no va a ver bien, si acaso siluetas en movimiento a un metro de distancia, del otro esperarán a ver si pierde la vista por completo para operarlo.



Rolando Salazar | El Sol de Mazatlán

Él asegura que siempre ha buscado atender las recomendaciones de los médicos desde que le diagnosticaron la enfermedad; sin embargo, al consultar a varios médicos generales y especialistas, en este proceso de 20 años, se ha dado cuenta que hay mucha diversidad de información en cuanto a dietas y tipos de alimentos que se deben ingerir.

Incluso refiere que si él hubiera contado con la información que ahora tiene, en primer lugar no tuviera diabetes y, segundo, en caso de tener un diagnóstico, no se le hubiera complicado, puesto que actualmente mantiene un control normal de su glucosa, con una dieta adecuada, ejercicio y la aplicación de insulina, previo a un chequeo diario; pero sobre todo, se cuida de los problemas emocionales, tratando de mantener la paz y la tranquilidad interior.


En nosotros está el no llegar al extremo de ser diabético, yo puedo decir ahora que en nuestras manos está con una alimentación correcta; en la medida de que tengamos paz y veamos la vida mucho más tranquila, podremos hacer que este tipo de enfermedades no afecte nuestra vida

José Ángel “N”


Recomienda para los que ya son diabéticos, consultar a nutriólogos y médicos especialistas, ir a consulta cada 6 meses, visitar al oftalmólogo, al endocrinólogo, etc.


Hay un momento en que tenemos que estarnos checando, no nomás la glucosa, sino hacernos estudios diferentes, si somos varones, la cuestión del estudio de la próstata, ir al oftalmólogo por lo menos cada 6 meses, si yo hubiese tenido esta información, si me a mi me hubiesen dicho, yo creo que no hubiese llegado hasta este grado de casi perder la vista, fui hasta cuando ya empecé a ver borroso, ya eran extremos los que yo tenía en mis ojos

José Ángel “N”


Lo mismo pasó con la neuropatía, que es una de las complicaciones de la diabetes, al dañarse los tejidos nerviosos, y por no consultar a tiempo al especialista, ahora padece de entumecimientos frecuentes en sus extremidades como manos y piernas, sobre todo por la noche.


Si me hubieran dicho que la neuropatía se va a presentar, cuál es el primer síntoma, que empieces a sentir piquetes en las piernas, hubiese corrido al doctor y me hubiesen dado información para poder evitarlo, todo hubiese sido favorable

José Ángel “N”


CAMBIOS Y DIAGNÓSTICO

José Ángel empezó a notar cambios en su cuerpo, tras un accidente vehicular en el que se quedó sin dirección, el susto fue tan grande que se le subió el azúcar y sintió mucha resequedad en la boca y la falta de saliva para hablar, alguien le ofreció un refresco y esto le elevó aún más el nivel de glucosa.

Desde ese día comenzó a orinar con más frecuencia por las noches y en su trabajo, y en un periodo de 6 meses, bajó su peso alrededor de 8 kilogramos.

Él trabaja en un taller de carpintería de una institución educativa y realizaba trabajos por su propia cuenta en domicilios particulares, en ese tiempo le tocó hacer unos muebles para una doctora, quien al ver su semblante y darse cuenta que de seguido iba al baño, le pidió que pasara a su consultorio y ella fue la que le detectó la probable diabetes, que a los siguientes días confirmaron estudios de laboratorio.Ella lo atendió por tres meses y lo canalizó a un endocrinólogo.

Al principio, José Ángel trató de mantener los niveles de glucosa de forma natural, comiendo mucho pepino y jícama, lo cual le permitió bajar de 290 a 230 el nivel de glucosa; después, la dieta fue más rigurosa, una alimentación a base de pollos y pescado, carne de manera casual, le prohibieron las harinas, grasas, frutos como el mango, la uva, el melón, la papaya, todos los frutos secos, el nivel de la glucosa bajó a 180 y 170, donde se estancó.


Ninguno de los dos médicos me recomendó ejercicio, quizá porque les mencioné que yo caminaba mucho, que no tenía una vida tan sedentaria, tan pasiva, sino que en mi vida hacía mucho deporte, fui futbolista de joven y a raíz de esa práctica me quedó el hábito de caminar mucho, hasta 10 kilómetros al día con frecuencia

José Ángel “N”


La vida de José Ángel ya no fue la misma, ahora la pensaba hasta para viajar de una ciudad a otra, sobre todo en trayectos que requerían de más de 2 o 3 horas, porque había la necesidad de ir al baño cada hora.

Cuando tenía que llevar muebles o trabajar en domicilios particulares, de su casa al trabajo requería de hacer paradas técnicas en gasolineras o tiendas comerciales que tuvieran servicio sanitario.


Cambió mi vida en el sentido de que por las noches era una fatiga en mis piernas, y en cuestión de los alimentos, todos podían comer de todo, menos yo, en la familia yo soy el único diagnosticado con diabetes, así que todos comían de una manera y yo en forma específica de otra.Sí hubo bastantes cambios

José Ángel “N”


EL EJERCICIO Y LO EMOCIONAL

José Ángel siempre escuchó decir que mientras la diabetes está controlada, no hay de qué preocuparse; sin embargo, para lograr ese control, se requiere además de la dieta y los tratamientos, el ejercicio.


El ejercicio ayuda mucho, yo lo experimenté cuando empecé a caminar, y no nomás de ir de un lugar a otro distante, sino darme el tiempo de ir a una pista de algún campo deportivo y dar vueltas y hacer ejercicio

José Ángel “N”


Comenta que los niveles de glucosa empezaron a bajar, así que con la dieta alimenticia, los niveles bajaron de 280 a 220, 180 y hasta 200, pero al sumar el ejercicio, descendieron a 120 y 130.

Sin embargo, en este proceso de 20 años de la enfermedad, José Ángel experimentó que uno de los factores que más le afectaron fue el aspecto emocional, ya que con los problemas en la familia y el trabajo, los niveles de glucosa volvían a elevarse hasta 180 y 240.

En tres ocasiones durante un año,los problemas emocionales le elevaron la glucosa al grado que tuvieron que internarlo en el hospital.


En el hospital a uno le hacen el chequeo de la glucosa y se dan cuenta que va arriba de 200 y el tratamiento es en base a insulina, le inyectan una vez, si no baja, le vuelven a inyectar otra dosis, esperan horas y hasta que los niveles llegan a 130 o 150 ya lo dejan salir.Desgraciadamente, termina uno de nivelar su glucosa, pero al regresar a casa vuelve la problemática y se genera otra vez aquella tensión en el organismo y otra vez vuelve a subir

José Ángel “N”


En su experiencia, agrega, los problemas emocionales tienen más efecto, que el llevar malos hábitos alimenticios, en un diabético.

COMPLICACIONES

Durante 18 años, José Ángel logró controlar la diabetes con algunos altibajos, pero los sobrellevó con buena alimentación, ejercicio y disciplina para acatar a ‘pie juntillas’ las recomendaciones de los médicos que lo atendían; sin embargo, un accidente en su trabajo que le perforó su mano derecha detonó la enfermedad.

Su mano se le infectó y tuvieron que hospitalizarlo y por 2 meses le suministraron antibiótico tomado e inyectado para cortar la infección.


Los niveles de defensa de mi organismo descendieron mucho y aparecieron otro tipo de enfermedades como la gastritis, por tanto medicamento tomado, estuve un mes internado en el hospital, mis defensas bajaron, esto provocó que afloraran varias enfermedades y una de ellas fue el problema de la retinopatía y también apareció la neuropatía

José Ángel “N”


Con la complicación de la neuropatía, José Ángel ahora batalla para caminar como antes, sus extremidades, manos y pies, se le entumen con frecuencia.

En el caso de la retinopatía, que es el desprendimiento de la retina a causa del engrosamiento de los vasos capilares de los ojos, es la razón por lo que ya le operaron el ojo derecho.


En el otro ojo la visión es mucho muy borrosa, se batalla para caminar en la noche, cuando hay sol sí alcanzo a caminar de una manera más confiada, pero en la noche yo ya no puedo caminar a partir de las 5:30 de la tarde, cuando el sol se está poniendo, en ese momento yo ya no salgo de casa

José Ángel “N”


La operación fue el pasado 16 de agosto, durante tres meses los médicos lo checaban cada semana o 15 días para ver la evolución del ojo, el diagnóstico que le dieron es que prácticamente ese ojo ya no va a ver.


A lo más a un metro voy a alcanzar a ver movimientos, pero que es muy probable que ese ojo se quede así y lo que ahora buscan los doctores es que no se seque el ojo, sino que se mantenga en movimiento y esa naturalidad, pero sin ver

José Ángel “N”

Los médicos tienen sus reservas para operar el ojo izquierdo, ya que podría pasar lo mismo, así que esperarán a ver si pierde la vista por completo para hacer la cirugía.


Te puede interesar: Salen a las calles y concientizan a conductores sobre el respeto a discapacitados



José Ángel ve una luz de esperanza en las palabras del retinólogo, quien le dijo que es muy probable que la vista que tiene en el ojo izquierdo no la va a perder del todo porque está manejando niveles de glucosa muy aceptables, pero que tiene que mantenerlas así.


Esta situación ha generado que yo ya no esté trabajando, estoy incapacitado por parte de mi trabajo y estoy viendo la posibilidad de pensionarme, tengo alrededor de 20 años de servicio, es muy probable que esta situación me orille a incapacitarme de por vida

José Ángel “N”


BAJO CONTROL

Desde hace dos años, José Ángel se decidió a controlar su diabetes con la aplicación de insulina, ya que el medicamento que siempre llevó por 18 años dejó de tener efecto.


En este momento me estoy inyectando insulina, me ha ayudado mucho, ahorita manejo niveles de glucosa de 70 a 120, cuando mucho 130, que son niveles normales de glucosa, si yo hubiese atendido desde el principio, y en el momento en que subieron los niveles de glucosa, hubiese podido bajarlos, y no hubiese tenido el miedo a inyectarme, tal vez no estuviera padeciendo nada de esto

José Ángel “N”


Comenta que él como muchas otras personas, tenía la idea equivocada de que inyectarse insulina era reconocer que la enfermedad había avanzado y estaba a otro nivel.


A partir de hace dos años tuve el acierto de comprarme el glucómetro y el medidor de presión, y cada mañana me checo y sé los niveles de glucosa que tengo, y tengo niveles normales desde hace tiempo. En su momento, estamos pidiendo a Dios que no se cierre el ojo completamente y quedarnos con esta visión que tenemos

José Ángel “N”


CIFRAS

26,000 pacientes con diagnóstico de diabetes hay en Mazatlán, se estima que hay otro tanto que no lo sabe.

18.4% de la población padece de diabetes con diagnóstico y sin él.

CONSECUENCIAS

Se estima que una persona con diabetes tendrá complicaciones en 5 años si no se cuida, y en 10 años podría estar sufriendo un infarto, una falla renal o una amputación.

COMPLICACIONES EN MAZATLÁN

1,900 pie diabético

250 amputados

3,650 retinopatía

1,750 pérdida de visión

380 diálisis



Leer mas aquí:



Mazatlán Sin.- José Ángel “N” está a punto de perder la vista, tiene 53 años de edad, desde hace 20 años padece la diabetes, y los últimos dos con complicaciones como la retinopatía y la nueropatía, por la primera ya lo operaron del ojo derecho, pero el diagnóstico de los médicos es que con ese ojo ya no va a ver bien, si acaso siluetas en movimiento a un metro de distancia, del otro esperarán a ver si pierde la vista por completo para operarlo.



Rolando Salazar | El Sol de Mazatlán

Él asegura que siempre ha buscado atender las recomendaciones de los médicos desde que le diagnosticaron la enfermedad; sin embargo, al consultar a varios médicos generales y especialistas, en este proceso de 20 años, se ha dado cuenta que hay mucha diversidad de información en cuanto a dietas y tipos de alimentos que se deben ingerir.

Incluso refiere que si él hubiera contado con la información que ahora tiene, en primer lugar no tuviera diabetes y, segundo, en caso de tener un diagnóstico, no se le hubiera complicado, puesto que actualmente mantiene un control normal de su glucosa, con una dieta adecuada, ejercicio y la aplicación de insulina, previo a un chequeo diario; pero sobre todo, se cuida de los problemas emocionales, tratando de mantener la paz y la tranquilidad interior.


En nosotros está el no llegar al extremo de ser diabético, yo puedo decir ahora que en nuestras manos está con una alimentación correcta; en la medida de que tengamos paz y veamos la vida mucho más tranquila, podremos hacer que este tipo de enfermedades no afecte nuestra vida

José Ángel “N”


Recomienda para los que ya son diabéticos, consultar a nutriólogos y médicos especialistas, ir a consulta cada 6 meses, visitar al oftalmólogo, al endocrinólogo, etc.


Hay un momento en que tenemos que estarnos checando, no nomás la glucosa, sino hacernos estudios diferentes, si somos varones, la cuestión del estudio de la próstata, ir al oftalmólogo por lo menos cada 6 meses, si yo hubiese tenido esta información, si me a mi me hubiesen dicho, yo creo que no hubiese llegado hasta este grado de casi perder la vista, fui hasta cuando ya empecé a ver borroso, ya eran extremos los que yo tenía en mis ojos

José Ángel “N”


Lo mismo pasó con la neuropatía, que es una de las complicaciones de la diabetes, al dañarse los tejidos nerviosos, y por no consultar a tiempo al especialista, ahora padece de entumecimientos frecuentes en sus extremidades como manos y piernas, sobre todo por la noche.


Si me hubieran dicho que la neuropatía se va a presentar, cuál es el primer síntoma, que empieces a sentir piquetes en las piernas, hubiese corrido al doctor y me hubiesen dado información para poder evitarlo, todo hubiese sido favorable

José Ángel “N”


CAMBIOS Y DIAGNÓSTICO

José Ángel empezó a notar cambios en su cuerpo, tras un accidente vehicular en el que se quedó sin dirección, el susto fue tan grande que se le subió el azúcar y sintió mucha resequedad en la boca y la falta de saliva para hablar, alguien le ofreció un refresco y esto le elevó aún más el nivel de glucosa.

Desde ese día comenzó a orinar con más frecuencia por las noches y en su trabajo, y en un periodo de 6 meses, bajó su peso alrededor de 8 kilogramos.

Él trabaja en un taller de carpintería de una institución educativa y realizaba trabajos por su propia cuenta en domicilios particulares, en ese tiempo le tocó hacer unos muebles para una doctora, quien al ver su semblante y darse cuenta que de seguido iba al baño, le pidió que pasara a su consultorio y ella fue la que le detectó la probable diabetes, que a los siguientes días confirmaron estudios de laboratorio.Ella lo atendió por tres meses y lo canalizó a un endocrinólogo.

Al principio, José Ángel trató de mantener los niveles de glucosa de forma natural, comiendo mucho pepino y jícama, lo cual le permitió bajar de 290 a 230 el nivel de glucosa; después, la dieta fue más rigurosa, una alimentación a base de pollos y pescado, carne de manera casual, le prohibieron las harinas, grasas, frutos como el mango, la uva, el melón, la papaya, todos los frutos secos, el nivel de la glucosa bajó a 180 y 170, donde se estancó.


Ninguno de los dos médicos me recomendó ejercicio, quizá porque les mencioné que yo caminaba mucho, que no tenía una vida tan sedentaria, tan pasiva, sino que en mi vida hacía mucho deporte, fui futbolista de joven y a raíz de esa práctica me quedó el hábito de caminar mucho, hasta 10 kilómetros al día con frecuencia

José Ángel “N”


La vida de José Ángel ya no fue la misma, ahora la pensaba hasta para viajar de una ciudad a otra, sobre todo en trayectos que requerían de más de 2 o 3 horas, porque había la necesidad de ir al baño cada hora.

Cuando tenía que llevar muebles o trabajar en domicilios particulares, de su casa al trabajo requería de hacer paradas técnicas en gasolineras o tiendas comerciales que tuvieran servicio sanitario.


Cambió mi vida en el sentido de que por las noches era una fatiga en mis piernas, y en cuestión de los alimentos, todos podían comer de todo, menos yo, en la familia yo soy el único diagnosticado con diabetes, así que todos comían de una manera y yo en forma específica de otra.Sí hubo bastantes cambios

José Ángel “N”


EL EJERCICIO Y LO EMOCIONAL

José Ángel siempre escuchó decir que mientras la diabetes está controlada, no hay de qué preocuparse; sin embargo, para lograr ese control, se requiere además de la dieta y los tratamientos, el ejercicio.


El ejercicio ayuda mucho, yo lo experimenté cuando empecé a caminar, y no nomás de ir de un lugar a otro distante, sino darme el tiempo de ir a una pista de algún campo deportivo y dar vueltas y hacer ejercicio

José Ángel “N”


Comenta que los niveles de glucosa empezaron a bajar, así que con la dieta alimenticia, los niveles bajaron de 280 a 220, 180 y hasta 200, pero al sumar el ejercicio, descendieron a 120 y 130.

Sin embargo, en este proceso de 20 años de la enfermedad, José Ángel experimentó que uno de los factores que más le afectaron fue el aspecto emocional, ya que con los problemas en la familia y el trabajo, los niveles de glucosa volvían a elevarse hasta 180 y 240.

En tres ocasiones durante un año,los problemas emocionales le elevaron la glucosa al grado que tuvieron que internarlo en el hospital.


En el hospital a uno le hacen el chequeo de la glucosa y se dan cuenta que va arriba de 200 y el tratamiento es en base a insulina, le inyectan una vez, si no baja, le vuelven a inyectar otra dosis, esperan horas y hasta que los niveles llegan a 130 o 150 ya lo dejan salir.Desgraciadamente, termina uno de nivelar su glucosa, pero al regresar a casa vuelve la problemática y se genera otra vez aquella tensión en el organismo y otra vez vuelve a subir

José Ángel “N”


En su experiencia, agrega, los problemas emocionales tienen más efecto, que el llevar malos hábitos alimenticios, en un diabético.

COMPLICACIONES

Durante 18 años, José Ángel logró controlar la diabetes con algunos altibajos, pero los sobrellevó con buena alimentación, ejercicio y disciplina para acatar a ‘pie juntillas’ las recomendaciones de los médicos que lo atendían; sin embargo, un accidente en su trabajo que le perforó su mano derecha detonó la enfermedad.

Su mano se le infectó y tuvieron que hospitalizarlo y por 2 meses le suministraron antibiótico tomado e inyectado para cortar la infección.


Los niveles de defensa de mi organismo descendieron mucho y aparecieron otro tipo de enfermedades como la gastritis, por tanto medicamento tomado, estuve un mes internado en el hospital, mis defensas bajaron, esto provocó que afloraran varias enfermedades y una de ellas fue el problema de la retinopatía y también apareció la neuropatía

José Ángel “N”


Con la complicación de la neuropatía, José Ángel ahora batalla para caminar como antes, sus extremidades, manos y pies, se le entumen con frecuencia.

En el caso de la retinopatía, que es el desprendimiento de la retina a causa del engrosamiento de los vasos capilares de los ojos, es la razón por lo que ya le operaron el ojo derecho.


En el otro ojo la visión es mucho muy borrosa, se batalla para caminar en la noche, cuando hay sol sí alcanzo a caminar de una manera más confiada, pero en la noche yo ya no puedo caminar a partir de las 5:30 de la tarde, cuando el sol se está poniendo, en ese momento yo ya no salgo de casa

José Ángel “N”


La operación fue el pasado 16 de agosto, durante tres meses los médicos lo checaban cada semana o 15 días para ver la evolución del ojo, el diagnóstico que le dieron es que prácticamente ese ojo ya no va a ver.


A lo más a un metro voy a alcanzar a ver movimientos, pero que es muy probable que ese ojo se quede así y lo que ahora buscan los doctores es que no se seque el ojo, sino que se mantenga en movimiento y esa naturalidad, pero sin ver

José Ángel “N”

Los médicos tienen sus reservas para operar el ojo izquierdo, ya que podría pasar lo mismo, así que esperarán a ver si pierde la vista por completo para hacer la cirugía.


Te puede interesar: Salen a las calles y concientizan a conductores sobre el respeto a discapacitados



José Ángel ve una luz de esperanza en las palabras del retinólogo, quien le dijo que es muy probable que la vista que tiene en el ojo izquierdo no la va a perder del todo porque está manejando niveles de glucosa muy aceptables, pero que tiene que mantenerlas así.


Esta situación ha generado que yo ya no esté trabajando, estoy incapacitado por parte de mi trabajo y estoy viendo la posibilidad de pensionarme, tengo alrededor de 20 años de servicio, es muy probable que esta situación me orille a incapacitarme de por vida

José Ángel “N”


BAJO CONTROL

Desde hace dos años, José Ángel se decidió a controlar su diabetes con la aplicación de insulina, ya que el medicamento que siempre llevó por 18 años dejó de tener efecto.


En este momento me estoy inyectando insulina, me ha ayudado mucho, ahorita manejo niveles de glucosa de 70 a 120, cuando mucho 130, que son niveles normales de glucosa, si yo hubiese atendido desde el principio, y en el momento en que subieron los niveles de glucosa, hubiese podido bajarlos, y no hubiese tenido el miedo a inyectarme, tal vez no estuviera padeciendo nada de esto

José Ángel “N”


Comenta que él como muchas otras personas, tenía la idea equivocada de que inyectarse insulina era reconocer que la enfermedad había avanzado y estaba a otro nivel.


A partir de hace dos años tuve el acierto de comprarme el glucómetro y el medidor de presión, y cada mañana me checo y sé los niveles de glucosa que tengo, y tengo niveles normales desde hace tiempo. En su momento, estamos pidiendo a Dios que no se cierre el ojo completamente y quedarnos con esta visión que tenemos

José Ángel “N”


CIFRAS

26,000 pacientes con diagnóstico de diabetes hay en Mazatlán, se estima que hay otro tanto que no lo sabe.

18.4% de la población padece de diabetes con diagnóstico y sin él.

CONSECUENCIAS

Se estima que una persona con diabetes tendrá complicaciones en 5 años si no se cuida, y en 10 años podría estar sufriendo un infarto, una falla renal o una amputación.

COMPLICACIONES EN MAZATLÁN

1,900 pie diabético

250 amputados

3,650 retinopatía

1,750 pérdida de visión

380 diálisis



Leer mas aquí:



Local

En Escuinapa hacen “negocio” con carencias del IMSS

Personas cobran por “apartar” turnos para citas en el centro médico

Local

Esperan comerciantes que reactivación los saque del “pozo”

Comerciantes del Centro siguen todas las medidas de prevención para atender a locales y visitantes

Local

Tendrán hoteles de Mazatlán “oferta reducida” para turistas

En la nueva normalidad, los centros de hospedaje, restaurantes y áreas públicas podrán operar sólo al 40% de su capacidad

Política

AMLO se haría prueba de Covid-19 si se la piden para su viaje a EU

El mandatario viajará a Washington este 8 y 9 de julio para reunirse con Donald Trump sobre la entrada en vigor del T-MEC

Justicia

Muy importante que FGR revelara soborno por liberación de El Mochomo: AMLO

El mandatario confirmó que hubo corrupción por parte del juzgado que ordenó liberar a El Mochomo, acusado de ordenar desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa

Local

En Escuinapa hacen “negocio” con carencias del IMSS

Personas cobran por “apartar” turnos para citas en el centro médico

Local

Subsiste el municipio sin plan ni programas pesqueros

Los empresarios están desesperados por la crisis y el muelle luce desolado por la falta de mantenimiento en la flota

Mundo

Julio César Caballero, nuevo jefe de la Pontifica Comisión de Latam

Caballero, periodista de profesión, fue embajador en la Santa Sede desde 2016 hasta el pasado marzo

Finanzas

T-MEC genera certidumbre en Sinaloa

Canacintra Mazatlán señala que el tratado representa para Sinaloa la consolidación de estos mercados tan importantes que han sido Estados Unidos y Canadá en materia de comercio bilateral