/ lunes 20 de marzo de 2023

Contar la historia de Mazatlán: el Fuerte 31 de marzo se convertirá en centro cultural

Después de 33 años de abandono, el espacio intenta renacer junto con la Casa del Marino para convertirse en un museo y centro cultural que cuente la historia de Mazatlán

Mazatlán, Sin.- Sus muros enmohecidos por la humedad conservan parte de una historia que llena de heroísmo a Mazatlán, por sus pisos, hace 159 años corrieron los valientes que enfrentaron a los franceses que buscaban apoderarse del puerto en la famosa batalla de “La Cordeliere”; es el Fuerte 31 de Marzo, escenario de uno de los combates que le dieron libertad y soberanía al país y que desde hace 33 años se encuentra abandonado, destruido, totalmente alejado de sus años de gloria.

Se trata de un monumento histórico que por muchos años ha subsistido entre debates sobre su conservación o demolición. Y es que por su marcado deterioro administraciones municipales han buscado destruirlo totalmente para hacer una gran explanada que lo magnifique, sin embargo, un patronato integrado por marinos colegiados y miembros de la sociedad civil buscan su conservación por ser un inmueble protegido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia y un referente del pasado de Mazatlán.

Puedes leer: Invitan a la sexta Feria Naturalista en Mazatlán

Trabas, burocracia y desinterés han rodeado el renacer de este espacio que se consume entre la humedad y el olvido, aunque este 2023 busca resurgir en un nuevo proyecto de conservación en conjunto con la Casa del Marino y una inversión inicial de 2 millones 500 mil pesos.

El Fuerte 31 de Marzo es un sitio con mucha historia en el puerto de Mazatlán. Foto: Fausto Mcconegly | El Sol de Mazatlán


Rescate en conjunto

En 1997 se constituyó el Patronato Pro Rescate de la Casa del Marino de Mazatlán, integrado por marinos de Sinaloa que tienen el propósito de rescatar este edificio ubicado junto al Fuerte 31 de Marzo para que se le dé el uso para el cual fue construido, ser un hogar para los marinos de Sinaloa. Son ellos los que han impedido que ese espacio sea demolido junto con el Fuerte 31 de Marzo.

Y luego de que el 15 de febrero de 2018, la Secretaría de Gobernación publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo por el que se destinan al Gobierno del Estado de Sinaloa los terrenos en los que está edificada, el plan de integrar los dos espacios en un solo proyecto empezó a cobrar fuerza, aunque han sido muchos años de acuerdos y desacuerdos que no han sido aterrizados.

Servando Rojo Quintero, delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Sinaloa, aseguró que el objetivo es unificar la Casa del Marino y el Fuerte 31 de Marzo en un nuevo centro turístico que cuente la historia de Mazatlán, pero que no solo es decirlo y hacerlo, sino que se tienen que apegar a lo que dice la Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.

“Para poder iniciar con la remodelación, se necesita un estudio integral en donde se especifique qué muros, qué columnas y hasta qué ventanas serán restauradas, si una escalera no funciona, también tendrá que ser remodelada, todo, bajo la misma imagen histórica, eso es en lo que se está trabajando”, dijo.

Rojo Quintero señaló que el recurso de 2 millones 500 mil pesos que se consiguió este año para la primera etapa del proyecto fue a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), en coordinación con la Secretaría de Bienestar y Desarrollo Sustentable (SEBIDES), así como con las autoridades municipales de Mazatlán y que el objetivo es que se tenga el proyecto listo para el mes de abril.

Después de 33 años de abandono, el espacio intenta renacer junto con la Casa del Marino para convertirse en un museo y centro cultural que cuente la historia de Mazatlán. Foto: Fausto Mcconegly | El Sol de Mazatlán

"Ya tuvimos una reunión con SEDATU y SEBIDES de gobierno del estado, ya hay una bolsa de 2 millones 500 mil pesos, en esta primera etapa se va a invertir en lo que sería la consolidación del edificio de la Casa del Marino y la intervención que se vaya a dar en el Fuerte 31 de Marzo, el recurso va a dar para eso y empezar la discusión sobre el uso que se le va a dar", comentó.

La Casa del Marino, agregó, es un lugar idóneo para convertirse en museo, sin embargo primeramente se requiere un guión científico y museográfico para después realizar el proyecto y así echarlo a andar.

“Primero se tiene que tener el inmueble listo para convertirlo en la temática de museo que se busca. Que te queden los edificios listos para albergar el inmueble, es lo recomendable. Creo que era para el mes de abril que ya debe estar definida la intervención, de parte de SEDATU, después iniciar con los trabajos, lo otro dependerá del recurso y verlo con el presidente municipal, ellos son los que deciden porque es propiedad municipal".

Sus muros enmohecidos por la humedad conservan parte de una historia que llena de heroísmo a Mazatlán. Foto: Fausto Mcconegly | El Sol de Mazatlán


Sin recursos

Actualmente el INAH no tiene los recursos suficientes para poder rescatar los edificios históricos que se encuentran en el abandono en el estado de Sinaloa, lo que ha llevado a que, según cifras del instituto, hasta el 2018 se han perdido más de 190 monumentos históricos en la entidad que han terminado convertidos en estacionamientos públicos u otro tipo de construcciones.

En Mazatlán, hasta el 2019 se tiene el registro de aproximadamente 460 monumentos históricos, de los cuales cerca del 15 por ciento se encuentran abandonados, sin embargo estos no pueden ser intervenidos para su rescate o conservación porque muchos tienen propietarios, los cuales no cuentan con los recursos suficientes para rehabilitarlos.

Ningún gobierno, ya sea municipal o estatal, puede invertir recursos a una propiedad privada a no ser que se haga la expropiación conforme a la ley en tres puntos inquebrantables: que esté disponible, que vaya a ser para uso público y que sea con la indemnización que el avalúo marque para los propietarios.

En caso de abandono de una finca, lo que el municipio puede hacer para su rescate es expropiarla e indemnizar al dueño.

Foto: Fausto Mcconegly | El Sol de Mazatlán


Un museo y un centro cultural

El alcalde de Mazatlán, Edgar González Zatarain, confirmó que con recursos del Programa de Mejoramiento Urbano (PMU), se buscará rescatar la Casa de Marino y el Fuerte 31 de Marzo, para que este mismo 2023 estos dos recintos emblemáticos puedan tener una utilidad de un centro cultural, museo marítimo y espacios artísticos. El proyecto ya fue avalado por el Patronato Pro Rescate de La Casa del Marino.

“Por fin, después de tantos años una autoridad municipal nos ha escuchado para el rescate de este lugar, el cual daría paso a la apertura de un museo marítimo que sería un boom turístico que llame la atención de los visitantes nacionales y extranjeros. Concentraría en ese museo la navegación en México, historia marítima los diferentes tipos de artes de pesca y se va a conjuntar junto con el Fuerte 31 de Marzo, ya que Mazatlán tiene una historia muy grande con la defensa de los franceses en ese lugar", comentó su presidente, Felipe de Jesús Hernández Ascencio.

Sin embargo, el proyecto tiene que estar bajo una supervisión constante. La función del INAH será la de vigilar la obra de restauración para que el edificio se conserve la autenticidad y que se cumplan con los lineamientos, porque de lo contrario estarían incurriendo a sanciones por daños a los edificios históricos.

Según la Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, en su artículo 52, al que por cualquier medio dañe, altere o destruya un monumento arqueológico, artístico o histórico, se le impondrá prisión de tres a diez años y multa hasta por el valor del daño causado.

Más de 190 monumentos históricos en la entidad que han terminado convertidos en estacionamientos públicos u otro tipo de construcciones. Foto: Fausto Mcconegly | El Sol de Mazatlán


La casa del marino

La Casa del Marino fue inaugurada en 1946 por el ex presidente de la República, Manuel Ávila Camacho, para albergar a marinos mercantes que se encontraban en situaciones difíciles cuando arribaban al puerto y a partir de ese día funcionó ininterrumpidamente hasta 1990, que fue cerrada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

La fachada de la Casa del Marino es de estilo neo-colonial, arquitectura que correspondía a la cultura nacionalista del periodo post revolucionario.

El espacio cuenta con 18 habitaciones que eran utilizadas por oficiales y por parte de la tripulación, también tiene dos grandes salones que servían para eventos de los marinos.

En un tiempo funcionó dentro del lugar un restaurante y en otra época la Armada de México montó un museo.

Por recortes en el presupuesto, el edificio dejó de brindar servicio de alojamiento a los marineros del mundo y por el desuso ha sufrido deterioro con el tiempo y las inclemencias de la brisa marina.

El Fuerte 31 de Marzo

El Fuerte 31 de Marzo es un monumento histórico construido por el ex presidente Porfirio Díaz en 1892 en honor a los valientes militares mazatlecos al mando del coronel Gaspar Sánchez que defendieron el puerto en marzo de 1864 del ataque de la Fragata Francesa “La Cordeliere”, en la Guerra de la Intervención Francesa.

La historia narra que con un solo cañón los miembros del Ejército Republicano y mazatlecos se enfrentaron a los franceses y los vencieron, por eso es que en ese lugar fue colocado un cañón de un barco similar, como un monumento para recordar la defensa heroica que se hizo.

Y aunque al día de hoy está oxidado y descuidado, representa uno de los capítulos más importantes en la historia de la ciudad.

De lograrse el renacer del Fuerte 31 de Marzo junto con la Casa del Marino, sin duda será un hecho histórico en la ciudad, ya que para los mazatlecos representa el hecho de ser el testimonio de la batalla militarmente ganada por el Ejército Republicano en contra de los franceses, un acontecimiento que los llena de orgullo y les da identidad.

Datos

1864 fue el año en el que el Fuerte 31 de Marzo se utilizó para la defensa del puerto contra invasores franceses.

1892 fue el año en que se colocó el cañón en el Fuerte 31 de Marzo en honor a la batalla ganada.

¿Qué dice la ley?

La Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, en su artículo 52, dice que al que por cualquier medio dañe, altere o destruya un monumento arqueológico, artístico o histórico, se le impondrá prisión de tres a diez años y multa hasta por el valor del daño causado.

Mazatlán, Sin.- Sus muros enmohecidos por la humedad conservan parte de una historia que llena de heroísmo a Mazatlán, por sus pisos, hace 159 años corrieron los valientes que enfrentaron a los franceses que buscaban apoderarse del puerto en la famosa batalla de “La Cordeliere”; es el Fuerte 31 de Marzo, escenario de uno de los combates que le dieron libertad y soberanía al país y que desde hace 33 años se encuentra abandonado, destruido, totalmente alejado de sus años de gloria.

Se trata de un monumento histórico que por muchos años ha subsistido entre debates sobre su conservación o demolición. Y es que por su marcado deterioro administraciones municipales han buscado destruirlo totalmente para hacer una gran explanada que lo magnifique, sin embargo, un patronato integrado por marinos colegiados y miembros de la sociedad civil buscan su conservación por ser un inmueble protegido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia y un referente del pasado de Mazatlán.

Puedes leer: Invitan a la sexta Feria Naturalista en Mazatlán

Trabas, burocracia y desinterés han rodeado el renacer de este espacio que se consume entre la humedad y el olvido, aunque este 2023 busca resurgir en un nuevo proyecto de conservación en conjunto con la Casa del Marino y una inversión inicial de 2 millones 500 mil pesos.

El Fuerte 31 de Marzo es un sitio con mucha historia en el puerto de Mazatlán. Foto: Fausto Mcconegly | El Sol de Mazatlán


Rescate en conjunto

En 1997 se constituyó el Patronato Pro Rescate de la Casa del Marino de Mazatlán, integrado por marinos de Sinaloa que tienen el propósito de rescatar este edificio ubicado junto al Fuerte 31 de Marzo para que se le dé el uso para el cual fue construido, ser un hogar para los marinos de Sinaloa. Son ellos los que han impedido que ese espacio sea demolido junto con el Fuerte 31 de Marzo.

Y luego de que el 15 de febrero de 2018, la Secretaría de Gobernación publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo por el que se destinan al Gobierno del Estado de Sinaloa los terrenos en los que está edificada, el plan de integrar los dos espacios en un solo proyecto empezó a cobrar fuerza, aunque han sido muchos años de acuerdos y desacuerdos que no han sido aterrizados.

Servando Rojo Quintero, delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Sinaloa, aseguró que el objetivo es unificar la Casa del Marino y el Fuerte 31 de Marzo en un nuevo centro turístico que cuente la historia de Mazatlán, pero que no solo es decirlo y hacerlo, sino que se tienen que apegar a lo que dice la Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.

“Para poder iniciar con la remodelación, se necesita un estudio integral en donde se especifique qué muros, qué columnas y hasta qué ventanas serán restauradas, si una escalera no funciona, también tendrá que ser remodelada, todo, bajo la misma imagen histórica, eso es en lo que se está trabajando”, dijo.

Rojo Quintero señaló que el recurso de 2 millones 500 mil pesos que se consiguió este año para la primera etapa del proyecto fue a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), en coordinación con la Secretaría de Bienestar y Desarrollo Sustentable (SEBIDES), así como con las autoridades municipales de Mazatlán y que el objetivo es que se tenga el proyecto listo para el mes de abril.

Después de 33 años de abandono, el espacio intenta renacer junto con la Casa del Marino para convertirse en un museo y centro cultural que cuente la historia de Mazatlán. Foto: Fausto Mcconegly | El Sol de Mazatlán

"Ya tuvimos una reunión con SEDATU y SEBIDES de gobierno del estado, ya hay una bolsa de 2 millones 500 mil pesos, en esta primera etapa se va a invertir en lo que sería la consolidación del edificio de la Casa del Marino y la intervención que se vaya a dar en el Fuerte 31 de Marzo, el recurso va a dar para eso y empezar la discusión sobre el uso que se le va a dar", comentó.

La Casa del Marino, agregó, es un lugar idóneo para convertirse en museo, sin embargo primeramente se requiere un guión científico y museográfico para después realizar el proyecto y así echarlo a andar.

“Primero se tiene que tener el inmueble listo para convertirlo en la temática de museo que se busca. Que te queden los edificios listos para albergar el inmueble, es lo recomendable. Creo que era para el mes de abril que ya debe estar definida la intervención, de parte de SEDATU, después iniciar con los trabajos, lo otro dependerá del recurso y verlo con el presidente municipal, ellos son los que deciden porque es propiedad municipal".

Sus muros enmohecidos por la humedad conservan parte de una historia que llena de heroísmo a Mazatlán. Foto: Fausto Mcconegly | El Sol de Mazatlán


Sin recursos

Actualmente el INAH no tiene los recursos suficientes para poder rescatar los edificios históricos que se encuentran en el abandono en el estado de Sinaloa, lo que ha llevado a que, según cifras del instituto, hasta el 2018 se han perdido más de 190 monumentos históricos en la entidad que han terminado convertidos en estacionamientos públicos u otro tipo de construcciones.

En Mazatlán, hasta el 2019 se tiene el registro de aproximadamente 460 monumentos históricos, de los cuales cerca del 15 por ciento se encuentran abandonados, sin embargo estos no pueden ser intervenidos para su rescate o conservación porque muchos tienen propietarios, los cuales no cuentan con los recursos suficientes para rehabilitarlos.

Ningún gobierno, ya sea municipal o estatal, puede invertir recursos a una propiedad privada a no ser que se haga la expropiación conforme a la ley en tres puntos inquebrantables: que esté disponible, que vaya a ser para uso público y que sea con la indemnización que el avalúo marque para los propietarios.

En caso de abandono de una finca, lo que el municipio puede hacer para su rescate es expropiarla e indemnizar al dueño.

Foto: Fausto Mcconegly | El Sol de Mazatlán


Un museo y un centro cultural

El alcalde de Mazatlán, Edgar González Zatarain, confirmó que con recursos del Programa de Mejoramiento Urbano (PMU), se buscará rescatar la Casa de Marino y el Fuerte 31 de Marzo, para que este mismo 2023 estos dos recintos emblemáticos puedan tener una utilidad de un centro cultural, museo marítimo y espacios artísticos. El proyecto ya fue avalado por el Patronato Pro Rescate de La Casa del Marino.

“Por fin, después de tantos años una autoridad municipal nos ha escuchado para el rescate de este lugar, el cual daría paso a la apertura de un museo marítimo que sería un boom turístico que llame la atención de los visitantes nacionales y extranjeros. Concentraría en ese museo la navegación en México, historia marítima los diferentes tipos de artes de pesca y se va a conjuntar junto con el Fuerte 31 de Marzo, ya que Mazatlán tiene una historia muy grande con la defensa de los franceses en ese lugar", comentó su presidente, Felipe de Jesús Hernández Ascencio.

Sin embargo, el proyecto tiene que estar bajo una supervisión constante. La función del INAH será la de vigilar la obra de restauración para que el edificio se conserve la autenticidad y que se cumplan con los lineamientos, porque de lo contrario estarían incurriendo a sanciones por daños a los edificios históricos.

Según la Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, en su artículo 52, al que por cualquier medio dañe, altere o destruya un monumento arqueológico, artístico o histórico, se le impondrá prisión de tres a diez años y multa hasta por el valor del daño causado.

Más de 190 monumentos históricos en la entidad que han terminado convertidos en estacionamientos públicos u otro tipo de construcciones. Foto: Fausto Mcconegly | El Sol de Mazatlán


La casa del marino

La Casa del Marino fue inaugurada en 1946 por el ex presidente de la República, Manuel Ávila Camacho, para albergar a marinos mercantes que se encontraban en situaciones difíciles cuando arribaban al puerto y a partir de ese día funcionó ininterrumpidamente hasta 1990, que fue cerrada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

La fachada de la Casa del Marino es de estilo neo-colonial, arquitectura que correspondía a la cultura nacionalista del periodo post revolucionario.

El espacio cuenta con 18 habitaciones que eran utilizadas por oficiales y por parte de la tripulación, también tiene dos grandes salones que servían para eventos de los marinos.

En un tiempo funcionó dentro del lugar un restaurante y en otra época la Armada de México montó un museo.

Por recortes en el presupuesto, el edificio dejó de brindar servicio de alojamiento a los marineros del mundo y por el desuso ha sufrido deterioro con el tiempo y las inclemencias de la brisa marina.

El Fuerte 31 de Marzo

El Fuerte 31 de Marzo es un monumento histórico construido por el ex presidente Porfirio Díaz en 1892 en honor a los valientes militares mazatlecos al mando del coronel Gaspar Sánchez que defendieron el puerto en marzo de 1864 del ataque de la Fragata Francesa “La Cordeliere”, en la Guerra de la Intervención Francesa.

La historia narra que con un solo cañón los miembros del Ejército Republicano y mazatlecos se enfrentaron a los franceses y los vencieron, por eso es que en ese lugar fue colocado un cañón de un barco similar, como un monumento para recordar la defensa heroica que se hizo.

Y aunque al día de hoy está oxidado y descuidado, representa uno de los capítulos más importantes en la historia de la ciudad.

De lograrse el renacer del Fuerte 31 de Marzo junto con la Casa del Marino, sin duda será un hecho histórico en la ciudad, ya que para los mazatlecos representa el hecho de ser el testimonio de la batalla militarmente ganada por el Ejército Republicano en contra de los franceses, un acontecimiento que los llena de orgullo y les da identidad.

Datos

1864 fue el año en el que el Fuerte 31 de Marzo se utilizó para la defensa del puerto contra invasores franceses.

1892 fue el año en que se colocó el cañón en el Fuerte 31 de Marzo en honor a la batalla ganada.

¿Qué dice la ley?

La Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, en su artículo 52, dice que al que por cualquier medio dañe, altere o destruya un monumento arqueológico, artístico o histórico, se le impondrá prisión de tres a diez años y multa hasta por el valor del daño causado.

Local

Aumentan pasajeros en el Aeropuerto de Mazatlán en el primer trimestre de 2024

Suman de enero a marzo 339 mil 315 viajeros nacionales y 153 mil 947 internacionales

Local

Productores de sorgo del sur de Sinaloa "le están perdiendo" por los bajos precios

Les están pagando la toneladas por debajo de los cuatro mil pesos

Local

Turismo en Mazatlán continúa llegando después de Semana Santa y Semana de Pascua

En total hay alrededor de 40 autobuses chárter en todo el estacionamiento frente al Acuario

Local

Fuga de aguas negras en Avenida Juan Pablo II y Agustín Melgar: crisis sanitaria ignorada

Los habitantes de la calle Agustín Melgar llevan más de dos meses siendo ignorados por Jumapam

Elecciones 2024

Se preparan candidatos para su arranque de campaña este próximo lunes

Este 15 de abril inician las campañas electorales de candidatos a diputados locales y presidentes municipales, por lo que, algunos ya han publicado sus invitaciones de arranque de campañas que van desde las 12:00 am