/ lunes 22 de mayo de 2023

Ciclovías en Mazatlán, un proyecto que no soluciona el problema de la movilidad

Los proyectos de movilidad urbana en el puerto priorizan a los vehículos automotor, olvidándose por completo de los peatones y ciclistas

Mazatlán, Sin.- Hasta el momento todas las acciones que se han considerado para solucionar el problema de la movilidad urbana en el puerto de Mazatlán tienen que ver con proyectos que benefician o priorizan a los vehículos automotores, aunque en la jerarquía de movilidad quienes tienen mayor prioridad son los peatones y ciclistas.

Otras alternativas de movilidad, sustentables, que garanticen el desplazamiento de personas y mercancías de una manera eficiente y segura como la no motorizada, han pasado a segundo plano.

También puedes leer: Dan “manita de gato” a ciclovía del Malecón de Mazatlán

Autoridades estatales y municipales han anunciado los recursos millonarios que se van a invertir para construir puentes vehiculares a desnivel, mientras que desde hace dos años no se construye una ciclovía en la ciudad.

Infraestructura ciclista

Las ciclovías son una herramienta para promover el uso de la bicicleta como modo de transporte, siendo una alternativa para reducir el uso del automóvil de manera puntual.

Algunos de los beneficios de la movilidad en bicicleta son reducir la contaminación ambiental atmosférica, sonora y visual, contribuir a la salud pública al aumentar la actividad física de las personas, desalentar el uso masivo del automóvil mediante la democratización del espacio público, disminuir las muertes por siniestros viales y mejorar los tiempos de traslado.

El Instituto Municipal de Planeación, a través de una solicitud de acceso a la información hecha por El Sol de Mazatlán, reconoció que la infraestructura ciclista construida recientemente en la ciudad se encuentra en condiciones aceptables; sin embargo, de manera general, hace falta mantenimiento en el tema de señalamiento horizontal y vertical.

Esto se puede observar sobre todo en aquellos sistemas de ciclovía de tipo carril bus-bici (carril compartido confinado y exclusivo para la operación de transporte público y personas usuarias de vehículos no motorizados) y que de acuerdo al IMPLAN opera en avenida Camarón- Sábalo, y en el carril compartido (carril derecho en las calles señalado con un triángulo que da prioridad al tránsito ciclista pero otros vehículos también pueden circular en él), por ejemplo el de la avenida Gutiérrez Nájera.

Hace dos años no se construye una ciclovía en la ciudad. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán


La realidad es que con o sin señalamientos viales, poco o nada son respetados por los automovilistas.

También se indicó que este tipo de infraestructura debe ser diseñada en relación a las características particulares de la vía pública sobre la que se plantea el proyecto, aunque como regla general se considera que las ciclovías construidas sobre el camellón de la vialidad son inseguras ya que para hacer uso de ella se pone en situación de riesgo al propio ciclista en las intersecciones.

En este estado se encuentran la ciclovía de la avenida Óscar Pérez Escobosa o Parque Lineal, la de la avenida Rafael Buelna, la de la Marina o Carlos Canseco, la Sábalo- Cerritos, la Cristóbal Colón y la que recientemente se construyó en la avenida Delfín.

La voz de la comunidad ciclista

El IMPLAN participa cada mes en una rodada urbana con el colectivo Rueda Verde, que promueve el uso de la bicicleta como medio de transporte sustentable, en las que al final de los recorridos se hace una evaluación de estos, con la información recopilada a través de los participantes se deducen las siguientes conclusiones preliminares:

Se requiere que los diseños de las ciclovías y de la infraestructura ciclista en general se apeguen a los lineamientos internacionales, de forma que los usuarios tengan mayor seguridad al hacer uso de ellas y realmente exista un impulso para la movilidad no motorizada.

Es necesario que exista una interconexión entre la red de infraestructura ciclista, ya que el construir ciclovías aisladas tienen un beneficio limitado.

La infraestructura ciclista no solo tiene que ver con las ciclovías como tal, sino también con lo que hay a su alrededor. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

Prácticamente, todas las ciclovías están en esta condición, desconectadas, no llevan a ningún lado, están truncas y los usuarios deben improvisar caminos para llegar a sus destinos, ya sea incorporándose al carril de circulación o por la banqueta.

Otra de las necesidades de esta comunidad es continuar desarrollando acciones y estrategias encaminadas a mejorar la educación vial de la población en general, pues la mayor parte de los vehículos no respeta a los ciclistas al hacer uso de las calles.

La infraestructura ciclista no solo tiene que ver con las ciclovías como tal, sino también con lo que hay a su alrededor como el equipamiento urbano y la arborización.

En estas rodadas también se ha coincido en que las calles de la ciudad presentan deficiencias que afectan la seguridad y el confort de los ciclistas como son la presencia de baches, rejillas con diseño poco amigable, falta de iluminación por las noches, autos mal estacionados, falta de señalamiento y la falta de arbolado.

El pasado 31 de marzo se inauguró la avenida Delfín, la cual tuvo una inversión de 160 millones de pesos por parte de la federación, este tramo va desde la avenida del Atlántico hasta el fraccionamiento Chulavista. Consta de seis carriles de concreto hidráulico, banquetas, un camellón central y una ciclovía trazada en medio de este.

El detalle es que el embellecimiento del camellón central se dejó a medias y la ciclovía parece una simple plancha de concreto puesta sobre un predio que sólo fue desmontado por la falta de arborización, también carece de señalamiento vial y como todas las demás está trunca.

Existen vialidades en toda la ciudad con el potencial para construir infraestructura ciclista adecuada. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

¿Qué se puede hacer?

El instituto señala que existen vialidades en toda la ciudad con el potencial para construir infraestructura ciclista adecuada conforme a los lineamientos del diseño de calle completa.

El impulso para la construcción de esta infraestructura debe ser enfocado a que las personas usen bicicleta como medio de transporte y no solamente como una actividad recreativa.

Sin presupuesto

A la dirección de Obras Públicas se le envió una solicitud requiriendo el número de ciclovías proyectadas a construirse este año en el puerto y la respuesta fue: "La dirección de Obras Públicas no cuenta con la información solicitada, ya que dichos proyectos y obras serán realizadas por el Instituto Municipal de Planeación".

La misma solicitud se mandó a la Secretaría de Obras Públicas del Estado y la contestación dice lo siguiente: "Realizaron una búsqueda exhaustiva, diligente y razonable en los archivos físico y electrónicos que resguarda no encontrando documentos relacionados con el número de ciclovías a construirse en el 2023 en el municipio de Mazatlán".

Al revisar el Programa Anual de Obras Públicas municipal de constató que no viene presupuestado ningún proyecto de ciclovía para este año, solo se consideran obras de mantenimiento urbano con una partida de 20 millones de pesos, donde se incluyen trabajos de señalamiento y mejoramiento viales, entre otras, pero sin definir una subpartida.

Lo que sí sé presupuestó fue un recurso de 4 millones para echar andar el carril preferencial de transporte urbano.

Ciclovías

- Avenida Óscar Pérez Escobosa: 5,780 metros de longitud

- Avenida Sábalo-Cerritos: 4,340 metros de longitud

- Avenida Del Mar: 4,120 metros de longitud

- Avenida Rafael Buelna: 2,815 metros de longitud

- Avenida Delfín: 1, 960 metros de longitud

- Avenida de la Marina/Carlos Canseco: 1,675 metros de longitud

- Avenida Ordaz Coppel: 935 metros de longitud

- Parque Kilómetro Cero: 570 metros de longitud

- Avenida Cristóbal Colón: 400 metros de longitud

Ciclo carril

- Avenida Del Mar-Paseo Claussen: 1,995 metros de longitud

- Avenida Camarón-Sábalo 590 metros de longitud

Carril bus-bici

- Avenida Camarón-Sábalo: 3,215 metros de longitud

Carril compartido

- Avenida Gutiérrez Nájera: 1,160 metros de longitud

Dato

29.5 kilómetros de ciclovías en sus diferentes tipos se tienen en el puerto de Mazatlán, aunque no existe interconexión entre ellas.

Mazatlán, Sin.- Hasta el momento todas las acciones que se han considerado para solucionar el problema de la movilidad urbana en el puerto de Mazatlán tienen que ver con proyectos que benefician o priorizan a los vehículos automotores, aunque en la jerarquía de movilidad quienes tienen mayor prioridad son los peatones y ciclistas.

Otras alternativas de movilidad, sustentables, que garanticen el desplazamiento de personas y mercancías de una manera eficiente y segura como la no motorizada, han pasado a segundo plano.

También puedes leer: Dan “manita de gato” a ciclovía del Malecón de Mazatlán

Autoridades estatales y municipales han anunciado los recursos millonarios que se van a invertir para construir puentes vehiculares a desnivel, mientras que desde hace dos años no se construye una ciclovía en la ciudad.

Infraestructura ciclista

Las ciclovías son una herramienta para promover el uso de la bicicleta como modo de transporte, siendo una alternativa para reducir el uso del automóvil de manera puntual.

Algunos de los beneficios de la movilidad en bicicleta son reducir la contaminación ambiental atmosférica, sonora y visual, contribuir a la salud pública al aumentar la actividad física de las personas, desalentar el uso masivo del automóvil mediante la democratización del espacio público, disminuir las muertes por siniestros viales y mejorar los tiempos de traslado.

El Instituto Municipal de Planeación, a través de una solicitud de acceso a la información hecha por El Sol de Mazatlán, reconoció que la infraestructura ciclista construida recientemente en la ciudad se encuentra en condiciones aceptables; sin embargo, de manera general, hace falta mantenimiento en el tema de señalamiento horizontal y vertical.

Esto se puede observar sobre todo en aquellos sistemas de ciclovía de tipo carril bus-bici (carril compartido confinado y exclusivo para la operación de transporte público y personas usuarias de vehículos no motorizados) y que de acuerdo al IMPLAN opera en avenida Camarón- Sábalo, y en el carril compartido (carril derecho en las calles señalado con un triángulo que da prioridad al tránsito ciclista pero otros vehículos también pueden circular en él), por ejemplo el de la avenida Gutiérrez Nájera.

Hace dos años no se construye una ciclovía en la ciudad. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán


La realidad es que con o sin señalamientos viales, poco o nada son respetados por los automovilistas.

También se indicó que este tipo de infraestructura debe ser diseñada en relación a las características particulares de la vía pública sobre la que se plantea el proyecto, aunque como regla general se considera que las ciclovías construidas sobre el camellón de la vialidad son inseguras ya que para hacer uso de ella se pone en situación de riesgo al propio ciclista en las intersecciones.

En este estado se encuentran la ciclovía de la avenida Óscar Pérez Escobosa o Parque Lineal, la de la avenida Rafael Buelna, la de la Marina o Carlos Canseco, la Sábalo- Cerritos, la Cristóbal Colón y la que recientemente se construyó en la avenida Delfín.

La voz de la comunidad ciclista

El IMPLAN participa cada mes en una rodada urbana con el colectivo Rueda Verde, que promueve el uso de la bicicleta como medio de transporte sustentable, en las que al final de los recorridos se hace una evaluación de estos, con la información recopilada a través de los participantes se deducen las siguientes conclusiones preliminares:

Se requiere que los diseños de las ciclovías y de la infraestructura ciclista en general se apeguen a los lineamientos internacionales, de forma que los usuarios tengan mayor seguridad al hacer uso de ellas y realmente exista un impulso para la movilidad no motorizada.

Es necesario que exista una interconexión entre la red de infraestructura ciclista, ya que el construir ciclovías aisladas tienen un beneficio limitado.

La infraestructura ciclista no solo tiene que ver con las ciclovías como tal, sino también con lo que hay a su alrededor. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

Prácticamente, todas las ciclovías están en esta condición, desconectadas, no llevan a ningún lado, están truncas y los usuarios deben improvisar caminos para llegar a sus destinos, ya sea incorporándose al carril de circulación o por la banqueta.

Otra de las necesidades de esta comunidad es continuar desarrollando acciones y estrategias encaminadas a mejorar la educación vial de la población en general, pues la mayor parte de los vehículos no respeta a los ciclistas al hacer uso de las calles.

La infraestructura ciclista no solo tiene que ver con las ciclovías como tal, sino también con lo que hay a su alrededor como el equipamiento urbano y la arborización.

En estas rodadas también se ha coincido en que las calles de la ciudad presentan deficiencias que afectan la seguridad y el confort de los ciclistas como son la presencia de baches, rejillas con diseño poco amigable, falta de iluminación por las noches, autos mal estacionados, falta de señalamiento y la falta de arbolado.

El pasado 31 de marzo se inauguró la avenida Delfín, la cual tuvo una inversión de 160 millones de pesos por parte de la federación, este tramo va desde la avenida del Atlántico hasta el fraccionamiento Chulavista. Consta de seis carriles de concreto hidráulico, banquetas, un camellón central y una ciclovía trazada en medio de este.

El detalle es que el embellecimiento del camellón central se dejó a medias y la ciclovía parece una simple plancha de concreto puesta sobre un predio que sólo fue desmontado por la falta de arborización, también carece de señalamiento vial y como todas las demás está trunca.

Existen vialidades en toda la ciudad con el potencial para construir infraestructura ciclista adecuada. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

¿Qué se puede hacer?

El instituto señala que existen vialidades en toda la ciudad con el potencial para construir infraestructura ciclista adecuada conforme a los lineamientos del diseño de calle completa.

El impulso para la construcción de esta infraestructura debe ser enfocado a que las personas usen bicicleta como medio de transporte y no solamente como una actividad recreativa.

Sin presupuesto

A la dirección de Obras Públicas se le envió una solicitud requiriendo el número de ciclovías proyectadas a construirse este año en el puerto y la respuesta fue: "La dirección de Obras Públicas no cuenta con la información solicitada, ya que dichos proyectos y obras serán realizadas por el Instituto Municipal de Planeación".

La misma solicitud se mandó a la Secretaría de Obras Públicas del Estado y la contestación dice lo siguiente: "Realizaron una búsqueda exhaustiva, diligente y razonable en los archivos físico y electrónicos que resguarda no encontrando documentos relacionados con el número de ciclovías a construirse en el 2023 en el municipio de Mazatlán".

Al revisar el Programa Anual de Obras Públicas municipal de constató que no viene presupuestado ningún proyecto de ciclovía para este año, solo se consideran obras de mantenimiento urbano con una partida de 20 millones de pesos, donde se incluyen trabajos de señalamiento y mejoramiento viales, entre otras, pero sin definir una subpartida.

Lo que sí sé presupuestó fue un recurso de 4 millones para echar andar el carril preferencial de transporte urbano.

Ciclovías

- Avenida Óscar Pérez Escobosa: 5,780 metros de longitud

- Avenida Sábalo-Cerritos: 4,340 metros de longitud

- Avenida Del Mar: 4,120 metros de longitud

- Avenida Rafael Buelna: 2,815 metros de longitud

- Avenida Delfín: 1, 960 metros de longitud

- Avenida de la Marina/Carlos Canseco: 1,675 metros de longitud

- Avenida Ordaz Coppel: 935 metros de longitud

- Parque Kilómetro Cero: 570 metros de longitud

- Avenida Cristóbal Colón: 400 metros de longitud

Ciclo carril

- Avenida Del Mar-Paseo Claussen: 1,995 metros de longitud

- Avenida Camarón-Sábalo 590 metros de longitud

Carril bus-bici

- Avenida Camarón-Sábalo: 3,215 metros de longitud

Carril compartido

- Avenida Gutiérrez Nájera: 1,160 metros de longitud

Dato

29.5 kilómetros de ciclovías en sus diferentes tipos se tienen en el puerto de Mazatlán, aunque no existe interconexión entre ellas.

Local

Alianza de Camiones colabora con autoridades para esclarecer accidente

Hace una semana un chófer de la Alianza se vio involucrado en un accidente de tránsito donde falleció una estudiante de la UAS

Local

Ejidatarios exigen "pago justo" ante daños por el canal de la Santa María

Los inconformes piden que se realice un avalúo justo por sus tierras y árboles frutales

Cultura

Inician actividades de la FELIUAS 2024 en Mazatlán

La periodista y escritora Georgina Martínez presentó este martes su libro “El Rayo Verde de Olas Altas”

Local

UAS pondrá a disposición más de 15 mil fichas de preinscripción

Estas fichas serán para aspirantes a bachillerato y nivel superior y la plataforma estará abierta a partir de las 8 de la mañana del lunes 29 y cerrará a las 8 de la noche

Deportes

Mazatlán Femenil quiere cerrar el torneo con dignidad y seguir sumando triunfos

Después de varios torneos en los últimos lugares, este Clausura 2024 el equipo ha tenido mejoría

Local

Palaperos no han tenido afectaciones por mar de fondo en Mazatlán

El dirigente de la Unión de Palaperos señaló que sí hay más oleaje, pero que no es tan elevado en la zona en la que se encuentran