/ sábado 2 de noviembre de 2019

Celebran en Mazatlán con la flor de muerto: tradición del 2 de noviembre

Desde hace 12 años, Cecilia y su mamá traen el cempasúchil desde el Estado de México, para adornar los cementerios de Mazatlán

Mazatlán, Sin.- Días antes de la celebración de Día de Muertos, Mazatlán se ilumina con el color naranja de una flor, que ya es una tradición que se expenda en diferentes puntos de la ciudad, para adornar las tumbas de quienes se adelantaron a la vida eterna y que son recordados cada 2 de noviembre.

El cempasúchil, también conocido como “flor de muerto”, puede ser encontrado en centros comerciales, viveros y extensos predios, que en esta época del año son muy frecuentados.

En ramos o macetas, los “bombones” naranjas no sólo son adquiridos para conmemorar a los fieles difuntos, también lo utiliza la gente para adornar sus hogares.

Al puerto arriban cempasúchil de dos diferentes puntos del país, uno proveniente del estado de Durango y otro de la Ciudad de México, cuyo clima fresco es el ideal para el desarrollo de esta delicada flor.

SIGUE LA TRADICIÓN

Cecilia Alvarado Carrillo recorrió mil 31.5 kilómetros para llegar al puerto, alrededor de 12 horas, para continuar con una tradición que desde hace 12 años trae a la ciudad.

Proveniente del Estado de México, la joven mujer se hace acompañar de su mamá, para vender por una corta temporada una de las flores que mas demanda tiene en los primeros días de noviembre.

San Lorenzo Tlacotepec, municipio de Atlacomulco, es el poblado donde tiene su hogar y es precisamente ahí donde se desarrollan las miles de flores que hoy en día se venden en el municipio.

En forma lineal, lo tupido y el colorido de la flor llama poderosamente la atención de las personas que se acercan a su puesto, que se encuentra a un costado de la avenida Rafael Buelna.

TODO UN PROCESO

El crecimiento de la “flor de muerto” lleva todo un proceso, que inicia desde que se coloca la semilla en la pequeña maceta, donde permanecerá hasta 3 meses, para tener una altura considerable.

Durante todo ese tiempo, comenta, tienen mucho cuidado en su atención, ya que se trata de una planta que es muy delicada, a la que están casi encima de ella para que no le pase nada.

“Es preciso darle un buen cuidado, pues hay que separar las plantas en su momento, así como hay que tener que podarlas de manera constante, y pues la verdad es un proceso muy delicado”.

La comerciante indicó que en la poda hay que tener mucho cuidado, porque su tronco es muy frágil y cualquier movimiento brusco puede hacer que quiebre y se pierda una planta.


DIVERSOS COLORES

En la producción de cempasúchil, comenta, no sólo se concentra lo que es la flor de color naranja, ya que hay otras tonalidades que son muy demandadas por la población.

Aunque un 80% de los consumidores prefieren el producto tradicional, el resto busca la flor de muerto en colores amarillo y la conocida como limonada, aunque existen otras variedades.

Portales de Internet indican que en el mundo hay al menos 30 diferentes tipos de cempasúchil, entre los que destaca el color naranja y otros que presentan algún tipo de matiz, que las hace atractiva a la vista.

Precisamente, dicha variedad también hace que sea conocida como cempasochi, cempoal, flor de cempoal, flor de difunto, clavel chino o clavelón de la India y flor de niño, entre otros.

PRODUCCIÓN Y COSTOS

De acuerdo al portal Inforural, es el estado de Puebla quien produce el 76% de la producción nacional de cempasúchil, a través del poblado de Atlixco, que en el 2018 produjo 6 mil 499 toneladas de flor.

En segundo lugar se encuentra Hidalgo, con una producción de 5.7%, seguido del estado de Guerrero con un 5%, San Luis Potosí con el 3.9%y Tlaxcala con el 3.1%.

La Sagarpa en ese entonces indicó que el precio por parcela osciló en los 2 mil 900 pesos y 3 mil 300 pesos por tonelada, costos que dependían de acuerdo a la calidad y fecha de ventas.

Al respecto, Cecilia comenta que una maceta al público tiene un costo de 35 pesos, aunque también pueden aprovechar la oferta de temporada que es de 3 por 100 pesos.

BUENA DEMANDA

A escasos cinco días de establecerse en el puerto, la comerciante asegura que ha habido buena respuesta por parte de la gente que gusta de tener la flor de muerto durante los primeros días de noviembre.

“Ahorita hemos visto que sí se ha vendido, las personas vienen y se llevan desde una e inclusive hasta cinco macetas, aunque hay otros que preguntan precios y aseguran que volverán”.

El producto expendido, comenta, tiene una gran variedad de usos, no obstante que un 70% lo adquiere para llevarlo como ofrenda a los camposantos el 1 y 2 de noviembre.

El 30% restante, señala, es utilizado para adornar los hogares, para formar parte de algún altar o porque les pidieron flores para una actividad en la escuela de sus hijos.

Cecilia reconoce que a Mazatlán el cempasúchil llegó un poco tarde en comparación a otros años, pese a que es uno o dos días antes de la celebración en las que registran una mayor demanda.

La tardanza tuvo que ver con el clima que hay en el municipio, ya que por tratarse de una flor muy delicada, el calor la afecta si no se toman las medidas necesarias para hacer que se mantenga.

“El clima estaba aquí un poco difícil, además del camino también estaba un poco difícil para poder llegar hasta acá, por lo que buscamos que la flor no se maltrate en su trayecto”.

El buen estado de la planta, asegura, es lo que hace que llame la atención de la gente, que no duda en comprarla, ya que su intenso color hace que de una u otra forma volteen a verla.

DÍAS DE TRADICIÓN

A la vendedora de flores le da nostalgia pasar el Día de Muertos en el puerto, alejada de su familia, ya que es una fecha que esperan las personas para recordar a sus seres queridos.

“Para mí, son días de mucha tradición, de muchos años, en la que esperamos a los muertos de la mejor manera al recibirlos con mucha luz, y que más que con la flor de cempasúchil”.

Según sus ancestros, señala, es necesario poner pétalos de esa flor de la casa al panteón, lo cual quiere decir que se guía a los fallecidos a los hogares que algún día habitaron.

Entre lo naranja del cempasúchil, Cecilia espera pasen estos días, los últimos de octubre y los primeros de noviembre, para continuar con la venta de sus flores de temporada, pero ahora con el rojo intenso de la nochebuena, que no tarda en llegar a Mazatlán.

DATOS

12 años es el tiempo que Cecilia y su mamá llevan con la venta de flores de cempasúchil en Mazatlán.

35 pesos es el costo de una maceta con flor de cempasúchil.

TARDANZA

La flor de cempasúchil llegó tarde este año a Mazatlán, debido a las altas temperaturas que se registran en el municipio.



Lee más Aquí

Mazatlán, Sin.- Días antes de la celebración de Día de Muertos, Mazatlán se ilumina con el color naranja de una flor, que ya es una tradición que se expenda en diferentes puntos de la ciudad, para adornar las tumbas de quienes se adelantaron a la vida eterna y que son recordados cada 2 de noviembre.

El cempasúchil, también conocido como “flor de muerto”, puede ser encontrado en centros comerciales, viveros y extensos predios, que en esta época del año son muy frecuentados.

En ramos o macetas, los “bombones” naranjas no sólo son adquiridos para conmemorar a los fieles difuntos, también lo utiliza la gente para adornar sus hogares.

Al puerto arriban cempasúchil de dos diferentes puntos del país, uno proveniente del estado de Durango y otro de la Ciudad de México, cuyo clima fresco es el ideal para el desarrollo de esta delicada flor.

SIGUE LA TRADICIÓN

Cecilia Alvarado Carrillo recorrió mil 31.5 kilómetros para llegar al puerto, alrededor de 12 horas, para continuar con una tradición que desde hace 12 años trae a la ciudad.

Proveniente del Estado de México, la joven mujer se hace acompañar de su mamá, para vender por una corta temporada una de las flores que mas demanda tiene en los primeros días de noviembre.

San Lorenzo Tlacotepec, municipio de Atlacomulco, es el poblado donde tiene su hogar y es precisamente ahí donde se desarrollan las miles de flores que hoy en día se venden en el municipio.

En forma lineal, lo tupido y el colorido de la flor llama poderosamente la atención de las personas que se acercan a su puesto, que se encuentra a un costado de la avenida Rafael Buelna.

TODO UN PROCESO

El crecimiento de la “flor de muerto” lleva todo un proceso, que inicia desde que se coloca la semilla en la pequeña maceta, donde permanecerá hasta 3 meses, para tener una altura considerable.

Durante todo ese tiempo, comenta, tienen mucho cuidado en su atención, ya que se trata de una planta que es muy delicada, a la que están casi encima de ella para que no le pase nada.

“Es preciso darle un buen cuidado, pues hay que separar las plantas en su momento, así como hay que tener que podarlas de manera constante, y pues la verdad es un proceso muy delicado”.

La comerciante indicó que en la poda hay que tener mucho cuidado, porque su tronco es muy frágil y cualquier movimiento brusco puede hacer que quiebre y se pierda una planta.


DIVERSOS COLORES

En la producción de cempasúchil, comenta, no sólo se concentra lo que es la flor de color naranja, ya que hay otras tonalidades que son muy demandadas por la población.

Aunque un 80% de los consumidores prefieren el producto tradicional, el resto busca la flor de muerto en colores amarillo y la conocida como limonada, aunque existen otras variedades.

Portales de Internet indican que en el mundo hay al menos 30 diferentes tipos de cempasúchil, entre los que destaca el color naranja y otros que presentan algún tipo de matiz, que las hace atractiva a la vista.

Precisamente, dicha variedad también hace que sea conocida como cempasochi, cempoal, flor de cempoal, flor de difunto, clavel chino o clavelón de la India y flor de niño, entre otros.

PRODUCCIÓN Y COSTOS

De acuerdo al portal Inforural, es el estado de Puebla quien produce el 76% de la producción nacional de cempasúchil, a través del poblado de Atlixco, que en el 2018 produjo 6 mil 499 toneladas de flor.

En segundo lugar se encuentra Hidalgo, con una producción de 5.7%, seguido del estado de Guerrero con un 5%, San Luis Potosí con el 3.9%y Tlaxcala con el 3.1%.

La Sagarpa en ese entonces indicó que el precio por parcela osciló en los 2 mil 900 pesos y 3 mil 300 pesos por tonelada, costos que dependían de acuerdo a la calidad y fecha de ventas.

Al respecto, Cecilia comenta que una maceta al público tiene un costo de 35 pesos, aunque también pueden aprovechar la oferta de temporada que es de 3 por 100 pesos.

BUENA DEMANDA

A escasos cinco días de establecerse en el puerto, la comerciante asegura que ha habido buena respuesta por parte de la gente que gusta de tener la flor de muerto durante los primeros días de noviembre.

“Ahorita hemos visto que sí se ha vendido, las personas vienen y se llevan desde una e inclusive hasta cinco macetas, aunque hay otros que preguntan precios y aseguran que volverán”.

El producto expendido, comenta, tiene una gran variedad de usos, no obstante que un 70% lo adquiere para llevarlo como ofrenda a los camposantos el 1 y 2 de noviembre.

El 30% restante, señala, es utilizado para adornar los hogares, para formar parte de algún altar o porque les pidieron flores para una actividad en la escuela de sus hijos.

Cecilia reconoce que a Mazatlán el cempasúchil llegó un poco tarde en comparación a otros años, pese a que es uno o dos días antes de la celebración en las que registran una mayor demanda.

La tardanza tuvo que ver con el clima que hay en el municipio, ya que por tratarse de una flor muy delicada, el calor la afecta si no se toman las medidas necesarias para hacer que se mantenga.

“El clima estaba aquí un poco difícil, además del camino también estaba un poco difícil para poder llegar hasta acá, por lo que buscamos que la flor no se maltrate en su trayecto”.

El buen estado de la planta, asegura, es lo que hace que llame la atención de la gente, que no duda en comprarla, ya que su intenso color hace que de una u otra forma volteen a verla.

DÍAS DE TRADICIÓN

A la vendedora de flores le da nostalgia pasar el Día de Muertos en el puerto, alejada de su familia, ya que es una fecha que esperan las personas para recordar a sus seres queridos.

“Para mí, son días de mucha tradición, de muchos años, en la que esperamos a los muertos de la mejor manera al recibirlos con mucha luz, y que más que con la flor de cempasúchil”.

Según sus ancestros, señala, es necesario poner pétalos de esa flor de la casa al panteón, lo cual quiere decir que se guía a los fallecidos a los hogares que algún día habitaron.

Entre lo naranja del cempasúchil, Cecilia espera pasen estos días, los últimos de octubre y los primeros de noviembre, para continuar con la venta de sus flores de temporada, pero ahora con el rojo intenso de la nochebuena, que no tarda en llegar a Mazatlán.

DATOS

12 años es el tiempo que Cecilia y su mamá llevan con la venta de flores de cempasúchil en Mazatlán.

35 pesos es el costo de una maceta con flor de cempasúchil.

TARDANZA

La flor de cempasúchil llegó tarde este año a Mazatlán, debido a las altas temperaturas que se registran en el municipio.



Lee más Aquí

Local

Detendrán a quien se abstenga de abandonar áreas de bañistas

Son 22 los tritones del Escuadrón de Salvamento Acuático los que están al pendiente de la vigilancia de las playas del puerto

Local

Traslados a la Isla de la Piedra continúa con normalidad

Aunque no hay turistas, el transporte en lancha sigue funcionando con locales

Local

Entregan 145 despensas a pescadores en Mazatlán

Los alimentos y artículos de impides fueron donados el módulo que instaló la secretaria de Pesca: Francisco Castillo

Local

Aumenta a cinco el número de muertes en Sinaloa por Covid-19

Este viernes se sumaron 14 casos nuevos, de los cuales 12 son de Culiacán y dos de Salvador Alvarado

Sociedad

López-Gatell a favor de que ciudadanía use mascarillas caseras

Puede ser un elemento auxiliar de la prevención pero llamó a no comprar de mascarillas especializadas para profesionales de la salud

Local

Solicitan apoyo municipal 2 mil 700 personas

Con estos apoyos se busca mitigar la mala situación que están viviendo miles de familias del puerto

Local

En el Hospital General de Culiacán, construyen área para pacientes Covid-19

El nuevo pabellón podrá atender exclusivamente a personas que lleguen contagiadas del coronavirus

Local

Mas 20 mil familias dependen de la hotelería en Mazatlán

El director de la AHyTM reveló que el 70% de los trabajadores reciben gran parte de sus ingresos de las propinas