/ sábado 18 de enero de 2020

Jorge Echeagaray, el tenor fanático de la lucha libre

El mazatleco posee una colección de más de 300 máscaras y 500 figuras de acción de los luchadores

Mazatlán. - Para Jorge Echeagaray la lucha libre es sinónimo de pasión, desde niño veía los cuadriláteros, a los luchadores, y se emocionaba, quería estar inmerso en ese mundo lleno de magia, energía y misticismo. Y poco a poco lo ha conseguido, aunque no como practicante del deporte, sí como coleccionista, ya que posee más de 300 máscaras y 500 figuras de acción de luchadores que bien pueden formar parte de un museo.

Su otra gran pasión es la ópera, después de destacar en varios concursos a nivel local y estatal, comenzó una carrera en el mundo de la música con la cual dejó una huella importante.

Al combinar sus dos pasiones fue como nació su apodo: “El tenor Enmascarado”. A la música se dedica profesionalmente, pero la lucha libre la lleva en el alma.

Cuando era niño fui a ver al Perro Aguayo, tenía yo dos años, ahí en la vieja Germán Évers, y me enamoré completamente del deporte, hoy ya casi voy a cumplir 29, siento que llevo la lucha libre en la sangre.

Echeagaray

Hace muchos años, Jorge tuvo una pequeña incursión en el deporte, al ir a entrenar al ring de los Hermanos Martínez, ahí en la Germán Évers, pero un solo entrenamiento fue suficiente para que decidiera ver su deporte favorito desde otro lado de las cuerdas.

La colección de Jorge Echeagaray es digna de una exposición en un museo. Foto: Jesús Guzmán I El Sol de Mazatlán

A mí me llamó mucho la atención todo lo que engloba la lucha libre, los gritos, cómo se visten los personajes, las máscaras, la presentación que tiene cada luchador, cómo se mete el público con los luchadores. Fue algo que me amarró desde un principio.

Echeagaray

Tras su fallo como luchador, en el 2007 comenzó con su colección de mascarás, que a la fecha es algo impresionante.


Yo comencé con esto, así como muchos, compras una máscara afuera de la arena y después, dos, tres, cuatro y así se va juntando, cuando menos pensaba ya tenía tres repisas con 30 tapas.

Echeagaray

Su primera máscara fue una del amo de los ocho ángulos, Octagón, que en aquel entonces las vendían con una capa, como si fueran súper héroes. Cuando era niño se la ponía y jugaba a las luchas con sus amigos. La que comenzó su colección fue una de Volador Jr. y de los Phsyco Circus.

Entre más repisas ponía en su casa, era más la necesidad de que su colección creciera. Y no solo las máscaras serían su pasión, sino también los monitos de acción de los luchadores.

Comencé a comprarlos porque los encontraba en oferta y fue tanto mi gusto que comencé a fabricarlos, para tener más luchadores.

Echeagaray

A pesar de tener esa gran colección de máscaras, el clima que se tiene en Mazatlán ha hecho que se deshagan, por la humedad, algunas se le han dañado severamente, hasta las ha tenido que cambiar por otras nuevas.

Una de las máscaras a la que le tiene mucho aprecio, por su valor sentimental, es la de Rey Misterio Jr. debido a la complejidad de conseguir una máscara de él, por la figura que representa el luchador de San Diego, forjado en Tijuana.


Tener una máscara firmada por él es algo que no te imaginas, yo lo conocí en Culiacán y luego en Mazatlán, cuando el salió de WWE, el conseguir esa firma fue algo que batallé mucho para lograrlo, un Rey Misterio no es muy fácil que te firmé.

Echeagaray

Su colección ha hecho que viaje por todo México para conseguir máscaras, autógrafos y además, disfrutar de la lucha libre.

He conocido muchas arenas de lucha, la Naucalpan, la Coliseo de Guadalajara, pero pisar la Arena México es una gran experiencia, sea un martes, un miércoles o un domingo, hueles a la lucha libre.

Echeagaray

Su pasión por el canto y su calidad como tenor lo han llevado a presentarse en algunas arenas de México, además ha narrado muchas peleas.

A mí, por más que vea lucha, jamás me cansará, siempre veré algo nuevo en la lucha que me dejará impactado.

Echeagaray

Las muertes de Mr. Niebla y La Parka, ocurrida en las últimas semanas, han impactado a los fanáticos de este deporte, incluido “El Tenor Enmascarado”.

Ese personaje de Mr. Niebla era único, va a pasar mucho tiempo para que vuelva a surgir otro, era un hombre que nomás sonaba su cumbia en la Arena México, el público se volvía loco, yo lo vi en vivo, la gente brincaba, se emocionaba por tocarlo y por eso me atrapó el personaje, tengo 10 máscaras de él, además del sombrero con el que salía, alcancías y muñecos de acción. Él ha sido mi último gran ídolo.

Echeagaray


Él es un fanático de la lucha libre, ha sido extraordinario para Jorge, le abrió las puertas para escribir en la revista Súper Luchas, hasta anunciar una cartelera, pero con lo que se queda es con el cariño y el aprecio que le tienen los luchadores. Entre la ópera y la lucha libre, “El Tenor Enmascarado” seguirá su camino por la vida.

DATOS

2007, año en el que comenzó con su colección.

300 máscaras.

500 figuras de acción de luchadores.

29 años de edad tiene Jorge Echegaray.


Lee más aquí

Mazatlán. - Para Jorge Echeagaray la lucha libre es sinónimo de pasión, desde niño veía los cuadriláteros, a los luchadores, y se emocionaba, quería estar inmerso en ese mundo lleno de magia, energía y misticismo. Y poco a poco lo ha conseguido, aunque no como practicante del deporte, sí como coleccionista, ya que posee más de 300 máscaras y 500 figuras de acción de luchadores que bien pueden formar parte de un museo.

Su otra gran pasión es la ópera, después de destacar en varios concursos a nivel local y estatal, comenzó una carrera en el mundo de la música con la cual dejó una huella importante.

Al combinar sus dos pasiones fue como nació su apodo: “El tenor Enmascarado”. A la música se dedica profesionalmente, pero la lucha libre la lleva en el alma.

Cuando era niño fui a ver al Perro Aguayo, tenía yo dos años, ahí en la vieja Germán Évers, y me enamoré completamente del deporte, hoy ya casi voy a cumplir 29, siento que llevo la lucha libre en la sangre.

Echeagaray

Hace muchos años, Jorge tuvo una pequeña incursión en el deporte, al ir a entrenar al ring de los Hermanos Martínez, ahí en la Germán Évers, pero un solo entrenamiento fue suficiente para que decidiera ver su deporte favorito desde otro lado de las cuerdas.

La colección de Jorge Echeagaray es digna de una exposición en un museo. Foto: Jesús Guzmán I El Sol de Mazatlán

A mí me llamó mucho la atención todo lo que engloba la lucha libre, los gritos, cómo se visten los personajes, las máscaras, la presentación que tiene cada luchador, cómo se mete el público con los luchadores. Fue algo que me amarró desde un principio.

Echeagaray

Tras su fallo como luchador, en el 2007 comenzó con su colección de mascarás, que a la fecha es algo impresionante.


Yo comencé con esto, así como muchos, compras una máscara afuera de la arena y después, dos, tres, cuatro y así se va juntando, cuando menos pensaba ya tenía tres repisas con 30 tapas.

Echeagaray

Su primera máscara fue una del amo de los ocho ángulos, Octagón, que en aquel entonces las vendían con una capa, como si fueran súper héroes. Cuando era niño se la ponía y jugaba a las luchas con sus amigos. La que comenzó su colección fue una de Volador Jr. y de los Phsyco Circus.

Entre más repisas ponía en su casa, era más la necesidad de que su colección creciera. Y no solo las máscaras serían su pasión, sino también los monitos de acción de los luchadores.

Comencé a comprarlos porque los encontraba en oferta y fue tanto mi gusto que comencé a fabricarlos, para tener más luchadores.

Echeagaray

A pesar de tener esa gran colección de máscaras, el clima que se tiene en Mazatlán ha hecho que se deshagan, por la humedad, algunas se le han dañado severamente, hasta las ha tenido que cambiar por otras nuevas.

Una de las máscaras a la que le tiene mucho aprecio, por su valor sentimental, es la de Rey Misterio Jr. debido a la complejidad de conseguir una máscara de él, por la figura que representa el luchador de San Diego, forjado en Tijuana.


Tener una máscara firmada por él es algo que no te imaginas, yo lo conocí en Culiacán y luego en Mazatlán, cuando el salió de WWE, el conseguir esa firma fue algo que batallé mucho para lograrlo, un Rey Misterio no es muy fácil que te firmé.

Echeagaray

Su colección ha hecho que viaje por todo México para conseguir máscaras, autógrafos y además, disfrutar de la lucha libre.

He conocido muchas arenas de lucha, la Naucalpan, la Coliseo de Guadalajara, pero pisar la Arena México es una gran experiencia, sea un martes, un miércoles o un domingo, hueles a la lucha libre.

Echeagaray

Su pasión por el canto y su calidad como tenor lo han llevado a presentarse en algunas arenas de México, además ha narrado muchas peleas.

A mí, por más que vea lucha, jamás me cansará, siempre veré algo nuevo en la lucha que me dejará impactado.

Echeagaray

Las muertes de Mr. Niebla y La Parka, ocurrida en las últimas semanas, han impactado a los fanáticos de este deporte, incluido “El Tenor Enmascarado”.

Ese personaje de Mr. Niebla era único, va a pasar mucho tiempo para que vuelva a surgir otro, era un hombre que nomás sonaba su cumbia en la Arena México, el público se volvía loco, yo lo vi en vivo, la gente brincaba, se emocionaba por tocarlo y por eso me atrapó el personaje, tengo 10 máscaras de él, además del sombrero con el que salía, alcancías y muñecos de acción. Él ha sido mi último gran ídolo.

Echeagaray


Él es un fanático de la lucha libre, ha sido extraordinario para Jorge, le abrió las puertas para escribir en la revista Súper Luchas, hasta anunciar una cartelera, pero con lo que se queda es con el cariño y el aprecio que le tienen los luchadores. Entre la ópera y la lucha libre, “El Tenor Enmascarado” seguirá su camino por la vida.

DATOS

2007, año en el que comenzó con su colección.

300 máscaras.

500 figuras de acción de luchadores.

29 años de edad tiene Jorge Echegaray.


Lee más aquí

Gossip

¡Qué conciertazo fue el de Pepe Aguilar!

La presentación del oriundo de Zacatecas salvó la velada de la coronación de la Reina de Los Juegos Florales

Local

Tiene doña Martha una vida llena de ‘malabares’

A sus 66 años de edad, pide apoyo para sostener a su familia, vestida de payasita en cruceros

Local

Historias de Bomberos que ‘calan’ en la memoria

Entre incendios y accidentes, el comandante Edgar Peinado ha sido testigo de sucesos que lo han marcado en sus dos décadas como miembro de la corporación

Círculos

Le dan "chicharrón" al coronavirus

Por ser una enfermedad que ha ocasionado mucho daño, los Bolcheviques decidieron prenderle fuego en la quema del mal humor

Círculos

¡Libia porta en sus sienes la corona!

La bella Reina del Carnaval Internacional de Mazatlán entrega a la familia el quinto título real

Local

Dignora Valdez López, una policía en resistencia

La agente municipal y activista de Ahome continúa firme en su labor pese a las trabas que los mandos de su institución le han puesto

Local

Tiene doña Martha una vida llena de ‘malabares’

A sus 66 años de edad, pide apoyo para sostener a su familia, vestida de payasita en cruceros

Local

Se mantienen viajes en parachute y banana

Normalmente, ambos servicios se registran entre 1 y 2 solicitudes los fines de semana

Local

Capitán de barco… una historia que sale a flote

Mauricio Castro Juárez, tiene 35 años como pescador, 23 de los cuales se ha desempeñado como patrón de la misma embarcación