/ lunes 17 de julio de 2023

Cárcamos de Jumapam: Una bomba de tiempo en Mazatlán que amenaza al medio ambiente

Entre la omisión, la falta de inversión y la negligencia de las autoridades, la problemática de saneamiento crece como "bola de nieve" al no mejorarse la infraestructura en la misma proporción que el crecimiento de la población

Mazatlán, Sin.- En lo que va del año el cárcamo de rebombeo de aguas residuales ubicado en la zona de Cerritos ha fallado en dos ocasiones vertiendo drenaje al Estero del Yugo y provocando la muerte de especies que habitan en una de las últimas reservas naturales con las que cuenta Mazatlán.

Sin que hasta el momento la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente haya sancionado a la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mazatlán o levantado actas administrativas por la contaminación del cuerpo de agua, la problemática de saneamiento en el municipio ha crecido como "bola de nieve" al no mejorarse la infraestructura en la misma proporción que el crecimiento de la población y la demanda de servicios.

También puedes leer: Más de un mes lleva una fuga de drenaje en Jardines de la Riviera

Lo preocupante es que la mayoría de los 32 cárcamos que rebombean aguas residuales en Mazatlán están en una situación de "abandono" ante la falta de inversión para su mantenimiento, y sobre todo en la temporada de lluvias, donde las aguas pluviales y residuales suelen mezclarse a pesar de que se conducen por ductos separados, se convierten en "bombas de tiempo" que pueden colapsar y generar daños severos al medio ambiente y a la salud pública.

Cárcamo homicida

Las constantes fallas en el cárcamo de Cerritos han originado descargas incidentales en el Estero del Yugo, un área protegida, refugio para aves, anfibios, reptiles y mamíferos, pero que durante la última década ha sido absorbida por el crecimiento urbano.

En este año, el estero ha sido afectado con al menos tres descargas de aguas residuales crudas que han provocado la muerte de peces.

El estero ha sido afectado con al menos tres descargas de aguas residuales crudas que han provocado la muerte de peces. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

El 10 de enero un paro de operaciones ocasionó una descarga incidental de aguas negras que se acumuló en la boca del estero. La Jumapam explicó que esto fue debido a que una de las tres bombas del cárcamo se atascó con los desechos sólidos que llegan en el caudal del drenaje, evidenciado que no hay un sistema de recolección previo de arenas ni sólidos, los cuales rutinariamente deben de ser removidos para evitar obstrucciones en las tuberías.

El 8 de marzo, una constructora que trabajaba en la zona averió una de las líneas del drenaje que transporta aguas residuales hasta la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Cerritos, resultando en un escurrimiento hacia el humedal.

Y más recientemente, del 8 al 11 de julio, se detectó la mortandad de cientos de peces en la boca del estero debido a otra descarga incidental; nuevamente el cárcamo de Cerritos falló, un paro repentino en el equipo de bombeo ocasionó este derrame de agua residuales crudas que también terminaron en el Estero del Yugo.

El vertimiento de aguas residuales sin tratar a este cuerpo de agua no es nuevo, las descargas "involuntarias" ocurren todos los años sin que la autoridad local competente haga algo al respecto.

La mortandad de peces por derrames de aguas residuales crudas es cíclica, explica el Investigador del Instituto Tecnológico de Mazatlán, Maestro en Ingeniería Ambiental y Doctor en Ecología, Evaristo Méndez Gómez, ya que estas contienen una gran cantidad de materia orgánica y nutrientes que aprovechan las bacterias saprobias, proliferan y crean condiciones sépticas abatiendo el oxígeno disuelto que afecta a los organismos que lo necesitan, y por ello mueren, dando paso a la liberación de nutrientes que ocasionan floraciones algales y proliferación de organismos típicos de aguas fuertemente contaminadas.

"Este asunto no lo podemos arreglar agregando un químico, ni que digan que es biorremediación, es sólo una atenuante al impacto ambiental ocasionado por la carga contaminante agregada en demasía y que rebasa la capacidad de amortiguamiento del estero y el paliativo del efecto químico agregado durará cuando mucho 24 a 48 horas, ¿cómo se deben de resolver estos problemas? esas descargas no debieron entrar ahí y si ocurre repetidamente significa que alguien no está haciendo la tarea de saneamiento y prevención que le corresponde".

La mortandad de peces por derrames de aguas residuales crudas es cíclica. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

Sistema deficiente

Parte del sistema de alcantarillado de Mazatlán está compuesto por 32 cárcamos de bombeo distribuidos en la zona urbana y rural, cuya función es elevar el agua de una zona baja a otra superior con el propósito de hacer que el agua llegue a su destino por gravedad. Son piezas fundamentales para mitigar las inundaciones que ocurren en relación con el drenaje sanitario y pluvial.

Sin embargo, la falta de inversión en la mejora de mantenimiento de las instalaciones de saneamiento es un peligro tan real como actual en el municipio.

Por ejemplo, en el 2013 la Jumapam tuvo un presupuesto de 703 millones 902 mil 812 pesos y destinó para el mantenimiento de cárcamos apenas 3 millones 200 mil pesos, ni siquiera el 1% de sus recursos.

En los años posteriores los montos de inversión no fueron muy diferentes, de hecho en los últimos nueve años, del 2013 al 2022, la suma para el mantenimiento de los cárcamos es de 71 millones 432 mil 645 pesos, eso de acuerdo a una solicitud de información por transparencia que contestó la paramunicipal.

A decir del gerente general de Jumapam, Jorge González Naranjo, en Mazatlán hay un consumo de mil 500 litros por segundo de agua, mientras que la capacidad de tratamiento de las cinco Plantas Tratadoras de Aguas Residuales es de mil 060 litros por segundo.

La paramunicipal asegura que los 32 cárcamos de bombeo están en operación, aunque no se cuenta con la información del caudal que recibe cada uno de ellos, ya que tampoco hay con un sistema de medición instalado en los equipos.

La paramunicipal asegura que los 32 cárcamos de bombeo están en operación. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

Este año el Ayuntamiento presupuestó una partida de 43 millones 395 mil 743.46 pesos para la modernización de 11 cárcamos de bombeo y proyecta la ampliación de la capacidad de saneamiento de las Plantas Tratadoras de Aguas Residuales hasta 500 litros por segundo.

"Los nuevos cárcamos ya traen plantas para evitar los bajones de energía y el funcionamiento del equipo es eficiente, va a mandar una señal a un sistema que lo vas a manejar en el celular, lo recibirá el gerente, el subgerente, el de mantenimiento, de tal manera que una alerta sea eficiente al estar automatizada", dijo el alcalde, Edgar González Zataráin.

Efecto "bola de nieve"

El problema del saneamiento en Mazatlán se ha descuidado en los últimos años, creciendo como una "bola de nieve", ya que no se está mejorando la infraestructura en la misma proporción que el crecimiento de la población y la demanda de servicios.

"Hay un retroceso en los sistemas de saneamiento, porque la infraestructura en Mazatlán no ha crecido. Evidenciando que no estamos siendo propositivos, somos reactivos, los problemas nos presionan para corregir, pero no para diseñar: ¿Cómo vamos a crecer sin prever el crecimiento de los sistemas de saneamiento que abarca agua potable, alcantarillado, tratamiento y disposición adecuada de las aguas tratadas?", cuestionó el investigador.

El decir que son problemas del pasado que se heredaron no debe ser una excusa, ni siquiera un atenuante, se debe prever, atender y resolver los asuntos que les corresponde y les han sido confiados a las autoridades en turno.

"Mazatlán no crecía en los años 70 y 80 porque estaba ahorcado con el abasto del agua. A finales de los 80, con el impulso que nos proporcionó el abasto con el agua superficial obtuvimos más agua a Mazatlán, pero las obras de abasto y potabilización no han crecido en la proporción necesaria y la calidad del agua superficial se ha deteriorado", agregó Méndez Gómez.

Negligencia de las autoridades

Las autoridades locales son quienes tienen la responsabilidad de eliminar el riesgo para la salud. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

El tema del saneamiento tiene varias aristas y niveles de complejidad; tiene que ver con el medio ambiente en el que se vive. Eso incluye a grandes rasgos el agua que recibe la población y los desechos domésticos los comercios y la industria. ¿A dónde van los desechos cómo se recogen, cómo se tratan y cómo se dispone de ellos? Es totalmente competencia del concesionario.

Las autoridades locales son quienes tienen la responsabilidad de eliminar el riesgo para la salud y para proteger el medio ambiente, ya que las negligencias pueden llevar a un déficit del saneamiento básico. Para ello es necesario formular estrategias de desarrollo a partir de un proyecto de servicio, que tome como base el crecimiento poblacional.

"Desde el punto de vista legal de responsabilidad y obligación en materia de saneamiento, el primer 'villano' no es el ciudadano, más bien es el operador del sistema de saneamiento (Jumapam), que además de proveer agua de calidad y en cantidad suficiente, retiro de agua residual y su tratamiento, también tiene la obligación de vigilar que no haya descargas clandestinas, vigilar la red de drenaje, los cárcamos de bombeo y el sistema de tratamiento", señala Méndez Gómez.

¿Qué se puede hacer?

El saneamiento del agua necesita de una participación activa de muchos actores, pero la autoridad es el eje principal en planificar y construir a medio y largo plazo la infraestructura necesaria. El saneamiento urbano no se puede atender de forma aislada ni de emergencia y se debe adoptar un enfoque multidimensional para atender este servicio.

"Se necesita con urgencia un plan municipal de saneamiento, porque todas estas inversiones para traer gente que venga a invertir y vivir o estar un tiempo en Mazatlán, necesitan de agua de calidad y saneamiento", dijo el especialista.

El desarrollo es necesario. La población crece, la demanda de agua crece, la generación de aguas residuales crece, por tanto el sistema de alcantarillado y tratamiento también debe crecer.

Es urgente y necesario establecer prioridades, capacidades y proyectos en el manejo del agua potable y residual. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

"Qué bueno que tenemos un crecimiento grande en Mazatlán, qué bueno que tiene ingresos Mazatlán, la pregunta sería: ¿Alguien está controlando el manejo de los recursos hídricos y la disponibilidad de recursos y desechos?, la respuesta es evidente: no debe de ser bajo la premisa de administrar el dinero, debe de ser bajo óptica de administración los servicios públicos, haciendo lo correcto y necesario", resalta.

Es urgente y necesario establecer prioridades, capacidades y proyectos en el manejo del agua potable y el agua residual; actualizar cálculos de descargas que se hicieron hace 40 años, renovar diámetros de tuberías, tener un cálculo de tendencia e incluso crecer en cantidad de personal operativo.

"En agua potable y alcantarillado de Mazatlán, la parte más importante y la más subestimada es la red de drenaje, si Mazatlán no creció en 50 años por el déficit en el abasto de agua potable, en la actualidad hay que sumarle que la red de drenaje que tenemos instalada tiene más de 50 años. Si tengo tuberías viejas ¿tendrán estas la capacidad para conducir nuevos volúmenes de drenaje? la respuesta obvia es no, la evidencia la vemos en la época de lluvias, cuando el agua pluvial se mete al drenaje, este colapsa en su capacidad, es cuando vemos entonces los veneros y fuentes de agua residuales".

Los problemas están a la vista, el panorama es complejo, pero se debe de hacer algo al respecto y en estas situaciones las autoridades pueden y deben de apoyarse en los representantes de la sociedad para definir problemas y establecer estrategias de solución.

"La sociedad y sus diferentes sectores han provisto criterios y soluciones, así lo hicimos en el pasado hace 30 años, hicimos ese ejercicio en el que todos nos involucramos y crecimos limpiamente. ¿Cómo estamos ahora en materia de saneamiento en Mazatlán? Creciendo económicamente pero con déficit de saneamiento, arriesgando la sustentabilidad y la salud”.

Manejo de las aguas residuales

Un sistema de saneamiento implica varios aspectos que van desde las características físicas del medio ambiente hasta el manejo de los recursos que permiten mantenerlo con calidad suficiente para proteger en primer lugar la salud humana.

El agua, al igual que los alimentos, son los recursos básicos que afectan directamente la calidad de vida, por ello su manejo adecuado es elemental en el desarrollo de una comunidad.

Es precisamente el recurso hídrico el principal determinante del nivel de saneamiento en una comunidad, y este en grandes rubros consta de dos servicios esenciales: abastecimiento de agua y manejo de las aguas residuales.

 

 

El primero tiene que ver con el muy trillado eslogan que dice “Más y mejor agua para…” y el segundo implica la colecta de las aguas residuales, su tratamiento y la correcta disposición, rehúso y/o reciclaje.

El concesionario del manejo adecuado del agua y el agua residual es el responsable ante la ley de proveer toda una cadena de servicios, y la falla en cualquiera de los fases de éste proceso, para proveer agua de calidad, o en la recolección de aguas residuales, su transporte, tratamiento y disposición final, puede tener serias consecuencias en la salud pública y en la salud del medio ambiente.

Datos

En Mazatlán hay 32 cárcamos de rebombeo de aguas residuales

En el 2023 se han registrado tres descargas incidentales al Estero del Yugo

Mazatlán, Sin.- En lo que va del año el cárcamo de rebombeo de aguas residuales ubicado en la zona de Cerritos ha fallado en dos ocasiones vertiendo drenaje al Estero del Yugo y provocando la muerte de especies que habitan en una de las últimas reservas naturales con las que cuenta Mazatlán.

Sin que hasta el momento la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente haya sancionado a la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mazatlán o levantado actas administrativas por la contaminación del cuerpo de agua, la problemática de saneamiento en el municipio ha crecido como "bola de nieve" al no mejorarse la infraestructura en la misma proporción que el crecimiento de la población y la demanda de servicios.

También puedes leer: Más de un mes lleva una fuga de drenaje en Jardines de la Riviera

Lo preocupante es que la mayoría de los 32 cárcamos que rebombean aguas residuales en Mazatlán están en una situación de "abandono" ante la falta de inversión para su mantenimiento, y sobre todo en la temporada de lluvias, donde las aguas pluviales y residuales suelen mezclarse a pesar de que se conducen por ductos separados, se convierten en "bombas de tiempo" que pueden colapsar y generar daños severos al medio ambiente y a la salud pública.

Cárcamo homicida

Las constantes fallas en el cárcamo de Cerritos han originado descargas incidentales en el Estero del Yugo, un área protegida, refugio para aves, anfibios, reptiles y mamíferos, pero que durante la última década ha sido absorbida por el crecimiento urbano.

En este año, el estero ha sido afectado con al menos tres descargas de aguas residuales crudas que han provocado la muerte de peces.

El estero ha sido afectado con al menos tres descargas de aguas residuales crudas que han provocado la muerte de peces. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

El 10 de enero un paro de operaciones ocasionó una descarga incidental de aguas negras que se acumuló en la boca del estero. La Jumapam explicó que esto fue debido a que una de las tres bombas del cárcamo se atascó con los desechos sólidos que llegan en el caudal del drenaje, evidenciado que no hay un sistema de recolección previo de arenas ni sólidos, los cuales rutinariamente deben de ser removidos para evitar obstrucciones en las tuberías.

El 8 de marzo, una constructora que trabajaba en la zona averió una de las líneas del drenaje que transporta aguas residuales hasta la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Cerritos, resultando en un escurrimiento hacia el humedal.

Y más recientemente, del 8 al 11 de julio, se detectó la mortandad de cientos de peces en la boca del estero debido a otra descarga incidental; nuevamente el cárcamo de Cerritos falló, un paro repentino en el equipo de bombeo ocasionó este derrame de agua residuales crudas que también terminaron en el Estero del Yugo.

El vertimiento de aguas residuales sin tratar a este cuerpo de agua no es nuevo, las descargas "involuntarias" ocurren todos los años sin que la autoridad local competente haga algo al respecto.

La mortandad de peces por derrames de aguas residuales crudas es cíclica, explica el Investigador del Instituto Tecnológico de Mazatlán, Maestro en Ingeniería Ambiental y Doctor en Ecología, Evaristo Méndez Gómez, ya que estas contienen una gran cantidad de materia orgánica y nutrientes que aprovechan las bacterias saprobias, proliferan y crean condiciones sépticas abatiendo el oxígeno disuelto que afecta a los organismos que lo necesitan, y por ello mueren, dando paso a la liberación de nutrientes que ocasionan floraciones algales y proliferación de organismos típicos de aguas fuertemente contaminadas.

"Este asunto no lo podemos arreglar agregando un químico, ni que digan que es biorremediación, es sólo una atenuante al impacto ambiental ocasionado por la carga contaminante agregada en demasía y que rebasa la capacidad de amortiguamiento del estero y el paliativo del efecto químico agregado durará cuando mucho 24 a 48 horas, ¿cómo se deben de resolver estos problemas? esas descargas no debieron entrar ahí y si ocurre repetidamente significa que alguien no está haciendo la tarea de saneamiento y prevención que le corresponde".

La mortandad de peces por derrames de aguas residuales crudas es cíclica. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

Sistema deficiente

Parte del sistema de alcantarillado de Mazatlán está compuesto por 32 cárcamos de bombeo distribuidos en la zona urbana y rural, cuya función es elevar el agua de una zona baja a otra superior con el propósito de hacer que el agua llegue a su destino por gravedad. Son piezas fundamentales para mitigar las inundaciones que ocurren en relación con el drenaje sanitario y pluvial.

Sin embargo, la falta de inversión en la mejora de mantenimiento de las instalaciones de saneamiento es un peligro tan real como actual en el municipio.

Por ejemplo, en el 2013 la Jumapam tuvo un presupuesto de 703 millones 902 mil 812 pesos y destinó para el mantenimiento de cárcamos apenas 3 millones 200 mil pesos, ni siquiera el 1% de sus recursos.

En los años posteriores los montos de inversión no fueron muy diferentes, de hecho en los últimos nueve años, del 2013 al 2022, la suma para el mantenimiento de los cárcamos es de 71 millones 432 mil 645 pesos, eso de acuerdo a una solicitud de información por transparencia que contestó la paramunicipal.

A decir del gerente general de Jumapam, Jorge González Naranjo, en Mazatlán hay un consumo de mil 500 litros por segundo de agua, mientras que la capacidad de tratamiento de las cinco Plantas Tratadoras de Aguas Residuales es de mil 060 litros por segundo.

La paramunicipal asegura que los 32 cárcamos de bombeo están en operación, aunque no se cuenta con la información del caudal que recibe cada uno de ellos, ya que tampoco hay con un sistema de medición instalado en los equipos.

La paramunicipal asegura que los 32 cárcamos de bombeo están en operación. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

Este año el Ayuntamiento presupuestó una partida de 43 millones 395 mil 743.46 pesos para la modernización de 11 cárcamos de bombeo y proyecta la ampliación de la capacidad de saneamiento de las Plantas Tratadoras de Aguas Residuales hasta 500 litros por segundo.

"Los nuevos cárcamos ya traen plantas para evitar los bajones de energía y el funcionamiento del equipo es eficiente, va a mandar una señal a un sistema que lo vas a manejar en el celular, lo recibirá el gerente, el subgerente, el de mantenimiento, de tal manera que una alerta sea eficiente al estar automatizada", dijo el alcalde, Edgar González Zataráin.

Efecto "bola de nieve"

El problema del saneamiento en Mazatlán se ha descuidado en los últimos años, creciendo como una "bola de nieve", ya que no se está mejorando la infraestructura en la misma proporción que el crecimiento de la población y la demanda de servicios.

"Hay un retroceso en los sistemas de saneamiento, porque la infraestructura en Mazatlán no ha crecido. Evidenciando que no estamos siendo propositivos, somos reactivos, los problemas nos presionan para corregir, pero no para diseñar: ¿Cómo vamos a crecer sin prever el crecimiento de los sistemas de saneamiento que abarca agua potable, alcantarillado, tratamiento y disposición adecuada de las aguas tratadas?", cuestionó el investigador.

El decir que son problemas del pasado que se heredaron no debe ser una excusa, ni siquiera un atenuante, se debe prever, atender y resolver los asuntos que les corresponde y les han sido confiados a las autoridades en turno.

"Mazatlán no crecía en los años 70 y 80 porque estaba ahorcado con el abasto del agua. A finales de los 80, con el impulso que nos proporcionó el abasto con el agua superficial obtuvimos más agua a Mazatlán, pero las obras de abasto y potabilización no han crecido en la proporción necesaria y la calidad del agua superficial se ha deteriorado", agregó Méndez Gómez.

Negligencia de las autoridades

Las autoridades locales son quienes tienen la responsabilidad de eliminar el riesgo para la salud. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

El tema del saneamiento tiene varias aristas y niveles de complejidad; tiene que ver con el medio ambiente en el que se vive. Eso incluye a grandes rasgos el agua que recibe la población y los desechos domésticos los comercios y la industria. ¿A dónde van los desechos cómo se recogen, cómo se tratan y cómo se dispone de ellos? Es totalmente competencia del concesionario.

Las autoridades locales son quienes tienen la responsabilidad de eliminar el riesgo para la salud y para proteger el medio ambiente, ya que las negligencias pueden llevar a un déficit del saneamiento básico. Para ello es necesario formular estrategias de desarrollo a partir de un proyecto de servicio, que tome como base el crecimiento poblacional.

"Desde el punto de vista legal de responsabilidad y obligación en materia de saneamiento, el primer 'villano' no es el ciudadano, más bien es el operador del sistema de saneamiento (Jumapam), que además de proveer agua de calidad y en cantidad suficiente, retiro de agua residual y su tratamiento, también tiene la obligación de vigilar que no haya descargas clandestinas, vigilar la red de drenaje, los cárcamos de bombeo y el sistema de tratamiento", señala Méndez Gómez.

¿Qué se puede hacer?

El saneamiento del agua necesita de una participación activa de muchos actores, pero la autoridad es el eje principal en planificar y construir a medio y largo plazo la infraestructura necesaria. El saneamiento urbano no se puede atender de forma aislada ni de emergencia y se debe adoptar un enfoque multidimensional para atender este servicio.

"Se necesita con urgencia un plan municipal de saneamiento, porque todas estas inversiones para traer gente que venga a invertir y vivir o estar un tiempo en Mazatlán, necesitan de agua de calidad y saneamiento", dijo el especialista.

El desarrollo es necesario. La población crece, la demanda de agua crece, la generación de aguas residuales crece, por tanto el sistema de alcantarillado y tratamiento también debe crecer.

Es urgente y necesario establecer prioridades, capacidades y proyectos en el manejo del agua potable y residual. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

"Qué bueno que tenemos un crecimiento grande en Mazatlán, qué bueno que tiene ingresos Mazatlán, la pregunta sería: ¿Alguien está controlando el manejo de los recursos hídricos y la disponibilidad de recursos y desechos?, la respuesta es evidente: no debe de ser bajo la premisa de administrar el dinero, debe de ser bajo óptica de administración los servicios públicos, haciendo lo correcto y necesario", resalta.

Es urgente y necesario establecer prioridades, capacidades y proyectos en el manejo del agua potable y el agua residual; actualizar cálculos de descargas que se hicieron hace 40 años, renovar diámetros de tuberías, tener un cálculo de tendencia e incluso crecer en cantidad de personal operativo.

"En agua potable y alcantarillado de Mazatlán, la parte más importante y la más subestimada es la red de drenaje, si Mazatlán no creció en 50 años por el déficit en el abasto de agua potable, en la actualidad hay que sumarle que la red de drenaje que tenemos instalada tiene más de 50 años. Si tengo tuberías viejas ¿tendrán estas la capacidad para conducir nuevos volúmenes de drenaje? la respuesta obvia es no, la evidencia la vemos en la época de lluvias, cuando el agua pluvial se mete al drenaje, este colapsa en su capacidad, es cuando vemos entonces los veneros y fuentes de agua residuales".

Los problemas están a la vista, el panorama es complejo, pero se debe de hacer algo al respecto y en estas situaciones las autoridades pueden y deben de apoyarse en los representantes de la sociedad para definir problemas y establecer estrategias de solución.

"La sociedad y sus diferentes sectores han provisto criterios y soluciones, así lo hicimos en el pasado hace 30 años, hicimos ese ejercicio en el que todos nos involucramos y crecimos limpiamente. ¿Cómo estamos ahora en materia de saneamiento en Mazatlán? Creciendo económicamente pero con déficit de saneamiento, arriesgando la sustentabilidad y la salud”.

Manejo de las aguas residuales

Un sistema de saneamiento implica varios aspectos que van desde las características físicas del medio ambiente hasta el manejo de los recursos que permiten mantenerlo con calidad suficiente para proteger en primer lugar la salud humana.

El agua, al igual que los alimentos, son los recursos básicos que afectan directamente la calidad de vida, por ello su manejo adecuado es elemental en el desarrollo de una comunidad.

Es precisamente el recurso hídrico el principal determinante del nivel de saneamiento en una comunidad, y este en grandes rubros consta de dos servicios esenciales: abastecimiento de agua y manejo de las aguas residuales.

 

 

El primero tiene que ver con el muy trillado eslogan que dice “Más y mejor agua para…” y el segundo implica la colecta de las aguas residuales, su tratamiento y la correcta disposición, rehúso y/o reciclaje.

El concesionario del manejo adecuado del agua y el agua residual es el responsable ante la ley de proveer toda una cadena de servicios, y la falla en cualquiera de los fases de éste proceso, para proveer agua de calidad, o en la recolección de aguas residuales, su transporte, tratamiento y disposición final, puede tener serias consecuencias en la salud pública y en la salud del medio ambiente.

Datos

En Mazatlán hay 32 cárcamos de rebombeo de aguas residuales

En el 2023 se han registrado tres descargas incidentales al Estero del Yugo

Local

Ejidatarios exigen "pago justo" ante daños por el canal de la Santa María

Los inconformes piden que se realice un avalúo justo por sus tierras y árboles frutales

Cultura

Inician actividades de la FELIUAS 2024 en Mazatlán

La periodista y escritora Georgina Martínez presentó este martes su libro “El Rayo Verde de Olas Altas”

Local

UAS pondrá a disposición más de 15 mil fichas de preinscripción

Estas fichas serán para aspirantes a bachillerato y nivel superior y la plataforma estará abierta a partir de las 8 de la mañana del lunes 29 y cerrará a las 8 de la noche

Deportes

Mazatlán Femenil quiere cerrar el torneo con dignidad y seguir sumando triunfos

Después de varios torneos en los últimos lugares, este Clausura 2024 el equipo ha tenido mejoría

Local

Palaperos no han tenido afectaciones por mar de fondo en Mazatlán

El dirigente de la Unión de Palaperos señaló que sí hay más oleaje, pero que no es tan elevado en la zona en la que se encuentran

Policiaca

Camión se queda sin frenos y choca contra cuatro vehículos en Mazatlán

El incidente tuvo lugar en la colonia Urías, sobre la carretera Internacional México 15