/ sábado 18 de febrero de 2023

Monigotes, el elemento decorativo del Carnaval de Mazatlán

A lo largo de toda la historia siempre ha habido algún elemento decorativo en la ciudad, a finales del siglo pasado empezó a utilizarse el formato de esculturas monumentales que conocemos hoy día

Los monigotes anticipan la llegada del Carnaval y participan en el ánimo mitotero de los mazatlecos. Hacen que la ciudad luzca, durante la máxima fiesta porteña, son el elemento decorativo.

Historia

A lo largo de toda la historia siempre ha habido algún elemento decorativo en la ciudad, contó el cronista Enrique Vega Ayala; originalmente se ponía en la Machado, pues ahí era la fiesta principal: festones y banderones que adornaban los balcones de las casonas.

También te puede interesar: Noche de arte, cultura y literatura en la Velada de las Artes 2023 en Mazatlán

"Después se empezaron a usar las vestimentas de las fachadas, se ponían fachadas falsas ahí mismo en la Machado y otros edificios de ahí del área, se vestían para la fiesta con algún tema en particular, cada edificio decidía de que se vestía, esto en los años 20 y 30", contó.

Luego fueron los concursos de escaparates en las tiendas departamentales; ponían cosas alusivas y con banderitas se "vestía" la calle.

"Posteriormente, parecieron los arcos y algunas esculturas grandes que se ponían en la Machado y en la Plazuela República, por lo menos en dos entradas de cada una", agregó.

En la medida en que la máxima fiesta se fue desplazando del centro hacia el malecón, narró, hubo que buscar la manera de adornar también la zona costera y a finales del siglo pasado empezó a utilizarse el formato de esculturas monumentales que conocemos hoy día.

Bajo el disfraz de Henry Wilson. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

Elaboración

El diseño de los monigotes corresponde generalmente a la temática que se selecciona para el Carnaval; están elaborados con la técnica de papel maché sobre estructuras de acero y revestidos con pinturas especiales para aguantar la humedad y salinidad del lugar.

La altura de los que están actualmente alcanzan de los 8 a 10 metros.

Escultores

Los artistas con su inspiración hacen la realización de los monigotes alegóricos acorde al tema de cada año y entre los escultores; el más importante, y que dejó un gran legado, el maestro Jorge González Neri, un artista regiomontano- mazatleco que prácticamente se arraigó en el puerto con el Carnaval por sus creaciones de muy alta calidad.

Durante 30 años vino a darle a la fiesta carnestolenda esculturas, formas estéticas y modelos artísticos retomados de diversas corrientes de la plástica universal, con los que contribuyó a refrescar los enfoques tradicionales de los temas carnavaleros.

Saeta de Apolo de Jorge González. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

125 años de tradición

En esta edición de los 125 años del Carnaval se pueden encontrar once monigotes por la franja costera y uno en la Machado, algunos iluminados con efectos especiales en LED. Los ensueños carnavaleros de Déjà vu se hacen presentes en formas diversas: añoranzas, fantasías, anhelos y deseos expresados en figuras estilizadas que intentan homenajear a majestades reales o imaginarias.

Jorge González (hijo): Inspiración, Pirata del Pacífico, Arte Feminista, Genio Carnavalero, Llamado del Mar, Enmascarado, Saeta de Apolo, Magia del Carnaval, Henry Wilson: Para Winnie, Bajo el disfraz, Titiritero.

Los monigotes anticipan la llegada del Carnaval y participan en el ánimo mitotero de los mazatlecos. Hacen que la ciudad luzca, durante la máxima fiesta porteña, son el elemento decorativo.

Historia

A lo largo de toda la historia siempre ha habido algún elemento decorativo en la ciudad, contó el cronista Enrique Vega Ayala; originalmente se ponía en la Machado, pues ahí era la fiesta principal: festones y banderones que adornaban los balcones de las casonas.

También te puede interesar: Noche de arte, cultura y literatura en la Velada de las Artes 2023 en Mazatlán

"Después se empezaron a usar las vestimentas de las fachadas, se ponían fachadas falsas ahí mismo en la Machado y otros edificios de ahí del área, se vestían para la fiesta con algún tema en particular, cada edificio decidía de que se vestía, esto en los años 20 y 30", contó.

Luego fueron los concursos de escaparates en las tiendas departamentales; ponían cosas alusivas y con banderitas se "vestía" la calle.

"Posteriormente, parecieron los arcos y algunas esculturas grandes que se ponían en la Machado y en la Plazuela República, por lo menos en dos entradas de cada una", agregó.

En la medida en que la máxima fiesta se fue desplazando del centro hacia el malecón, narró, hubo que buscar la manera de adornar también la zona costera y a finales del siglo pasado empezó a utilizarse el formato de esculturas monumentales que conocemos hoy día.

Bajo el disfraz de Henry Wilson. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

Elaboración

El diseño de los monigotes corresponde generalmente a la temática que se selecciona para el Carnaval; están elaborados con la técnica de papel maché sobre estructuras de acero y revestidos con pinturas especiales para aguantar la humedad y salinidad del lugar.

La altura de los que están actualmente alcanzan de los 8 a 10 metros.

Escultores

Los artistas con su inspiración hacen la realización de los monigotes alegóricos acorde al tema de cada año y entre los escultores; el más importante, y que dejó un gran legado, el maestro Jorge González Neri, un artista regiomontano- mazatleco que prácticamente se arraigó en el puerto con el Carnaval por sus creaciones de muy alta calidad.

Durante 30 años vino a darle a la fiesta carnestolenda esculturas, formas estéticas y modelos artísticos retomados de diversas corrientes de la plástica universal, con los que contribuyó a refrescar los enfoques tradicionales de los temas carnavaleros.

Saeta de Apolo de Jorge González. Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

125 años de tradición

En esta edición de los 125 años del Carnaval se pueden encontrar once monigotes por la franja costera y uno en la Machado, algunos iluminados con efectos especiales en LED. Los ensueños carnavaleros de Déjà vu se hacen presentes en formas diversas: añoranzas, fantasías, anhelos y deseos expresados en figuras estilizadas que intentan homenajear a majestades reales o imaginarias.

Jorge González (hijo): Inspiración, Pirata del Pacífico, Arte Feminista, Genio Carnavalero, Llamado del Mar, Enmascarado, Saeta de Apolo, Magia del Carnaval, Henry Wilson: Para Winnie, Bajo el disfraz, Titiritero.

Local

Alianza de Camiones colabora con autoridades para esclarecer accidente

Hace una semana un chófer de la Alianza se vio involucrado en un accidente de tránsito donde falleció una estudiante de la UAS

Local

Ejidatarios exigen "pago justo" ante daños por el canal de la Santa María

Los inconformes piden que se realice un avalúo justo por sus tierras y árboles frutales

Cultura

Inician actividades de la FELIUAS 2024 en Mazatlán

La periodista y escritora Georgina Martínez presentó este martes su libro “El Rayo Verde de Olas Altas”

Local

UAS pondrá a disposición más de 15 mil fichas de preinscripción

Estas fichas serán para aspirantes a bachillerato y nivel superior y la plataforma estará abierta a partir de las 8 de la mañana del lunes 29 y cerrará a las 8 de la noche

Deportes

Mazatlán Femenil quiere cerrar el torneo con dignidad y seguir sumando triunfos

Después de varios torneos en los últimos lugares, este Clausura 2024 el equipo ha tenido mejoría

Local

Palaperos no han tenido afectaciones por mar de fondo en Mazatlán

El dirigente de la Unión de Palaperos señaló que sí hay más oleaje, pero que no es tan elevado en la zona en la que se encuentran