/ domingo 11 de abril de 2021

Ni paz, ni luto frenan conflicto social en Irlanda

Continúan en Irlanda del Norte los disturbios pese a la conmemoración 23 del acuerdo de paz de Viernes Santo

LONDRES. Belfast registró su décima noche de disturbios, aunque de menor intensidad que días precedentes, protagonizados por manifestantes que se enfrentaron con cócteles molotov y piedras a policías antidisturbios.

Ayer se conmemoró el 23o aniversario del acuerdo de paz de Viernes Santo de 1998, que puso fin al sangriento conflicto entre republicanos católicos y unionistas protestantes que dejó unos 3 mil 500 muertos en tres décadas.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El primer ministro irlandés, Micheál Martin, advirtió del peligro de una “espiral” de violencia que amenace la paz en Irlanda del Norte, traslos disturbios en un clima de tensión por el Brexit.

“Tenemos el deber, por la generación del acuerdo y por las generaciones futuras, de no sumirnos en una espiral que nos devuelva a la época oscura de las matanzas sectarias y de las discordias políticas”, advirtió Martin en un comunicado.

Un coche fue calcinado por los alborotadores y lanzado contra efectivos de la de la policía autónoma de Irlanda del Norte (PSNI) en la zona “lealista” (probritánica) de Tiger's Bay, en el norte de la capital norirlandesa, donde se produjeron la mayoría de enfrentamientos.

También se registraron incidentes esporádicos en el área de New Lodge, también en el norte de Belfast, según los medios norirlandeses. El superintendente de la PSNI, Muir Clarke, pidió “calma” en la zona y reclamó que “cualquiera que tenga influencia sobre las comunidades la use para asegurarse de que los jóvenes no caen en la criminalidad y se mantienen sanos y salvos”.

En Lanark Way, una zona de mayoría unionista donde se han producido los peores choques de esta semana, se colgaron carteles en la calle que pedían a los manifestantes no participar en protestas “como señal de respeto a la reina y la familia real”, debido a la muerte ayer del príncipe Felipe, marido de Isabel II.

Esos mismos carteles advertían, según la prensa, que los actos de protesta continuarán una vez acabe el luto nacional, que concluirá tras el funeral del duque de Edimburgo.

En Irlanda del Norte, una de las cuatro naciones del Reino Unido, la violencia callejera comenzó el pasado 29 de marzo en zonas protestantes-unionistas de la capital, pero sus provocaciones han logrado que en los últimos días se extienda a barrios católicos-nacionalistas (partidarios de la reunificación de Irlanda), hasta elevar a 74 el número de policías heridos. los unionistas llamaron a cesar las protestas por “respeto a la reina y a la familia real” tras la muerte del esposo de Isabel II, el príncipe Felipe, a los 99 años.

Sin embargo, el viernes por la noche se registraron choques, aunque de menor intensidad que a principios de semana.

Estos últimos días, la violencia se extendió a las zonas republicanas, donde alborotadores lanzaron el jueves por la noche cócteles molotov y adoquines contra los policías que impedían su avance hacia las zonas unionistas.

El gobierno local de ambas tendencias condenaron de manera unánime los disturbios y llamaron a la calma, al igual que Londres, Dublín y Washington.



Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music

LONDRES. Belfast registró su décima noche de disturbios, aunque de menor intensidad que días precedentes, protagonizados por manifestantes que se enfrentaron con cócteles molotov y piedras a policías antidisturbios.

Ayer se conmemoró el 23o aniversario del acuerdo de paz de Viernes Santo de 1998, que puso fin al sangriento conflicto entre republicanos católicos y unionistas protestantes que dejó unos 3 mil 500 muertos en tres décadas.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El primer ministro irlandés, Micheál Martin, advirtió del peligro de una “espiral” de violencia que amenace la paz en Irlanda del Norte, traslos disturbios en un clima de tensión por el Brexit.

“Tenemos el deber, por la generación del acuerdo y por las generaciones futuras, de no sumirnos en una espiral que nos devuelva a la época oscura de las matanzas sectarias y de las discordias políticas”, advirtió Martin en un comunicado.

Un coche fue calcinado por los alborotadores y lanzado contra efectivos de la de la policía autónoma de Irlanda del Norte (PSNI) en la zona “lealista” (probritánica) de Tiger's Bay, en el norte de la capital norirlandesa, donde se produjeron la mayoría de enfrentamientos.

También se registraron incidentes esporádicos en el área de New Lodge, también en el norte de Belfast, según los medios norirlandeses. El superintendente de la PSNI, Muir Clarke, pidió “calma” en la zona y reclamó que “cualquiera que tenga influencia sobre las comunidades la use para asegurarse de que los jóvenes no caen en la criminalidad y se mantienen sanos y salvos”.

En Lanark Way, una zona de mayoría unionista donde se han producido los peores choques de esta semana, se colgaron carteles en la calle que pedían a los manifestantes no participar en protestas “como señal de respeto a la reina y la familia real”, debido a la muerte ayer del príncipe Felipe, marido de Isabel II.

Esos mismos carteles advertían, según la prensa, que los actos de protesta continuarán una vez acabe el luto nacional, que concluirá tras el funeral del duque de Edimburgo.

En Irlanda del Norte, una de las cuatro naciones del Reino Unido, la violencia callejera comenzó el pasado 29 de marzo en zonas protestantes-unionistas de la capital, pero sus provocaciones han logrado que en los últimos días se extienda a barrios católicos-nacionalistas (partidarios de la reunificación de Irlanda), hasta elevar a 74 el número de policías heridos. los unionistas llamaron a cesar las protestas por “respeto a la reina y a la familia real” tras la muerte del esposo de Isabel II, el príncipe Felipe, a los 99 años.

Sin embargo, el viernes por la noche se registraron choques, aunque de menor intensidad que a principios de semana.

Estos últimos días, la violencia se extendió a las zonas republicanas, donde alborotadores lanzaron el jueves por la noche cócteles molotov y adoquines contra los policías que impedían su avance hacia las zonas unionistas.

El gobierno local de ambas tendencias condenaron de manera unánime los disturbios y llamaron a la calma, al igual que Londres, Dublín y Washington.



Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music

Local

Repuntan ventas el fin de semana en el mercado Pino Suárez

Para este Día del Maestro se ha visto que la ciudadanía sigue acudiendo al centro de abastos a surtir el mandado

Local

Crearán macro centros para acelerar vacunación contra Covid

Aseguraron que es importante acelerar la vacunación en ciudades más grandes como Culiacán, Mazatlán y Ahome

Local

Sube pasaje en el embarcadero de la Isla de la Piedra

El incremento a la tarifa, que no se daba desde hace tres años, fue de un peso, pero solo para a los isleños

Local

Repuntan ventas el fin de semana en el mercado Pino Suárez

Para este Día del Maestro se ha visto que la ciudadanía sigue acudiendo al centro de abastos a surtir el mandado

Sociedad

Asesinatos contra comunidad LGBT bajan en un 32% por pandemia: Letra S

La organización advirtió que "esta caída en las cifras se debe más al impacto social de la pandemia que a la implementación de políticas públicas de prevención del delito"

Local

Sube pasaje en el embarcadero de la Isla de la Piedra

El incremento a la tarifa, que no se daba desde hace tres años, fue de un peso, pero solo para a los isleños

Local

Crearán macro centros para acelerar vacunación contra Covid

Aseguraron que es importante acelerar la vacunación en ciudades más grandes como Culiacán, Mazatlán y Ahome

Local

Centros de Aprendizaje podrían recibir más alumnos tras vacunación

El secretario de Educación Pública y Cultura, Juan Alfonso Mejía López, señaló que actualmente hay un total de 952 centros activos

Local

La biblioteca del hombre de sombrero panameño

Este 15 de mayo se cumplen cuatro años del asesinato del periodista y escritor sinaloense Javier Valdez, cuya obra dejó un legado que perdura en su ausencia. Mientras el juicio avanza a marrchas forzadas, lo recordamos a través de su biblioteca, porque como decia Borges, los libros son una extensión de la memoria y la imaginación.