/ sábado 13 de julio de 2019

Una historia de vida: José Osuna y la sobrevivencia del bolero

Con guitarra en mano, ha sido testigo de la transformación de la música y el gusto de los mazatlecos

Mazatlán, Sin. Desde que tenía 12 años de edad, José Luis Osuna Pérez sabía que la música iba a ser su camino, al ser hijo de un cancionero, no podía negarse al llamado de la sangre. Fue por ello que en el año de 1958, junto a dos hermanos y su amigo Sebastián Rojas Castillo, formaron el cuarteto Los Hermanos Osuna.

Ahora, con 74 años de edad y como único integrante vivo de la agrupación, continúa al pie del cañón, comenzó con los boleros, pero ha sabido adaptarse a los cambios de la música, al añadir a su repertorio canciones de mariachi y hasta cumbias. De esa forma lucha contra las preferencias de los mazatlecos por la banda y el norteño.

“Yo empecé en la música a la edad de los 12 años, con mi hermano mayor, Rogelio, iniciamos Los Hermanos Osuna, pero ya murieron todos. Iniciamos en el 58 y hasta la fecha continuamos tocando. Empezamos tres hermanos y otro señor que se llamaba Sebastián Rojas Castillo […] Hicimos el cuarteto. Se requiere de la permanencia, de tener un grupo vivo, donde estemos ensayando, tenemos casi 61 años cantando y seguimos ensayando”.José Luis Osuna Pérez

José Luis recuerda con añoranza aquellos años donde tenían trabajo fijo en locales y fiestas del puerto, donde tocaban aquellos grandes éxitos de tríos como Los Panchos o Los Dandys, pero el público ha evolucionado y la tecnología también, una bocina puede sustituir la labor del músico, aunque mientras haya románticos vivos, los cuartetos y tríos seguirán vivos.

José Luis Osuna Pérez alcanzando la nota.

“La situación está muy difícil para los tríos, por el asunto de las bandas y los grupos norteños, están muy fuertes, y qué bueno, qué bueno que trabajan. A nosotros el trabajo nunca nos ha faltado gracias a Dios, porque hemos sido constantes, hemos sido disciplinados, no tenemos malos hábitos de trabajo, ni malas costumbres. Los clientes a los que les tocamos hace 50 años, les seguimos tocando, gracias a Dios”.

GRABACIONES

José Luis recuerda que por las filas de Los Hermanos Osuna han pasado numerosos elementos, uno de ellos fue Víctor Osuna Estrada, un compositor y amigo de la vida, con él lograron grabar discos y perfeccionar las notas, pues en ningún momento recibió ninguno educación formal en música; el ensayo, la constancia y el “puro ver” los formaron hasta convertirlos en los músicos que son hoy en día.

“Él nos ayudó a ensayar más en orden, estuvo con nosotros unos 30 años. Hubo un tiempo en que éramos puros hermanos; Raúl, Rogelio y José Luis, que soy yo, y duramos trabajando hasta que murieron ellos. Es difícil para un trío mantenerse, de hecho hay otros como El Trío Mazatlán, Víctor Andrade y su Trío, y son los únicos que quedan, la invasión de grupos ha proliferado demasiado”.

“A nosotros se nos ha hecho muy difícil, porque hay que hablar claro, la música de tríos ya pasó hace mucho de moda, pero mientras haya gente romántica, la música nos va a dejar seguir existiendo, gracias a Dios”.

ANÉCDOTAS

Es imposible para él recordar las miles de serenatas que han llevado a mujeres en el puerto, donde el galán busca mostrar su mejor cara con el fin de conseguir conquistar el corazón de la dama en cuestión, pero ha habido momentos donde el peligro lo vivieron de cerca, pues no hay muchas personas que toleren la música, y mucho menos de noche.

“En una ocasión llevamos una serenata con un muchacho, él estaba casado y enseguida de su casa vivía un general. Se le avisó que le querían tocar a la señora que vivía enseguida, pero él no quería que le cantaran a un lado. Entonces cuando cantábamos: Despierta… dulce amor de mi vida… salió y dijo: ‘señores, no quiero música aquí’, entonces yo le dije a Antonio que el señor no quería. Volvimos a cantar y pues salió con un ‘riflesote’, yo salí corriendo y todos los demás también, de hecho me dejaron atrás, nunca los alcancé”.

Aseguró que en numerosas ocasiones, los suegros salían a gritarles groserías a ellos y a la persona que los contrató, porque rechazaban al galán en cuestión. A la fecha, ya perdió la cuenta de cuántos enamorados consolaron ante el rechazo tajante de mujeres y sus familias.

SABER ADAPTARSE

A pesar de que su música no es “de parranda”, ni de maldad, como él mismo lo definió, sino de más cultura, ha sido complicado mantenerse, por eso se han preocupado por tener más opciones para sus clientes.

“Ya cantamos un poquito de todo: cumbias, cha cha cha, mariachi, hemos hecho el esfuerzo de preocuparnos por tener un repertorio más extenso, más abierto, porque nosotros cantamos en un escenario y ofrecemos más. Hemos alternado con los mejores tríos de México y hemos estado bien frente a ellos, siendo sólo un grupo de provincia”.

José Luis Osuna Pérez

Recordó que a través de los años ha visto a numerosos compañeros pasar, unos porque deciden tomar otros caminos profesionales y otros tantos porque mueren por la edad o el cansancio, incluso hace un año perdieron a un integrante, Julián Ramos Real, y su hermano, José “John” Ramos Real, tomó su lugar en la agrupación.

FAMILIA

Que la música y la familia se “lleven bien” a veces puede resultar complicado, sobre todo cuando se trata de estar ocupados los fines de semana o en las noches, que es cuando más son contratados los servicios de un músico.

Aun así, la música le ha dado a José Luis casa propia, sus muebles y la oportunidad de sacar adelante a sus tres hijos, así como a su esposa, quien a pesar de que ya no estar con él físicamente, la lleva en el corazón y la recuerda en cada canción de amor que toca con su guitarra; recordarla, lo ayuda a sentir la letra.

Para cantar bien esas canciones hay que estudiarlas, se estudian, pero las canciones salen mejor cuando uno las canta con sentimiento, tener sensibilidad hace que las canciones salgan bonito. A lo mejor no soy un gran cantante, pero cómo siento las cancionesJosé Luis Osuna Pérez

SIN ARREPENTIMIENTOS

Aunque el mundo de la música es muy incierto, pues hay épocas en las que no los contratan mucho, jamás se ha arrepentido de haber elegido el camino de la música y si tuviera la oportunidad de elegir otra profesión, su decisión seguiría siendo la misma.

José Luis Osuna Pérez

“La música le ayuda a uno a sobrevivir, a sobreponerse y cantar me ha sacado adelante, a pesar de haber perdido a tanto ser que amo. Es de mil amores, jamás me he arrepentido de mi decisión. Sí yo volviera a nacer de nuevo, hiciera lo mismo”.

DATOS

1958 fue el año que José Luis, junto a dos hermanos y un amigo, formó Los Hermanos Osuna.

74 años es la edad de José Luis.

EVENTO

El próximo 15 de septiembre, el Trío Los Hermanos Osuna, tocará en el escenario de la Plazuela República, durante el evento conmemorativo del Día de la Independencia.


Lee también↓:



Mazatlán, Sin. Desde que tenía 12 años de edad, José Luis Osuna Pérez sabía que la música iba a ser su camino, al ser hijo de un cancionero, no podía negarse al llamado de la sangre. Fue por ello que en el año de 1958, junto a dos hermanos y su amigo Sebastián Rojas Castillo, formaron el cuarteto Los Hermanos Osuna.

Ahora, con 74 años de edad y como único integrante vivo de la agrupación, continúa al pie del cañón, comenzó con los boleros, pero ha sabido adaptarse a los cambios de la música, al añadir a su repertorio canciones de mariachi y hasta cumbias. De esa forma lucha contra las preferencias de los mazatlecos por la banda y el norteño.

“Yo empecé en la música a la edad de los 12 años, con mi hermano mayor, Rogelio, iniciamos Los Hermanos Osuna, pero ya murieron todos. Iniciamos en el 58 y hasta la fecha continuamos tocando. Empezamos tres hermanos y otro señor que se llamaba Sebastián Rojas Castillo […] Hicimos el cuarteto. Se requiere de la permanencia, de tener un grupo vivo, donde estemos ensayando, tenemos casi 61 años cantando y seguimos ensayando”.José Luis Osuna Pérez

José Luis recuerda con añoranza aquellos años donde tenían trabajo fijo en locales y fiestas del puerto, donde tocaban aquellos grandes éxitos de tríos como Los Panchos o Los Dandys, pero el público ha evolucionado y la tecnología también, una bocina puede sustituir la labor del músico, aunque mientras haya románticos vivos, los cuartetos y tríos seguirán vivos.

José Luis Osuna Pérez alcanzando la nota.

“La situación está muy difícil para los tríos, por el asunto de las bandas y los grupos norteños, están muy fuertes, y qué bueno, qué bueno que trabajan. A nosotros el trabajo nunca nos ha faltado gracias a Dios, porque hemos sido constantes, hemos sido disciplinados, no tenemos malos hábitos de trabajo, ni malas costumbres. Los clientes a los que les tocamos hace 50 años, les seguimos tocando, gracias a Dios”.

GRABACIONES

José Luis recuerda que por las filas de Los Hermanos Osuna han pasado numerosos elementos, uno de ellos fue Víctor Osuna Estrada, un compositor y amigo de la vida, con él lograron grabar discos y perfeccionar las notas, pues en ningún momento recibió ninguno educación formal en música; el ensayo, la constancia y el “puro ver” los formaron hasta convertirlos en los músicos que son hoy en día.

“Él nos ayudó a ensayar más en orden, estuvo con nosotros unos 30 años. Hubo un tiempo en que éramos puros hermanos; Raúl, Rogelio y José Luis, que soy yo, y duramos trabajando hasta que murieron ellos. Es difícil para un trío mantenerse, de hecho hay otros como El Trío Mazatlán, Víctor Andrade y su Trío, y son los únicos que quedan, la invasión de grupos ha proliferado demasiado”.

“A nosotros se nos ha hecho muy difícil, porque hay que hablar claro, la música de tríos ya pasó hace mucho de moda, pero mientras haya gente romántica, la música nos va a dejar seguir existiendo, gracias a Dios”.

ANÉCDOTAS

Es imposible para él recordar las miles de serenatas que han llevado a mujeres en el puerto, donde el galán busca mostrar su mejor cara con el fin de conseguir conquistar el corazón de la dama en cuestión, pero ha habido momentos donde el peligro lo vivieron de cerca, pues no hay muchas personas que toleren la música, y mucho menos de noche.

“En una ocasión llevamos una serenata con un muchacho, él estaba casado y enseguida de su casa vivía un general. Se le avisó que le querían tocar a la señora que vivía enseguida, pero él no quería que le cantaran a un lado. Entonces cuando cantábamos: Despierta… dulce amor de mi vida… salió y dijo: ‘señores, no quiero música aquí’, entonces yo le dije a Antonio que el señor no quería. Volvimos a cantar y pues salió con un ‘riflesote’, yo salí corriendo y todos los demás también, de hecho me dejaron atrás, nunca los alcancé”.

Aseguró que en numerosas ocasiones, los suegros salían a gritarles groserías a ellos y a la persona que los contrató, porque rechazaban al galán en cuestión. A la fecha, ya perdió la cuenta de cuántos enamorados consolaron ante el rechazo tajante de mujeres y sus familias.

SABER ADAPTARSE

A pesar de que su música no es “de parranda”, ni de maldad, como él mismo lo definió, sino de más cultura, ha sido complicado mantenerse, por eso se han preocupado por tener más opciones para sus clientes.

“Ya cantamos un poquito de todo: cumbias, cha cha cha, mariachi, hemos hecho el esfuerzo de preocuparnos por tener un repertorio más extenso, más abierto, porque nosotros cantamos en un escenario y ofrecemos más. Hemos alternado con los mejores tríos de México y hemos estado bien frente a ellos, siendo sólo un grupo de provincia”.

José Luis Osuna Pérez

Recordó que a través de los años ha visto a numerosos compañeros pasar, unos porque deciden tomar otros caminos profesionales y otros tantos porque mueren por la edad o el cansancio, incluso hace un año perdieron a un integrante, Julián Ramos Real, y su hermano, José “John” Ramos Real, tomó su lugar en la agrupación.

FAMILIA

Que la música y la familia se “lleven bien” a veces puede resultar complicado, sobre todo cuando se trata de estar ocupados los fines de semana o en las noches, que es cuando más son contratados los servicios de un músico.

Aun así, la música le ha dado a José Luis casa propia, sus muebles y la oportunidad de sacar adelante a sus tres hijos, así como a su esposa, quien a pesar de que ya no estar con él físicamente, la lleva en el corazón y la recuerda en cada canción de amor que toca con su guitarra; recordarla, lo ayuda a sentir la letra.

Para cantar bien esas canciones hay que estudiarlas, se estudian, pero las canciones salen mejor cuando uno las canta con sentimiento, tener sensibilidad hace que las canciones salgan bonito. A lo mejor no soy un gran cantante, pero cómo siento las cancionesJosé Luis Osuna Pérez

SIN ARREPENTIMIENTOS

Aunque el mundo de la música es muy incierto, pues hay épocas en las que no los contratan mucho, jamás se ha arrepentido de haber elegido el camino de la música y si tuviera la oportunidad de elegir otra profesión, su decisión seguiría siendo la misma.

José Luis Osuna Pérez

“La música le ayuda a uno a sobrevivir, a sobreponerse y cantar me ha sacado adelante, a pesar de haber perdido a tanto ser que amo. Es de mil amores, jamás me he arrepentido de mi decisión. Sí yo volviera a nacer de nuevo, hiciera lo mismo”.

DATOS

1958 fue el año que José Luis, junto a dos hermanos y un amigo, formó Los Hermanos Osuna.

74 años es la edad de José Luis.

EVENTO

El próximo 15 de septiembre, el Trío Los Hermanos Osuna, tocará en el escenario de la Plazuela República, durante el evento conmemorativo del Día de la Independencia.


Lee también↓:



Local

Alta demanda para cruzar a la Isla de la Piedra en Mazatlán

En el mes de agosto se ha incrementado un 40 por ciento el servicio de lanchas en el embarcadero

Local

Colector Roosevelt de Mazatlán quedará terminado a más tardar en 15 días

El director de la Administración del Sistema Portuario aseguró que los trabajos que se realizan al interior del muelle fiscal están por concluir

Local

Cáritas Mazatlán da alimento a migrantes

Las afectaciones que dejó el Covid-19 incrementaron la necesidad de alimento en el municipio

Local

Alta demanda para cruzar a la Isla de la Piedra en Mazatlán

En el mes de agosto se ha incrementado un 40 por ciento el servicio de lanchas en el embarcadero

Futbol

De vuelta a la realidad: Barcelona goleó a Pumas en el Camp Nou y dejó en claro su poderío

La ilusión del Pumas, invitado de lujo en la fiesta del Barcelona y su tradicional trofeo Joan Gamper, duró apenas tres minutos, ya que lo goleada comenzó pronto

Mundo

Gustavo Petro rinde protesta como presidente de Colombia

El izquierdista Gustavo Petro juró este domingo como presidente de Colombia frente a una multitud que lo ovacionó en la Plaza Bolívar de Bogotá

Finanzas

Trabajadores de mina Boleo acuerdan aumento de 8.8% a salario y prestaciones

Tras un mes de huelga, los trabajadores de la Minera y Metalúrgica del Boleo obtuvieron un aumento del 7% en su sueldo y 1.8% en prestaciones

Mundo

Israel confirma entrada en vigor de tregua con Yihad Islámica en Gaza

El cese de las hostilidades pondría fin a una sangrienta escalada de violencia que se ha prolongado durante tres días

Deportes

Sinaloa regresa a un torneo de la Federación Mexicana de Beisbol

Tras sumar 10 años de ausencia competirá en la categoría 7-8 años en la Ciudad de México