/ sábado 17 de agosto de 2019

Sobreviven tiendas de abarrotes en Mazatlán ‘contra viento y marea’

Con Abarrotes Bere, Juan Manuel Zataráin Arámburo ha sido testigo de cómo el negocio que le ha dado para vivir por más de dos décadas, ha venido en decadencia

Mazatlán, Sin. Aunque el crecimiento de las grandes cadenas de tiendas de conveniencia ha sido acelerado, las tradicionales “tienditas de la esquina” aún sobreviven, al grado de que ambos formatos coexisten en unos pocos metros en las colonias de Mazatlán.

Los clientes fieles a estos pequeños negocios se basan en la confianza y la facilidad de pago, mientras que los que van a las tiendas de conveniencia lo hacen por la comodidad y garantía de que encontrarán lo que buscan, incluyendo el pago de servicios domésticos.

Tienda de abarrotes. Foto: Rolando Salazar.

Juan Manuel Zataráin Arámburo, vecino de la colonia Francisco Villa y propietario de la tiendaAbarrotes Bere, en el transcurrir de los años le ha tocado ver cómo ha venido en decadencia el negocio que le ha dado para vivir desde hace más de 20 años.

Trabajó como chofer de Transportes Águilas del Pacífico por 15 años, y en 1999 renunció por motivos de salud, en ese entonces acondicionó su casa para poner su tiendita, que trabaja junto con su esposa,la cual le dio para pagar losestudios a sus tres hijas.

Las tiendas son muy esclavizadas, porque se tiene que trabajar todos los días, pero de ahí sobrevive uno y más que empezaron a venirse las enfermedades, a veces nos ayuda una hija que ya está casada, a las tres les dimos el estudio de aquí, del negocio, antes era bueno, ahorita todo está muy competido

Juan Manuel Zataráin Arámburo

Señala quetan sólo en esa colonia tienen tres supermercados exprés, y no se diga de las tiendas de conveniencia,a las que ahora se les han sumado algunas farmacias de cadena que ya venden de todo. La fuerte competencia apenas le permite mantenerse día con día y poder surtir la mercancía con los proveedores.

Don Juan, como lo conocen en el barrio, reconoce que las mejores épocas para los abarrotes ya pasaron hace muchos años, incluso, cuando él entró a la actividad ya no le tocó vivir esos “años de gloria”, pero síuna época más o menos buena. Eso sí, no como está ahorita.

Estimó que con la proliferación de tiendas de autoservicio por toda la ciudad, el incremento de precios yla difícil situación económica que viven las familias mazatlecas, las ventas en los abarrotes han caído más de un 50%.

Con todos esos incrementos la gente compra menos, antes se pagabanfacturas de mercancía de hasta 7 mil pesos, y salía para pagar de la tienda, pero ahora se batalla, uno busca donde estémás barato para comprar, y cuando mucho compra uno dos mil pesos de mandado y no se ve mucho

Don Juan

En estas dos décadas, dijo, ha tenido que lidiar con el carácter de las mujeres, pues hay ocasiones que se enojan por la falta de producto, los precios o simplemente porque van de mal humor. “Luego con uno rematan, pero es algo que tenemos que aprender a tratar”.

Consideró que para mantener el negocio,una parte importante es el trato que se le da a las personas.

“La mayoría de mis clientes son mis vecinos, pero también hay otros que vienen desde lejos, y me imagino que también van de aquí para allá”.

SALE PARA COMER

Para Don Juan, una tienda de abarrotes no lo hace a uno millonario, pero sale para comer, para los gastos de la casa y para vivir tranquilo, y es que todavía hay mucha gente que prefiere“la tiendita de la esquina”.

Indicó que debidoa la competencia que existe, pues tan sólo en su colonia hay cinco tiendas de abarrotes, procura tener los mismos precios, porque de lo contrario no vende.

Tienda de abarrotes. Foto: Rolando Salazar.

Reveló que en la tienda, donde ofrece abarrotes, cremería, pollo, marlin y verdura, hay algunas horas clave para la venta, por la mañana y al mediodía, en la tarde baja un poco, pero todo el día hay movimiento, se vende de poquito en poquito.

Reiteró que a raíz del aumento de precios, la gente llega pero compra poco, no como antes, que se surtían para toda la semana o quincena.

Las tiendas para eso son ahora, para rellenar los complementos a la hora de la comida, el desayuno y la cena, porque hay gente que compra la leche, la verdura y lo que va necesitando, además del refresco y el agua

Don Juan

Además, agregó que con el tiempo los proveedores han cambiado su forma de venta, ahora las tiendas de mayoreo, fruterías y cremerías levantan los pedidos por teléfono y se los llevan a sus domicilios.

Ya se terminaron esos tiempos donde tú acarreabas todo, ahora los proveedores vienen, levantan el pedido y te lo mandan. Han tenido que cambiar para poder vender, todos hemos tenido que adaptarnos a los nuevos tiempos

Don Juan

En todo este tiempo Don Juan nunca ha sido víctima de la delincuencia, ya que considera que vive en una colonia tranquila, y además, como siempre le da buen trato a sus clientes, no tiene problemas con nadie.


PROGRAMAS DE GOBIERNO

La Secretaría de Economía Estatal, a través de Red Fosin, otorga apoyos de micro créditos para Mipymes, donde Don Juan ya ha sido beneficiado en varias ocasiones con créditos de 25 mil pesos, los cuales utiliza para poder sostener su negocio.

“Ese crédito que pedí a Red Fosin lo estoy trabajando en mercancía, si la tienda no me da, saco de ahí para completar y de ahí hago el pago. El crédito es de 25 mil pesos y poco el interés que pago, yo ya llevo como cinco, así es como he podido sobrevivir con la tiendita abierta”.

Además, la dependencia estatal puso en marcha en el mes de julio el programa “Mi Abarrote”, que beneficia a 100 comerciantes de Sinaloa, otorgándoles equipo de cómputo con su respectivo software para elevar la competitividad de los micro negocios, lo que les permite ofrecer los mismos servicios que ofrecen las tiendas de conveniencia, que son pagos de servicio, venta de “tiempo aire” para celulares, entre otros.

Te puede interesar: Viven de la basura: desechos que generan dinero en Mazatlán

Así, ‘contra viento y marea’, Don Juan abre su tiendita todos los días, desde las 6:00 de la mañana atiende con un gesto amable a su clientela, trata de tener todo lo que le piden y a buen precio, pues eso garantiza que Abarrotes Bere siga en su preferencia.

“Mientras podamos vamos a seguir aquí, el día que uno de los dos (mi esposa y yo) ya no pueda, tendremos que tomar una decisión, pero por lo pronto la tienda seguirá abierta y lo más importante es que yo no pago renta, porque eso es muy caro, además de la luz y la tarifa de agua comercial”, concluyó.

DATOS

  • 1999 es el año en que Don Juan abrió Abarrotes Bere.
  • 50% han caído las ventas en los abarrotes con la proliferación de las tiendas de conveniencia.




Lee también↓

Mazatlán, Sin. Aunque el crecimiento de las grandes cadenas de tiendas de conveniencia ha sido acelerado, las tradicionales “tienditas de la esquina” aún sobreviven, al grado de que ambos formatos coexisten en unos pocos metros en las colonias de Mazatlán.

Los clientes fieles a estos pequeños negocios se basan en la confianza y la facilidad de pago, mientras que los que van a las tiendas de conveniencia lo hacen por la comodidad y garantía de que encontrarán lo que buscan, incluyendo el pago de servicios domésticos.

Tienda de abarrotes. Foto: Rolando Salazar.

Juan Manuel Zataráin Arámburo, vecino de la colonia Francisco Villa y propietario de la tiendaAbarrotes Bere, en el transcurrir de los años le ha tocado ver cómo ha venido en decadencia el negocio que le ha dado para vivir desde hace más de 20 años.

Trabajó como chofer de Transportes Águilas del Pacífico por 15 años, y en 1999 renunció por motivos de salud, en ese entonces acondicionó su casa para poner su tiendita, que trabaja junto con su esposa,la cual le dio para pagar losestudios a sus tres hijas.

Las tiendas son muy esclavizadas, porque se tiene que trabajar todos los días, pero de ahí sobrevive uno y más que empezaron a venirse las enfermedades, a veces nos ayuda una hija que ya está casada, a las tres les dimos el estudio de aquí, del negocio, antes era bueno, ahorita todo está muy competido

Juan Manuel Zataráin Arámburo

Señala quetan sólo en esa colonia tienen tres supermercados exprés, y no se diga de las tiendas de conveniencia,a las que ahora se les han sumado algunas farmacias de cadena que ya venden de todo. La fuerte competencia apenas le permite mantenerse día con día y poder surtir la mercancía con los proveedores.

Don Juan, como lo conocen en el barrio, reconoce que las mejores épocas para los abarrotes ya pasaron hace muchos años, incluso, cuando él entró a la actividad ya no le tocó vivir esos “años de gloria”, pero síuna época más o menos buena. Eso sí, no como está ahorita.

Estimó que con la proliferación de tiendas de autoservicio por toda la ciudad, el incremento de precios yla difícil situación económica que viven las familias mazatlecas, las ventas en los abarrotes han caído más de un 50%.

Con todos esos incrementos la gente compra menos, antes se pagabanfacturas de mercancía de hasta 7 mil pesos, y salía para pagar de la tienda, pero ahora se batalla, uno busca donde estémás barato para comprar, y cuando mucho compra uno dos mil pesos de mandado y no se ve mucho

Don Juan

En estas dos décadas, dijo, ha tenido que lidiar con el carácter de las mujeres, pues hay ocasiones que se enojan por la falta de producto, los precios o simplemente porque van de mal humor. “Luego con uno rematan, pero es algo que tenemos que aprender a tratar”.

Consideró que para mantener el negocio,una parte importante es el trato que se le da a las personas.

“La mayoría de mis clientes son mis vecinos, pero también hay otros que vienen desde lejos, y me imagino que también van de aquí para allá”.

SALE PARA COMER

Para Don Juan, una tienda de abarrotes no lo hace a uno millonario, pero sale para comer, para los gastos de la casa y para vivir tranquilo, y es que todavía hay mucha gente que prefiere“la tiendita de la esquina”.

Indicó que debidoa la competencia que existe, pues tan sólo en su colonia hay cinco tiendas de abarrotes, procura tener los mismos precios, porque de lo contrario no vende.

Tienda de abarrotes. Foto: Rolando Salazar.

Reveló que en la tienda, donde ofrece abarrotes, cremería, pollo, marlin y verdura, hay algunas horas clave para la venta, por la mañana y al mediodía, en la tarde baja un poco, pero todo el día hay movimiento, se vende de poquito en poquito.

Reiteró que a raíz del aumento de precios, la gente llega pero compra poco, no como antes, que se surtían para toda la semana o quincena.

Las tiendas para eso son ahora, para rellenar los complementos a la hora de la comida, el desayuno y la cena, porque hay gente que compra la leche, la verdura y lo que va necesitando, además del refresco y el agua

Don Juan

Además, agregó que con el tiempo los proveedores han cambiado su forma de venta, ahora las tiendas de mayoreo, fruterías y cremerías levantan los pedidos por teléfono y se los llevan a sus domicilios.

Ya se terminaron esos tiempos donde tú acarreabas todo, ahora los proveedores vienen, levantan el pedido y te lo mandan. Han tenido que cambiar para poder vender, todos hemos tenido que adaptarnos a los nuevos tiempos

Don Juan

En todo este tiempo Don Juan nunca ha sido víctima de la delincuencia, ya que considera que vive en una colonia tranquila, y además, como siempre le da buen trato a sus clientes, no tiene problemas con nadie.


PROGRAMAS DE GOBIERNO

La Secretaría de Economía Estatal, a través de Red Fosin, otorga apoyos de micro créditos para Mipymes, donde Don Juan ya ha sido beneficiado en varias ocasiones con créditos de 25 mil pesos, los cuales utiliza para poder sostener su negocio.

“Ese crédito que pedí a Red Fosin lo estoy trabajando en mercancía, si la tienda no me da, saco de ahí para completar y de ahí hago el pago. El crédito es de 25 mil pesos y poco el interés que pago, yo ya llevo como cinco, así es como he podido sobrevivir con la tiendita abierta”.

Además, la dependencia estatal puso en marcha en el mes de julio el programa “Mi Abarrote”, que beneficia a 100 comerciantes de Sinaloa, otorgándoles equipo de cómputo con su respectivo software para elevar la competitividad de los micro negocios, lo que les permite ofrecer los mismos servicios que ofrecen las tiendas de conveniencia, que son pagos de servicio, venta de “tiempo aire” para celulares, entre otros.

Te puede interesar: Viven de la basura: desechos que generan dinero en Mazatlán

Así, ‘contra viento y marea’, Don Juan abre su tiendita todos los días, desde las 6:00 de la mañana atiende con un gesto amable a su clientela, trata de tener todo lo que le piden y a buen precio, pues eso garantiza que Abarrotes Bere siga en su preferencia.

“Mientras podamos vamos a seguir aquí, el día que uno de los dos (mi esposa y yo) ya no pueda, tendremos que tomar una decisión, pero por lo pronto la tienda seguirá abierta y lo más importante es que yo no pago renta, porque eso es muy caro, además de la luz y la tarifa de agua comercial”, concluyó.

DATOS

  • 1999 es el año en que Don Juan abrió Abarrotes Bere.
  • 50% han caído las ventas en los abarrotes con la proliferación de las tiendas de conveniencia.




Lee también↓

Local

Listo botón de alerta en la “Mazatlán APP”: Químico Benítez

A través de la Mazatlán App, los ciudadanos podrán hacer sus reportes directamente a Seguridad Pública

Local

Se cumplen las expectativas turísticas en el puente patrio en Mazatlán

Los hoteles estuvieron casi al 100%, mientras que restaurantes y comercios registraron ventas del 80 y 70% respectivamente

Local

‘Aplauden’ propuesta de presupuesto para la Presa Santa María

Líder comerciante asegura que eso le da certeza a la obra

Sociedad

Organismos internacionales piden a México adoptar un etiquetado claro

El etiquetado que actualmente se halla en los productos es difícil de interpretar, dijeron la OMS y la OPS

Gossip

Selena Gomez y Netflix se unen para estrenar serie documental sobre migrantes

La cantante reveló que Living Undocumented abordará las historias de ocho familias migrantes

Local

Tiene Bomberos Mazatlán apoyo de medio millón de pesos

El recurso se une a 2 unidades motrices, que recientemente recibieron por parte del Gobierno del Estado

Mundo

El mundo está "perdiendo la carrera" del clima, advierte la ONU

Antonio Guterres matizó que aún se está tiempo para alcanzar los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero

Local

Arranca el programa de financiamiento “Impulso Puro Sinaloa 2019”

La bolsa de crédito es de 86 millones de pesos para los empresarios del sector turismo, agroindustria, comercio y servicio