/ miércoles 18 de septiembre de 2019

Sí hay sargazo en Mazatlán, asegura especialista, pero no es peligroso

Hay 42 especies de esta macroalga en las costas de Baja California, de las cuales una está en Mazatlán

Mazatlán,Sin.- La especialista en algas, Julia Ochoa Izaguirre, afirmó que en la zona del Golfo de California hay 42 especies descritas de sargazo, de las cuales una habita en las costas de Mazatlán, pero no son peligrosas para el ecosistema marino, ya que son bentónicas y no flotantes.

Dijo que en el mundo se han detectado 426 especies del género sargassum, su forma de vida puede ser pelágica (viven flotando) o bentónica (adherida a un sustrato).

El arribo de algas a las playas mazatlecas es cíclico y aparece en temporada de lluvias fuertes.

Para las costas del Pacífico de México, añadió, se tiene un registro de 42 especies, de las cuales sólo una habita en Mazatlán y es Sargassum liebmanni.

A esta se le encuentra en la zona rocosa al lado de la casa del Marino, se trata de una planta pequeña de unos 10 centímetros de altura que aparece con poca biomasa entre noviembre y febrero, pero luego desaparece, por tanto, se le considera parte del ecosistema.

La especie Sargassum muticum (Yendo) es la especie asiática nativa de Japón que ha invadido las costas del Pacífico, desde Vancouver, Canadá, hasta isla Magdalena en Baja California Sur. Se cree que entró en semillas del ostión Crassostrea gigas, importado desde Japón en el año 1940, desde entonces ha invadido 4 mil 300 kilómetros de costas del Pacífico. Vive desde la zona intermareal hasta unos 20 metros de profundidad.


No hay peligro porque están ahí formando parte del ecosistema y no pasa nada, aquí tenemos una especie de sargazo en la Casa del Marino, hay un promontorio rocoso, ahí hay sargazo, pero aparece y desaparece en ese pedazo de roca, chiquito y no pasa de ahí, hay especies que pueden pasar desapercibidas, la diferencia es que estas son bentónicas y no pasan de ahí Julia Ochoa Izaguirre


Señaló que la diferencia entre las algas bentónicas y el sargazo que afecta el Golfo de México es que las primeras viven adheridas a un sustrato rocoso y no tienen tanta luz por estar al fondo del mar, mientras que las segundas flotan, obtienen los nutrientes del mar y les pega directamente la luz, lo cual hace que se reproduzcan en abundancia.

Con respecto al sargazo del Golfo de México, refirió que todavía no se sabe su origen, aunque se cree que proceda de Brasil por la alta descarga de nutrientes en aquella región; sin embargo, aclara que estas macroalgas siempre han existido en esa zona, y como ejemplo citó el mar de los sargazos, documentado en las crónicas de Cristobal Colón.


Siempre han estado ahí, tienen una gran ventaja porque viven en la superficie del agua, obtiene directamente la luz y tiene nutrientes; mientras que las que están en las costas del Golfo de California y Mazatlán, viven en el fondo y no les llega suficiente luz, están más limitadas en luz y su crecimiento se va frenando Julia Ochoa Izaguirre


Julia Ochoa no descarta los riesgos de que un día, el sargazo flotante llegue a las costas del Pacífico, pero su probabilidad es mínima, pues a pesar de que llegara a cruzar del Atlántico al Pacífico, las aguas aquí son más turbias y densas, eso frenaría su reproducción.

“No es ley que no nos vaya a llegar, pero no se visualiza, la única parte que veo que puede traspasar es el canal de Panamá, que algún barco accidentalmente lo trajera en un compartimiento, esa sería la única posibilidad, pero por cuestiones de corrientes no creo; por otra parte, las aguas que tenemos aquí son muy turbias, en la columna de agua hacen apilamiento, les costaría más trabajo obtener la luz”, indicó.

La especialista, Julia Ochoa, asegura que el sargazo que hay en Mazatlán no es peligroso.

SE PUEDE SABER SU ORIGEN

Ochoa Izaguirre refiere que hasta el momento sólo hay modelos predictivos sobre el origen del sargazo en el Golfo de México, el cual afecta las zonas de playa de Quintana Roo.

“No saben, están haciendo algunos modelos predictivos y dicen que probablemente sean las costas de Brasil por el amazona que saca tanto nutriente, pero todavía no está probado, tendrían que hacer estudios más específicos”, comentó.

Uno de las formas para conocer el origen de las algas es a través del nitrógeno isotópico, con procedimientos que permiten caracterizar los isótopos del nitrógeno del alga y compararlo con la fuente del agua del amazonas, para ver si procede de ese lugar.


Se caracteriza lo que hay en el alga de ese nitrógeno y si se caracteriza la fuente del agua del amazonas, con eso se puede ver de dónde viene y no han hecho ese estudio, depende de quién está investigando, ese tipo de análisis puede descubrir de dónde viene Julia Ochoa Izaguirre


De esta manera fue que se identificaron las 40 especies de estas macroalgas que se encuentran en el Golfo de California, de las cuales dos de ellas están en Mazatlán que proceden de Japón y el continente asiático.


Hay registros de alga Padina desde el año 1981, según estudios.

ABUNDAN ALGAS PADINAS

La macroalga que más abunda en Mazatlán es la Padina, que forma parte del grupo llamado cafés o pardas, de los cuales pertenece el sargazo.

Esta alga vive hasta dos estaciones climáticas o un año, pero cuando la especie se reproduce y llega a su estado de senescencia, empieza a partirse, y es cuando la marea la arrastra hacia la zona de playa.

La principal preocupación es que al haber mucho nutriente en el mar por las descargas de aguas residuales, la biomasa de estas algas se ha reproducido mucho en los últimos años y de continuar este crecimiento, podría poner en riesgo el ecosistema marino, advirtió.

Así que propuso como única solución el retiro de algas que llegan a las playas, principalmente en Pinitos y Playa Norte, para que no regresen al mar, así como disminuir las descargas de nutrientes con tratamiento más eficaces de las aguas residuales, tanto domésticas como industriales.


No hay que preocuparse por el momento, las Padina van a seguir saliendo cada año, viene la época de ciclones y la marea, como hay más movimiento de agua y están debilitados las partes basales del talo donde están adheridas, van a salir a la playa Julia Ochoa Izaguirre

Te puede interesar: Semarnat limita el retiro de algas en las playas de Mazatlán

En la zona rocosa de la Casa del Marino aparecen entre noviembre y febrero macroalgas de la especie Sargassum liebmanni.


CIFRAS:

426 especies del género sargassum están distribuidas en todo el mundo.

42 especies de sargazo tienen registro en las costas del Pacífico de México, de las cuales sólo una habita en Mazatlán.

10 cm de altura mide la planta sargassum Liebmanni que aparece en Mazatlán entre noviembre y febrero con poca biomasa, a la cual se le considera parte del ecosistema.

DOS FORMAS

La macroalga sargassum puede ser pelágica (viven flotando) o bentónica (adherida a un sustrato), las primeras se reproducen con mucha biomasa y las segundas su reproducción es más limitada.

JULIA OCHOA

Tiene doctorado por la UNAM con estudios en identificación de las fuentes de contaminación por nutrientes, utiliza las macroalgas como bioindicadores.

Atcualmente está jubilada, tras ejercer 34 años de docencia en la Facultad de Ciencias del Mar de la UAS.

Formó parte del Sistema Nacional de Investigadores; trabajó en el inventario florístico del Golfo de California, proyecto que duró 10 años, además de realizar la taxonomía e identificación de las microalgas.


Lee Más Aquí:





Mazatlán,Sin.- La especialista en algas, Julia Ochoa Izaguirre, afirmó que en la zona del Golfo de California hay 42 especies descritas de sargazo, de las cuales una habita en las costas de Mazatlán, pero no son peligrosas para el ecosistema marino, ya que son bentónicas y no flotantes.

Dijo que en el mundo se han detectado 426 especies del género sargassum, su forma de vida puede ser pelágica (viven flotando) o bentónica (adherida a un sustrato).

El arribo de algas a las playas mazatlecas es cíclico y aparece en temporada de lluvias fuertes.

Para las costas del Pacífico de México, añadió, se tiene un registro de 42 especies, de las cuales sólo una habita en Mazatlán y es Sargassum liebmanni.

A esta se le encuentra en la zona rocosa al lado de la casa del Marino, se trata de una planta pequeña de unos 10 centímetros de altura que aparece con poca biomasa entre noviembre y febrero, pero luego desaparece, por tanto, se le considera parte del ecosistema.

La especie Sargassum muticum (Yendo) es la especie asiática nativa de Japón que ha invadido las costas del Pacífico, desde Vancouver, Canadá, hasta isla Magdalena en Baja California Sur. Se cree que entró en semillas del ostión Crassostrea gigas, importado desde Japón en el año 1940, desde entonces ha invadido 4 mil 300 kilómetros de costas del Pacífico. Vive desde la zona intermareal hasta unos 20 metros de profundidad.


No hay peligro porque están ahí formando parte del ecosistema y no pasa nada, aquí tenemos una especie de sargazo en la Casa del Marino, hay un promontorio rocoso, ahí hay sargazo, pero aparece y desaparece en ese pedazo de roca, chiquito y no pasa de ahí, hay especies que pueden pasar desapercibidas, la diferencia es que estas son bentónicas y no pasan de ahí Julia Ochoa Izaguirre


Señaló que la diferencia entre las algas bentónicas y el sargazo que afecta el Golfo de México es que las primeras viven adheridas a un sustrato rocoso y no tienen tanta luz por estar al fondo del mar, mientras que las segundas flotan, obtienen los nutrientes del mar y les pega directamente la luz, lo cual hace que se reproduzcan en abundancia.

Con respecto al sargazo del Golfo de México, refirió que todavía no se sabe su origen, aunque se cree que proceda de Brasil por la alta descarga de nutrientes en aquella región; sin embargo, aclara que estas macroalgas siempre han existido en esa zona, y como ejemplo citó el mar de los sargazos, documentado en las crónicas de Cristobal Colón.


Siempre han estado ahí, tienen una gran ventaja porque viven en la superficie del agua, obtiene directamente la luz y tiene nutrientes; mientras que las que están en las costas del Golfo de California y Mazatlán, viven en el fondo y no les llega suficiente luz, están más limitadas en luz y su crecimiento se va frenando Julia Ochoa Izaguirre


Julia Ochoa no descarta los riesgos de que un día, el sargazo flotante llegue a las costas del Pacífico, pero su probabilidad es mínima, pues a pesar de que llegara a cruzar del Atlántico al Pacífico, las aguas aquí son más turbias y densas, eso frenaría su reproducción.

“No es ley que no nos vaya a llegar, pero no se visualiza, la única parte que veo que puede traspasar es el canal de Panamá, que algún barco accidentalmente lo trajera en un compartimiento, esa sería la única posibilidad, pero por cuestiones de corrientes no creo; por otra parte, las aguas que tenemos aquí son muy turbias, en la columna de agua hacen apilamiento, les costaría más trabajo obtener la luz”, indicó.

La especialista, Julia Ochoa, asegura que el sargazo que hay en Mazatlán no es peligroso.

SE PUEDE SABER SU ORIGEN

Ochoa Izaguirre refiere que hasta el momento sólo hay modelos predictivos sobre el origen del sargazo en el Golfo de México, el cual afecta las zonas de playa de Quintana Roo.

“No saben, están haciendo algunos modelos predictivos y dicen que probablemente sean las costas de Brasil por el amazona que saca tanto nutriente, pero todavía no está probado, tendrían que hacer estudios más específicos”, comentó.

Uno de las formas para conocer el origen de las algas es a través del nitrógeno isotópico, con procedimientos que permiten caracterizar los isótopos del nitrógeno del alga y compararlo con la fuente del agua del amazonas, para ver si procede de ese lugar.


Se caracteriza lo que hay en el alga de ese nitrógeno y si se caracteriza la fuente del agua del amazonas, con eso se puede ver de dónde viene y no han hecho ese estudio, depende de quién está investigando, ese tipo de análisis puede descubrir de dónde viene Julia Ochoa Izaguirre


De esta manera fue que se identificaron las 40 especies de estas macroalgas que se encuentran en el Golfo de California, de las cuales dos de ellas están en Mazatlán que proceden de Japón y el continente asiático.


Hay registros de alga Padina desde el año 1981, según estudios.

ABUNDAN ALGAS PADINAS

La macroalga que más abunda en Mazatlán es la Padina, que forma parte del grupo llamado cafés o pardas, de los cuales pertenece el sargazo.

Esta alga vive hasta dos estaciones climáticas o un año, pero cuando la especie se reproduce y llega a su estado de senescencia, empieza a partirse, y es cuando la marea la arrastra hacia la zona de playa.

La principal preocupación es que al haber mucho nutriente en el mar por las descargas de aguas residuales, la biomasa de estas algas se ha reproducido mucho en los últimos años y de continuar este crecimiento, podría poner en riesgo el ecosistema marino, advirtió.

Así que propuso como única solución el retiro de algas que llegan a las playas, principalmente en Pinitos y Playa Norte, para que no regresen al mar, así como disminuir las descargas de nutrientes con tratamiento más eficaces de las aguas residuales, tanto domésticas como industriales.


No hay que preocuparse por el momento, las Padina van a seguir saliendo cada año, viene la época de ciclones y la marea, como hay más movimiento de agua y están debilitados las partes basales del talo donde están adheridas, van a salir a la playa Julia Ochoa Izaguirre

Te puede interesar: Semarnat limita el retiro de algas en las playas de Mazatlán

En la zona rocosa de la Casa del Marino aparecen entre noviembre y febrero macroalgas de la especie Sargassum liebmanni.


CIFRAS:

426 especies del género sargassum están distribuidas en todo el mundo.

42 especies de sargazo tienen registro en las costas del Pacífico de México, de las cuales sólo una habita en Mazatlán.

10 cm de altura mide la planta sargassum Liebmanni que aparece en Mazatlán entre noviembre y febrero con poca biomasa, a la cual se le considera parte del ecosistema.

DOS FORMAS

La macroalga sargassum puede ser pelágica (viven flotando) o bentónica (adherida a un sustrato), las primeras se reproducen con mucha biomasa y las segundas su reproducción es más limitada.

JULIA OCHOA

Tiene doctorado por la UNAM con estudios en identificación de las fuentes de contaminación por nutrientes, utiliza las macroalgas como bioindicadores.

Atcualmente está jubilada, tras ejercer 34 años de docencia en la Facultad de Ciencias del Mar de la UAS.

Formó parte del Sistema Nacional de Investigadores; trabajó en el inventario florístico del Golfo de California, proyecto que duró 10 años, además de realizar la taxonomía e identificación de las microalgas.


Lee Más Aquí:





Local

Ovidio Guzmán, hijo de El Chapo, sí fue liberado

Alfonso Durazo, titular de la secretaría dijo que se encontraron a Ovidio Guzmán López en el fraccionamiento Tres Ríos de la ciudad de Culiacán

Local

Mala temporada camaronera adelantará el desempleo

Las embarcaciones que ya empezaron a hacer descargas de camarón, reportan producción de dos toneladas

Finanzas

Turismo regional y de negocios sostiene líneas de transporte foráneo

Jefes de operaciones y de rol de salida señalan que quienes viajan en temporada baja son maestros, estudiantes y personas que acuden a gestionar trámites

Local

Autoridades de Culiacán aseguran que la paz ya impregna en la ciudad

Gobierno del estado en conjunto con las fuerzas armadas aseguran que desde las 12:00 am la paz en Culiacán ya había llegado.

Política

Respaldé la decisión: AMLO sobre liberación de Ovidio Guzmán

El Presidente aseguró que la decisión tomada por el gabinete de seguridad fue con el objetivo de salvaguardar la vida de los ciudadanos

Local

Mala temporada camaronera adelantará el desempleo

Las embarcaciones que ya empezaron a hacer descargas de camarón, reportan producción de dos toneladas

Círculos

Invitan al baile en pro de Fundación Cruzada Rosa

Margarita Domínguez junto a Los Sultanes de Monterrey y el imitador Billy Moreno se unen para apoyar a las mujeres con cáncer