/ sábado 30 de noviembre de 2019

Leyendas del Sur: La historia del ‘soldado mariguana’

El relato data desde inicios de la década de los 30’s, cuando un militar, bajo efectos de la droga, asesinó sin piedad a varios pobladores de Rosario

Mazatlán.- Rosario.- Al ser uno de los municipios más longevos del noroeste del país, El Rosario es un lugar lleno de historia, por el peso económico que representaba en épocas pasadas debido a la producción de minerales que se tenía en la zona.

Uno de los pasajes históricos que tiene el municipio y que ha quedado un tanto en el olvido, es el que en su momento llamaron la masacre del “soldado mariguana”, ya que se cuenta que un militar, bajo los efectos de esta droga, asesinó a balazos y sin piedad a varios pobladores.

De acuerdo a lo relatado por el historiador rosarense, Leopoldo José H. Bouttier, este suceso data del año 1930 y tuvo como escenario principal la antigua cárcel de este municipio, edificio que actualmente es el Museo Regional de Historia.

El cronista comenta que según las versiones de personas que les tocó ser testigos de este hecho, uno de los militares que se encontraba como guardia de los reos de esa época, asesinó y dejó heridos a varios rosarenses.

Esta historia también se encuentra impresa en el libro “Estampas de un mineral”, del escritor Carlos R. Hubbard, quien en este relato asegura haber sido testigo del hecho.

Comenta que eran alrededor de las 3:00 de la tarde, cuando al encontrarse en las oficinas del Correo escuchó un disparo, al asomarse para ver de qué se trataba, otro disparo se impactó a unos cuantos centímetros de su persona, por lo que cerró y aseguró las puertas y ventanas de la oficina.

Luego de escucharse más disparos, se percataron que provenían de una de las torres del edificio de la cárcel, en donde se encontraba un soldado que disparaba a las personas que tenía a la vista sin motivo alguno.

El primero de los proyectiles había alcanzado a una mujer que laboraba en un cabaret que se encontraba cerca de la cárcel, ella había salido a comprar fruta cuando el soldado le disparó y la dejó mal herida, otro de los tiros terminó con la vida de un hombre que se asomó a ver qué pasaba.

Luego de que los compañeros del militar se percataran de lo sucedido, uno de ellos ascendió al techo del edificio para buscar detener al agresor, pero fue recibido con un disparo en la frente.

En el escrito mencionan que la tarde estaba cayendo cuando al lugar arribó un militar de alto rango, quien ordenó que buscaran un sitio de donde se pudiera subir algún elemento, para tratar de dispararle al “soldado mariguana”.

Fue en un árbol que se encontraba en el interior de un domicilio cercano, de donde un elemento militar disparó contra la torre donde se encontraba el soldado, pero las balas no daban en el blanco.

Luego de sentir los disparos, el “soldado mariguana” salió de la torre para buscar a quién le disparaba, por lo que se tiró de pecho en la azotea, al verlo ahí, el elemento que se encontraba en el árbol detonó el arma y de un tiro en la frente terminó con el agresor.

El relato se encuentra plasmado en el libro “Estampas de un mineral”. Foto: Jesús López I El Sol de Mazatlán

Este relato es uno de los cientos de pasajes históricos con los que cuenta el municipio de Rosario.

DATO

1930 fue el año en el que se suscitó el hecho en Rosario.

LUGAR

El incidente tuvo como escenario principal la antigua cárcel de este municipio, edificio que actualmente es el Museo Regional de Historia.


Lee más aquí

Mazatlán.- Rosario.- Al ser uno de los municipios más longevos del noroeste del país, El Rosario es un lugar lleno de historia, por el peso económico que representaba en épocas pasadas debido a la producción de minerales que se tenía en la zona.

Uno de los pasajes históricos que tiene el municipio y que ha quedado un tanto en el olvido, es el que en su momento llamaron la masacre del “soldado mariguana”, ya que se cuenta que un militar, bajo los efectos de esta droga, asesinó a balazos y sin piedad a varios pobladores.

De acuerdo a lo relatado por el historiador rosarense, Leopoldo José H. Bouttier, este suceso data del año 1930 y tuvo como escenario principal la antigua cárcel de este municipio, edificio que actualmente es el Museo Regional de Historia.

El cronista comenta que según las versiones de personas que les tocó ser testigos de este hecho, uno de los militares que se encontraba como guardia de los reos de esa época, asesinó y dejó heridos a varios rosarenses.

Esta historia también se encuentra impresa en el libro “Estampas de un mineral”, del escritor Carlos R. Hubbard, quien en este relato asegura haber sido testigo del hecho.

Comenta que eran alrededor de las 3:00 de la tarde, cuando al encontrarse en las oficinas del Correo escuchó un disparo, al asomarse para ver de qué se trataba, otro disparo se impactó a unos cuantos centímetros de su persona, por lo que cerró y aseguró las puertas y ventanas de la oficina.

Luego de escucharse más disparos, se percataron que provenían de una de las torres del edificio de la cárcel, en donde se encontraba un soldado que disparaba a las personas que tenía a la vista sin motivo alguno.

El primero de los proyectiles había alcanzado a una mujer que laboraba en un cabaret que se encontraba cerca de la cárcel, ella había salido a comprar fruta cuando el soldado le disparó y la dejó mal herida, otro de los tiros terminó con la vida de un hombre que se asomó a ver qué pasaba.

Luego de que los compañeros del militar se percataran de lo sucedido, uno de ellos ascendió al techo del edificio para buscar detener al agresor, pero fue recibido con un disparo en la frente.

En el escrito mencionan que la tarde estaba cayendo cuando al lugar arribó un militar de alto rango, quien ordenó que buscaran un sitio de donde se pudiera subir algún elemento, para tratar de dispararle al “soldado mariguana”.

Fue en un árbol que se encontraba en el interior de un domicilio cercano, de donde un elemento militar disparó contra la torre donde se encontraba el soldado, pero las balas no daban en el blanco.

Luego de sentir los disparos, el “soldado mariguana” salió de la torre para buscar a quién le disparaba, por lo que se tiró de pecho en la azotea, al verlo ahí, el elemento que se encontraba en el árbol detonó el arma y de un tiro en la frente terminó con el agresor.

El relato se encuentra plasmado en el libro “Estampas de un mineral”. Foto: Jesús López I El Sol de Mazatlán

Este relato es uno de los cientos de pasajes históricos con los que cuenta el municipio de Rosario.

DATO

1930 fue el año en el que se suscitó el hecho en Rosario.

LUGAR

El incidente tuvo como escenario principal la antigua cárcel de este municipio, edificio que actualmente es el Museo Regional de Historia.


Lee más aquí

Local

Reciben última beca del 2019

Los beneficiados son alumnos de primaria de la ciudad y rancherías

Local

Leyendas del Sur: Cuando el diablo se perdió en Rosario

Los callejones del pueblo mágico hacen difícil su transitar

Local

Nacimientos: El arte que le da vida a la Navidad

Moisés Hernández, comerciante desde hace 58 años, llega a Mazatlán cada temporada a vender artículos alusivos a la época

Deportes

Venados de Mazatlán asegura  la serie en casa

Los rojos ganaron 5-1 a los Caballeros Águilas de Mexicali

Deportes

Impone Mazatlán jerarquía en el deporte ráfaga

Mazatlán pasa sin problemas la eliminatoria zonal y jugará la etapa estatal en febrero

Sociedad

Este es el pliego petitorio de estudiantes del ITAM que harán paro total

Entre sus demandas piden una estrategia de atención y acompañamiento en temas de salud mental, integral y accesible para el alumnado

Deportes

Arranca eliminatoria zonal de atletismo en Mazatlán

La pista de atletismo del Centro Deportivo Benito Juárez es sede del evento

Sociedad

Recauda 17.3 mdp “la madre de todas las subastas" en primer día

Destaca la venta de una residencia en Rancho Santa Fe II con un costo de 14 millones 330 mil 165 pesos