/ sábado 15 de febrero de 2020

La incapacidad auditiva no detiene a José Rafael

El joven, sordo de nacimiento, trabaja en Atención Ciudadana, realiza trabajos de diseño gráfico e imparte cursos de lengua de señas

Mazatlán, Sin.- Cuando José Rafael tenía un año de edad, su madre se dio cuenta que algo no estaba bien con él, le llamaba por su nombre y no respondía, por lo que decidió llevarlo al hospital, donde le dieron el diagnóstico de que era sordo.

Fue un cambio radical para ella, pues tuvo que adaptarse a la discapacidad de su hijo para poder guiarlo en su niñez y adolescencia de la mejor forma.

El joven apoya a niños sordos para tener una mejor educación. Foto: Rolando Salazar |El Sol de Mazatlán

Ahora, José Rafael ya cumplió 34 años, es egresado del Instituto Tecnológico Superior de Sinaloa en Diseño Gráfico, actualmente labora en el departamento de Atención Ciudadana del Ayuntamiento, y se apoya de un aparato auditivo para poder escuchar.


Aprendí a hablar a los tres años, con la ayuda del aparato auditivo, porque sin aparato no puedo escuchar, también con el auxilio de terapistas del lenguaje José Rafael


Aunque al principio no aceptaba que era sordo, con la ayuda de su primo, que padecía lo mismo, poco a poco se fue descubriendo a sí mismo, mejoró su comunicación, incluso aprendió el lenguaje de señas. Ahora se siente muy orgulloso de ser la persona que es.


Ha sido muy difícil encontrar un trabajo, pero hubo una recomendación y me aceptaron ahí en el Ayuntamiento. Las personas piensan que por mi discapacidad no me puedo comunicar, pero sí lo puedo hacer, por mensaje, por escrito, incluso hablar por teléfono José Rafael


Su estancia en la universidad transcurrió sin problemas, siempre tuvo el apoyo de sus compañeros y maestros; en cambio, la secundaria y preparatoria fueron muy pesadas para él, pues sufrió discriminación y burlas.

Comenta que hay muy poca oferta laboral para personas con esta discapacidad, en su mayoría son en áreas de limpieza, afanadores, pintores, son minoría los que realmente pueden encontrar un trabajo y que sea bien redituado.

Si hay algo que le molesta es el estigma que las personas tienen sobre la forma de vida de los sordos, pues muchos piensan que no pueden hacer nada y hasta se la llegan a creer, pero la realidad es que las personas no conocen a fondo esa discapacidad, al contrario, son pocos los que se involucran con ellos.

También la misma familia, al darse cuenta que tiene un hijo sordo, lo apartan de la sociedad, no lo aceptan tal y cómo es, ignoran cómo ayudarlos, pasan la primaria y secundaria sin saber lengua de señas o desarrollar la escritura, sólo hay comunicación con mímica, con señas caseras, piensan que no hay otra forma de comunicación.

Además de trabajar en Atención Ciudadana, donde su función es ser intérprete de la comunidad sorda, aunque también trabaja con oyentes, realiza trabajos de diseño gráfico y en ocasiones juega futbol con un amigo. Recientemente inició con la impartición de un curso de lengua de señas, como parte de la iniciativa del Sistema DIF en el Centro Integral de Desarrollo Social, en el Infonavit Playas.


Hace semanas, la presidenta del DIF me hizo una propuesta para que pudiera dar lengua de señas y hace tres sábados empezamos a dar el curso, fue mi primera experiencia con mis alumnos y cada que termina la clase les preguntan que si les gusta y dicen que sí José Rafael


De momento tiene 15 alumnos y comenta que está bien así, pues puede interactuar mejor con ellos. Al principio se sentía nervioso, pero después aprendió cómo manejar las clases y tratar a sus alumnos, a los cuales observa muy contentos y motivados por aprender a comunicarse con el lenguaje de señas.


Mi más grande meta, entre otras, es seguir con el curso de lengua y apoyar a niños sordos para tener mejor educación, me gustaría aconsejar a las personas, ayudar a entenderlos para que convivan personas sordas y oyentes. Que haya un curso para todos, asesorar a los padres de familia que tienen hijos sordos, aprender más cosas, experiencias nuevas, conviviendo con las personas José Rafael


Te puede interesar: Leyendas del Sur: El ‘hombre del machete’ que atemorizó a Escuinapa

TRABAJO

A sus 34 años, José Rafael es egresado del Instituto Tecnológico Superior de Sinaloa en Diseño Gráfico, actualmente labora en el departamento de Atención Ciudadana del Ayuntamiento e impartición de un curso de lengua de señas en el Centro Integral de Desarrollo Social, en el Infonavit Playas.

DATOS

34 años tiene José Rafael.

15 alumnos tiene en su curso de lengua de señas.



Lee más aquí:



Mazatlán, Sin.- Cuando José Rafael tenía un año de edad, su madre se dio cuenta que algo no estaba bien con él, le llamaba por su nombre y no respondía, por lo que decidió llevarlo al hospital, donde le dieron el diagnóstico de que era sordo.

Fue un cambio radical para ella, pues tuvo que adaptarse a la discapacidad de su hijo para poder guiarlo en su niñez y adolescencia de la mejor forma.

El joven apoya a niños sordos para tener una mejor educación. Foto: Rolando Salazar |El Sol de Mazatlán

Ahora, José Rafael ya cumplió 34 años, es egresado del Instituto Tecnológico Superior de Sinaloa en Diseño Gráfico, actualmente labora en el departamento de Atención Ciudadana del Ayuntamiento, y se apoya de un aparato auditivo para poder escuchar.


Aprendí a hablar a los tres años, con la ayuda del aparato auditivo, porque sin aparato no puedo escuchar, también con el auxilio de terapistas del lenguaje José Rafael


Aunque al principio no aceptaba que era sordo, con la ayuda de su primo, que padecía lo mismo, poco a poco se fue descubriendo a sí mismo, mejoró su comunicación, incluso aprendió el lenguaje de señas. Ahora se siente muy orgulloso de ser la persona que es.


Ha sido muy difícil encontrar un trabajo, pero hubo una recomendación y me aceptaron ahí en el Ayuntamiento. Las personas piensan que por mi discapacidad no me puedo comunicar, pero sí lo puedo hacer, por mensaje, por escrito, incluso hablar por teléfono José Rafael


Su estancia en la universidad transcurrió sin problemas, siempre tuvo el apoyo de sus compañeros y maestros; en cambio, la secundaria y preparatoria fueron muy pesadas para él, pues sufrió discriminación y burlas.

Comenta que hay muy poca oferta laboral para personas con esta discapacidad, en su mayoría son en áreas de limpieza, afanadores, pintores, son minoría los que realmente pueden encontrar un trabajo y que sea bien redituado.

Si hay algo que le molesta es el estigma que las personas tienen sobre la forma de vida de los sordos, pues muchos piensan que no pueden hacer nada y hasta se la llegan a creer, pero la realidad es que las personas no conocen a fondo esa discapacidad, al contrario, son pocos los que se involucran con ellos.

También la misma familia, al darse cuenta que tiene un hijo sordo, lo apartan de la sociedad, no lo aceptan tal y cómo es, ignoran cómo ayudarlos, pasan la primaria y secundaria sin saber lengua de señas o desarrollar la escritura, sólo hay comunicación con mímica, con señas caseras, piensan que no hay otra forma de comunicación.

Además de trabajar en Atención Ciudadana, donde su función es ser intérprete de la comunidad sorda, aunque también trabaja con oyentes, realiza trabajos de diseño gráfico y en ocasiones juega futbol con un amigo. Recientemente inició con la impartición de un curso de lengua de señas, como parte de la iniciativa del Sistema DIF en el Centro Integral de Desarrollo Social, en el Infonavit Playas.


Hace semanas, la presidenta del DIF me hizo una propuesta para que pudiera dar lengua de señas y hace tres sábados empezamos a dar el curso, fue mi primera experiencia con mis alumnos y cada que termina la clase les preguntan que si les gusta y dicen que sí José Rafael


De momento tiene 15 alumnos y comenta que está bien así, pues puede interactuar mejor con ellos. Al principio se sentía nervioso, pero después aprendió cómo manejar las clases y tratar a sus alumnos, a los cuales observa muy contentos y motivados por aprender a comunicarse con el lenguaje de señas.


Mi más grande meta, entre otras, es seguir con el curso de lengua y apoyar a niños sordos para tener mejor educación, me gustaría aconsejar a las personas, ayudar a entenderlos para que convivan personas sordas y oyentes. Que haya un curso para todos, asesorar a los padres de familia que tienen hijos sordos, aprender más cosas, experiencias nuevas, conviviendo con las personas José Rafael


Te puede interesar: Leyendas del Sur: El ‘hombre del machete’ que atemorizó a Escuinapa

TRABAJO

A sus 34 años, José Rafael es egresado del Instituto Tecnológico Superior de Sinaloa en Diseño Gráfico, actualmente labora en el departamento de Atención Ciudadana del Ayuntamiento e impartición de un curso de lengua de señas en el Centro Integral de Desarrollo Social, en el Infonavit Playas.

DATOS

34 años tiene José Rafael.

15 alumnos tiene en su curso de lengua de señas.



Lee más aquí:



Local

Camiones urbanos no pararán de trabajar

Reducen frecuencias en rutas por baja demanda de pasaje en el puerto

Local

Advierte Canaco cierre masivo de negocios

Jesús Sandoval revela que en las instalaciones de la Cámara se ubicó una ventanilla para créditos de Red Fosin

Local

Aseguran que control de Covid-19 dependerá de la población

Falta extremar medidas preventivas en centros comerciales, el país no cuenta con suficiente infraestructura ante crecimiento exponencial de casos

Deportes

Rosa María Guerrero entrena con miras al Paralímpico

La multimedallista mazatleca entrena con la meta de subir al podio en Tokio

Justicia

EU reitera su rechazo a libertad bajo fianza de Garcia Luna

El abogado César de Castro, defensor de García Luna, presentó una tercera propuesta de fianza para su cliente la pasada semana de 2 millones de dólares

Doble Vía

¡Aprovecha la cuarentena! Pixar ofrece clases de animación en línea

Te puedes registrar de manera gratuita y tomar cualquiera de los 15 tutoriales disponibles

Justicia

UIF bloquea cuentas relacionadas con el cártel de Sinaloa y Rafael Caro Quintero

La Unidad de Inteligencia Financiera bloqueó las cuentas bancarias de 18 persona

Sociedad

Secretaria de Salud en Tabasco da positivo a Covid-19

La doctora Silvia Roldán Fernández estará en valoración por 14 días

Mundo

Covid-19 y crudo, los temas que discutieron por teléfono Putin y Trump

Los dos jefes de Estado "concordaron sobre la importancia de una estabilidad de los precios globales de la energía",