/ sábado 21 de noviembre de 2020

José, el artista de la lámina en Mazatlán

Al quedarse sin empleo, decidió emprender su propio taller en su casa, en medio de la contingencia sanitaria del Covid-19

Mazatlán, Sin.- La pandemia del Covid-19 dejó sin empleo a José Valdez. Después de haber dedicado 28 años de su vida a trabajar en un taller de artesanías en lámina, de la noche a la mañana se quedó sin nada. Su giro dependía totalmente de la compra que el turismo realizaba, pero sin visitantes en el puerto durante el periodo de cuarentena, ¿a quién vendería su arte?

Pasó algún tiempo sin ocuparse, no sabía y no había por dónde empezar, en ningún lugar estaban contratando, al contrario, eran cada vez más las personas que se quedaban sin empleo al haber recorte de personal en las empresas y negocios. José enfermó de la preocupación, al no saber cómo hacerle para sacar adelante a su familia, entonces se vio obligado a emprender su propio taller en medio de la pandemia.

El conocimiento y la habilidad ya los tenía, la cochera de su casa se convirtió en su nuevo taller y con esfuerzos y sacrificios pudo hacerse de la herramienta y maquinaria indispensables. Puso manos a la obra, aprendió este oficio desde que era muy joven, cuando de El Rosario, Sinaloa, emigró al puerto en busca de mejores oportunidades y hasta la fecha la artesanía sobre lámina ha sido el sustento de su familia.

“A los 17 años empecé en un taller que estaba en la Zona Dorada, después me cambié a otro taller y así anduve en varios lados, hasta que me quedé con un solo patrón. Ahora con la pandemia me tuve que independizar, porque me quedé sin trabajo, prácticamente tuve que salir adelante por mi familia”, recuerda José.

Menciona que rápido aprendió a trabajar con el material, desde que era un niño le gustaba mucho dibujar, por lo que al saber que en este trabajo pondría en práctica esta habilidad se le hizo muy interesante. Donde no tenía mucho conocimiento era en el área de pintura, en aquel entonces se utilizaba la de aerosol y con el tiempo la técnica fue cambiando.


José realiza verdaderas “obras de arte” en lámina. Foto: Rolando Salazar │ El Sol de Mazatlán

“Para realizar una figura se empieza desde la plantilla, la pongo en la lámina y la marco con un plumón, después la corto con una máquina tipo laser, le doy forma a golpe, y si es de más de una pieza, las pego con una máquina tipo soldadora, las empiezo a pintar y por último les doy el acabado con brillo directo con barniz”, explicó.

La mayoría de los diseños son elaborados por él mismo, nunca estudió dibujo, su talento es nato y cuando quiere realizar algo se esmera tanto hasta que lo logra; es un oficio que requiere de mucha paciencia, concentración e imaginación, un error, una distracción, podría costar la pieza entera y tendría que empezar de nuevo, casi desde cero.


Yo todo lo aprendí viendo y lo que trato siempre es de mejorar, que las figuras se vean lo más reales posibles José


Foto: Rolando Salazar │ El Sol de Mazatlán

En la pared de su cochera ha colgado decenas de figuras, de diferentes tamaños y colores, predominan los animales marinos; dice que el pez vela, el marlin, el dorado, el pargo, los camarones, las tortugas y los pulpos son las especies más solicitadas por sus clientes. A lo largo de estas casi tres décadas ha realizado miles de piezas. No lleva una cuenta.

Las figuras más grandes que ha realizado son dos caballos de 1.80 metros de altura, un par de arboles de mango de 1.20 metros por 90 centímetros y unos veleros de un metro por 80 centímetros.

Trabajar con este material es un tanto peligroso, además de lo laborioso que puede llegar a resultar, suele ser muy filoso. Afortunadamente, a pesar de que se ha cortado en varias ocasiones, nunca le ha tocado sufrir ninguna herida de gravedad.

Foto: Rolando Salazar │ El Sol de Mazatlán

Las técnicas para trabajar la lamina han ido cambiando con el paso de los años, en sus inicios, José recuerda que todo era cortado con una tijera para hojalatero y la pintura se aplicaba directo de las latas de aerosol; ahora usa una maquina tipo laser para dar mejor precisión y rapidez en los cortes y el color es aplicado a presión de aire con pistola, es otro tipo de tinta y otro acabado en las artesanías.

Uno de los mayores retos a los que se ha enfrentado es al poco valor que la gente de al oficio de las artesanías. Sin saber lo mucho que cuesta hacer una pieza a mano, hay clientes que no quieren pagar lo que vale su trabajo o han querido imponer un precio.

Foto: Rolando Salazar │ El Sol de Mazatlán

Explica que en el puerto este tipo de trabajo no es muy costoso, depende mucho del cliente y la mayoría de las veces quien más aprecia su arte es el turismo extranjero.

Te puede interesar: Celina Tirado lleva el gimnasio “a casa”

Su familia se ha involucrado en el taller desde que José se independizó; sus hijos mayores se han interesado por aprender el oficio y su esposa se encarga de la publicidad en las redes sociales.

A OTROS LUGARES

El sello de “Art Valdez”, como promociona su marca, apenas se da a conocer como tal y busca expandirse en el mercado regional y más allá de las fronteras nacionales. Sonora, Tijuana y Los Cabos, son algunos de los lugares a donde ha llegado el arte de José.





Lee más aquí↓



Mazatlán, Sin.- La pandemia del Covid-19 dejó sin empleo a José Valdez. Después de haber dedicado 28 años de su vida a trabajar en un taller de artesanías en lámina, de la noche a la mañana se quedó sin nada. Su giro dependía totalmente de la compra que el turismo realizaba, pero sin visitantes en el puerto durante el periodo de cuarentena, ¿a quién vendería su arte?

Pasó algún tiempo sin ocuparse, no sabía y no había por dónde empezar, en ningún lugar estaban contratando, al contrario, eran cada vez más las personas que se quedaban sin empleo al haber recorte de personal en las empresas y negocios. José enfermó de la preocupación, al no saber cómo hacerle para sacar adelante a su familia, entonces se vio obligado a emprender su propio taller en medio de la pandemia.

El conocimiento y la habilidad ya los tenía, la cochera de su casa se convirtió en su nuevo taller y con esfuerzos y sacrificios pudo hacerse de la herramienta y maquinaria indispensables. Puso manos a la obra, aprendió este oficio desde que era muy joven, cuando de El Rosario, Sinaloa, emigró al puerto en busca de mejores oportunidades y hasta la fecha la artesanía sobre lámina ha sido el sustento de su familia.

“A los 17 años empecé en un taller que estaba en la Zona Dorada, después me cambié a otro taller y así anduve en varios lados, hasta que me quedé con un solo patrón. Ahora con la pandemia me tuve que independizar, porque me quedé sin trabajo, prácticamente tuve que salir adelante por mi familia”, recuerda José.

Menciona que rápido aprendió a trabajar con el material, desde que era un niño le gustaba mucho dibujar, por lo que al saber que en este trabajo pondría en práctica esta habilidad se le hizo muy interesante. Donde no tenía mucho conocimiento era en el área de pintura, en aquel entonces se utilizaba la de aerosol y con el tiempo la técnica fue cambiando.


José realiza verdaderas “obras de arte” en lámina. Foto: Rolando Salazar │ El Sol de Mazatlán

“Para realizar una figura se empieza desde la plantilla, la pongo en la lámina y la marco con un plumón, después la corto con una máquina tipo laser, le doy forma a golpe, y si es de más de una pieza, las pego con una máquina tipo soldadora, las empiezo a pintar y por último les doy el acabado con brillo directo con barniz”, explicó.

La mayoría de los diseños son elaborados por él mismo, nunca estudió dibujo, su talento es nato y cuando quiere realizar algo se esmera tanto hasta que lo logra; es un oficio que requiere de mucha paciencia, concentración e imaginación, un error, una distracción, podría costar la pieza entera y tendría que empezar de nuevo, casi desde cero.


Yo todo lo aprendí viendo y lo que trato siempre es de mejorar, que las figuras se vean lo más reales posibles José


Foto: Rolando Salazar │ El Sol de Mazatlán

En la pared de su cochera ha colgado decenas de figuras, de diferentes tamaños y colores, predominan los animales marinos; dice que el pez vela, el marlin, el dorado, el pargo, los camarones, las tortugas y los pulpos son las especies más solicitadas por sus clientes. A lo largo de estas casi tres décadas ha realizado miles de piezas. No lleva una cuenta.

Las figuras más grandes que ha realizado son dos caballos de 1.80 metros de altura, un par de arboles de mango de 1.20 metros por 90 centímetros y unos veleros de un metro por 80 centímetros.

Trabajar con este material es un tanto peligroso, además de lo laborioso que puede llegar a resultar, suele ser muy filoso. Afortunadamente, a pesar de que se ha cortado en varias ocasiones, nunca le ha tocado sufrir ninguna herida de gravedad.

Foto: Rolando Salazar │ El Sol de Mazatlán

Las técnicas para trabajar la lamina han ido cambiando con el paso de los años, en sus inicios, José recuerda que todo era cortado con una tijera para hojalatero y la pintura se aplicaba directo de las latas de aerosol; ahora usa una maquina tipo laser para dar mejor precisión y rapidez en los cortes y el color es aplicado a presión de aire con pistola, es otro tipo de tinta y otro acabado en las artesanías.

Uno de los mayores retos a los que se ha enfrentado es al poco valor que la gente de al oficio de las artesanías. Sin saber lo mucho que cuesta hacer una pieza a mano, hay clientes que no quieren pagar lo que vale su trabajo o han querido imponer un precio.

Foto: Rolando Salazar │ El Sol de Mazatlán

Explica que en el puerto este tipo de trabajo no es muy costoso, depende mucho del cliente y la mayoría de las veces quien más aprecia su arte es el turismo extranjero.

Te puede interesar: Celina Tirado lleva el gimnasio “a casa”

Su familia se ha involucrado en el taller desde que José se independizó; sus hijos mayores se han interesado por aprender el oficio y su esposa se encarga de la publicidad en las redes sociales.

A OTROS LUGARES

El sello de “Art Valdez”, como promociona su marca, apenas se da a conocer como tal y busca expandirse en el mercado regional y más allá de las fronteras nacionales. Sonora, Tijuana y Los Cabos, son algunos de los lugares a donde ha llegado el arte de José.





Lee más aquí↓



Local

Lista de muertes por Covid-19 sigue aumentando; van tres mil 884

Este sábado se confirmaron 89 pacientes y se dieron de alta a 55 personas

Local

SUNTUAS tiene nuevos dirigentes para el Comité Ejecutivo

La planilla Movimiento Académico Sindical fue electa por más del 98% de los votantes

Local

Mercado Órganico del Bosque busca concientizar a los ciudadanos

Además de apoyar a los emprendedores que tiene algún producto afin y no cuentan con el espacio de sacarlo a la venta

República

Titular de SSP en Chihuahua viaja en Suburban de 7 mdp

La unidad cuenta con blindaje nivel 7, de los usados en países en guerra

Gossip

Alden Ehrenreich deja Star Wars para explorar en Brave new World

Ehrenreich es uno de los pocos actores que, con su edad, puede presumir de haber estado a las órdenes de directores como Francis Ford Coppola, Woody Allen

Mundo

Trump se va, pero deja 17 contratos del muro fronterizo

El próximo presidente de EU podría cancelar el proyecto insignia de la política contra la migración ilegal

República

Piden a migrantes de Guanajuato que no vengan a México

Advierten de restricciones que implementaron en muchos estados para evitar que haya más contagios de coronavirus

Local

Lista de muertes por Covid-19 sigue aumentando; van tres mil 884

Este sábado se confirmaron 89 pacientes y se dieron de alta a 55 personas

Local

SUNTUAS tiene nuevos dirigentes para el Comité Ejecutivo

La planilla Movimiento Académico Sindical fue electa por más del 98% de los votantes