/ sábado 3 de julio de 2021

En peligro de extinción: José Alberto y su amor por las tortugas

José Barrón y su equipo realizan la tarea de rescatar nidos, incubar huevos y liberar crías cada temporada alta de anidación en playas mazatlecas

Mazatlán, Sin.- A los 13 años de edad, José Alberto Barrón Hernández acudió al Acuario Mazatlán para hacer una tarea que le pidieron como estudiante de secundaria; a su corta edad quedó impactado por los programas de protección y conservación de especies marinas y silvestres de este centro recreativo y educativo, al grado que se dispuso y solicitó ser voluntario para ayudar en esta gran tarea.

Desde entonces, apoyó a los encargados de las peceras de agua dulce y agua salada, también ayudó en el área de jardín botánico, en el teatro de aves y lobos marinos, y luego se incorporó al Programa de Protección Permanente a las Tortugas Marinas, para auxiliar a la bióloga Martha Leticia Osuna Madrigal, fundadora del proyecto, de quien aprendió mucho de lo que sabe, además de la experiencia acumulada, que le sirvió para quedarse al frente del proyecto, cuando esta se retiró de la institución.

Esta semana, José Barrón cumple 31 años de servicio en el Acuario, de los cuales 23 los ha dedicado al Programa de Protección Permanente a las Tortugas Marinas, ahora como biólogo marino, egresado de la Facultad de Ciencias del Mar, y encargado de las acciones.

Este programa es uno de los más importantes, exitosos y productivos de Acuario Mazatlán, se dice que será parte del nuevo proyecto de la paramunicipal que seguirá funcionando como centro de conservación y protección de las especies, una vez que desaparezca para dar lugar al Acuario Mar de Cortés, a principios de 2022.

Y los resultados hablan por sí solos: Desde que inició en el año 1991 a la fecha, se han rescatado un total de 16 mil 139 nidos de tortuga marina, se han incubado 1 millón 493 mil 101 huevos y se han liberado 1 millón 187 mil 447 crías, con una sobrevivencia del 79.5%.

Al hacer un comparativo, Barrón Hernández refiere que en el primer año del programa se rescataron 13 nidos con mil 160 huevos y se liberaron 522 crías, con 45% de sobrevivencia; mientras que en el año 2018, los resultados fueron, mil 685 nidos, 159 mil 126 huevos, y 141 mil 791 crías, con 89.1% de sobrevivencia, las cifras más altas obtenidas en los últimos 30 años.

Foto: Rolando Salazar | El Sol de Mazatlán

ANTES Y DESPUÉS DE LA VEDA

José Barrón comenta que las acciones de protección y conservación de la tortuga marina comenzaron desde antes de que se estableciera la veda permanente en 1990, con la atención de crías de nidos erosionados en las playas, decomisos de tortugas y especies enfermas que eran llevadas al Acuario Mazatlán.

Y fue en 1991, cuando arrancó el programa.

“El trabajo que se realiza, consiste en hacer recorridos nocturnos en los 21 kilómetros de playa que tiene a su cargo Acuario Mazatlán, la temporada biológica de la anidación de la tortuga Golfina es del 1 de junio al 31 de mayo, eso quiere decir que la tortuga anida todo el año, pero los meses fuertes de anidación viene siendo de junio a noviembre, es cuando se presenta la mayor anidación de la tortuga golfina en el Pacífico”, expresó.

Comentó que las tortugas marinas que llegan a las playas de Sinaloa son 5 especies, 3 de ellas anidan en la arena y dos acuden para alimentarse.

La tortuga principal es la Golfina, aunque también han hecho anidaciones esporádicas especies de Laud, que es la más grande, y la Negra o Prieta, que acostumbran anidar en las costas de Michoacán. Las tortugas Caguama y Carey llegan a las costas sinaloenses para alimentarse.

Foto: Juan Carlos Ramírez| El Sol de Mazatlán

Puedes leer: Don Fernando, el guardián de las tortugas en Mazatlán

Dijo que para proteger a estas especies, personal del Acuario adscrito a este programa vigila las playas en 5 zonas: Cerritos, Zona Dorada, avenida Del Mar, Pinitos y Olas Altas, la de mayor anidación es avenida Del Mar, donde se registran más del 50% de las anidaciones por temporada.

“Es la zona de mayor anidación, ahí tenemos más del 50% de los nidos protegidos de Mazatlán, a pesar de ser una playa muy iluminada y con un tránsito de personas, vehículos y mucho ruido, las tortugas han preferido esta área como su zona principal de anidación”, apuntó.

El año pasado, el programa rescató en todas las playas de Mazatlán mil 038 nidos, lo cual permitió incubar 100 mil 079 huevos y liberar 86 mil 635 crías; es decir, de estos, más de 500 fueron nidos de las playas que se extienden en la avenida Del Mar.

Foto: Juan Carlos Ramírez| El Sol de Mazatlán

ATENCIÓN EN ACUARIO

Las tortugas empiezan a anidar cuando inicia la temporada de lluvias, principalmente después de cada precipitación fuerte, pues requiere de humedad y cierta temperatura en la arena.

“Nosotros realizamos los recorridos, los nidos de las tortugas que son depositadas en la playa son traídos al Acuario, aquí se incuban, tenemos dos cuartos de incubación, cada uno de 5 metros cuadrados, con capacidad para más de mil huevos”, indicó.

Refirió que es muy importante la temperatura, ya que de esta depende el desarrollo y el sexo de las tortugas. A 30 grados centígrados, van a nacer machos y hembras, pero a menor temperatura nacen machos y a mayor, hembras.

“Después de 45 días, las crías son liberadas en diferentes puntos en las playas de Mazatlán, tratando de sensibilizar a la población, en los últimos años las hacemos directamente de las hieleras, a petición de la Semarnat que emite el permiso para operar como campamento, nos dice que no deben ser manipuladas las crías debido a que podemos tener algún contaminante en nuestras manos y pudiera afectar a las pequeñas crías, son liberadas durante tarde-noche en diferentes puntos de las playas”.

Foto: Juan Carlos Ramírez| El Sol de Mazatlán


SENSIBILIZACIÓN Y APOYO

Con el paso de los años, tanto visitantes como locales han tomado conciencia de la importancia de proteger a esta especie considerada en peligro de extinción, ya que el Acuario es el primer contacto que tienen cuando se da el arribo o desove de una tortuga en la playa.

Al principio, asegura José, no fue así, ya que había mucha renuencia para apoyar en el programa, debido a la sobreexplotación de la tortuga.

Recuerda que parte de las acciones era tener pláticas con pescadores, personal de hoteles y restaurantes, así como con la población en general.

Foto: Cortesía | Acuario Mazatlán

“Las personas veían salir una tortuga a anidar y llamaban a la patrulla, cuando llegaba y recogía los huevos, las personas se subían a la unidad y se venían a entregar esos nidos porque desconfiaban; después, ya no subían a la patrulla, sino que apuntaban el número de la patrulla y llamaban al Acuario para corroborar que se entregara, ahora muchas personas tienen nuestros números y nos hablan directamente para que vayamos”.

Actualmente, el Programa de Protección de la Tortuga cuenta con un encargado y 4 personas de apoyo para recorrer en 4 cuatrimotos las 5 zonas de playa con mayor anidación en Mazatlán. Esta vez la meta será superar las cifras obtenidas el año pasado: 1 mil 038 nidos y 86 mil 635 crías.




Lee más aquí

Mazatlán, Sin.- A los 13 años de edad, José Alberto Barrón Hernández acudió al Acuario Mazatlán para hacer una tarea que le pidieron como estudiante de secundaria; a su corta edad quedó impactado por los programas de protección y conservación de especies marinas y silvestres de este centro recreativo y educativo, al grado que se dispuso y solicitó ser voluntario para ayudar en esta gran tarea.

Desde entonces, apoyó a los encargados de las peceras de agua dulce y agua salada, también ayudó en el área de jardín botánico, en el teatro de aves y lobos marinos, y luego se incorporó al Programa de Protección Permanente a las Tortugas Marinas, para auxiliar a la bióloga Martha Leticia Osuna Madrigal, fundadora del proyecto, de quien aprendió mucho de lo que sabe, además de la experiencia acumulada, que le sirvió para quedarse al frente del proyecto, cuando esta se retiró de la institución.

Esta semana, José Barrón cumple 31 años de servicio en el Acuario, de los cuales 23 los ha dedicado al Programa de Protección Permanente a las Tortugas Marinas, ahora como biólogo marino, egresado de la Facultad de Ciencias del Mar, y encargado de las acciones.

Este programa es uno de los más importantes, exitosos y productivos de Acuario Mazatlán, se dice que será parte del nuevo proyecto de la paramunicipal que seguirá funcionando como centro de conservación y protección de las especies, una vez que desaparezca para dar lugar al Acuario Mar de Cortés, a principios de 2022.

Y los resultados hablan por sí solos: Desde que inició en el año 1991 a la fecha, se han rescatado un total de 16 mil 139 nidos de tortuga marina, se han incubado 1 millón 493 mil 101 huevos y se han liberado 1 millón 187 mil 447 crías, con una sobrevivencia del 79.5%.

Al hacer un comparativo, Barrón Hernández refiere que en el primer año del programa se rescataron 13 nidos con mil 160 huevos y se liberaron 522 crías, con 45% de sobrevivencia; mientras que en el año 2018, los resultados fueron, mil 685 nidos, 159 mil 126 huevos, y 141 mil 791 crías, con 89.1% de sobrevivencia, las cifras más altas obtenidas en los últimos 30 años.

Foto: Rolando Salazar | El Sol de Mazatlán

ANTES Y DESPUÉS DE LA VEDA

José Barrón comenta que las acciones de protección y conservación de la tortuga marina comenzaron desde antes de que se estableciera la veda permanente en 1990, con la atención de crías de nidos erosionados en las playas, decomisos de tortugas y especies enfermas que eran llevadas al Acuario Mazatlán.

Y fue en 1991, cuando arrancó el programa.

“El trabajo que se realiza, consiste en hacer recorridos nocturnos en los 21 kilómetros de playa que tiene a su cargo Acuario Mazatlán, la temporada biológica de la anidación de la tortuga Golfina es del 1 de junio al 31 de mayo, eso quiere decir que la tortuga anida todo el año, pero los meses fuertes de anidación viene siendo de junio a noviembre, es cuando se presenta la mayor anidación de la tortuga golfina en el Pacífico”, expresó.

Comentó que las tortugas marinas que llegan a las playas de Sinaloa son 5 especies, 3 de ellas anidan en la arena y dos acuden para alimentarse.

La tortuga principal es la Golfina, aunque también han hecho anidaciones esporádicas especies de Laud, que es la más grande, y la Negra o Prieta, que acostumbran anidar en las costas de Michoacán. Las tortugas Caguama y Carey llegan a las costas sinaloenses para alimentarse.

Foto: Juan Carlos Ramírez| El Sol de Mazatlán

Puedes leer: Don Fernando, el guardián de las tortugas en Mazatlán

Dijo que para proteger a estas especies, personal del Acuario adscrito a este programa vigila las playas en 5 zonas: Cerritos, Zona Dorada, avenida Del Mar, Pinitos y Olas Altas, la de mayor anidación es avenida Del Mar, donde se registran más del 50% de las anidaciones por temporada.

“Es la zona de mayor anidación, ahí tenemos más del 50% de los nidos protegidos de Mazatlán, a pesar de ser una playa muy iluminada y con un tránsito de personas, vehículos y mucho ruido, las tortugas han preferido esta área como su zona principal de anidación”, apuntó.

El año pasado, el programa rescató en todas las playas de Mazatlán mil 038 nidos, lo cual permitió incubar 100 mil 079 huevos y liberar 86 mil 635 crías; es decir, de estos, más de 500 fueron nidos de las playas que se extienden en la avenida Del Mar.

Foto: Juan Carlos Ramírez| El Sol de Mazatlán

ATENCIÓN EN ACUARIO

Las tortugas empiezan a anidar cuando inicia la temporada de lluvias, principalmente después de cada precipitación fuerte, pues requiere de humedad y cierta temperatura en la arena.

“Nosotros realizamos los recorridos, los nidos de las tortugas que son depositadas en la playa son traídos al Acuario, aquí se incuban, tenemos dos cuartos de incubación, cada uno de 5 metros cuadrados, con capacidad para más de mil huevos”, indicó.

Refirió que es muy importante la temperatura, ya que de esta depende el desarrollo y el sexo de las tortugas. A 30 grados centígrados, van a nacer machos y hembras, pero a menor temperatura nacen machos y a mayor, hembras.

“Después de 45 días, las crías son liberadas en diferentes puntos en las playas de Mazatlán, tratando de sensibilizar a la población, en los últimos años las hacemos directamente de las hieleras, a petición de la Semarnat que emite el permiso para operar como campamento, nos dice que no deben ser manipuladas las crías debido a que podemos tener algún contaminante en nuestras manos y pudiera afectar a las pequeñas crías, son liberadas durante tarde-noche en diferentes puntos de las playas”.

Foto: Juan Carlos Ramírez| El Sol de Mazatlán


SENSIBILIZACIÓN Y APOYO

Con el paso de los años, tanto visitantes como locales han tomado conciencia de la importancia de proteger a esta especie considerada en peligro de extinción, ya que el Acuario es el primer contacto que tienen cuando se da el arribo o desove de una tortuga en la playa.

Al principio, asegura José, no fue así, ya que había mucha renuencia para apoyar en el programa, debido a la sobreexplotación de la tortuga.

Recuerda que parte de las acciones era tener pláticas con pescadores, personal de hoteles y restaurantes, así como con la población en general.

Foto: Cortesía | Acuario Mazatlán

“Las personas veían salir una tortuga a anidar y llamaban a la patrulla, cuando llegaba y recogía los huevos, las personas se subían a la unidad y se venían a entregar esos nidos porque desconfiaban; después, ya no subían a la patrulla, sino que apuntaban el número de la patrulla y llamaban al Acuario para corroborar que se entregara, ahora muchas personas tienen nuestros números y nos hablan directamente para que vayamos”.

Actualmente, el Programa de Protección de la Tortuga cuenta con un encargado y 4 personas de apoyo para recorrer en 4 cuatrimotos las 5 zonas de playa con mayor anidación en Mazatlán. Esta vez la meta será superar las cifras obtenidas el año pasado: 1 mil 038 nidos y 86 mil 635 crías.




Lee más aquí

Local

Realizan asamblea informativa sobre la Reforma Electoral

La diputada federal de morena, Olegaria Carrazco Macías, aseguró que la iniciativa se analizó y se tiene lista para ser votada en septiembre tentativamente

Local

El turismo no deja de llegar a Mazatlán

De julio a agosto la demanda de pasaje se incrementó un 20 por ciento en la Central Camionera

Local

En Mazatlán turistas abarrotan el mercado Pino Suárez

El fin de semana se incrementa hasta un 50 por ciento la presencia de visitantes en el centro de abastos

Cine

20 Años 20 Mujeres en el FICM | Astrid Rondero y Fernanda Valadez, una mancuerna poderosa del cine nacional

Astrid Rondero y Fernanda Valadez han presentado en el Festival Internacional de Cine de Morelia sus dos filmes: Los días más oscuros de nosotras y Sin señas particulares

Política

Necesitamos dientes para detener a los criminales: Alejandro Murat

El gobernador de Oaxaca y aspirante a la Presidencia de la República considera que el país requiere un nuevo sistema penal que permita encarcelar a una persona con el simple testimonio de una víctima o incluso, con la sola presunción de que es un delincuente

Sociedad

Violencia se expande a Michoacán y Colima

Tras el “jueves negro” en Ciudad Juárez, la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, anunció que se tomará unos días para someterse a una operación quirúrgica

Finanzas

Nadie va invertir donde hay un riesgo: Coparmex

Transportistas privados garantizan entregas de mercancías en las zonas afectadas por la violencia

Sociedad

Consejo de Crisis Climática OEM: Urgen ciudades con planeación humana

Especialistas coinciden en que las urbes tienen que desarrollarse pensando en acciones climáticas y en mejorar la calidad de vida de sus habitantes

Sociedad

SEP aplicará una prueba diagnóstica al inicio del ciclo escolar

La evaluación buscará medir el impacto de la educación a distancia durante el confinamiento por la pandemia