/ sábado 26 de septiembre de 2020

El virus que se vive en casa; mazatlecos sobrevivientes al Covid-19

Por cada caso confirmado de coronavirus, existen cuando menos de 8 a 10 personas contagiadas, pero asintomáticas o con síntomas leves que no requieren hospitalización

Mazatlán, Sin.- Lorena “N” sintió que se iba a morir al segundo día porque no podía respirar, la doctora particular le dijo que era sospechosa de Covid-19, le dio tratamiento y le advirtió que si al tercer día no mejoraba, le mandaría a hacer el examen, pero no hubo necesidad, ese día se sintió mejor y al cuarto la valoraron, como ya no presentaba síntomas, la dieron de alta y a la semana regresó al trabajo, en el puesto de atención a clientes, eso sí, con cubrebocas, como le recomendó la doctora.

Caso parecido es el de Sergio “N”, vendedor de muebles, quien presentó síntomas leves: perdió el olfato y el gusto, por un día tuvo temperatura, ojos irritados e hinchados, sintió dolor debajo de la boca del estómago, un cansancio extremo y hormigueo en la garganta, primero le dieron desparasitante, y después, el tratamiento común para Covid-19.

Él duró una semana aislado, pero se incorporó a sus labores al desaparecer los síntomas, siete días después su esposa también presentó síntomas leves, y recibió el mismo tratamiento.

A Beto “N”, quien se desempeña como guardia en una empresa local, es hipertenso y sufre de asma, al iniciar la pandemia, él no fue resguardado, sino hasta que presentó los síntomas: dolor articular, mucha tos, temperatura y problemas para respirar.

Mazatlán tiene un registro oficial de 3 mil 392 casos, de los cuales 2 mil 733 ya se recuperaron, 500 fallecieron y 159 se mantenían sospechosos, al 24 de septiembre del 2020; sin embargo, muchos de las personas contagiadas no entran a esta lista, pues reciben tratamiento, sin examen, en consultorios particulares.

Se cree que, por cada caso confirmado, existen cuando menos de 8 a 10 personas contagiadas, pero asintomáticas, ambulantes o con síntomas leves que no requieren hospitalización, según el método centinela de vigilancia epidemiológica.


Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

“SENTÍ QUE ME IBA A MORIR”

Lorena se encontraba en su trabajo, cuando después de la comida, empezó a sentirse muy fatigada y con la vista cansada, su compañera al verla, le dijo que tenía los ojos muy irritados, traía 38.2 grados de temperatura. Pensó que algo le había caído mal en la comida.

Al salir de su trabajo, fue con una doctora particular, quien le dijo que por los síntomas era sospechosa de Covid-19, le dio tratamiento a base de Naproxeno, Paracetamol y unas inyecciones, y le pidió que se aislara tres días, y que si no mejoraba le mandaría a hacer el examen.

Al segundo día perdió el olfato y el sentido del gusto, al mismo tiempo sintió resequedad en la garganta.

“Llamé a la línea Covid-19, les dije cuáles eran mis síntomas y me preguntaron si estuve con personas con Covid-19 anteriormente, les respondí que sí, pues donde trabajo viene mucha gente y la señora del aseo, su esposo y sus dos hijos tenían Covid-19, y no había dicho nada porque pensaban que era una gripa”, comentó.

En la Línea Covid-19 le dijeron que tenía que estar aislada 14 días por los síntomas que presentaba, le siguieron llamando los siguientes días para recordarle con una grabación las medidas preventivas.

El segundo día fue el más fuerte de la enfermedad, ya que no se pudo levantar temprano por lo cansada que se sentía, amaneció con la nariz constipada, pero sin escurrimiento, como mormada, y por la noche de ese día empeoró, a la 1:00 de la mañana no podía respirar.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

“Yo no podía respirar, los pulmones los tenía bien cerrados, yo sentí que me iba a morir ese día, me dieron una pastilla para abrir los pulmones y poco a poquito empecé a sentirme mejor”, añadió.

Por la mañana se sintió mejor y fue con la doctora a que la inyectara de nuevo, no la valoró, sino hasta el siguiente día.

La doctora me dijo que los pulmones y la oxigenación estaban bien, que no era Covid-19, que me había querido entrar el virus y sólo me llegó a los ganglios y de ahí no pasó, porque lo combatió el medicamento”.

Con ese diagnóstico, Lorena se incorporó a su trabajo de atención a clientes al siguiente lunes, ese día se enteró que otro compañero suyo se encontraba hospitalizado y grave a causa de Covid-19.

“Lo único que sí me pidió la doctora es que podía regresar al trabajo con un buen cubrebocas y con cuidados, porque con ese medicamento se bajan las defensas, lo que a veces no sabemos, hay gente que ya no se pone cubrebocas, porque como ya le dio, pero puede volver a recaer, fue lo que me dijo la doctora”, indicó.

A pesar de la incidencia de casos, todavía hay gente que no acatan las recomendaciones sanitarias.Foto: Rolando Salazar │ El Sol de Mazatlán

TRATAMIENTO POR SÍNTOMAS

El primer día que Sergio empezó a sentirse mal, despertó desganado y sin humor para levantarse, pero tenía que ir al trabajo, se bañó y se sintió un poco mejor; durante la mañana, empezó a sentir un hormigueo en la garganta, pero sin temperatura ni dolor de huesos, así trabajó todo el día.

Cuando llegó a su casa, empezó a sentir calentura y los ojos “hinchados”.

Al día siguiente, Sergio amaneció mormado y con “hormigueo” en la garganta, pero sin calentura, y fue al doctor porque andaba malo del estómago, le recetó para los parásitos y le dio antibiótico.

“Para el domingo ya perdí todo lo que era el sabor de la comida y del olfato, volví el lunes con el doctor, le dije lo que sentía, me respondió: Ya te contagiaste, le dije que, si me hacía el estudio, me respondió que para qué iba a gastar si eran los síntomas”.

Le dio el tratamiento para casos de Covid-19, aunque él nunca sintió dolor de huesos ni articulaciones, sólo temperatura durante dos días, la irritación de ojos y la pérdida del olfato y el sentido del gusto, esto último fue lo que más tardó en quitársele.

Sergio comenta que tuvo que incorporarse a su trabajo al no presentar más síntomas, aunque con todos los cuidados. Asegura que ningún otro trabajador se ha contagiado.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

LO RESGUARDAN PORQUE SE ENFERMA

A pesar de que Humberto “N” es hipertenso y asmático, la empresa para la que la trabaja como guardia, no le concedió el resguardo como persona vulnerable ante el Covid-19, sino hasta que se contagió del virus.

Refiere que lo primero que sintió fue dolor en las articulaciones y el pecho, pero él siguió trabajando hasta que en una ocasión le tomaron la temperatura en su trabajo y tenía 38 de temperatura.

Te puede interesar: Operan al 30% alianzas de transporte regional

Lo regresaron a casa y de pasada llegó a un consultorio de las Similares, el doctor tuvo que inyectarlo para abrirle los bronquios porque ya andaba agitado del pecho y sentía ahogarse, le recetaron nebulizaciones y lo pusieron en tratamiento.

Para no tener contacto con la familia, se aisló en un cuarto de su casa, y fue hasta que le confirmaron que tenía Covid-19 que la empresa lo mandó a su hogar.




Lee más aquí

Mazatlán, Sin.- Lorena “N” sintió que se iba a morir al segundo día porque no podía respirar, la doctora particular le dijo que era sospechosa de Covid-19, le dio tratamiento y le advirtió que si al tercer día no mejoraba, le mandaría a hacer el examen, pero no hubo necesidad, ese día se sintió mejor y al cuarto la valoraron, como ya no presentaba síntomas, la dieron de alta y a la semana regresó al trabajo, en el puesto de atención a clientes, eso sí, con cubrebocas, como le recomendó la doctora.

Caso parecido es el de Sergio “N”, vendedor de muebles, quien presentó síntomas leves: perdió el olfato y el gusto, por un día tuvo temperatura, ojos irritados e hinchados, sintió dolor debajo de la boca del estómago, un cansancio extremo y hormigueo en la garganta, primero le dieron desparasitante, y después, el tratamiento común para Covid-19.

Él duró una semana aislado, pero se incorporó a sus labores al desaparecer los síntomas, siete días después su esposa también presentó síntomas leves, y recibió el mismo tratamiento.

A Beto “N”, quien se desempeña como guardia en una empresa local, es hipertenso y sufre de asma, al iniciar la pandemia, él no fue resguardado, sino hasta que presentó los síntomas: dolor articular, mucha tos, temperatura y problemas para respirar.

Mazatlán tiene un registro oficial de 3 mil 392 casos, de los cuales 2 mil 733 ya se recuperaron, 500 fallecieron y 159 se mantenían sospechosos, al 24 de septiembre del 2020; sin embargo, muchos de las personas contagiadas no entran a esta lista, pues reciben tratamiento, sin examen, en consultorios particulares.

Se cree que, por cada caso confirmado, existen cuando menos de 8 a 10 personas contagiadas, pero asintomáticas, ambulantes o con síntomas leves que no requieren hospitalización, según el método centinela de vigilancia epidemiológica.


Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

“SENTÍ QUE ME IBA A MORIR”

Lorena se encontraba en su trabajo, cuando después de la comida, empezó a sentirse muy fatigada y con la vista cansada, su compañera al verla, le dijo que tenía los ojos muy irritados, traía 38.2 grados de temperatura. Pensó que algo le había caído mal en la comida.

Al salir de su trabajo, fue con una doctora particular, quien le dijo que por los síntomas era sospechosa de Covid-19, le dio tratamiento a base de Naproxeno, Paracetamol y unas inyecciones, y le pidió que se aislara tres días, y que si no mejoraba le mandaría a hacer el examen.

Al segundo día perdió el olfato y el sentido del gusto, al mismo tiempo sintió resequedad en la garganta.

“Llamé a la línea Covid-19, les dije cuáles eran mis síntomas y me preguntaron si estuve con personas con Covid-19 anteriormente, les respondí que sí, pues donde trabajo viene mucha gente y la señora del aseo, su esposo y sus dos hijos tenían Covid-19, y no había dicho nada porque pensaban que era una gripa”, comentó.

En la Línea Covid-19 le dijeron que tenía que estar aislada 14 días por los síntomas que presentaba, le siguieron llamando los siguientes días para recordarle con una grabación las medidas preventivas.

El segundo día fue el más fuerte de la enfermedad, ya que no se pudo levantar temprano por lo cansada que se sentía, amaneció con la nariz constipada, pero sin escurrimiento, como mormada, y por la noche de ese día empeoró, a la 1:00 de la mañana no podía respirar.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

“Yo no podía respirar, los pulmones los tenía bien cerrados, yo sentí que me iba a morir ese día, me dieron una pastilla para abrir los pulmones y poco a poquito empecé a sentirme mejor”, añadió.

Por la mañana se sintió mejor y fue con la doctora a que la inyectara de nuevo, no la valoró, sino hasta el siguiente día.

La doctora me dijo que los pulmones y la oxigenación estaban bien, que no era Covid-19, que me había querido entrar el virus y sólo me llegó a los ganglios y de ahí no pasó, porque lo combatió el medicamento”.

Con ese diagnóstico, Lorena se incorporó a su trabajo de atención a clientes al siguiente lunes, ese día se enteró que otro compañero suyo se encontraba hospitalizado y grave a causa de Covid-19.

“Lo único que sí me pidió la doctora es que podía regresar al trabajo con un buen cubrebocas y con cuidados, porque con ese medicamento se bajan las defensas, lo que a veces no sabemos, hay gente que ya no se pone cubrebocas, porque como ya le dio, pero puede volver a recaer, fue lo que me dijo la doctora”, indicó.

A pesar de la incidencia de casos, todavía hay gente que no acatan las recomendaciones sanitarias.Foto: Rolando Salazar │ El Sol de Mazatlán

TRATAMIENTO POR SÍNTOMAS

El primer día que Sergio empezó a sentirse mal, despertó desganado y sin humor para levantarse, pero tenía que ir al trabajo, se bañó y se sintió un poco mejor; durante la mañana, empezó a sentir un hormigueo en la garganta, pero sin temperatura ni dolor de huesos, así trabajó todo el día.

Cuando llegó a su casa, empezó a sentir calentura y los ojos “hinchados”.

Al día siguiente, Sergio amaneció mormado y con “hormigueo” en la garganta, pero sin calentura, y fue al doctor porque andaba malo del estómago, le recetó para los parásitos y le dio antibiótico.

“Para el domingo ya perdí todo lo que era el sabor de la comida y del olfato, volví el lunes con el doctor, le dije lo que sentía, me respondió: Ya te contagiaste, le dije que, si me hacía el estudio, me respondió que para qué iba a gastar si eran los síntomas”.

Le dio el tratamiento para casos de Covid-19, aunque él nunca sintió dolor de huesos ni articulaciones, sólo temperatura durante dos días, la irritación de ojos y la pérdida del olfato y el sentido del gusto, esto último fue lo que más tardó en quitársele.

Sergio comenta que tuvo que incorporarse a su trabajo al no presentar más síntomas, aunque con todos los cuidados. Asegura que ningún otro trabajador se ha contagiado.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

LO RESGUARDAN PORQUE SE ENFERMA

A pesar de que Humberto “N” es hipertenso y asmático, la empresa para la que la trabaja como guardia, no le concedió el resguardo como persona vulnerable ante el Covid-19, sino hasta que se contagió del virus.

Refiere que lo primero que sintió fue dolor en las articulaciones y el pecho, pero él siguió trabajando hasta que en una ocasión le tomaron la temperatura en su trabajo y tenía 38 de temperatura.

Te puede interesar: Operan al 30% alianzas de transporte regional

Lo regresaron a casa y de pasada llegó a un consultorio de las Similares, el doctor tuvo que inyectarlo para abrirle los bronquios porque ya andaba agitado del pecho y sentía ahogarse, le recetaron nebulizaciones y lo pusieron en tratamiento.

Para no tener contacto con la familia, se aisló en un cuarto de su casa, y fue hasta que le confirmaron que tenía Covid-19 que la empresa lo mandó a su hogar.




Lee más aquí

Local

Reeligen a Alfredo Ruelas como presidente del Codesin Zona Sur

En la sesión extraordinaria se renovó el 50% de los consejeros ciudadanos para el periodo 2020-2023

Local

Mes de noviembre será de descuentos para contribuyentes

Gobierno del Estado mantendrá el Buen Fin durante todo el mes como apoyo a la crisis económica ante la pandemia

Local

Alemania apoyará Centro de Atención Covid-19 de Mazatlán

Acuerdan donativo de 876 mil 470 pesos para destinarlo a las acciones en contra de la pandemia del coronavirus

Local

Aplicación modernizará el servicio de transporte público en Sinaloa

Enrútate brindará información sobre el transporte urbano en Culiacán, Mazatlán, Los Mochis y Guasave

Local

Mes de noviembre será de descuentos para contribuyentes

Gobierno del Estado mantendrá el Buen Fin durante todo el mes como apoyo a la crisis económica ante la pandemia

Local

Reeligen a Alfredo Ruelas como presidente del Codesin Zona Sur

En la sesión extraordinaria se renovó el 50% de los consejeros ciudadanos para el periodo 2020-2023

Aderezo

Receta: Sopa de lima, delicia maya

Con la llegada del otoño las sopitas calientes saben más sabrosas

Deportes

Venados de Mazatlán recibe a los Caballeros Águilas de Mexicali

Esta es la segunda serie que los del puerto reciben está semana en casa

Local

Para el cierre de año, la UAS necesita 694 MDP: Rector

Guerra Liera dio a conocer que la Casa de Estudios solicitó incremento del 16 por ciento en el presupuesto 2021