/ sábado 13 de marzo de 2021

El viacrucis de las mujeres embarazadas

A raíz del Covid-19 se les han cerrado las puertas en las instituciones y sufren violencia obstétrica

Culiacán, Sin.- El Covid-19 no sólo ha dejado una estela de luto, dolor y sufrimiento en nuestro estado y en todo el mundo, sino que es el azote de las madres que se han embarazado, porque no reciben la debida atención médica, o la gran mayoría no acude a revisión por miedo al contagio y al mal trato que están recibiendo en hospitales de seguridad social.

“Es una suspensión masiva de controles prenatales, o de cualquier enfermedad que requiera hospitalización”, se quejan pacientes que están en urgencia.

“Durante tres semanas no pudimos obtener una cita para el ultrasonido y el control”, dijo Alejandra, por lo que tiene que controlar su embarazo de manera particular con un médico general, pagando una consulta de 150 pesos y no los mil pesos que cobra un ginecólogo privado.

También paga los ultrasonidos por su cuenta. “Me parece incoherente que hay población vulnerable y que suspendan así el servicio”, dijo.

Señaló que acudió al IMSS en busca de una cita para cuando sea el momento del alumbramiento y que hasta el momento no lo ha logrado.

“Se vuelve injusto, pues descuentan del sueldo una aportación y cacarean supuestas acciones en beneficio de las personas y cuando uno los necesita te topas con esto”, se quejó.

“Yo recibí un trato inhumano… Mi cuñada me pedía que denunciara que fui objeto de violencia obstétrica en el IMSS, pero lo que yo quería era dejar ese episodio y centrarme en el cuidado de mi bebé”, narra Estefanía León.

Foto: Jesús Verdugo│ El Sol de Sinaloa

Asegura que fue tratada por un par de médicos y uno de ellos, la insultaba, le gritaba que primero “hacía mis cositas y ahora chillaba, que me apurara a parir, porque ellos no podían estar más tiempo con un enfermo porque los contagiaban, me preguntaban a cada momento si en mi familia había gente contagiada, me obligaba a pujar a cada rato, señora ya habiente al plebe, no tenemos su tiempo”.

DERECHOS VULNERADOS

La violencia obstétrica se define como una forma específica de violencia ejercida por profesionales de la salud (predominantemente médicos y personal de enfermería) hacia las mujeres embarazadas, en labor de parto y el puerperio. Constituye una violación a los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres.

Pese a que las autoridades de salud han dicho hasta el cansancio que la atención de embarazos, partos y emergencias obstétricas es prioritaria durante la pandemia del Covid-19 en los hechos es otra cosa.

Foto: Jesús Verdugo │ El Sol de Sinaloa

Puedes leer: Vacunaremos a maestros para volver a las aulas: AMLO

Al inicio de la pandemia, señala Isabel Torres –otra afectada- las mujeres parturientas se encontraban con las puertas prácticamente cerradas del IMSS de la clínica 35, porque les decían que ahí sólo se ocupaban casos de Covid-19 y las mandaban a la 53.

Asegura que ella empezó con labor de parto el 11 de julio, acudió a su clínica que es la 35, ahí, ni siquiera la dejaron acercarse. Los guardias les dijeron que puro “contagiado”.

“Nos mandaron a una clínica que está por Barrancos. Me quedaba muy lejos. Yo vivo en la colonia la Amistad, me sentía muy mal, traía la presión muy alta…duré como cuatro horas más, estaba muy mal, mi familia se juntó, me llevaron a una clínica particular, tuve preclancia y mi niño nació por cesárea, afortunadamente tengo un pequeñito de siete meses sano”, dice.

Ella es madre soltera, joven, trabaja como secretaria y narra que no acudió a una revisión médica por miedo a ser contagiada, dice que se embarazo en noviembre y solamente fue dos veces con el doctor: cuando le dijeron que estaba embarazada y en marzo cuando empezó a tener problemas de la presión.

elsoldesinaloa_admin / Foto: Archivo │ El Sol de Sinaloa

“Nunca fui al médico cuando inició la pandemia, le tenía terror, había noches que no dormía pensando en que me iba a contagiar, otras veces soñaba a mi bebé contagiado, eso me tenía muy mal, así pasaron los meses más terroríficos de mi vida”, señala.

DEFICIENCIAS

Las deficiencias del sistema de salud desde que inició la pandemia dejaron sin atención a un numeroso grupo de embarazadas, afectando a muchas en atención, si no acudamos a urgencias del IMSS, donde mujeres en labores de parto esperan tiradas en el suelo afuera del hospital, a otras si bien les va les prestan una silla y con dolores esperan ser atendidas.

Las afectaciones más importantes en la salud de las mujeres embarazadas están vinculadas con el recelo a acudir las unidades médicas por el temor al contagio.

Iza Torres, tiene siete meses de embarazo, será su primer bebé y aunque dice que no fue un embarazo planeado precisamente por la pandemia.

Foto: Jesús Verdugo │ El Sol de Sinaloa

“Nos casamos en diciembre del 2019 y a los pocos meses inició la pandemia, mi esposo y yo platicamos que nos íbamos a cuidar para evitar embarazarnos, esperar mejores tiempos, pero no sabemos que pasó que me embaracé, sentí un miedo atroz, no quería ir al médico, sentía que el bicho se me aparecía por todos lados, era una psicosis tremenda”, recuerda.

Dice que su suegra la animó y con todos los cuidados acudieron al IMSS, donde no recibieron ninguna atención.

“Llegamos a urgencias, porque no había citas, para empezar, me sentí muy mal ver tanta gente en pésimas condiciones esperando tirados hasta en el piso de que los médicos se apiadaran de ellos, le dije a mi suegra, vámonos si me estoy otro momento voy a estallar”, recuerda.

Señala que esperó dos meses para reponerse del susto y volvió a salir, pero ahora con un médico particular y espera que su embarazo llegue a feliz término.

Foto: Archivo│ El Sol de Sinaloa

CASOS

En Sinaloa se han contagiado más de 220 mujeres embarazadas, y han muerto cinco.

De acuerdo al sector salud federal, las principales causas de muerte materna en el 2020, el 21.6 por ciento fue por Covid-19.

En el informe semanal de Notificación inmediata de muerte materna de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud, señala que la razón de mortalidad materna ha aumentado a 39.1 defunciones por cada 100 mil nacimientos estimados, lo que representa un incremento del 19.2% en la razón respecto a la misma semana epidemiológica del año anterior.



Lee más aquí

Culiacán, Sin.- El Covid-19 no sólo ha dejado una estela de luto, dolor y sufrimiento en nuestro estado y en todo el mundo, sino que es el azote de las madres que se han embarazado, porque no reciben la debida atención médica, o la gran mayoría no acude a revisión por miedo al contagio y al mal trato que están recibiendo en hospitales de seguridad social.

“Es una suspensión masiva de controles prenatales, o de cualquier enfermedad que requiera hospitalización”, se quejan pacientes que están en urgencia.

“Durante tres semanas no pudimos obtener una cita para el ultrasonido y el control”, dijo Alejandra, por lo que tiene que controlar su embarazo de manera particular con un médico general, pagando una consulta de 150 pesos y no los mil pesos que cobra un ginecólogo privado.

También paga los ultrasonidos por su cuenta. “Me parece incoherente que hay población vulnerable y que suspendan así el servicio”, dijo.

Señaló que acudió al IMSS en busca de una cita para cuando sea el momento del alumbramiento y que hasta el momento no lo ha logrado.

“Se vuelve injusto, pues descuentan del sueldo una aportación y cacarean supuestas acciones en beneficio de las personas y cuando uno los necesita te topas con esto”, se quejó.

“Yo recibí un trato inhumano… Mi cuñada me pedía que denunciara que fui objeto de violencia obstétrica en el IMSS, pero lo que yo quería era dejar ese episodio y centrarme en el cuidado de mi bebé”, narra Estefanía León.

Foto: Jesús Verdugo│ El Sol de Sinaloa

Asegura que fue tratada por un par de médicos y uno de ellos, la insultaba, le gritaba que primero “hacía mis cositas y ahora chillaba, que me apurara a parir, porque ellos no podían estar más tiempo con un enfermo porque los contagiaban, me preguntaban a cada momento si en mi familia había gente contagiada, me obligaba a pujar a cada rato, señora ya habiente al plebe, no tenemos su tiempo”.

DERECHOS VULNERADOS

La violencia obstétrica se define como una forma específica de violencia ejercida por profesionales de la salud (predominantemente médicos y personal de enfermería) hacia las mujeres embarazadas, en labor de parto y el puerperio. Constituye una violación a los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres.

Pese a que las autoridades de salud han dicho hasta el cansancio que la atención de embarazos, partos y emergencias obstétricas es prioritaria durante la pandemia del Covid-19 en los hechos es otra cosa.

Foto: Jesús Verdugo │ El Sol de Sinaloa

Puedes leer: Vacunaremos a maestros para volver a las aulas: AMLO

Al inicio de la pandemia, señala Isabel Torres –otra afectada- las mujeres parturientas se encontraban con las puertas prácticamente cerradas del IMSS de la clínica 35, porque les decían que ahí sólo se ocupaban casos de Covid-19 y las mandaban a la 53.

Asegura que ella empezó con labor de parto el 11 de julio, acudió a su clínica que es la 35, ahí, ni siquiera la dejaron acercarse. Los guardias les dijeron que puro “contagiado”.

“Nos mandaron a una clínica que está por Barrancos. Me quedaba muy lejos. Yo vivo en la colonia la Amistad, me sentía muy mal, traía la presión muy alta…duré como cuatro horas más, estaba muy mal, mi familia se juntó, me llevaron a una clínica particular, tuve preclancia y mi niño nació por cesárea, afortunadamente tengo un pequeñito de siete meses sano”, dice.

Ella es madre soltera, joven, trabaja como secretaria y narra que no acudió a una revisión médica por miedo a ser contagiada, dice que se embarazo en noviembre y solamente fue dos veces con el doctor: cuando le dijeron que estaba embarazada y en marzo cuando empezó a tener problemas de la presión.

elsoldesinaloa_admin / Foto: Archivo │ El Sol de Sinaloa

“Nunca fui al médico cuando inició la pandemia, le tenía terror, había noches que no dormía pensando en que me iba a contagiar, otras veces soñaba a mi bebé contagiado, eso me tenía muy mal, así pasaron los meses más terroríficos de mi vida”, señala.

DEFICIENCIAS

Las deficiencias del sistema de salud desde que inició la pandemia dejaron sin atención a un numeroso grupo de embarazadas, afectando a muchas en atención, si no acudamos a urgencias del IMSS, donde mujeres en labores de parto esperan tiradas en el suelo afuera del hospital, a otras si bien les va les prestan una silla y con dolores esperan ser atendidas.

Las afectaciones más importantes en la salud de las mujeres embarazadas están vinculadas con el recelo a acudir las unidades médicas por el temor al contagio.

Iza Torres, tiene siete meses de embarazo, será su primer bebé y aunque dice que no fue un embarazo planeado precisamente por la pandemia.

Foto: Jesús Verdugo │ El Sol de Sinaloa

“Nos casamos en diciembre del 2019 y a los pocos meses inició la pandemia, mi esposo y yo platicamos que nos íbamos a cuidar para evitar embarazarnos, esperar mejores tiempos, pero no sabemos que pasó que me embaracé, sentí un miedo atroz, no quería ir al médico, sentía que el bicho se me aparecía por todos lados, era una psicosis tremenda”, recuerda.

Dice que su suegra la animó y con todos los cuidados acudieron al IMSS, donde no recibieron ninguna atención.

“Llegamos a urgencias, porque no había citas, para empezar, me sentí muy mal ver tanta gente en pésimas condiciones esperando tirados hasta en el piso de que los médicos se apiadaran de ellos, le dije a mi suegra, vámonos si me estoy otro momento voy a estallar”, recuerda.

Señala que esperó dos meses para reponerse del susto y volvió a salir, pero ahora con un médico particular y espera que su embarazo llegue a feliz término.

Foto: Archivo│ El Sol de Sinaloa

CASOS

En Sinaloa se han contagiado más de 220 mujeres embarazadas, y han muerto cinco.

De acuerdo al sector salud federal, las principales causas de muerte materna en el 2020, el 21.6 por ciento fue por Covid-19.

En el informe semanal de Notificación inmediata de muerte materna de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud, señala que la razón de mortalidad materna ha aumentado a 39.1 defunciones por cada 100 mil nacimientos estimados, lo que representa un incremento del 19.2% en la razón respecto a la misma semana epidemiológica del año anterior.



Lee más aquí

Local

Se dan de alta a 26 pacientes de Covid-19, y  se detectan 37 nuevos casos

Luego de dos días consecutivos de no registrar muertes, este martes se reportan ocho fallecimientos

Local

Refuerzan vigilancia en la ciudad para lograr “Comercio Seguro”

La Secretaría de Seguridad Pública informó que las acciones se enfocan en las colonias Benito Juárez y Centro

Local

Inspeccionan a antros, bares y restaurantes de Mazatlán

Durante el operativo de fin de semana, Oficialía Mayor sólo entregó observaciones a algunos establecimientos que incumplían con protocolos de salud

Local

Se dan de alta a 26 pacientes de Covid-19, y  se detectan 37 nuevos casos

Luego de dos días consecutivos de no registrar muertes, este martes se reportan ocho fallecimientos

Policiaca

Rescatan a persona que cayó a tanque de combustible

Bomberos Voluntarios de Mazatlán atendieron la emergencia ocurrida en una estación de gasolina

Policiaca

Lo detienen con arma de fuego en Mazatlán

Los hechos se suscitaron este martes en la colonia Jesús García

Local

Refuerzan vigilancia en la ciudad para lograr “Comercio Seguro”

La Secretaría de Seguridad Pública informó que las acciones se enfocan en las colonias Benito Juárez y Centro

Local

Inspeccionan a antros, bares y restaurantes de Mazatlán

Durante el operativo de fin de semana, Oficialía Mayor sólo entregó observaciones a algunos establecimientos que incumplían con protocolos de salud

Local

Realiza Jumapam muestreos del agua en domicilio

En atención a una solicitud ciudadana, personal de la paramunicipal tomó diferentes muestras del líquido en una casa habitación