/ sábado 19 de octubre de 2019

Bomberos de Mazatlán hacen la guardia entre ‘sombras’ y apariciones

En 1971 inició labores la Estación Central del Cuerpo de Bomberos Mazatlán, y desde entonces se presentan hechos paranormales que no dejan dormir a quienes tienen que laborar por las noches

Mazatlán. - La noche cae y las extrañas manifestaciones comienzan a presentarse entre los rincones de la vieja Estación de Bomberos de Mazatlán “Doctor Olavo Corona Corona”, donde el personal se ha tenido que acostumbrar a ellas.

Sólo quienes tienen mucho tiempo en este inmueble han aprendido a convivir entre las “rarezas”, que de pronto se presentan a cualquier hora de una noche de guardia.

En un horario que empieza a las de la 9:00 de la noche y termina entre las 5:00 y 6:00 de la mañana del siguiente día, los “tragahumo” tratan de mantener los ojos abiertos en toda la noche.

Y es que durante el dormitar pueden ser sorprendidos por “cosas”, que de pronto pasan y que no hallan explicación de cómo es que ocurren sin que nadie las realice.

Sombras y hasta la imagen de una niña, indican que se manifiestan en el inmueble de la colonia Montuosa.

Lee Aquí: Se pronuncia Consejo de Universidades Públicas e Instituciones Afines por apoyar a la UABC y a la UAS

No es normal

Juan, experimentado bombero que conoce las instalaciones de la estación como la palma de su mano, reconoce que se presentan anomalías que “sacan de onda” al personal.

El que de pronto se abra la regadera o le muevan la cobija a algún elemento que en ese instante duerme, asegura, no es normal que pasen esas cosas durante el turno nocturno.

Aunque él no la ha visto, menciona, hay compañeros de la vieja guardia que aseguran que en el inmueble se aparece una niña, que solamente camina de un lado a otro.

Entre las “raras” experiencias vividas, comenta, se halla el que de pronto fue descobijado mientras dormía, hecho que pensó que se trataba de una broma, pero al levantarse se dio cuenta que todos sus compañeros dormitaban.

Antecedentes

En el pasillo principal que comunica del área de estacionamiento a la cocina del inmueble, se encuentra una placa conmemorativa que señala la fecha en que fue inaugurada la Estación de Bomberos.

Un 30 de septiembre de 1971 inició labores este recinto de socorros, que desde entonces se le conoce como “Cuartel de Bomberos” Doctor Olavo Corona Corona, quien fuera su fundador, aunque su fundación data del año de 1942.

El predio, señala la vetusta placa conmemorativa, había sido donado por el ayuntamiento de Mazatlán, que en ese entonces era presidido por el ciudadano Ricardo Urquijo.

Alfredo Valdez Montoya había sido el gobernador de Sinaloa, quien estuvo presente en la entrega y apertura de la estación, que es recordada por el ulular de su sirena que se escuchaba a las 12 de la tarde diariamente.

La Estación de Bomberos tiene 48 años de vida; se encuentra ubicada a un costado de la avenida Gabriel Leyva.


Puedes leer: Cultura y tradición sinaloense: Un ‘venado’ que baila en el Malecón de Mazatlán

Otros usos

Tragahumos de aquel entonces, recuerdan que el edificio antes de ser estación sirvió como plantel educativo, tras encontrarse a corta distancia de la secundaria “Miguel Hidalgo”.

No obstante, comentan, el inmueble por muchos años ocupó una central de abastos, que era conocida por la forma ovalada que tiene la edificación y que aún se conserva.

Ese lugar, señalan, era muy concurrido por los comerciantes que abastecían sus negocios de frutas y verduras, que llegaban a Mazatlán desde diferentes puntos del país.

Sin embargo, antes de albergar al sector comercio de la localidad, mencionan, el lugar formaba parte de un cementerio que se hallaba desde la avenida Gutiérrez Nájera hasta lo que hoy es la Escuela Náutica.

Era parte de un panteón

Para el historiador, Joaquín López Hernández, las “cosas raras” que se presentan en la Estación de Bomberos pudieran estar relacionadas con su pasado, lo que anteriormente fue.

Ahí era parte del panteón, que le quitaron hasta donde se encuentra la Escuela Náutica, y hasta ahora no se sabe realmente lo que era esa parte que formaba de lo que hoy en día es el Panteón Ángela Peralta.

López Hernández

La transformación de lo que actualmente es esa parte de Mazatlán, asegura, tiene que ver con la apertura de la avenida Gabriel Leyva, que precisamente pasa por un costado de la Estación de Bomberos.

Tras abrirse dicha vía de comunicación, aseveró, fueron abiertas calles por todos lados, lo cual propició la fundación de las colonias que se encuentran alrededor del inmueble de socorros.

Sombras y hasta la imagen de una niña, indican que se manifiestan en el inmueble de la colonia Montuosa.

Lee también: Una Gota en el Océano da cobijo a los más pobres entre los pobres en Mazatlán

Terrenos en venta

El cementerio, que fuera construido en 1868 y que alberga a la mayoría de los personajes que hicieron crecer al puerto económicamente, redujo su espacio con los cambios originados por la misma expansión demográfica de la ciudad.

López Hernández comenta que en el lugar hay aún vestigios de lo que fue el extenso cementerio, cuya entrada principal se halla en la parte trasera, que ahora es ocupada por hogares.

Todo eso que hay alrededor del panteón el municipio lo vendió, incluyendo la entrada original, que ahora es una casa que se encontraba a un costado del camposanto.

López Hernández

El investigador, señala, hay callejones definidos y tumbas alineadas en el cementerio, que de pronto se pierden en la barda que fue edificada, tras la venta del terreno contiguo.

¿Fosa común?

El predio que hoy alberga viviendas, una escuela y una estación de bomberos, no descarta que pudo ser utilizado como fosa común, donde fueron sepultados los cuerpos de personas que nunca fueron reclamados por sus familiares.

Dijo que no hay documentos que avalen que ese sitio sirvió para la sepultura de desconocidos, ya que en aquella época la gente que no era identificada las enterraban en algún lugar del cementerio, sin saber en qué lugar quedaron.

Yo creo que la escuela y bomberos ocuparon esos espacios que pertenecían al panteón, quizás porque no había muchas tumbas o porque posiblemente fue una fosa común.

Historiador

Aclaró que en panteones como el Ángela Peralta no se conocía que tuviera un espacio en el que se enterrara a gente que no tenía familia, por lo que no descartó que ese lugar sirvió para ese tipo de sepulcros.


El terreno donde se halla el Cuartel de Bomberos anteriormente pertenecía a un panteón.



Entre sombras

Ya han pasado 48 años de que fue inaugurado el Cuartel de Bomberos de la avenida Gabriel Leyva, y las nuevas generaciones de tragahumo se adaptan a las rarezas que dicen que pasan ahí.

Entre sombras y hasta una supuesta niña que pronto aparece y desaparece en los dormitorios, es lo que les ha tocado vivir a los nuevos héroes anónimos, que para los viejos ya no es una novedad.

Y es que los apagafuego de la vieja escuela han aprendido a vivir con los extraños ruidos y las cosas extranormales, que buscan comprender cómo es que se presentan desde hace casi 5 décadas.

Hoy, todo eso que dicen que pasa en la estación, no es un impedimento para que el bombero se encuentre listo y atento a los llamados de emergencia que se pueden presentar en el transcurso de la noche.}}



Lee más en El Sol de Sinaloa

Mazatlán. - La noche cae y las extrañas manifestaciones comienzan a presentarse entre los rincones de la vieja Estación de Bomberos de Mazatlán “Doctor Olavo Corona Corona”, donde el personal se ha tenido que acostumbrar a ellas.

Sólo quienes tienen mucho tiempo en este inmueble han aprendido a convivir entre las “rarezas”, que de pronto se presentan a cualquier hora de una noche de guardia.

En un horario que empieza a las de la 9:00 de la noche y termina entre las 5:00 y 6:00 de la mañana del siguiente día, los “tragahumo” tratan de mantener los ojos abiertos en toda la noche.

Y es que durante el dormitar pueden ser sorprendidos por “cosas”, que de pronto pasan y que no hallan explicación de cómo es que ocurren sin que nadie las realice.

Sombras y hasta la imagen de una niña, indican que se manifiestan en el inmueble de la colonia Montuosa.

Lee Aquí: Se pronuncia Consejo de Universidades Públicas e Instituciones Afines por apoyar a la UABC y a la UAS

No es normal

Juan, experimentado bombero que conoce las instalaciones de la estación como la palma de su mano, reconoce que se presentan anomalías que “sacan de onda” al personal.

El que de pronto se abra la regadera o le muevan la cobija a algún elemento que en ese instante duerme, asegura, no es normal que pasen esas cosas durante el turno nocturno.

Aunque él no la ha visto, menciona, hay compañeros de la vieja guardia que aseguran que en el inmueble se aparece una niña, que solamente camina de un lado a otro.

Entre las “raras” experiencias vividas, comenta, se halla el que de pronto fue descobijado mientras dormía, hecho que pensó que se trataba de una broma, pero al levantarse se dio cuenta que todos sus compañeros dormitaban.

Antecedentes

En el pasillo principal que comunica del área de estacionamiento a la cocina del inmueble, se encuentra una placa conmemorativa que señala la fecha en que fue inaugurada la Estación de Bomberos.

Un 30 de septiembre de 1971 inició labores este recinto de socorros, que desde entonces se le conoce como “Cuartel de Bomberos” Doctor Olavo Corona Corona, quien fuera su fundador, aunque su fundación data del año de 1942.

El predio, señala la vetusta placa conmemorativa, había sido donado por el ayuntamiento de Mazatlán, que en ese entonces era presidido por el ciudadano Ricardo Urquijo.

Alfredo Valdez Montoya había sido el gobernador de Sinaloa, quien estuvo presente en la entrega y apertura de la estación, que es recordada por el ulular de su sirena que se escuchaba a las 12 de la tarde diariamente.

La Estación de Bomberos tiene 48 años de vida; se encuentra ubicada a un costado de la avenida Gabriel Leyva.


Puedes leer: Cultura y tradición sinaloense: Un ‘venado’ que baila en el Malecón de Mazatlán

Otros usos

Tragahumos de aquel entonces, recuerdan que el edificio antes de ser estación sirvió como plantel educativo, tras encontrarse a corta distancia de la secundaria “Miguel Hidalgo”.

No obstante, comentan, el inmueble por muchos años ocupó una central de abastos, que era conocida por la forma ovalada que tiene la edificación y que aún se conserva.

Ese lugar, señalan, era muy concurrido por los comerciantes que abastecían sus negocios de frutas y verduras, que llegaban a Mazatlán desde diferentes puntos del país.

Sin embargo, antes de albergar al sector comercio de la localidad, mencionan, el lugar formaba parte de un cementerio que se hallaba desde la avenida Gutiérrez Nájera hasta lo que hoy es la Escuela Náutica.

Era parte de un panteón

Para el historiador, Joaquín López Hernández, las “cosas raras” que se presentan en la Estación de Bomberos pudieran estar relacionadas con su pasado, lo que anteriormente fue.

Ahí era parte del panteón, que le quitaron hasta donde se encuentra la Escuela Náutica, y hasta ahora no se sabe realmente lo que era esa parte que formaba de lo que hoy en día es el Panteón Ángela Peralta.

López Hernández

La transformación de lo que actualmente es esa parte de Mazatlán, asegura, tiene que ver con la apertura de la avenida Gabriel Leyva, que precisamente pasa por un costado de la Estación de Bomberos.

Tras abrirse dicha vía de comunicación, aseveró, fueron abiertas calles por todos lados, lo cual propició la fundación de las colonias que se encuentran alrededor del inmueble de socorros.

Sombras y hasta la imagen de una niña, indican que se manifiestan en el inmueble de la colonia Montuosa.

Lee también: Una Gota en el Océano da cobijo a los más pobres entre los pobres en Mazatlán

Terrenos en venta

El cementerio, que fuera construido en 1868 y que alberga a la mayoría de los personajes que hicieron crecer al puerto económicamente, redujo su espacio con los cambios originados por la misma expansión demográfica de la ciudad.

López Hernández comenta que en el lugar hay aún vestigios de lo que fue el extenso cementerio, cuya entrada principal se halla en la parte trasera, que ahora es ocupada por hogares.

Todo eso que hay alrededor del panteón el municipio lo vendió, incluyendo la entrada original, que ahora es una casa que se encontraba a un costado del camposanto.

López Hernández

El investigador, señala, hay callejones definidos y tumbas alineadas en el cementerio, que de pronto se pierden en la barda que fue edificada, tras la venta del terreno contiguo.

¿Fosa común?

El predio que hoy alberga viviendas, una escuela y una estación de bomberos, no descarta que pudo ser utilizado como fosa común, donde fueron sepultados los cuerpos de personas que nunca fueron reclamados por sus familiares.

Dijo que no hay documentos que avalen que ese sitio sirvió para la sepultura de desconocidos, ya que en aquella época la gente que no era identificada las enterraban en algún lugar del cementerio, sin saber en qué lugar quedaron.

Yo creo que la escuela y bomberos ocuparon esos espacios que pertenecían al panteón, quizás porque no había muchas tumbas o porque posiblemente fue una fosa común.

Historiador

Aclaró que en panteones como el Ángela Peralta no se conocía que tuviera un espacio en el que se enterrara a gente que no tenía familia, por lo que no descartó que ese lugar sirvió para ese tipo de sepulcros.


El terreno donde se halla el Cuartel de Bomberos anteriormente pertenecía a un panteón.



Entre sombras

Ya han pasado 48 años de que fue inaugurado el Cuartel de Bomberos de la avenida Gabriel Leyva, y las nuevas generaciones de tragahumo se adaptan a las rarezas que dicen que pasan ahí.

Entre sombras y hasta una supuesta niña que pronto aparece y desaparece en los dormitorios, es lo que les ha tocado vivir a los nuevos héroes anónimos, que para los viejos ya no es una novedad.

Y es que los apagafuego de la vieja escuela han aprendido a vivir con los extraños ruidos y las cosas extranormales, que buscan comprender cómo es que se presentan desde hace casi 5 décadas.

Hoy, todo eso que dicen que pasa en la estación, no es un impedimento para que el bombero se encuentre listo y atento a los llamados de emergencia que se pueden presentar en el transcurso de la noche.}}



Lee más en El Sol de Sinaloa

Local

Debió alcalde comparecer ante el Congreso

El alcalde de Mazatlán junto con el de Culiacán fueron requeridos para comparecer ante los diputados, sólo el de la capital del estado se presentó

Local

Formas y colores que cobran vida en las manos de María del Socorro

En un oficio en el que mezcla ingenio y mucha imaginación, ha creado por 44 años las piñatas que los mazatlecos rompen en sus fiestas

Local

“En nuestras manos está el ser o no diabético”

José Ángel platica su experiencia de 20 años como diabético; concluye que los malos hábitos alimenticios, la falta de ejercicio y los problemas emocionales son detonantes de la enfermedad

Deportes

No encuentra la brújula Tomateros de Culiacán; ahora ceden 6-2

Para los Guindas esta fue la quinta derrota consecutiva y el noveno revés en sus últimas 11 batallas

Sociedad

Suman 24 cuerpos hallados en Tlajomulco; entregan cuerpos a familiares

Hasta ahora, esta es la tercera fosa con mayor cantidad de cuerpos encontrados

Celebridades

Corona Capital inicia su décima edición con Phosphorescent y Noah Cyrus

Desde las 13 horas, las puertas del Autódromo Hernández Rodríguez para la curva 4 se abrieron

Local

Debió alcalde comparecer ante el Congreso

El alcalde de Mazatlán junto con el de Culiacán fueron requeridos para comparecer ante los diputados, sólo el de la capital del estado se presentó

Futbol

Forjador de talento: estos son los futbolistas que exportó Jorge Vergara

Vergara exportó a gran cantidad de jugadores que siguen triunfando en el extranjero

Local

Leyendas del Sur de Mazatlán: La mujer flotante de La Estacada

Pescadores de la zona han observado a la mujer caminar sobre las aguas del estero