/ sábado 8 de junio de 2019

Bicicletas, la vida de Don Julio

Aunque el uso de la motocicleta se ha incrementado notablemente en los últimos años, el medio de transporte distintivo del municipio tiene más vida que nunca

Escuinapa. - Las bicicletas son parte de la identidad cultural de numerosas ciudades en el mundo, donde se han convertido en el medio de transporte por excelencia gracias a que se realizan importantes iniciativas para promover su uso en pro del medio ambiente.

En Escuinapa no ha habido necesidad de ninguna campaña, iniciativa o programa apoyado por el Gobierno, empresas u organizaciones. Los habitantes tomaron como propio este vehículo y lo convirtieron en distintivo del municipio y parte de su identidad cultural desde hace muchos años.

Y aunque en los últimos años ha enfrentado una dura batalla con las motocicletas, que viven su “boom” por las facilidades que otorgan las tiendas departamentales para adquirirlas, sigue siendo el vehículo predilecto de los habitantes. Su uso no distingue edades, géneros ni oficios y se adapta perfectamente a la vida cotidiana de los escuinapenses.

Julio Antonio Rodríguez es un testigo de la evolución de la bicicleta y del mayor uso que la gente le da ahora a las motos, ya que durante más de 40 años se ha dedicado a reparar bicicletas en su taller, el cual lo creó a la edad de 24 años aproximadamente, luego de haber trabajado y aprendido en otros talleres.

Ya tengo alrededor de 42 años haciendo este trabajo (reparar bicicletas), desde los 13 años que ya no pude ir a la escuela inicié a trabajar ahí en el taller con Chuy Aragón, ahí duré 10 años trabajando, pero pues cuando ya me casé y tuve familia, como empleado ya no alcanzaba para mantenerme y fue cuando ya me independicé y formé mi talle.

Señaló que una de las satisfacciones que le ha dado su labor, que depende meramente de la bicicleta, ha sido que de esta pudo construir su patrimonio y ver crecer a sus cinco hijos, quienes se convirtieron en profesionistas, pero además aprendieron del oficio con el cual su padre les dio de comer toda la vida.

Lo que me ha dejado la bicicleta ha sido muy grande, de aquí salió para hacer mi casa, y lo más importante, de aquí salió para darles a mis hijos, los cinco que tengo estudiaron y los cinco son profesionistas, tres son maestros y dos ingenieros.

“Ellos también aprendieron a reparar bicicletas, pero gracias a Dios su profesión les dio para poder obtener otros trabajos. Quien me ayuda es un sobrino que ya aprendió, y pues es quien va seguir haciendo este trabajo”.

Reconoció que, como todo en la vida, la bicicleta ha evolucionado debido a los avances tecnológicos que se han tenido, ya que comentó que cuando inició con su taller, en esas épocas era la bicicleta de turismo o la llamada “camaronera” la que más utilidad tenía, ya que ésta era utilizada para que los pescadores se trasladaran a la pesca.

Eran las de turismo las que más había en esos años, ya luego llegó la chopper, la mormona y ahora esas modernas de carreras que salieron, pero de todas reparamos.

En cuanto al incremento en el uso de la motocicleta en Escuinapa, lo cual se dio con la llegada de las tiendas comerciales hace aproximadamente una década, dijo que esto ha mermado el uso de la bicicleta, lo cual se ha visto reflejado en su negocio.




Sí, hay que reconocer que la bicicleta si ha perdido terreno, antes sí había quién usara moto, pero eran contadas las que había en Escuinapa, muy raro que en una casa tuvieran una motocicleta, eso sí, hasta cinco bicicletas, dependiendo la familia que fuera, porque cada uno tenía su bicicleta, pero ahora vemos que en la mayoría de las casas mínimo se tiene una motocicleta.

“De que, si nos ha afectado, sí, antes en noviembre o diciembre cuando la gente se alistaba para Navidad, se vendían 70 u 80 bicicletas a la semana, y ahorita ya no se venden esas, son menos, y luego todo el día se tenía trabajo de reparación, y ahorita también ha mermado”.

En la última década, el uso de la motocicleta se ha incrementado hasta más de un 500 por ciento, de acuerdo a información obtenida en el departamento de Tránsito, pues las facilidades que ofrecen las tiendas comerciales para adquirirlas han sido una de las causas para incrementar su compra.



Don Julio piensa que a pesar de que la motocicleta le ha ganado mucho terreno a la bicicleta, este medio de transporte, que es una tradición para la ciudad, siempre perdurará, ya que es algo que distingue a un escuinapense.



DATOS

80 bicicletas se vendían a la semana en Escuinapa hace dos décadas, antes del boom de las motocicletas.

500% se ha incrementado en Escuinapa el uso de la motocicleta en la última década.

42 años tiene Don Julio con su taller de bicicletas.

CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE

El uso de la bicicleta en Escuinapa contribuye a la preservación de las condiciones ambientales de la ciudad y de los ecosistemas, además de cuidar los espacios y elementos de la naturaleza.



Lee más aquí

Escuinapa. - Las bicicletas son parte de la identidad cultural de numerosas ciudades en el mundo, donde se han convertido en el medio de transporte por excelencia gracias a que se realizan importantes iniciativas para promover su uso en pro del medio ambiente.

En Escuinapa no ha habido necesidad de ninguna campaña, iniciativa o programa apoyado por el Gobierno, empresas u organizaciones. Los habitantes tomaron como propio este vehículo y lo convirtieron en distintivo del municipio y parte de su identidad cultural desde hace muchos años.

Y aunque en los últimos años ha enfrentado una dura batalla con las motocicletas, que viven su “boom” por las facilidades que otorgan las tiendas departamentales para adquirirlas, sigue siendo el vehículo predilecto de los habitantes. Su uso no distingue edades, géneros ni oficios y se adapta perfectamente a la vida cotidiana de los escuinapenses.

Julio Antonio Rodríguez es un testigo de la evolución de la bicicleta y del mayor uso que la gente le da ahora a las motos, ya que durante más de 40 años se ha dedicado a reparar bicicletas en su taller, el cual lo creó a la edad de 24 años aproximadamente, luego de haber trabajado y aprendido en otros talleres.

Ya tengo alrededor de 42 años haciendo este trabajo (reparar bicicletas), desde los 13 años que ya no pude ir a la escuela inicié a trabajar ahí en el taller con Chuy Aragón, ahí duré 10 años trabajando, pero pues cuando ya me casé y tuve familia, como empleado ya no alcanzaba para mantenerme y fue cuando ya me independicé y formé mi talle.

Señaló que una de las satisfacciones que le ha dado su labor, que depende meramente de la bicicleta, ha sido que de esta pudo construir su patrimonio y ver crecer a sus cinco hijos, quienes se convirtieron en profesionistas, pero además aprendieron del oficio con el cual su padre les dio de comer toda la vida.

Lo que me ha dejado la bicicleta ha sido muy grande, de aquí salió para hacer mi casa, y lo más importante, de aquí salió para darles a mis hijos, los cinco que tengo estudiaron y los cinco son profesionistas, tres son maestros y dos ingenieros.

“Ellos también aprendieron a reparar bicicletas, pero gracias a Dios su profesión les dio para poder obtener otros trabajos. Quien me ayuda es un sobrino que ya aprendió, y pues es quien va seguir haciendo este trabajo”.

Reconoció que, como todo en la vida, la bicicleta ha evolucionado debido a los avances tecnológicos que se han tenido, ya que comentó que cuando inició con su taller, en esas épocas era la bicicleta de turismo o la llamada “camaronera” la que más utilidad tenía, ya que ésta era utilizada para que los pescadores se trasladaran a la pesca.

Eran las de turismo las que más había en esos años, ya luego llegó la chopper, la mormona y ahora esas modernas de carreras que salieron, pero de todas reparamos.

En cuanto al incremento en el uso de la motocicleta en Escuinapa, lo cual se dio con la llegada de las tiendas comerciales hace aproximadamente una década, dijo que esto ha mermado el uso de la bicicleta, lo cual se ha visto reflejado en su negocio.




Sí, hay que reconocer que la bicicleta si ha perdido terreno, antes sí había quién usara moto, pero eran contadas las que había en Escuinapa, muy raro que en una casa tuvieran una motocicleta, eso sí, hasta cinco bicicletas, dependiendo la familia que fuera, porque cada uno tenía su bicicleta, pero ahora vemos que en la mayoría de las casas mínimo se tiene una motocicleta.

“De que, si nos ha afectado, sí, antes en noviembre o diciembre cuando la gente se alistaba para Navidad, se vendían 70 u 80 bicicletas a la semana, y ahorita ya no se venden esas, son menos, y luego todo el día se tenía trabajo de reparación, y ahorita también ha mermado”.

En la última década, el uso de la motocicleta se ha incrementado hasta más de un 500 por ciento, de acuerdo a información obtenida en el departamento de Tránsito, pues las facilidades que ofrecen las tiendas comerciales para adquirirlas han sido una de las causas para incrementar su compra.



Don Julio piensa que a pesar de que la motocicleta le ha ganado mucho terreno a la bicicleta, este medio de transporte, que es una tradición para la ciudad, siempre perdurará, ya que es algo que distingue a un escuinapense.



DATOS

80 bicicletas se vendían a la semana en Escuinapa hace dos décadas, antes del boom de las motocicletas.

500% se ha incrementado en Escuinapa el uso de la motocicleta en la última década.

42 años tiene Don Julio con su taller de bicicletas.

CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE

El uso de la bicicleta en Escuinapa contribuye a la preservación de las condiciones ambientales de la ciudad y de los ecosistemas, además de cuidar los espacios y elementos de la naturaleza.



Lee más aquí

Local

Opinan turistas: el Acuario Mazatlán es una diversión cara

Visitantes disfrutan los shows que ofrece este centro de espectáculos marinos y quedan encantados

Local

Repuntan actividades del turismo náutico en playas de Mazatlán

Los turistas que solicitan el servicio, que tiene un costo de 150 a 800 pesos, son principalmente de Torreón, Durango, Chihuahua y la Ciudad de México

Local

Quitan el dinero a mazatlecos con falsas promesas de trabajo

Víctimas identifican como responsables a dos sujetos, uno de 40 y otro de 60 años, aproximadamente

Local

Opinan turistas: el Acuario Mazatlán es una diversión cara

Visitantes disfrutan los shows que ofrece este centro de espectáculos marinos y quedan encantados

Local

Piden locatarios del Pino Suárez liberar calles para poder descargar mercancías

Sufren por espacios reducidos para estacionamiento para los clientes, situación que no les permite laborar de manera normal

Círculos

Brianda celebra su día con rico chapuzón

Brianda Paola festeja su cumpleaños número cuatro rodeada de sus mejores amigos

Círculos

Juliana apaga su primera velita de cumpleaños

Familiares y amigos estuvieron presentes en el aniversario de la pequeña.

Gossip

Vanessa Bauche terminará el libro de memorias de Edith González

La actriz Edith González, quien falleció en junio pasado, escribió más de la mitad de un libro de memorias en el que compartió experiencias de casi 50 años de carrera

Gossip

Con cinta ¿Conoces a Tomás? buscan sensibilizar sobre el autismo

La cinta, ópera prima de María Torres es un dramedy sobre la inclusión