/ lunes 13 de mayo de 2019

Basurón de Mazatlán incumple con reglas ambientales

Vence plazo en 2018, pero sigue tiradero de 900 toneladas diarias de basura que contaminan el estero de Urías y mantos freáticos

Mazatlán, Sinaloa.- A falta de un relleno sanitario que dé tratamiento a los residuos sólidos municipales, conforme a la Norma Oficial de Protección al Medio Ambiente, las 900 toneladas de basura que genera al día Mazatlán, van a parar a un tiradero a cielo abierto que está a punto de agotarse y que se ubica al suroriente de la ciudad, contiguo a zonas habitacionales.

Se trata de un terreno de 14.4 hectáreas rentado por el Ayuntamiento a ejidatarios de Urías; en ese lugar, los residuos se aplastan y cubren con capas de tierra hasta acumular cerros de basura, sin ningún tratamiento de los desechos, ni manejo de lixiviados.

Puedes leer: Visitan a mujeres en tianguis de Mazatlán para evitar violencia familiar

Basurón de Mazatlán incumple con reglas ambientales.

Al no contar con un proceso correcto en la disposición final de la basura, el Basurón de Mazatlán incumple con las leyes y reglamentos ambientales, el cual opera así desde hace 29 años.

Esto lo advirtió la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en julio de 2016, al declarar que el Basurón de Mazatlán no cumplía con la Ley de Protección al Medio Ambiente ni con la Norma Oficial Mexicana NOM-083.

Con la aprobación de la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición de Energética, en el año 2013, el gobierno municipal intentó bajar recursos económicos para construir ahí un relleno sanitario, pero en la primera revisión no pasó el proyecto por no cumplir con ciertas características físicas e hidrológicas, para que no cause daño al medio ambiente.

Puedes leer: Quitan a pescadores furtivos sus implementos de trabajo

Basurón de Mazatlán incumple con reglas ambientales.

De hecho, grupos ecologistas y ambientalistas como el Consejo Ecológico de Mazatlán (CEMAZ) han denunciado en múltiples ocasiones que hay evidencias documentadas de que los lixiviados que produce el vertedero de basura llegan a los mantos freáticos y al estero de Urías.

Así mismo, se ha cuestionado de que ninguna administración municipal ha tenido un plan o un programa destinado para manejar los desechos de manera correcta, y mucho menos una campaña integral de reciclaje que empiece desde los hogares y promueva acciones de concientización en la sociedad.

Todas las administraciones han reconocido el problema y la urgencia de construir un relleno sanitario en forma, pero ninguna ha podido concretar dicha iniciativa.

VENCE EL PLAZO

La Norma Oficial Mexicana NOM-083 en su Ley General de Cambio Climático establecía como fecha límite el año 2018 para que todos los rellenos sanitarios en México contaran con infraestructura para capturar y quemar biogás, esto era obligatorio para los municipios con más de 50 mil habitantes, entre ellos Mazatlán.

La meta para el 2018 era: No emisiones de metano (CH4) por manejo de residuos en ciudades de más de 50 mil habitantes.

La NOM establece la instalación obligatoria de dispositivos de seguridad y planes de contingencia para prevención y control de incendios, explosiones, sismos, fenómenos meteorológicos, manejo de lixiviados y presencia de sustancias reactivas, explosivas e inflamables.

Así que desde el año pasado, ya no debería de operar el tiradero a cielo abierto no controlado de Mazatlán; sin embargo, a la fecha no hay ni siquiera un plan o un proyecto para construir un relleno sanitario con toda la infraestructura necesaria.

Por el contrario, la actual administración ha decidido firmar con los ejidatarios de Urías un contrato de arrendamiento anual para seguir operando el basurón municipal, el cual se pagaría en una sola exhibición.

Esto luego de que en enero pasado, los ejidatarios bloquearon el acceso al terreno por un adeudo que el Ayuntamiento arrastraba desde el mes de noviembre, por la cantidad de 395 mil 155 pesos, correspondiente al último bimestre del año.

El director de Servicios Públicos municipales, Luis Antonio González Olague, confirmó el hecho, al explicar que el retraso en el pago se debió a que se tuvo que conseguir la firma de todos los integrantes del Comité de Adquisiciones para el contrato de arrendamiento.

El funcionario reconoció que aterrar la basura no es la mejor opción, pero de momento es el único espacio disponible para los desechos.

(Para saber más de esta investigación, suscríbase con nosotros)

Mazatlán, Sinaloa.- A falta de un relleno sanitario que dé tratamiento a los residuos sólidos municipales, conforme a la Norma Oficial de Protección al Medio Ambiente, las 900 toneladas de basura que genera al día Mazatlán, van a parar a un tiradero a cielo abierto que está a punto de agotarse y que se ubica al suroriente de la ciudad, contiguo a zonas habitacionales.

Se trata de un terreno de 14.4 hectáreas rentado por el Ayuntamiento a ejidatarios de Urías; en ese lugar, los residuos se aplastan y cubren con capas de tierra hasta acumular cerros de basura, sin ningún tratamiento de los desechos, ni manejo de lixiviados.

Puedes leer: Visitan a mujeres en tianguis de Mazatlán para evitar violencia familiar

Basurón de Mazatlán incumple con reglas ambientales.

Al no contar con un proceso correcto en la disposición final de la basura, el Basurón de Mazatlán incumple con las leyes y reglamentos ambientales, el cual opera así desde hace 29 años.

Esto lo advirtió la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en julio de 2016, al declarar que el Basurón de Mazatlán no cumplía con la Ley de Protección al Medio Ambiente ni con la Norma Oficial Mexicana NOM-083.

Con la aprobación de la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición de Energética, en el año 2013, el gobierno municipal intentó bajar recursos económicos para construir ahí un relleno sanitario, pero en la primera revisión no pasó el proyecto por no cumplir con ciertas características físicas e hidrológicas, para que no cause daño al medio ambiente.

Puedes leer: Quitan a pescadores furtivos sus implementos de trabajo

Basurón de Mazatlán incumple con reglas ambientales.

De hecho, grupos ecologistas y ambientalistas como el Consejo Ecológico de Mazatlán (CEMAZ) han denunciado en múltiples ocasiones que hay evidencias documentadas de que los lixiviados que produce el vertedero de basura llegan a los mantos freáticos y al estero de Urías.

Así mismo, se ha cuestionado de que ninguna administración municipal ha tenido un plan o un programa destinado para manejar los desechos de manera correcta, y mucho menos una campaña integral de reciclaje que empiece desde los hogares y promueva acciones de concientización en la sociedad.

Todas las administraciones han reconocido el problema y la urgencia de construir un relleno sanitario en forma, pero ninguna ha podido concretar dicha iniciativa.

VENCE EL PLAZO

La Norma Oficial Mexicana NOM-083 en su Ley General de Cambio Climático establecía como fecha límite el año 2018 para que todos los rellenos sanitarios en México contaran con infraestructura para capturar y quemar biogás, esto era obligatorio para los municipios con más de 50 mil habitantes, entre ellos Mazatlán.

La meta para el 2018 era: No emisiones de metano (CH4) por manejo de residuos en ciudades de más de 50 mil habitantes.

La NOM establece la instalación obligatoria de dispositivos de seguridad y planes de contingencia para prevención y control de incendios, explosiones, sismos, fenómenos meteorológicos, manejo de lixiviados y presencia de sustancias reactivas, explosivas e inflamables.

Así que desde el año pasado, ya no debería de operar el tiradero a cielo abierto no controlado de Mazatlán; sin embargo, a la fecha no hay ni siquiera un plan o un proyecto para construir un relleno sanitario con toda la infraestructura necesaria.

Por el contrario, la actual administración ha decidido firmar con los ejidatarios de Urías un contrato de arrendamiento anual para seguir operando el basurón municipal, el cual se pagaría en una sola exhibición.

Esto luego de que en enero pasado, los ejidatarios bloquearon el acceso al terreno por un adeudo que el Ayuntamiento arrastraba desde el mes de noviembre, por la cantidad de 395 mil 155 pesos, correspondiente al último bimestre del año.

El director de Servicios Públicos municipales, Luis Antonio González Olague, confirmó el hecho, al explicar que el retraso en el pago se debió a que se tuvo que conseguir la firma de todos los integrantes del Comité de Adquisiciones para el contrato de arrendamiento.

El funcionario reconoció que aterrar la basura no es la mejor opción, pero de momento es el único espacio disponible para los desechos.

(Para saber más de esta investigación, suscríbase con nosotros)

Local

Sale caro el regreso a clases: Padres de familia gastan sus ahorros en útiles escolares

Con el objetivo de comprar todo lo necesario, muchas madres incluso pidieron prestado

Local

Mazatlán, en alerta por tormenta tropical “Ivo”

El Comité Municipal de Protección Civil informa que el puerto se localiza en alerta azul

Local

En riesgo rosarenses, por falta de rehabilitación de puentes

Manuel Pineda responsabiliza al Gobierno Federal ante posible desgracia que pueda ocurrir

Círculos

El pequeño Diego recibe las aguas bautismales y se convierte en hijo de Dios

Los Herrera Orozco cumplen con el primer sacramento de la Iglesia Católica

Local

Sale caro el regreso a clases: Padres de familia gastan sus ahorros en útiles escolares

Con el objetivo de comprar todo lo necesario, muchas madres incluso pidieron prestado

Círculos

Allison celebra sus seis años al estilo de ‘La Sirenita’

Los Serrano Cruz festejaron el cumpleaños de su primera heredera con una piscinada

Local

En riesgo rosarenses, por falta de rehabilitación de puentes

Manuel Pineda responsabiliza al Gobierno Federal ante posible desgracia que pueda ocurrir

Local

Registran más de 28 casos de dengue en Sinaloa

Escuinapa es el municipio con mayor incidencia, asegura la Secretaría de Salud

Círculos

Vinos sustentables conquistan los paladares jóvenes 

Invitados especiales acudieron a una cata maridaje en la Bodega Santa Julia, originaria de Mendoza, Argentina