/ sábado 10 de agosto de 2019

Arte entre agujas y tintas; del papel a la piel humana

Después de años de realizar muralismo, Salomón Cuser decidió incursionar en el mundo del tatuaje, donde se destaca por su capacidad para expresar el realismo al máximo

Mazatlán, Sin.- Desde 1998, Salomón Cuser comenzó a dibujar y no pasó mucho tiempo para que se diera cuenta que su pasión era crear piezas visuales, y sobre esa línea comenzó a construir su carrera, hasta convertirse en lo que es hoy, uno de los tatuadores más reconocidos de Mazatlán por su capacidad de expresar el realismo al máximo en sus trabajos.

Egresado de la carrera de Diseño Gráfico y convertido en un destacado muralista con más de 10 años de experiencia, llegó a un punto de su vida en el que decidió adoptar el arte de tatuar como su profesión, así que de modo autodidacta, viendo a otros artistas e investigando los requerimientos para poder empezar a utilizar las agujas y las tintas, perfeccionó su técnica. Ya tiene más de tres años como tatuador y cada vez su trabajo es más demandado.

Tengo tres años rayando y la capacitación, por así decirlo, que tengo, es que soy diseñador gráfico y muralista. Empecé viendo en el estudio de un amigo y posteriormente comencé a practicar con conocidos, estuve como un mes practicando y ya después me solté y empecé a cobrar el servicio. Empecé a tatuar en un punto en el que ya tenía más de 10 años haciendo murales y daba clases de dibujo

Salomón Cuser

Confesó que la parte más complicada del tatuaje es el hecho de que el lienzo está vivo, ya que a diferencia de un muro o un papel, éste se mueve, siente, se queja e incluso complica la ejecución de la pieza.

Lo más complicado que se me hace a mí es que el lienzo está vivo, entonces no te puedes equivocar, todo tiene que ser a la primera y lo tienes que hacer en el mejor tiempo posible. Hay tatuajes que no me han llenado, a veces tiene que ver con el cliente, no es tan tolerante al dolor o el estado de la piel no es bueno, hay personas que con rasparles muy poco, se pone la piel roja, se inflama y es más difícil de trabajar, ni siquiera logró ver la pieza hasta que sana

Salomón Cuser

A pesar de esta sensación de siempre evitar dar pasos en falsos y conseguir una pieza bien ejecutada, el esfuerzo, la dedicación, la constancia y sobre todo la calidad final en sus obras, han logrado que Salomón sea recomendando de boca a boca, al grado de conseguir abrir su propio estudio.

Cuando yo empecé a tatuar la gente preguntaba que si ya estaba en eso, y me decían que ellos querían tatuarse conmigo porque ya sabían que hacía cierta clase de dibujo, y aunque es un error pensar que si sabes dibujar puedes tatuar, en el caso mío pues sí es así, fue hasta fácil ‘aclientarme’. El tatuaje ha sido una experiencia muy chida porque he conocido a muchos amigos aquí, se han hecho buenas amistades de clientes que empiezan a venirse a tatuar. Tengo muchos clientes que han traído al compadre, al hermano a todo el mundoSalomón Cuser

Subrayó que hay estilos que no le gusta trabajar, aún así, considera que domina cualquier tipo de línea, pero el realismo es el que más le gusta, al grado de tener piezas con más de 40 horas de dedicación; el trabajo, la complejidad del dibujo y la disponibilidad del cliente son los factores que más inciden en la duración de la ejecución.

Hay personas que les entra muy rápido la tinta, me ha tocado hacer piezas muy similares en sesiones de siete a ocho horas y en otras personas me lleva cuatro o cinco horas. Qué tan rápido coagulen es clave, y que la piel esté sana

Salomón Cuser

Reveló que sí ha tenido uno que otro trabajo en el que el resultado no lo dejó satisfecho, pero sabeque eso es normal, pues hay estilos de dibujos que en ocasiones el cliente solicita y como artista no lo hacen sentir pleno, o simplemente no es de su gusto.

Las piezas en tinta negra son sus preferidas, la estética y duración de las obras es más placentera y aunque sí maneja el color, le llenan más este tipo de trabajos.

Todos los que tengan intenciones de tatuarse deben buscar a aquel ‘tatoo artist’ que vaya acorde al estilo, el trabajo que quieres y la calidad que busquen

Salomón Cuser

También hay que tomar en cuenta los riesgos en la salud, lo cual es responsabilidad tanto del artista como del cliente, pues desde reacciones alérgicas a las tintas, infecciones en la piel o enfermedades de transmisión sanguínea si el equipo que se utiliza para crear el tatuaje está contaminado, pueden ser los resultados de “rayarte” una zona del cuerpo.

Te puede interesar: Trabajo artesanal: Construye ‘un mundo’ con palillos de madera

Salomón asegura que pedir siempre recomendaciones y ver el portafolio de trabajo de los tatuadores, es pieza clave para no tener arrepentimientos. Se paga por la calidad y porque los artistas estén certificados, no por otra cosa.

Para él, las posibilidades son infinitas en el cuerpo humano, donde puede crear verdaderas obras de arte, el único límite es él mismo. Con agujas y tinta puede crear la magia.

Para ver sus diseños puedes ingresar a su cuenta en Instagram: Salomón Cuser

DATOS

  • 33 años de edad tiene Salomón Cuser.
  • 10 años de experiencia como muralista.
  • 3 años como tatuador.


Lee también↓

Mazatlán, Sin.- Desde 1998, Salomón Cuser comenzó a dibujar y no pasó mucho tiempo para que se diera cuenta que su pasión era crear piezas visuales, y sobre esa línea comenzó a construir su carrera, hasta convertirse en lo que es hoy, uno de los tatuadores más reconocidos de Mazatlán por su capacidad de expresar el realismo al máximo en sus trabajos.

Egresado de la carrera de Diseño Gráfico y convertido en un destacado muralista con más de 10 años de experiencia, llegó a un punto de su vida en el que decidió adoptar el arte de tatuar como su profesión, así que de modo autodidacta, viendo a otros artistas e investigando los requerimientos para poder empezar a utilizar las agujas y las tintas, perfeccionó su técnica. Ya tiene más de tres años como tatuador y cada vez su trabajo es más demandado.

Tengo tres años rayando y la capacitación, por así decirlo, que tengo, es que soy diseñador gráfico y muralista. Empecé viendo en el estudio de un amigo y posteriormente comencé a practicar con conocidos, estuve como un mes practicando y ya después me solté y empecé a cobrar el servicio. Empecé a tatuar en un punto en el que ya tenía más de 10 años haciendo murales y daba clases de dibujo

Salomón Cuser

Confesó que la parte más complicada del tatuaje es el hecho de que el lienzo está vivo, ya que a diferencia de un muro o un papel, éste se mueve, siente, se queja e incluso complica la ejecución de la pieza.

Lo más complicado que se me hace a mí es que el lienzo está vivo, entonces no te puedes equivocar, todo tiene que ser a la primera y lo tienes que hacer en el mejor tiempo posible. Hay tatuajes que no me han llenado, a veces tiene que ver con el cliente, no es tan tolerante al dolor o el estado de la piel no es bueno, hay personas que con rasparles muy poco, se pone la piel roja, se inflama y es más difícil de trabajar, ni siquiera logró ver la pieza hasta que sana

Salomón Cuser

A pesar de esta sensación de siempre evitar dar pasos en falsos y conseguir una pieza bien ejecutada, el esfuerzo, la dedicación, la constancia y sobre todo la calidad final en sus obras, han logrado que Salomón sea recomendando de boca a boca, al grado de conseguir abrir su propio estudio.

Cuando yo empecé a tatuar la gente preguntaba que si ya estaba en eso, y me decían que ellos querían tatuarse conmigo porque ya sabían que hacía cierta clase de dibujo, y aunque es un error pensar que si sabes dibujar puedes tatuar, en el caso mío pues sí es así, fue hasta fácil ‘aclientarme’. El tatuaje ha sido una experiencia muy chida porque he conocido a muchos amigos aquí, se han hecho buenas amistades de clientes que empiezan a venirse a tatuar. Tengo muchos clientes que han traído al compadre, al hermano a todo el mundoSalomón Cuser

Subrayó que hay estilos que no le gusta trabajar, aún así, considera que domina cualquier tipo de línea, pero el realismo es el que más le gusta, al grado de tener piezas con más de 40 horas de dedicación; el trabajo, la complejidad del dibujo y la disponibilidad del cliente son los factores que más inciden en la duración de la ejecución.

Hay personas que les entra muy rápido la tinta, me ha tocado hacer piezas muy similares en sesiones de siete a ocho horas y en otras personas me lleva cuatro o cinco horas. Qué tan rápido coagulen es clave, y que la piel esté sana

Salomón Cuser

Reveló que sí ha tenido uno que otro trabajo en el que el resultado no lo dejó satisfecho, pero sabeque eso es normal, pues hay estilos de dibujos que en ocasiones el cliente solicita y como artista no lo hacen sentir pleno, o simplemente no es de su gusto.

Las piezas en tinta negra son sus preferidas, la estética y duración de las obras es más placentera y aunque sí maneja el color, le llenan más este tipo de trabajos.

Todos los que tengan intenciones de tatuarse deben buscar a aquel ‘tatoo artist’ que vaya acorde al estilo, el trabajo que quieres y la calidad que busquen

Salomón Cuser

También hay que tomar en cuenta los riesgos en la salud, lo cual es responsabilidad tanto del artista como del cliente, pues desde reacciones alérgicas a las tintas, infecciones en la piel o enfermedades de transmisión sanguínea si el equipo que se utiliza para crear el tatuaje está contaminado, pueden ser los resultados de “rayarte” una zona del cuerpo.

Te puede interesar: Trabajo artesanal: Construye ‘un mundo’ con palillos de madera

Salomón asegura que pedir siempre recomendaciones y ver el portafolio de trabajo de los tatuadores, es pieza clave para no tener arrepentimientos. Se paga por la calidad y porque los artistas estén certificados, no por otra cosa.

Para él, las posibilidades son infinitas en el cuerpo humano, donde puede crear verdaderas obras de arte, el único límite es él mismo. Con agujas y tinta puede crear la magia.

Para ver sus diseños puedes ingresar a su cuenta en Instagram: Salomón Cuser

DATOS

  • 33 años de edad tiene Salomón Cuser.
  • 10 años de experiencia como muralista.
  • 3 años como tatuador.


Lee también↓

Local

Habitantes de Jacarandas pierden todo a causa de las lluvias

Con impotencia en la mirada, Miriam recuerda cómo ‘Ivo’ entró a su hogar y se llevó todo lo que vio a su paso; lo único que agradece a Dios es no haber perdido a algún miembro de su familia

Local

Paredes llenas de historia en la primera cárcel de Mazatlán

Enclavada en las calles del Viejo Mazatlán, hace tres siglos fue albergue de delincuentes, hoy es una bodega de carpintería

Local

Una historia de enseñanza: Don Carlos Ambriz, el gitano que nunca leyó la mano

Maestro de teatro, docente y periodista, miles de aventuras han llenado sus días de experiencias y anécdotas, que bien podrían ser escritas en un libro o ser el guion de una película

Sociedad

En el olvido, hijos de mujeres asesinadas

Activistas ven necesario darles recursos económicos para hacer frente a sus requerimientos y garantizarles mejor calidad de vida

Deportes

Padre e hijo luchadores: La dinastía Relámpago continúa en Mazatlán

Con 25 años dentro de la lucha libre, Relámpago deja su legado en las manos de su hijo, quien hereda su nombre y la máscara

Local

Habitantes de Jacarandas pierden todo a causa de las lluvias

Con impotencia en la mirada, Miriam recuerda cómo ‘Ivo’ entró a su hogar y se llevó todo lo que vio a su paso; lo único que agradece a Dios es no haber perdido a algún miembro de su familia

Sociedad

Así era Nevith Condés Jaramillo, representante del "periodismo guache"

Tenía estudios de administración de empresas y un tiempo participó en el PRD, partido del cual se alejó cuando ocurrió aquello del Pacto por México

Local

Paredes llenas de historia en la primera cárcel de Mazatlán

Enclavada en las calles del Viejo Mazatlán, hace tres siglos fue albergue de delincuentes, hoy es una bodega de carpintería

Local

Doña María, una mujer con vocación de servicio: es camarista de un hotel desde hace 18 años

Entre barrer, trapear, limpiar baños y habitaciones, María Ángela Silva realiza un trabajo que es clave para el funcionamiento del sector hotelero