/ sábado 29 de junio de 2019

Adictos a la tecnología, Pasan todo el día en el celular.

Profesionistas reconocen como positivo el uso de teléfonos inteligentes, aunque su abuso afecta a los jóvenes y eso se refleja en su bajo rendimiento escolar

Mazatlán,Sin.- En 1983 salió a la venta el primer teléfono celular en el mundo, el cual después de 37 años ha presentado una serie de cambios en su forma y uso con los que ha atrapado a millones de usuarios, principalmente jóvenes, porque ya no nada más se utiliza para hacer y recibir llamadas, sino que ahora es una herramienta “inteligente” por medio de la cual se puede estar conectado a internet, hacer pagos, compras, entre otras actividades cotidianas.

Fue a principios de la década de los 90’s cuando la telefonía celular comenzó a tener auge en México, y se ha ido metiendo poco a poco en los hogares hasta llegar a la época actual, donde muchas personas no salen de sus casas sin su celular.

Una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía revela que en México hay 81 millones de personas que cuentan con un teléfono celular, de los cuales tres cuartas partes tienen un aparato inteligente o smartphone.

El estudio del INEGI precisa que el 72.2% de la población en el país de seis años en adelante, hace uso de dicha tecnología, donde más del 50% son jóvenes cuyas edades van de los 14 a los 27 años.


HORAS Y MÁS HORAS DE USO

De acuerdo al organismo IMS Latam Mobile Report, México se encuentra en el cuarto lugar en cuanto a número de horas que pasan conectados sus habitantes en un teléfono celular.

En el país, los usuarios de dicha tecnología se mantienen conectados en un promedio de 10.1 horas al día.

La investigación precisa que quien cuenta con ese tipo de telefonía se mantiene más de 20 horas a la semana “metido” en el internet; un 16% entre 14 y 20 horas y el resto entre 13 y 3 horas.

Ese mismo informe señala que personas de 18 años en adelante se mantienen conectados en el teléfono celular durante un periodo de 11.1 horas, en lo que son las redes sociales.


LOS JÓVENES OPINAN

En Mazatlán, jóvenes de preparatoria, cuyas edades oscilan entre los 16 y 18 años, reconocen usar dicho aparato de comunicación desde 6 horas hasta todo el día.

Keith, alumna de educación media superior, comenta que el uso del teléfono lo destina principalmente para estar en las redes sociales o en comunicación con familiares y amigos.

Valeri, otra estudiante de preparatoria, reconoce que el celular la atrapa al hacer uso de él durante todo el día, pues mantiene sus redes sociales abiertas durante las 24 horas.

En contraparte, Carlos, menciona que él lo utiliza la mayor parte del tiempo para hacer llamadas, alrededor de 45 al día; mientras que Narciso hace uso de él en el día en el “chequeo” de mensajes y Lourdes sólo lo contesta en caso que le marquen.


BAJO RENDIMIENTO

Narciso Torres, profesor de preparatoria, reconoce que el abuso en el uso del teléfono celular repercute seriamente en el rendimiento de calificaciones del alumnado.

“No estoy en contra de la tecnología, puesto que trabajamos con ella, pero lo que a mí no me parece es el uso que se le da, o que le dan ellos, pues los veo todo el tiempo pegados”.

Aseguró que los jóvenes, si no están en algún juego, escriben algún mensaje o checan sus redes sociales, lo cual es cotidiano observar en los planteles educativos, donde permiten que porten ese tipo de aparato.

Como pérdida de tiempo y atención, que se ve reflejado en las calificaciones, relacionó el uso constante de dicha tecnología, por lo que hizo un llamado a los padres de familia para que no les permitan llevarlo a la escuela.


UNA ADICCIÓN

Para la directora del Centro de Integración Juvenil de Mazatlán, Rosa Elena Sánchez Moraila, el uso constante del teléfono celular podría ser considerado como una adicción.

En caso que el aparato sea olvidado por el usuario, aseguró, la situación se convierte en una especie de ansiedad a través de su dependencia, que no pueden vivir sin traerlo consigo.

Aunque en el CIJ no se cuenta con un área para atender dichos casos, reconoció que es necesario que los padres hagan algo al respecto, para evitar que sus hijos se vuelvan dependientes de esa tecnología.

Recientemente, señaló, en la institución se atendió un primer caso relacionado con el uso constante del teléfono celular, donde un joven se pasaba todo el día en los juegos que traen los aparatos, y a quien se le ayudó para enfrentar su problema.


EL PROBLEMA ESTÁ EN CASA

La psicóloga Karla Paulette Arámburo Amaya asegura que parte de la responsabilidad de que los jóvenes dependan de los teléfonos celulares, tiene que ver con los padres de familia.

Desde temprana edad, indica, los papás involucran a sus hijos en el conocer y usar dichos aparatos, que muchas de las veces llegan a tener costos de más de 10 mil pesos.

Vemos muy común hoy en día que desde bebés traen ya sus tablets o los adultos les prestamos los teléfonos para entretenerlos, pues el uso de la tecnología es para divertirse o para trabajar Karla Paulette Arámburo Amaya


Para evitar que los jóvenes sean dependientes del teléfono celular, aseveró que es necesario que se den cuenta de lo que hay a su alrededor, de las relaciones que dejan por estar frente al pequeño aparato.


SE DEBEN VER BENEFICIOS

Ni bueno, ni malo es el uso del teléfono celular, lo que hace que una persona sea adicta a dicha tecnología; reconoció el Secretario de Educación Pública, Juan Alfonso Mejía López.

En las escuelas, comentó, no es una recomendación que los jóvenes lleven teléfono o no, sino la utilidad que le deben dar, cómo es estar comunicado o usarlo para investigaciones del mismo plantel.

El teléfono, la tablet, la computadora, son instrumentos, por sí mismos no son positivos o negativos, pues depende del uso que se les esté dando en las aulas y eso depende de contextos muy particulares Juan Alfonso Mejía López


Aclaró que en la educación no se puede quedar rezagado en el uso de ese tipo de tecnología, que debe ser adaptada a un contexto a través de una medición en la que se señale los beneficios que atrae a los jóvenes a través del aprendizaje que brinda.

Te puede interesar: El Conalep 1 pone en marcha la carrera pilotaje de drones


DATOS

1983 fue el año en que salió a la venta el primer teléfono celular en el mundo.

81 millones de personas hay en México en la actualidad con un teléfono inteligente a la mano.

72.2% de la población en el país de 6 años en adelante hace uso de un teléfono celular.


CUARTO LUGAR

México ocupa el cuarto lugar en cuanto a número de horas que pasan conectados sus habitantes en un teléfono celular: 10.1 horas diarias.



Lee más aquí


Mazatlán,Sin.- En 1983 salió a la venta el primer teléfono celular en el mundo, el cual después de 37 años ha presentado una serie de cambios en su forma y uso con los que ha atrapado a millones de usuarios, principalmente jóvenes, porque ya no nada más se utiliza para hacer y recibir llamadas, sino que ahora es una herramienta “inteligente” por medio de la cual se puede estar conectado a internet, hacer pagos, compras, entre otras actividades cotidianas.

Fue a principios de la década de los 90’s cuando la telefonía celular comenzó a tener auge en México, y se ha ido metiendo poco a poco en los hogares hasta llegar a la época actual, donde muchas personas no salen de sus casas sin su celular.

Una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía revela que en México hay 81 millones de personas que cuentan con un teléfono celular, de los cuales tres cuartas partes tienen un aparato inteligente o smartphone.

El estudio del INEGI precisa que el 72.2% de la población en el país de seis años en adelante, hace uso de dicha tecnología, donde más del 50% son jóvenes cuyas edades van de los 14 a los 27 años.


HORAS Y MÁS HORAS DE USO

De acuerdo al organismo IMS Latam Mobile Report, México se encuentra en el cuarto lugar en cuanto a número de horas que pasan conectados sus habitantes en un teléfono celular.

En el país, los usuarios de dicha tecnología se mantienen conectados en un promedio de 10.1 horas al día.

La investigación precisa que quien cuenta con ese tipo de telefonía se mantiene más de 20 horas a la semana “metido” en el internet; un 16% entre 14 y 20 horas y el resto entre 13 y 3 horas.

Ese mismo informe señala que personas de 18 años en adelante se mantienen conectados en el teléfono celular durante un periodo de 11.1 horas, en lo que son las redes sociales.


LOS JÓVENES OPINAN

En Mazatlán, jóvenes de preparatoria, cuyas edades oscilan entre los 16 y 18 años, reconocen usar dicho aparato de comunicación desde 6 horas hasta todo el día.

Keith, alumna de educación media superior, comenta que el uso del teléfono lo destina principalmente para estar en las redes sociales o en comunicación con familiares y amigos.

Valeri, otra estudiante de preparatoria, reconoce que el celular la atrapa al hacer uso de él durante todo el día, pues mantiene sus redes sociales abiertas durante las 24 horas.

En contraparte, Carlos, menciona que él lo utiliza la mayor parte del tiempo para hacer llamadas, alrededor de 45 al día; mientras que Narciso hace uso de él en el día en el “chequeo” de mensajes y Lourdes sólo lo contesta en caso que le marquen.


BAJO RENDIMIENTO

Narciso Torres, profesor de preparatoria, reconoce que el abuso en el uso del teléfono celular repercute seriamente en el rendimiento de calificaciones del alumnado.

“No estoy en contra de la tecnología, puesto que trabajamos con ella, pero lo que a mí no me parece es el uso que se le da, o que le dan ellos, pues los veo todo el tiempo pegados”.

Aseguró que los jóvenes, si no están en algún juego, escriben algún mensaje o checan sus redes sociales, lo cual es cotidiano observar en los planteles educativos, donde permiten que porten ese tipo de aparato.

Como pérdida de tiempo y atención, que se ve reflejado en las calificaciones, relacionó el uso constante de dicha tecnología, por lo que hizo un llamado a los padres de familia para que no les permitan llevarlo a la escuela.


UNA ADICCIÓN

Para la directora del Centro de Integración Juvenil de Mazatlán, Rosa Elena Sánchez Moraila, el uso constante del teléfono celular podría ser considerado como una adicción.

En caso que el aparato sea olvidado por el usuario, aseguró, la situación se convierte en una especie de ansiedad a través de su dependencia, que no pueden vivir sin traerlo consigo.

Aunque en el CIJ no se cuenta con un área para atender dichos casos, reconoció que es necesario que los padres hagan algo al respecto, para evitar que sus hijos se vuelvan dependientes de esa tecnología.

Recientemente, señaló, en la institución se atendió un primer caso relacionado con el uso constante del teléfono celular, donde un joven se pasaba todo el día en los juegos que traen los aparatos, y a quien se le ayudó para enfrentar su problema.


EL PROBLEMA ESTÁ EN CASA

La psicóloga Karla Paulette Arámburo Amaya asegura que parte de la responsabilidad de que los jóvenes dependan de los teléfonos celulares, tiene que ver con los padres de familia.

Desde temprana edad, indica, los papás involucran a sus hijos en el conocer y usar dichos aparatos, que muchas de las veces llegan a tener costos de más de 10 mil pesos.

Vemos muy común hoy en día que desde bebés traen ya sus tablets o los adultos les prestamos los teléfonos para entretenerlos, pues el uso de la tecnología es para divertirse o para trabajar Karla Paulette Arámburo Amaya


Para evitar que los jóvenes sean dependientes del teléfono celular, aseveró que es necesario que se den cuenta de lo que hay a su alrededor, de las relaciones que dejan por estar frente al pequeño aparato.


SE DEBEN VER BENEFICIOS

Ni bueno, ni malo es el uso del teléfono celular, lo que hace que una persona sea adicta a dicha tecnología; reconoció el Secretario de Educación Pública, Juan Alfonso Mejía López.

En las escuelas, comentó, no es una recomendación que los jóvenes lleven teléfono o no, sino la utilidad que le deben dar, cómo es estar comunicado o usarlo para investigaciones del mismo plantel.

El teléfono, la tablet, la computadora, son instrumentos, por sí mismos no son positivos o negativos, pues depende del uso que se les esté dando en las aulas y eso depende de contextos muy particulares Juan Alfonso Mejía López


Aclaró que en la educación no se puede quedar rezagado en el uso de ese tipo de tecnología, que debe ser adaptada a un contexto a través de una medición en la que se señale los beneficios que atrae a los jóvenes a través del aprendizaje que brinda.

Te puede interesar: El Conalep 1 pone en marcha la carrera pilotaje de drones


DATOS

1983 fue el año en que salió a la venta el primer teléfono celular en el mundo.

81 millones de personas hay en México en la actualidad con un teléfono inteligente a la mano.

72.2% de la población en el país de 6 años en adelante hace uso de un teléfono celular.


CUARTO LUGAR

México ocupa el cuarto lugar en cuanto a número de horas que pasan conectados sus habitantes en un teléfono celular: 10.1 horas diarias.



Lee más aquí


Local

Culiacán, Mazatlán y Ahome, concentran pacientes activos con Covid-19

Con 226 pacientes activos en la entidad, el semáforo epidemiológico vigente es verde

Local

Inicia Conapesca plan de prevención sobre tortuga marina en embarcaciones menor

Se capacitará a alrededor de 5 mil pescadores ribereños de camarón de los puertos de Sinaloa, Sonora, Baja California Sur y Campeche

Local

Mazatlán cerrará el 2021 con 40 nuevos restaurantes

Canirac prevé que para el próximo año continúe la inversión

Sociedad

Plasman mural en Diario de Xalapa

Estudiantes de 5 países expresaron en la obra la violencia de género que se vive contra las mujeres

Mundo

Rocket Lab busca recuperar sus cohetes en el aire con helicópteros

La compañía Rocket Lab anunció un plan innovador para recuperar un propulsor en el aire y reutilizarlo

Gossip

Manuel Turizo para un año para atender su salud mental

El cantante vivió ansiedad durante la cuarentena. Ahora regresa con Te olvido, tema que formará parte de su tercer álbum

Gossip

Live Nation concreta la compra de OCESA

La promotora internacional adquirió el 51% de las acciones de la empresa por 415 millones de dólares

Gossip

Mauricio Ochmann hace mancuerna con Pantaya

El actor realizará contenido exclusivo para la plataforma, en un esfuerzo por incrementar su oferta original

Gossip

Hacen televisión para toda la familia

Llega Cartoonito, un canal enfocado en contenidos para niños en edad preescolar