/ sábado 18 de septiembre de 2021

Orlando Benítez es el entrenador de futuras estrellas del deporte

El mazatleco dejó a un lado el beisbol para ser preparador físico en Delfines de Mazatlán

Mazatlán, Sin.- Últimamente en el mundo del deporte se le ha dado mucha importancia a los trainers, o preparadores físicos para los equipos, sean profesionales, semiprofesionales o amateurs. En muchos de ellos recae la responsabilidad de mantener a los jugadores en buena forma y justamente es lo que hace Orlando Benítez.

El joven de 26 años toda su vida ha practicado el deporte; fue jugador de beisbol desde la niñez hasta su juventud en la Liga Muralla, donde fue formado y tuvo posibilidades de jugar varios estatales.

Desde los tres años estuve jugando ahí en el Muralla, hice una pausa con el beisbol, para ir a jugar basquetbol, el cual es otro de mis deportes favoritos y al cual le dediqué una gran parte de mi juventud”.

En su momento Orlando tuvo muy buena aceptación en el basquet, al jugar varios torneos, pero un entrenador de su secundaria lo dejó fuera de una Olimpiada Regional, lo cual le causó gran frustración y abandonó el baloncesto.

Yo tenía que haber estado en el Regional, pero que me haya dejado fuera el entrenador fue un duro golpe para mí y decidí volver a beisbol de nueva cuenta, e iba con otra mentalidad de hacerme ya profesional”, recuerda.

Justamente su vida iba a cambiar en una nacional en Tijuana, cuando Leo Figueroa recluta a Orlando a las filas de Sultanes de Monterrey, ya que él siempre fue lanzador, pero no se fue solo, ya que también el ahora Grandes Ligas, José Urquidy, se fue con él.

También puedes leer: Delfines de Mazatlán quieren empezar fuerte en el CIBAPAC

Llegue a la organización de Sultanes junto con Urquidy, estuvimos en la academia, estuve dos años, haciendo pretemporada y nada, después me fui a Veracruz, luego Diablos y no se me dio debutar”.

A pesar de no poder debutar como profesional, Benítez no quitó el dedo del renglón y siguió luchando por ese sueño, haciendo pretemporadas incluso con los Venados de Mazatlán, pero no tuvo mucha oportunidad.

ENTRENÓ CON LOS MEJORES

Orlando, a pesar de que empezó con Urquidy en la organización de los Sultanes de Monterrey, jugó con los máximos exponentes mexicanos que hay en la actualidad, como, Julio Urías.

En esa transición del beisbol me tocó jugar y enfrentar a casi muchos de los que están en Grandes Ligas, en la academia me tocó jugar con Julio Urías, Roberto Osuna, porque son de mi edad, con ellos me tocó jugar y convivir mucho. Otro jugador también fue Héctor Velázquez, con el que tuve algunas platicas”, enfatizó.

Después de dejar las academias de tres equipos de Liga Mexicana, Orlando buscó otras posibilidades de jugar en ligas de primera fuerza, pero de nueva cuenta volvió a truncar su sueño de jugar beisbol.

Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

DE LLENO EN LA FISIOTERAPIA

Ya con un sueño truncado y luego de vivir un año en los Estados Unidos, Orlando decidió estudiar algo relacionado con el deporte y comenzó en la Universidad Autónoma de Durango en la carrera de Fisioterapia, para después cursarla en la Universidad Politécnica de Sinaloa.

Yo ya tenía 19 años y en el beis, dije: me aplico o me voy a estudiar y mejor me puse a estudiar, creo que fue una gran opción, ya que he tenido muchas oportunidades como trainer”, enfatizó.

Su primera oportunidad en un equipo profesional la tuvo con los Generales de Durango, donde estuvo trabajando un tiempo, esto gracias a Miguel Ojeda, que lo puso en el equipo gracias a su talento.

Después tuve chanza con los Diablos de México, estuve trabajando con ligas de desarrollo, pero cuando llegó la pandemia del Covid esa oportunidad se esfumó y decidí volver a Mazatlán, pero no cierro la posibilidad de regresar”.

Ahora Benítez está conforme y contento de trabajar con los Delfines de Mazatlán, equipo en el que se desempeña como su preparador físico y está a semanas de debutar en la Liga de Circuito de Baloncesto del Pacífico.

Con Delfines me siento muy cómodo, fue Sergio Hernández Jr, el que me invitó y ahora tenemos la temporada casi enfrente y hemos trabajado muy bien con los muchachos, a pesar de que es poco el tiempo en el que tengo aquí y esperamos tener una temporada sin lesiones, que es lo importante”.




Lee más aquí:

Mazatlán, Sin.- Últimamente en el mundo del deporte se le ha dado mucha importancia a los trainers, o preparadores físicos para los equipos, sean profesionales, semiprofesionales o amateurs. En muchos de ellos recae la responsabilidad de mantener a los jugadores en buena forma y justamente es lo que hace Orlando Benítez.

El joven de 26 años toda su vida ha practicado el deporte; fue jugador de beisbol desde la niñez hasta su juventud en la Liga Muralla, donde fue formado y tuvo posibilidades de jugar varios estatales.

Desde los tres años estuve jugando ahí en el Muralla, hice una pausa con el beisbol, para ir a jugar basquetbol, el cual es otro de mis deportes favoritos y al cual le dediqué una gran parte de mi juventud”.

En su momento Orlando tuvo muy buena aceptación en el basquet, al jugar varios torneos, pero un entrenador de su secundaria lo dejó fuera de una Olimpiada Regional, lo cual le causó gran frustración y abandonó el baloncesto.

Yo tenía que haber estado en el Regional, pero que me haya dejado fuera el entrenador fue un duro golpe para mí y decidí volver a beisbol de nueva cuenta, e iba con otra mentalidad de hacerme ya profesional”, recuerda.

Justamente su vida iba a cambiar en una nacional en Tijuana, cuando Leo Figueroa recluta a Orlando a las filas de Sultanes de Monterrey, ya que él siempre fue lanzador, pero no se fue solo, ya que también el ahora Grandes Ligas, José Urquidy, se fue con él.

También puedes leer: Delfines de Mazatlán quieren empezar fuerte en el CIBAPAC

Llegue a la organización de Sultanes junto con Urquidy, estuvimos en la academia, estuve dos años, haciendo pretemporada y nada, después me fui a Veracruz, luego Diablos y no se me dio debutar”.

A pesar de no poder debutar como profesional, Benítez no quitó el dedo del renglón y siguió luchando por ese sueño, haciendo pretemporadas incluso con los Venados de Mazatlán, pero no tuvo mucha oportunidad.

ENTRENÓ CON LOS MEJORES

Orlando, a pesar de que empezó con Urquidy en la organización de los Sultanes de Monterrey, jugó con los máximos exponentes mexicanos que hay en la actualidad, como, Julio Urías.

En esa transición del beisbol me tocó jugar y enfrentar a casi muchos de los que están en Grandes Ligas, en la academia me tocó jugar con Julio Urías, Roberto Osuna, porque son de mi edad, con ellos me tocó jugar y convivir mucho. Otro jugador también fue Héctor Velázquez, con el que tuve algunas platicas”, enfatizó.

Después de dejar las academias de tres equipos de Liga Mexicana, Orlando buscó otras posibilidades de jugar en ligas de primera fuerza, pero de nueva cuenta volvió a truncar su sueño de jugar beisbol.

Foto: Fausto McConegly | El Sol de Mazatlán

DE LLENO EN LA FISIOTERAPIA

Ya con un sueño truncado y luego de vivir un año en los Estados Unidos, Orlando decidió estudiar algo relacionado con el deporte y comenzó en la Universidad Autónoma de Durango en la carrera de Fisioterapia, para después cursarla en la Universidad Politécnica de Sinaloa.

Yo ya tenía 19 años y en el beis, dije: me aplico o me voy a estudiar y mejor me puse a estudiar, creo que fue una gran opción, ya que he tenido muchas oportunidades como trainer”, enfatizó.

Su primera oportunidad en un equipo profesional la tuvo con los Generales de Durango, donde estuvo trabajando un tiempo, esto gracias a Miguel Ojeda, que lo puso en el equipo gracias a su talento.

Después tuve chanza con los Diablos de México, estuve trabajando con ligas de desarrollo, pero cuando llegó la pandemia del Covid esa oportunidad se esfumó y decidí volver a Mazatlán, pero no cierro la posibilidad de regresar”.

Ahora Benítez está conforme y contento de trabajar con los Delfines de Mazatlán, equipo en el que se desempeña como su preparador físico y está a semanas de debutar en la Liga de Circuito de Baloncesto del Pacífico.

Con Delfines me siento muy cómodo, fue Sergio Hernández Jr, el que me invitó y ahora tenemos la temporada casi enfrente y hemos trabajado muy bien con los muchachos, a pesar de que es poco el tiempo en el que tengo aquí y esperamos tener una temporada sin lesiones, que es lo importante”.




Lee más aquí:

Local

Culiacán, Mazatlán y Ahome, concentran pacientes activos con Covid-19

Con 226 pacientes activos en la entidad, el semáforo epidemiológico vigente es verde

Local

Inicia Conapesca plan de prevención sobre tortuga marina en embarcaciones menor

Se capacitará a alrededor de 5 mil pescadores ribereños de camarón de los puertos de Sinaloa, Sonora, Baja California Sur y Campeche

Local

Mazatlán cerrará el 2021 con 40 nuevos restaurantes

Canirac prevé que para el próximo año continúe la inversión

Sociedad

Plasman mural en Diario de Xalapa

Estudiantes de 5 países expresaron en la obra la violencia de género que se vive contra las mujeres

Mundo

Rocket Lab busca recuperar sus cohetes en el aire con helicópteros

La compañía Rocket Lab anunció un plan innovador para recuperar un propulsor en el aire y reutilizarlo

Gossip

Manuel Turizo para un año para atender su salud mental

El cantante vivió ansiedad durante la cuarentena. Ahora regresa con Te olvido, tema que formará parte de su tercer álbum

Gossip

Live Nation concreta la compra de OCESA

La promotora internacional adquirió el 51% de las acciones de la empresa por 415 millones de dólares

Gossip

Mauricio Ochmann hace mancuerna con Pantaya

El actor realizará contenido exclusivo para la plataforma, en un esfuerzo por incrementar su oferta original

Gossip

El juego del calamar va por los Critics Choice Awards

La serie coreana es nominada en dos de las categorías principales: Mejor Drama y Mejor Actor