/ sábado 1 de mayo de 2021

Epifanio Castañeda, el doctor al servicio del deporte

El médico “oficial” de los deportistas sinaloenses ha recorrido los cinco continentes, donde ha destacado gracias a su talento

Mazatlán, Sin.- Muchos en Sinaloa conocen al doctor Epifanio Castañeda, un hombre cabal, humilde y de buenos principios, el cual le ha entregado su vida a la medicina y la ha llevado de la mano con el deporte, actividad que le ha dado muchas satisfacciones.

Nacido en Badiraguato, Sinaloa, Epifanio Castañeda tuvo que a buscarle a la vida, ya que entre los años 70 y 80 la “Operación Cóndor” lo hizo bajar a la ciudad de Culiacán, donde con esfuerzo aprendió el trabajo y sobre todo el estudio.

El doctor Epifanio Castañeda es uno de los médicos más reconocidos en el estado. Foto: Rolando Salazar | El Sol de Mazatlán

Yo estudié la prepa en Culiacán, en la noche, y por las mañanas trabaja con la familia Clouthier, la cual siempre me dio trabajo, primero como estudiante y luego ya como médico, que por suerte cuando terminé la carrera de Medicina, nos toca hacer las prácticas en la Clínica del ISSSTE aquí en Mazatlán y posteriormente lo hice en el poblado de El Recodo”, recuerda.

Siempre pensó en ser médico general, pues el ayudar a su comunidad de Badiraguato, donde le tocó ver morir a mucha gente por falta de servicios médicos. Fue una de las causas que lo motivo a salir adelante.

Epifanio jamás imaginó que con la medicina pudiera hacer grandes cosas en el deporte, el cual se involucró gracias a los Juegos Nacionales, que realizó el Instituto Tecnológico del Mar de la mano del ingeniero Alfredo Lizárraga.

Recuerdo que en ese tiempo él me invitó y me dijo que si le podría echar la mano y yo con todo gusto, para eso estábamos, y la verdad yo la medicina del deporte ni la había escuchado mentar, pero recuerdo a una muchacha de San Carlos y yo le dije que no podría participar, a lo que ella sorprendida, ella me dijo ¿Por qué?, yo le respondí que se veía muy pálida y cuando la chequé tenía un soplo cardiaco y de ahí me nació el amor por la medicina del deporte”.

Luego de andar en clínica en clínica, estando en Cósala tomó la decisión de hacer la especialidad en medicina, tomando clases para Medicina Física y Rehabilitación, en el Instituto Politécnico Nacional.

Yo me fui a México, no pedí permiso y me fui, yo llegue a la capital a las 11:00 de la mañana y a las 4:00 de la tarde hice el examen, no sé cómo le hice con el inglés, pero yo pasé y formalmente estuve escrito ahí”.

En su instancia por la CDMX, el ahora especialista en deporte, comenzó a trabajar en un gimnasio del Pedregal, propiedad de Jorge Rivero y Susana Dosamantes, posteriormente fue invitado a hacer estudios de antropometría al Club América de futbol.

Me invitan al América, junto con el doctor Raúl León, el cual es un gran amigo y comenzamos ayudar, el doctor Fernando Alarcón nos abrió las puertas, junto con el jefe de servicios médicos, el doctor Arturo Heredia Márquez, tío de Hugo Sánchez, y de ahí tuve la fortuna de convivir con los futbolistas, a nosotros nos servía, porque hacíamos las prácticas y nos daban comida, que más le pedía”.

Él no tenía mucha afición por el futbol, pero al entrar al Coapa, rápidamente adoptó los colores águilas, donde estuvo un lapso de tres años, de 1995 a 1998, donde le toca viajar con el equipo a muchos lados

Después de su salida, en un congreso en CONADE se topó con gente de la Universidad Autónoma de Sinaloa, el cual le abrió las puertas para regresar a Sinaloa, pero ya con la especialidad y amplio recorrido en mano.

Jesús Alfredo Cuén Ojeda me regresa a Sinaloa y mi compadre que en paz descanse, me hace un examen, me decía que el venia de la Hospital Children de los Estados Unidos, y yo le contesté que apenas conocía los lugares cercanos de la sierra de Badiraguato, siempre con la humildad, que es sinónimo de aprendizaje y le dijo al doctor Heredia que venía de regreso”, explica.

Yo aprendí mucho en CDMX, cuando uno está arriba que viva y cuando esta abajo al carajo y así es la vida, muchos me trataron bien, pero otros (Carlos Reinoso), trajo a su cuerpo de médicos y eso es válido, el América fue una gran experiencia porque ahí me enseño muchas técnicas, que le agradezco al doctor Heredia”.

Puedes leer: Samuel Lizarrága le apuesta al bienestar emocional y sicológico

Ya estando en el puerto, se ha convertido en el médico oficial de los deportistas de la Universidad Autónoma de Sinaloa, donde le ha tocado darle la vuelta al mundo y pisar los cinco contienes, gracias al deporte y la medicina

Una de las cosas que lamenta Epifanio es que muchos entrenador necesitan hacer sinergia con la medicina del deporte para tener una mejor preparación de sus alumnos, de los cuales muchos de ellos han pasado del deporte amateur, a lo profesional, como los Hermanos Ontiveros, Juan Virgen, Héctor Páez, Hilda Gaxiola entre muchos.






Lee más aquí:

Mazatlán, Sin.- Muchos en Sinaloa conocen al doctor Epifanio Castañeda, un hombre cabal, humilde y de buenos principios, el cual le ha entregado su vida a la medicina y la ha llevado de la mano con el deporte, actividad que le ha dado muchas satisfacciones.

Nacido en Badiraguato, Sinaloa, Epifanio Castañeda tuvo que a buscarle a la vida, ya que entre los años 70 y 80 la “Operación Cóndor” lo hizo bajar a la ciudad de Culiacán, donde con esfuerzo aprendió el trabajo y sobre todo el estudio.

El doctor Epifanio Castañeda es uno de los médicos más reconocidos en el estado. Foto: Rolando Salazar | El Sol de Mazatlán

Yo estudié la prepa en Culiacán, en la noche, y por las mañanas trabaja con la familia Clouthier, la cual siempre me dio trabajo, primero como estudiante y luego ya como médico, que por suerte cuando terminé la carrera de Medicina, nos toca hacer las prácticas en la Clínica del ISSSTE aquí en Mazatlán y posteriormente lo hice en el poblado de El Recodo”, recuerda.

Siempre pensó en ser médico general, pues el ayudar a su comunidad de Badiraguato, donde le tocó ver morir a mucha gente por falta de servicios médicos. Fue una de las causas que lo motivo a salir adelante.

Epifanio jamás imaginó que con la medicina pudiera hacer grandes cosas en el deporte, el cual se involucró gracias a los Juegos Nacionales, que realizó el Instituto Tecnológico del Mar de la mano del ingeniero Alfredo Lizárraga.

Recuerdo que en ese tiempo él me invitó y me dijo que si le podría echar la mano y yo con todo gusto, para eso estábamos, y la verdad yo la medicina del deporte ni la había escuchado mentar, pero recuerdo a una muchacha de San Carlos y yo le dije que no podría participar, a lo que ella sorprendida, ella me dijo ¿Por qué?, yo le respondí que se veía muy pálida y cuando la chequé tenía un soplo cardiaco y de ahí me nació el amor por la medicina del deporte”.

Luego de andar en clínica en clínica, estando en Cósala tomó la decisión de hacer la especialidad en medicina, tomando clases para Medicina Física y Rehabilitación, en el Instituto Politécnico Nacional.

Yo me fui a México, no pedí permiso y me fui, yo llegue a la capital a las 11:00 de la mañana y a las 4:00 de la tarde hice el examen, no sé cómo le hice con el inglés, pero yo pasé y formalmente estuve escrito ahí”.

En su instancia por la CDMX, el ahora especialista en deporte, comenzó a trabajar en un gimnasio del Pedregal, propiedad de Jorge Rivero y Susana Dosamantes, posteriormente fue invitado a hacer estudios de antropometría al Club América de futbol.

Me invitan al América, junto con el doctor Raúl León, el cual es un gran amigo y comenzamos ayudar, el doctor Fernando Alarcón nos abrió las puertas, junto con el jefe de servicios médicos, el doctor Arturo Heredia Márquez, tío de Hugo Sánchez, y de ahí tuve la fortuna de convivir con los futbolistas, a nosotros nos servía, porque hacíamos las prácticas y nos daban comida, que más le pedía”.

Él no tenía mucha afición por el futbol, pero al entrar al Coapa, rápidamente adoptó los colores águilas, donde estuvo un lapso de tres años, de 1995 a 1998, donde le toca viajar con el equipo a muchos lados

Después de su salida, en un congreso en CONADE se topó con gente de la Universidad Autónoma de Sinaloa, el cual le abrió las puertas para regresar a Sinaloa, pero ya con la especialidad y amplio recorrido en mano.

Jesús Alfredo Cuén Ojeda me regresa a Sinaloa y mi compadre que en paz descanse, me hace un examen, me decía que el venia de la Hospital Children de los Estados Unidos, y yo le contesté que apenas conocía los lugares cercanos de la sierra de Badiraguato, siempre con la humildad, que es sinónimo de aprendizaje y le dijo al doctor Heredia que venía de regreso”, explica.

Yo aprendí mucho en CDMX, cuando uno está arriba que viva y cuando esta abajo al carajo y así es la vida, muchos me trataron bien, pero otros (Carlos Reinoso), trajo a su cuerpo de médicos y eso es válido, el América fue una gran experiencia porque ahí me enseño muchas técnicas, que le agradezco al doctor Heredia”.

Puedes leer: Samuel Lizarrága le apuesta al bienestar emocional y sicológico

Ya estando en el puerto, se ha convertido en el médico oficial de los deportistas de la Universidad Autónoma de Sinaloa, donde le ha tocado darle la vuelta al mundo y pisar los cinco contienes, gracias al deporte y la medicina

Una de las cosas que lamenta Epifanio es que muchos entrenador necesitan hacer sinergia con la medicina del deporte para tener una mejor preparación de sus alumnos, de los cuales muchos de ellos han pasado del deporte amateur, a lo profesional, como los Hermanos Ontiveros, Juan Virgen, Héctor Páez, Hilda Gaxiola entre muchos.






Lee más aquí:

Local

Repuntan ventas el fin de semana en el mercado Pino Suárez

Para este Día del Maestro se ha visto que la ciudadanía sigue acudiendo al centro de abastos a surtir el mandado

Local

Crearán macro centros para acelerar vacunación contra Covid

Aseguraron que es importante acelerar la vacunación en ciudades más grandes como Culiacán, Mazatlán y Ahome

Local

Sube pasaje en el embarcadero de la Isla de la Piedra

El incremento a la tarifa, que no se daba desde hace tres años, fue de un peso, pero solo para a los isleños

Local

Repuntan ventas el fin de semana en el mercado Pino Suárez

Para este Día del Maestro se ha visto que la ciudadanía sigue acudiendo al centro de abastos a surtir el mandado

Sociedad

Asesinatos contra comunidad LGBT bajan en un 32% por pandemia: Letra S

La organización advirtió que "esta caída en las cifras se debe más al impacto social de la pandemia que a la implementación de políticas públicas de prevención del delito"

Local

Sube pasaje en el embarcadero de la Isla de la Piedra

El incremento a la tarifa, que no se daba desde hace tres años, fue de un peso, pero solo para a los isleños

Local

Crearán macro centros para acelerar vacunación contra Covid

Aseguraron que es importante acelerar la vacunación en ciudades más grandes como Culiacán, Mazatlán y Ahome

Local

Centros de Aprendizaje podrían recibir más alumnos tras vacunación

El secretario de Educación Pública y Cultura, Juan Alfonso Mejía López, señaló que actualmente hay un total de 952 centros activos

Local

La biblioteca del hombre de sombrero panameño

Este 15 de mayo se cumplen cuatro años del asesinato del periodista y escritor sinaloense Javier Valdez, cuya obra dejó un legado que perdura en su ausencia. Mientras el juicio avanza a marrchas forzadas, lo recordamos a través de su biblioteca, porque como decia Borges, los libros son una extensión de la memoria y la imaginación.