/ jueves 13 de junio de 2019

Andy Ruiz jr. visitó el gimnasio del comité olímpico mexicano

Ruiz se entrenó de 2006 al 2008 al ser parte de la selección mexicana de boxeo rumbo a los Juegos Olímpicos en Beijing

Un cúmulo de recuerdos se le vinieron a la mente al flamante campeón mundial mexicano, Andy Ruiz Jr., a su regreso al Comité Olímpico Mexicano (COM), donde se entrenó de 2006 al 2008 al ser parte de la selección mexicana de boxeo rumbo a los Juegos Olímpicos en Beijing.

Aunque el "Destroyer" se quedó cerca de llegar a dicha justa olímpica al ser eliminado en uno de los selectivos y ser parte de la delegación mexicana de boxeo, conformada por Óscar Valdez, Arturo Santos y Francisco Vargas, recordó los sacrificios que realizó para ir dándole forma a su carrera, siempre convencido en que todo se puede lograr en base a la disciplina y la perseverancia.

El momento se tornó más emotivo al ser aderezado por los jóvenes peleadores que son parte del COM, quienes ya lo esperaban en el gimnasio para recibirlo con el típico "pasillo" que se le hace al campeón, recorriéndole con su enorme sonrisa y agradeciendo las muestras de cariño, dándose tiempo para detenerse algunos segundos y repartir fotos y autógrafos.

"Todo se puede lograr, los sueños sí se hacen posible. Trabajen muy fuerte cada día, entrenen con mucha dedicación. De aquí han salido varios campeones, ustedes también pueden lograrlo si se esfuerzan al máximo", expresó el rey de los completos reconocido por la Asociación Mundial de Boxeo, Organización Mundial de Boxeo y Federación Mundial de Boxeo.

Los jóvenes escuchaban atentos las palabras de Andy, quien estuvo acompañado por el presidente de la Federación Mexicana de Boxeo, Ricardo Contreras, así como por el entrenador Francisco Bonilla, y el titular de Conabox, Miguel Torruco.

"Es bonito regresar aquí, me trae buenos recuerdos. Cuando salí de aquí, me fui con el objetivo de ser campeón del mundo algún día y se logró gracias al trabajo con mi equipo. Como se los dije, los sueños sí se hacen posible", remató.

Entre el eco de los jóvenes se oía: "yo quiero ser como él, campeón mundial".

Al final, se retiró entre porras y aplausos, dejando un gran mensaje a los jóvenes, siendo su última escala antes de partir de vuelta a Los Ángeles, California.

Un cúmulo de recuerdos se le vinieron a la mente al flamante campeón mundial mexicano, Andy Ruiz Jr., a su regreso al Comité Olímpico Mexicano (COM), donde se entrenó de 2006 al 2008 al ser parte de la selección mexicana de boxeo rumbo a los Juegos Olímpicos en Beijing.

Aunque el "Destroyer" se quedó cerca de llegar a dicha justa olímpica al ser eliminado en uno de los selectivos y ser parte de la delegación mexicana de boxeo, conformada por Óscar Valdez, Arturo Santos y Francisco Vargas, recordó los sacrificios que realizó para ir dándole forma a su carrera, siempre convencido en que todo se puede lograr en base a la disciplina y la perseverancia.

El momento se tornó más emotivo al ser aderezado por los jóvenes peleadores que son parte del COM, quienes ya lo esperaban en el gimnasio para recibirlo con el típico "pasillo" que se le hace al campeón, recorriéndole con su enorme sonrisa y agradeciendo las muestras de cariño, dándose tiempo para detenerse algunos segundos y repartir fotos y autógrafos.

"Todo se puede lograr, los sueños sí se hacen posible. Trabajen muy fuerte cada día, entrenen con mucha dedicación. De aquí han salido varios campeones, ustedes también pueden lograrlo si se esfuerzan al máximo", expresó el rey de los completos reconocido por la Asociación Mundial de Boxeo, Organización Mundial de Boxeo y Federación Mundial de Boxeo.

Los jóvenes escuchaban atentos las palabras de Andy, quien estuvo acompañado por el presidente de la Federación Mexicana de Boxeo, Ricardo Contreras, así como por el entrenador Francisco Bonilla, y el titular de Conabox, Miguel Torruco.

"Es bonito regresar aquí, me trae buenos recuerdos. Cuando salí de aquí, me fui con el objetivo de ser campeón del mundo algún día y se logró gracias al trabajo con mi equipo. Como se los dije, los sueños sí se hacen posible", remató.

Entre el eco de los jóvenes se oía: "yo quiero ser como él, campeón mundial".

Al final, se retiró entre porras y aplausos, dejando un gran mensaje a los jóvenes, siendo su última escala antes de partir de vuelta a Los Ángeles, California.

Local

Buscan atraer turismo a Concordia con Tianguis Cultural

Con el evento que se celebrará el próximo 3 de agosto, darán a conocer la cultura, historia y gastronomía del municipio

Local

Inauguran el Congreso Mexicano de Medicina de la Reproducción

Durante cuatro días, médicos, embriólogos y laboratorios compartirán y conocerán más sobre la infertilidad y tratamientos

Local

Piden locatarios del Pino Suárez liberar calles para poder descargar mercancías

Sufren por espacios reducidos para estacionamiento para los clientes, situación que no les permite laborar de manera normal

Moda

Frescura para el verano en la ciudad

Con un brunch, se presentó la nueva colección de backpags para hombre al estilo belga

Finanzas

Asociación de aerolíneas abre diálogo sobre Santa Lucía

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional advirtió sobre los riesgos del plan del gobierno de operar tres aeropuertos en un radio confinado de 70 kilómetros

Gossip

[Video] Taylor Swift y Jennifer Hudson sorprenden en primer avance de "Cats"

Se trata del primer adelanto del largometraje que retoma la historia original de los gatos llamados “Jellicles”

Deportes

Un enfrentamiento de poder a poder, Pedro Guevara y Jamiel Rivera, en Mazatlán

Los boxeadores se preparan para protagonizar una gran pelea, este sábado en el CUM

Política

González Aguadé, ex titular de CNBV, deja el Consejo de Caja Libertad

En su carta de renuncia, aseguró que nunca tuvo conocimiento de que se perpetraron delitos en la financiera

Finanzas

Boeing estima que el 737 MAX podría volver a volar a finales de año

La compañía señaló que hará una provisión de 4 mil 900 millones de dólares para cubrir costos ocasionados después de dos accidentes del 737 MAX en los que murieron 346 personas