imagotipo

Responde “La Máquina” Parra

Christian Pablo Bernal

Mazatlán, Sinaloa.- Una noche cien por ciento mazatleca, fue la que se vivió la noche de la sábado en la velada boxística “Sangre Nueva”, que promovió Zápari Boxing y el campeón mundial Gilberto “Zurdo” Ramírez.
La cancha Germán Evers vibró de principio a fin, y la gente apoyó en todo momento a los pugilistas locales, quienes no defraudaron y mostraron su poderío a base de buenos golpes.
Miguel “La Máquina” Parra mostró mucha solidez con sus puños, pese a tener un inicio muy lento arriba del cuadrilátero, pero el nayarita radicado en Mazatlán se fajó y mejoró dejando sin oportunidad a su rival el tapatío Jorge “Silencioso” Meléndez, quien en el quinto asalto ya no pudo salir a pelear para quedarse con la derrota, el pleito fue pactado a ocho rounds en la división Súper Ligero.

Muestra “Bebé” poderío
“Bebé” Vega no se guardó nada en la pelea co–estelar, para dar sólidos golpes y despachar a su rival Javier “Tati” Cruz, de Costa Rica, Sinaloa, al cual noqueó en el mismo primer asalto.

Un Veneno de acero
Pero sin duda alguna la noche se la llevó Jesús “Veneno” Aréchiga, el cual debutó en el boxeo profesional con el pie derecho, al demostrar que tiene sello de campeón el chapito.
Se subió al ring con la mirada firme y el objetivo claro, y pese a las palabras de su rival Edson Cháirez un día antes, no le importó mucho, pues Jesús respondió con buenos golpes.
Para lograr que el réferi parara el pleito, ya que Edson no pudo ante los feroces golpes del porteño.

Regreso triunfal
Alberto “Astro Boy” Sandoval fue correcto en su pelea y le bastaron un par de episodios para vencer al duranguense Alfredo Ramírez, el cual no pudo ante los ataques de Alberto.
Sandoval dio cátedra de un boxeo limpio y movimientos correctos arriba del encordado, además de una pegada descomunal para dejar sin posibilidades a su enemigo.