imagotipo

Los intocable de Juacer

  • Los intocable de Juacer

La yucateca, Ivonne Ortega, “la rebelde” del tricolor, la que, jamás aceptaría imposiciones, la que buscaba “piso parejo”, aquélla exgobernadora que había jurado y “perjurado” -como se dice coloquialmente- que estaría registrada como aspirante presidencial, a final de cuentas, después de una breve reunión en Los Pinos, “dobló” las manitas, más bien se dobló toda y más rápido que la diarrea, ofreció todo su apoyo a José Antonio Meade.
Todavía más, la exrebelde, afirmó que el millón 495 mil 324 militantes y ciudadanos, que le habían otorgado la firma y copia de su credencial del INE en apoyo a su “independencia”, dijo que su “amor” por México, va más allá de apetitos personales.
Dijo que cedía su intento de competir, por la importancia de mantener la unidad del tricolor, hay que recordar que Ivonne, es la autora del movimiento “Recuperemos al PRI”, el cual, creció en forma inusitada, apoyo que tiró al caño del inodoro ya que no le importó para nada la opinión de los ciudadanos que creyeron en ella, cabe hacer mención que, Ivonne, perdió un gran apoyo popular en su alocada entrega a los brazos de Meade.
Por cierto, algo que llamó la atención de analistas políticos, es lo fácil o cínico que se le hace a esta señora, ofrecer a Pepe Meade, el apoyo de su “Movimiento Nacional Recuperemos al PRI”, que dijo, se sumaría de inmediato a la precandidatura del ex Secretario de Hacienda para trabajar en todo el territorio nacional para llevar al triunfo a cada uno de los candidatos de su partido.
Vaya sorpresa que da la vida, qué pena ver que, para la señora yucateca, las firmas que le dieron de corazón miles de mexicanos tiene el mismo valor que un cacahuate y se los pasó por el arco del triunfo, esas firmas, las “vendió” por así decirlo, al ofrecérselo sin ningún pudor al precandidato priista sin tomarlos en cuenta ¿Qué dirán en este momento, los que sí creyeron en ella?
Meade en ascenso
Es obvio que toda la maquinaria priista, no está trabajando para elegirlo candidato, eso ya lo tienen de antemano, la maquinaria priista se encuentra a todo vapor en busca de posicionarlo lo más rápido posible entre los mexicanos como el mejor aspirante que pueda gobernar a México.
Sn embargo, a pesar de ello, el panorama para el PRI es sombrío a pesar de que José Antonio Meade sea un candidato de lujo, la animadversión contra el tricolor está en las calles y plazuelas, en los cafés y restaurantes, en los cines, en las iglesias, en los centros comerciales; hay un hartazgo palpable, es obvio, que la imagen impecable que como funcionario ha tenido el hoy precandidato priista le ayudará en mucho, sin embargo, por desgracia y así sucede, en las famosos selfis que circulan en las redes, al hoy precandidato ya se le ve rodeado de políticos que tienen una pésima imagen ante el electorado, por gandayas, rolleros y corruptos ¿Nombres?, hay muchos, sería interminable escribirlos.
Pero en los mexicanos, dejó un buen sabor de boca cuando un periodista le pregunta al ex Secretario de Hacienda, que si le guardaba lealtad al Presidente de México, Enrique Peña Nieto, sin perder la compostura Pepe Meade, le dijo que, lo único que le guardaba era agradecimiento, la lealtad pasó a segundo plano, esto agradó y mucho, pero es insuficiente, Meade, deberá dar muestra fuerte de la independencia de los corruptos de siempre y prometer castigo a responsables, ya ven el caso de Jaime Duarte por poner un solo ejemplo, sus abogados están pidiendo para el exgobernador una pena chiquita que pueda disfrutarla en casa, rodeado de su familia.