imagotipo

Los intocable de Juacer

Me llama la atención y mucho, el que, nuestros viejitos, esas personitas hermosas que ya alcanzaron y rebasaron la mayoría de edad y que dieron toda su capacidad y experiencia durante su vida productiva, sin embargo, en el ocaso otoñal de su vida, cuando ellos, deberían no preocuparse por nada más que descansar y vivir a plenitud lo que resta de sus existencias, sin embargo, tienen que enfrentarse a la dura realidad de la vida. Ellos que dieron todo, no reciben nada, bueno sí, solo limosnas.
Por desgracia, somos por demás injustos, les pagamos con nuestra indiferencia, ah, pero si se portan bien, podrían “gozar” de la limosna que podrían recibir por parte del Progresa, eso sí, se lo tienen que ganar, pero, para tener derecho a la limosna que se les da, tienen que entregar múltiples papeleos y un sinfín de problemas burocráticos con todo y sus vueltas, y ya que tienen todo, deben esperar a que el gobierno se digne en otorgarles la miseria de apoyo.
Sin embargo, ya no deberán pedir más apoyo porque será todo lo que reciban y como dicen los chamacos, nos pasamos de gandayas con nuestros viejitos, ah, se me olvidaba y para que puedan cobrarlo, tienen que hacer largas filas bajo los rayos inclementes del sol o de la lluvia o de lo que sea, eso sí, con la total indiferencia de los trabajadores de Sedesol, quienes sin pudor alguno, los hacen esperar varias horas, hay denuncias de que muchos de nuestros viejitos que apenas pueden caminar ya sea con ayuda de sus andaderas o de algún bastón, sin embargo, son tantas las horas que pasan, sin alimentarse ni hidratarse que a veces les “gana” la naturaleza y se orinan haciendo cola “para cobrar” la miseria, que lo hagan, que se ensucien, que se deshidraten, que se desmayen a nadie le importa. Es obvio, que el trato dado a estas personas raya en lo indignante e insultante.
A Héctor Melesio Cuén Ojeda le preocupó esto y lo comentó con su esposa, Angélica Díaz, y crearon programas exitosos a favor de los adultos mayores. En todo Sinaloa han formado decenas y decenas de clubes de la tercera edad, allí, no solo nuestros viejitos conviven, allí también se comunican, platican, se relacionan, se toman en cuenta, y es precisamente que un día a la semana, los miércoles para ser claros, lo dedican a ellos, y lo han bautizado como “los miércoles del ayer”, donde, juntos como una sola familia, pasan un rato agradable, donde bailan, cantan y ríen.
El Partido Sinaloense aprovecha a través de sus médicos, el chequeo constante de estas personas, donde continuamente son valorados a través de exámenes de laboratorio, para ver sus niveles de azúcar, etcétera, y cuando por desgracia se detecta algún problema de salud, estas personitas de la tercera edad, son vigilados con lupa hasta en sus propios domicilios por los médicos y especialistas del PAS, si ocupan, alguna intervención quirúrgica lo hacen, sin cobrar un solo centavo, solo con el fin de llevarles de nuevo la salud perdida.
Sin contar, los cientos de operaciones de cataratas que han realizado a estas personitas y que, gracias al apoyo extraordinario del PAS, han logrado recuperar su vista perdida.
Podrían decir que otros partidos hacen lo mismo, y yo les diría que por supuesto que sí, por ejemplo, el PRI, sin embargo, la ayuda que presta el tricolor no tiene comparación alguna con lo que el partido local hace, el PRI, sigue con su rollo de siempre y su verborrea a favor de los viejitos a los cuales, los utiliza solo para la foto.
¿Un ejemplo? Allí está el caso de Jesús Hilda López Calderón, una mujer que ha logrado colocarse y colgarse de la ubre presupuestal un día sí y otro también, sin embargo, en todos los “huesos” que ha tenido, ha pasado sin pena ni gloria. Hoy, sin embargo, está a cargo de las personas de la tercera edad del PRI, una secretaria que solo funciona de membrete, bueno no tanto, funciona para publicarse en redes sociales a través de su cuenta de whatsapp, donde la sexagenaria dirigente, publica que se “siente feliz” en obvia referencia por apoyar a personas con problemas de capacidades, donde escribe “Apoyando a personas con discapacidad pre con la gente”, a poco, será un apoyo importante para los viejitos, el hecho, de regalares un miserable anuncio que dice “ESTACIONAMIENTO RESERVADO”, siguen con sus baratijas en apoyo a la gente ¿O usted qué opina amigo lector?, ojalá y doña Jesús Hilda, me demuestre que su partido ha trabajado a favor de las personas discapacitadas y de los viejitos, pero, difícil su caso.
¡Que siga tomándose selfis!, vergüenza deberían tener.