imagotipo

Columna Astrorey Espacio de Opinion Grafico y Análisis

  • Columna Astrorey Espacio de Opinion Grafico y Análisis

EMPEZARON LAS CAMPAÑAS políticas locales, rumbo al 1 de julio, y los candidatos, claro, mostraron su mejor cara, su mejor actitud y hasta sus mejores poses para la fotografía, con lo que quieren impresionar a los electores, pero, MOMENTO. Desde ahorita les decimos a esos candidatos que quieren ver ignorantes a los ciudadanos que están sumamente equivocados. Las personas que votan actualmente están enteradas, informadas de quiénes son los que quieren ser presidentes municipales, diputados, síndicos procuradores y regidores. Así que es mejor que todo aspirante se las ingenie muy bien para convencer al electorado. Ya basta de promesas y propuestas que jamás serán cumplidas. ¡Desterremos la corrupción!
A pesar de que esta elección será diferente, histórica, al empatarse elecciones locales y federales, fue un arranque tradicional, cada candidato a diferente hora, pero lo hicieron en sitios estratégicos; algunos los llevó el sentimentalismo, a otros el monto de seguidores o porque el crucero tal es el de mayor circulación vehicular y peatonal. Pero… ¿Por quién voy a votar? Seguramente muchos electores lo harán por conveniencia, otros por fidelidad a sus partidos políticos o porque el candidato me regaló una playera, una gorra o una mochila. ¡CUIDADO! Mejor hay que voltear hacia aquel aspirante que demuestre confianza, que pueda ser menos corrupto, que tenga conocimiento de lo que le duele a su municipio, estado o país. No hay que dejarse llevar porque es el que habla más bonito o porque está guapo o guapa.

DESGRACIADAMENTE LA POLÍTICA se denigra cada día más gracias a esos políticos enfermos de poder, corruptos, pero que, lamentablemente, nosotros con nuestro voto lo llevamos hacia esa comodidad. No hagamos más grandes a esos gánsteres que sólo quieren el poder para servirse del pueblo. Eso sí, el que busca nuevamente el cargo, si gobernó bien tendrá el apoyo de la ciudadanía, de lo contrario recibirá el castigo no votando por él o ella. La moneda está en el aire y es momento de dejarla caer pero sobre un buen cimiento. Recuerde amigo lector, usted tiene el poder en sus manos. No se deje manipular por promesas falsas, dádivas o amenazas, ni mucho menos por esa publicidad engañosa con la que trabajan los partidos políticos.
Además esta contienda electoral también tiene el ingrediente del hartazgo, el enfado, la molestia. Es perceptible el enojo de los mexicanos. Más porque en esta competencia están quedando muy atrás las propuestas de los candidatos, ya que se han abocado más al ataque personal, al lodo, cuando todos sabemos que muchas de estas acusaciones son únicamente para debilitar al más fuerte. Son cinco candidatos, dos de ellos, según, independientes, mientras que los otros tres dependen de sus partidos políticos… Bueno, dos aspirantes también casi, casi podríamos decir que son dueños de esos partidos políticos, me refiero a Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya Cortés, quienes llegaron ahí siendo dirigentes nacionales de Morena y PAN, respectivamente. López Obrador solito, como mandamás de su organismo, y Anaya Cortés quitó muy fácilmente a todo el que le estorbaba, hasta a Margarita Zavala que se convirtió, de la noche a la mañana, en una candidata independiente.
Por eso les comento que en México se puede hacer casi todo, claro, si eres influyente. Ya ven cómo llegaron Margarita y Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” a la candidatura independiente… a base de trampas, de chapuzas al falsificar documentos personales, y siguen de frente, como si nada hubiese pasado. Andrés Manuel con su serie de contradicciones que hoy dice una cosa y al rato otra y mañana otra. Ricardo Anaya, es obvio, cayó en el desespero de mantenerse en el segundo lugar de las encuestas, mientras que José Antonio Meade, simplemente tratará de salir a la otra orilla en estas campañas políticas que nunca logró prender. Lamentable, pero cierto, Meade lleva la peor losa en la espalda, la del Gobierno Federal y la del PRI.