imagotipo

Columna Astrorey Espacio de Opinion Grafico y Análisis

  • Columna Astrorey Espacio de Opinion Grafico y Análisis

¿QUÉ HACE un senador? Preguntan ciudadanos a candidatos que buscan una curul en este cargo de elección popular. Pero, para desgracia de los electores, las explicaciones que dan no los convence o les dejan más dudas de las que tenían. Y en realidad qué hacen los senadores. Los senadores o candidatos al Congreso de la Unión no están para ofrecerte empleos o construir escuelas. Un legislador en el Senado de la República representa a la Entidad Federativa, en este caso nuestro estado de Sinaloa. Crear, derogar y reformar leyes.
Pero, para desgracia de los ciudadanos, los candidatos a un cargo legislativo prefieren prometer cosas atractivas para los ciudadanos, con el único fin de atraer votos a su favor, sin importarles engañar a los electores. Y que quede bien claro…un senador no te construirá escuelas pero sí vigilará que todos esos proyectos que benefician al pueblo se concreten efectivamente, como, precisamente, la edificación de más planteles educativos públicos. Es decir, tanto los senadores como los diputados federales deben ser vigilantes de las acciones emprendidas por el Ejecutivo Federal, además de que, éste, les rendirá un informe anual de dichas actividades. Aunque, en México, parece que es al revés.
LAS SINVERGÜENZADAS de los políticos no tienen fin. Es inadmisible que los mismos partidos políticos den concesiones a ciertos personajes que dejaron marcas de mucha molestia ciudadana, de poca vergüenza personal y una enorme mancha en el manejo de los recursos públicos y, como si nada hubiera pasado, vuelvan rápidamente a buscar un nuevo cargo público. Es decir, el PRI, el PAN, el PRD y ahora el PAS, están en esa lupa de los municipios del sur de Sinaloa. ¿Por qué?
Como ejemplos claros y que se convirtieron en vox pópuli, están: Carlos Felton González, expresidente municipal de Mazatlán en el periodo 2014-2016, quien en su manejo de recursos financieros dejó muchas dudas, principalmente en la ejecución de los proyectos: remodelación del Malecón, donde
la plantación de 150 palmeras, instalación de 200 bancas (fabricadas por un familiar cercano) y electrificar los cocoteros, se dieron a conocer cifras multimillonarias; cuando, según los expertos y los que saben, esa obra no rebasa los 7 millones de pesos, debido a que las palmeras supuestamente las donaron ejidatarios de la Isla de la Piedra y la autoridad municipal las presupuesto sumamente caras, lo cual jamás aclaró.
Otros detalles muy negros en contra de Felton González fueron el arrendamiento de 77 vehículos, por los que pagó más de 80 millones de pesos y dichos carros ni siquiera quedaron en manos del Municipio, cuando, según regidores de esa misma administración, demostraron que el costo de esos mismos vehículos era de menos de 40 millones de pesos y quedarían como propiedad del Ayuntamiento. Más datos oscuros contra Felton son los recursos para el Tiburonario y la famosa Velaria que instalaron en el Parque Martiniano Carvajal, sobre lo cual existen denuncias legales por las que, incluso, existen expedientes de inhabilitación en la función pública por cinco años.
Y QUÉ DECIR de la magna obra de Felton, el Parque Lineal, el cual costó una millonada, pero, ante estos manejos no muy claros del abanderado del “Frente por México” a la diputación por el distrito 06, los diputados sinaloenses simple y sencillamente prefirieron callar. Y casos similares de políticos hay varios más, como Édgar González, actual candidato del “Frente por Sinaloa” a la diputación local en el distrito 24 de El Rosario y Escuinapa, que fue investigado por el Congreso del Estado pero protegido por su padrino Malova, Jorge Rodríguez Pasos que fue desaforado como presidente municipal de Mazatlán
y a punto de caer a la cárcel, acusado de golpear a su exesposa, y, ahora Hugo Enrique Moreno Guzmán “El Yiyo”, quien busca la reelección a la presidencia de Escuinapa, y a punto estuvo de ser destituido por intolerante, arrogante y soberbio en el trato con ciudadanos priistas.
En fin, estos son los personajes políticos que van en busca de otro cargo de elección popular, apoyados por partidos políticos que piensan que los ciudadanos no tienen memoria.