imagotipo

A La Sombra

  • A la Sombra

Sombra-050718

HASTA HOY SON 13 DIPUTADOS LOS QUE VUELVEN A SUS CURULES
La diputada Irma Tirado, quien fuera la presidenta de la Mesa Directiva y coordinadora del Grupo Parlamentario del PRI del Congreso antes de presentar licencia, ocupará nuevamente su curul, una vez que perdió el Distrito 1 de la coalición Todos por México.
Otra que también hoy volverá es la diputada María Eugenia Medina Miyazaki, mejor conocida como “la del arrimón”, ya que quién no recuerda el video que se hizo viral donde también el diputado perdedor, Carlos Montenegro, en la curul se le arrima a su trasero.
También vuelven Margarita Villaescusa, Elsy Montoya, Feliciano Valle Sandoval y Antonio Marcial Liparoli e Irma Moreno. Todos del PRI.
En la sesión pasada, llegaron muy quitados de la pena, como triunfadores, cuatro diputados del PAN –Silvia Treviño, Francisca Henríquez, Juan Pablo Yamuni y Zenén Xochihua-, la priísta Fernanda Rivera y la independiente Gloria González Borboa.
En total, serán 13 de 30 diputados que presentaron licencia los que empiezan a reintegrarse, una vez que perdieron la elección para cobrar sus tres meses de sueldo, que asciende a 137,000 pesos mensuales.
Quienes también están ya con un pie en el Congreso son los diputados del PAS, Soila Gaxiola y Rafael Mendoza Zataráin, sólo los detiene la sugerencia de Héctor Melesio Cuén Ojeda de que si pedían licencia ganaran o perdieran lo más conveniente era no regresar.
LOS NOQUEARON
Aquí sí cabe el lema de sí se puede… dos indefensas mujeres derrotan a dos santones de la política.
Dos mujeres, la madre y la hija, ambas del partido Morena, vencieron a los hijos de los otrora hombres invencibles priístas: Daniel Amador y Juan Millán.
El proceso electoral del pasado dos de julio sigue dando muchas sorpresas, aquí una de ellas, que pudiera ser el preludio del derrumbe del líder sindical Daniel Amador, ya que como en una pelea de box, su hijo fue noqueado, hasta el grado de no poder levantarse.
El mocetón fue derrotado por una dama mayor que sin hacer campaña y mucho menos derroche de dinero, lo aniquiló.
Tomás Roberto Amador, diputado con licencia que buscaba la reelección e hijo del senador priísta y líder del Sindicato de la Sección 53, Daniel Amador Carrasco, obtuvo de acuerdo al PREP 7,917 votos. Fue vencido con más de 13,000 votos en las urnas, por la mamá de su compañera de Legislatura, Merary Villegas.
María Victoria Sánchez Peña quien con trabajos sacó adelante la carrera de licenciatura y a sus tres hijos, obtuvo 20,639 votos.
Por su parte Merary Villegas Sánchez de profesión enfermera, venció con un amplio margen al hijo de Juan S. Millán exgobernador de Sinaloa, Juan Ernesto Millán Pietch abogado y exsecretario de Desarrollo Social y Humano hasta antes de ser candidato a diputado federal por el séptimo distrito electoral.
SEGURIDAD VULNERABLE
Vaya seguridad que proporciona la autoridad a la ciudadanía, con un sistema de cámaras de vigilancia para las que debe emplear elementos de Seguridad Pública, que vigilen precisamente dichas cámaras.
Eso es justamente lo que sucede nada menos que en Mazatlán, donde son al menos 700 los dispositivos de videovigilancia dispuestos en lugares estratégicos según el secretario de Seguridad Pública.
Y al parecer, son lugares estratégicos también para que entre los delitos que se cometen, las cámaras resulten “antojables” a los amantes de lo ajeno, pues es necesario que los policías incluyan en sus operativos, la constante supervisión de las cámaras a fin de que no se las “vuelen” de los lugares donde supuestamente están muy bien colocadas.
Si la propia Seguridad Pública se siente insegura, ¡caramba!, ¿qué puede encontrar la ciudadanía común en una colonia humilde y casi intocable para una patrulla de la Policía Municipal?