/ martes 5 de febrero de 2019

Morir de amor

MORIR DE AMOR

“Nadie se muere de amor”, escuché una vez decir a mi madre. Es cierto, pensé. Golpea el ego, pero no te mueres

Años más tarde, mientras me metí en el mundo de la sexología, supe de más casos de suicidios por descalabros amorosos. INEGI nos dice que en nuestro país se registran 17 suicidios al día, de los cuales el 81.3% son hombres. Y entre los principales estados están Chihuahua, Yucatán y Aguascalientes.

Los jóvenes de entre 20 y 34 años, son los que con mayor frecuencia recurren al suicidio. Las causas principales: problemas familiares, amorosos, depresión y ansiedad. En el caso de las mujeres, la mayoría se ahorcó, o se envenenó.

En todo caso, me parece a mí que evidentemente el tema es muy profundo, multifactorial, y un problema social que hay que atender de raíz.

Pero si en este momento, estás pasando por un duelo amoroso: tronaron, te dejó por otra

persona, te fue infiel, se fue sin dar explicación, te divorciaste, etcétera, me gustaría poder compartirte algo muy importante, en lo que muy pocas personas piensan. Y es que cada vez que pasamos por un descalabro amoroso, en lugar de llorar y de tirarnos a la lona, deberíamos sentirnos felices. ¿Por qué? Muy sencillo:

Hablando en términos de sexualidad humana, cada pareja, cada amor que pasa por nuestra vida, pone un granito de arena para la construcción de la persona sexuada que eres hoy.

Gracias a tu ex, hoy sabes lo que no deseas de una relación.

Gracias a tu ex, hoy eres una persona con más experiencia en esto del amor, el deseo, la convivencia.

Gracias a tu ex, descubriste algo de ti (sexualmente hablando), que muy seguramente no

sabías antes de conocerle.

¡Te has atrevido a amar! ¿Sabes cuantas personas por temor a fracasar no se arriesgan en el amor?

¡Miles! ¡Tú lo has intentado! ¡Felicítate por ello!

Nadie se muere de amor. Porque el amor no hiere. El ego es el que se cruza en el camino y acaba con todo.

Busca ayuda profesional si crees que no puedes con esto. Nada ni nadie vale la pena para atarse una soga al cuello y terminar con la vida. De amor nadie muere. Y puedes evitarlo. Cuando comprendas que cada ex hace un aporte valioso a tu vida. Así haya sido la peor de tus relaciones o el más grande amor de tu vida, esa persona vino a aportar a tu vida conocimiento. Conocimiento de ti mismo, de ti misma. Dale las gracias por lo que sea que haya durado. Evita victimizarte.

Hay otras personas esperando ser amadas por ti. Principalmente tú.

Nos leemos la próxima semana, recuerden que mi correo está abierto a recibir sus casos.

Eugenia Flo, sexóloga sustantiva.

Citas privadas dentro y fuera de Mazatlán al WhatsApp 669 154 51 85
Correo: eugeniasexologa@gmail.com

MORIR DE AMOR

“Nadie se muere de amor”, escuché una vez decir a mi madre. Es cierto, pensé. Golpea el ego, pero no te mueres

Años más tarde, mientras me metí en el mundo de la sexología, supe de más casos de suicidios por descalabros amorosos. INEGI nos dice que en nuestro país se registran 17 suicidios al día, de los cuales el 81.3% son hombres. Y entre los principales estados están Chihuahua, Yucatán y Aguascalientes.

Los jóvenes de entre 20 y 34 años, son los que con mayor frecuencia recurren al suicidio. Las causas principales: problemas familiares, amorosos, depresión y ansiedad. En el caso de las mujeres, la mayoría se ahorcó, o se envenenó.

En todo caso, me parece a mí que evidentemente el tema es muy profundo, multifactorial, y un problema social que hay que atender de raíz.

Pero si en este momento, estás pasando por un duelo amoroso: tronaron, te dejó por otra

persona, te fue infiel, se fue sin dar explicación, te divorciaste, etcétera, me gustaría poder compartirte algo muy importante, en lo que muy pocas personas piensan. Y es que cada vez que pasamos por un descalabro amoroso, en lugar de llorar y de tirarnos a la lona, deberíamos sentirnos felices. ¿Por qué? Muy sencillo:

Hablando en términos de sexualidad humana, cada pareja, cada amor que pasa por nuestra vida, pone un granito de arena para la construcción de la persona sexuada que eres hoy.

Gracias a tu ex, hoy sabes lo que no deseas de una relación.

Gracias a tu ex, hoy eres una persona con más experiencia en esto del amor, el deseo, la convivencia.

Gracias a tu ex, descubriste algo de ti (sexualmente hablando), que muy seguramente no

sabías antes de conocerle.

¡Te has atrevido a amar! ¿Sabes cuantas personas por temor a fracasar no se arriesgan en el amor?

¡Miles! ¡Tú lo has intentado! ¡Felicítate por ello!

Nadie se muere de amor. Porque el amor no hiere. El ego es el que se cruza en el camino y acaba con todo.

Busca ayuda profesional si crees que no puedes con esto. Nada ni nadie vale la pena para atarse una soga al cuello y terminar con la vida. De amor nadie muere. Y puedes evitarlo. Cuando comprendas que cada ex hace un aporte valioso a tu vida. Así haya sido la peor de tus relaciones o el más grande amor de tu vida, esa persona vino a aportar a tu vida conocimiento. Conocimiento de ti mismo, de ti misma. Dale las gracias por lo que sea que haya durado. Evita victimizarte.

Hay otras personas esperando ser amadas por ti. Principalmente tú.

Nos leemos la próxima semana, recuerden que mi correo está abierto a recibir sus casos.

Eugenia Flo, sexóloga sustantiva.

Citas privadas dentro y fuera de Mazatlán al WhatsApp 669 154 51 85
Correo: eugeniasexologa@gmail.com