/ miércoles 15 de junio de 2022

Moda en tiempos de pandemia

Como era de esperarse, y con todas las medidas sanitarias por lo que se supone que todavía estamos atravesando, se logró realizar la semana de la moda de la Universidad Casa Blanca, donde todas y todos los alumnos inscritos en la carrera de Diseño de Modas y Confección finalizan sus estudios. Esto se efectúa con el objetivo de que tomen en cuenta de lo poco que se puede vivir en práctica, por lo que conlleva el organizar un desfile de modas, cada alumna o alumno crea, diseña, fabrica y coordina sus diseños, lo que estaría presentando con las distintas colecciones o secciones que se modela en el evento.

Las colecciones se coordinan con algunas ideas tanto de los graduados como de las maestras quienes apoyan a cada estudiante con sus diseños. Obviamente, en estos debe de proyectar la personalidad de la o el diseñador, donde se exponga modernidad, vanguardia y lo más importante, la extravagancia por la que llama la atención de cualquier persona cuando se acude a ir a ver una pasarela ya que serían muy aburridas sin los diseños tan exóticos que hemos llegado a ver, que muchas veces causan inquietud, duda e incluso hasta risa, sin embargo, a como haya locuras hay que respetar, porque como dice el dicho “cada cabeza es un mundo”.

Es esta edición de la semana de la moda 2022 no dejó a los espectadores insatisfechos, ya que se lograron presentar distintas colecciones: la primera que se trata de “Amalia”, una colección enfocada en la mujer moderna con expectativas de lo que sería su vestido de novia, diseños exóticos donde, algunas diseñadoras dejaron de lado el antiguo y conservador vestido blanco, y se proyectaron en aquellos años 90, cuando el cut out era lo que se usaba, regresando a las modas. Esta inesperada tendencia de las aberturas a las prendas para estilizar o añadir un toque diferente, que básicamente consiste en determinados cortes estratégicos, ya sea una abertura en el abdomen, muslo, brazo, clavícula, etc. Dando así un toque sofisticado. Por su parte, en la pasarela, se trataba de proyectar una elegancia sutil, aunque era un poco incómodo por lo sensual de las prendas.

Aunque no todo se trató de diseños exóticos y muy sensuales, pues hubo una presentación donde los modelos fueron niños, todos eran muy pequeños, uno que otro iba con la típica mamá con sueño frustrado porque no logró llevar su carrera como modelo, así que de alguna manera se ven reflejados en ellos. Tocó contemplar como un niño afirmó que ese día era el peor de su vida, después de hacer el maquillaje y peinado, donde sí me causa inquietud porque su estilo era mejor que otros. Es por lo que, será relevante mencionar, aceptar los gustos de tu hija o hijo, si no le gusta el medio del modelaje, no trates de inculcar algo que no va a disfrutar, y que termine llorando por lo mal que lo pasa.

Por su parte, también se proyectó otra colección llamada “Venetus” donde fue un momento mágico, repleto de colores, texturas y diseños enfocados en criaturas místicas; por un momento todos los modelos nos sentimos hadas con tantas telas tan brillosas, donde resaltaron los tonos neón que, por supuesto están en tendencia. El escenario, para esta ocasión fue una plataforma que medía aproximadamente un metro de altura, en partes de este, había adornos florares que simulaban algún jardín donde predominaban las flores rosas, lilas, amarillas, combinando lo místico de los diseños con lo real, además, los tacones de doble plataforma hacían sentir como si estuvieras en el cielo, pero te sentías con los pies bien plantados en la tierra por lo fuerte que sonaban los zapatos al pisar la pasarela.

Mail: m.elena.millan@elsoldesinaloa.com.mx

Facebook: Micaela Millán

Como era de esperarse, y con todas las medidas sanitarias por lo que se supone que todavía estamos atravesando, se logró realizar la semana de la moda de la Universidad Casa Blanca, donde todas y todos los alumnos inscritos en la carrera de Diseño de Modas y Confección finalizan sus estudios. Esto se efectúa con el objetivo de que tomen en cuenta de lo poco que se puede vivir en práctica, por lo que conlleva el organizar un desfile de modas, cada alumna o alumno crea, diseña, fabrica y coordina sus diseños, lo que estaría presentando con las distintas colecciones o secciones que se modela en el evento.

Las colecciones se coordinan con algunas ideas tanto de los graduados como de las maestras quienes apoyan a cada estudiante con sus diseños. Obviamente, en estos debe de proyectar la personalidad de la o el diseñador, donde se exponga modernidad, vanguardia y lo más importante, la extravagancia por la que llama la atención de cualquier persona cuando se acude a ir a ver una pasarela ya que serían muy aburridas sin los diseños tan exóticos que hemos llegado a ver, que muchas veces causan inquietud, duda e incluso hasta risa, sin embargo, a como haya locuras hay que respetar, porque como dice el dicho “cada cabeza es un mundo”.

Es esta edición de la semana de la moda 2022 no dejó a los espectadores insatisfechos, ya que se lograron presentar distintas colecciones: la primera que se trata de “Amalia”, una colección enfocada en la mujer moderna con expectativas de lo que sería su vestido de novia, diseños exóticos donde, algunas diseñadoras dejaron de lado el antiguo y conservador vestido blanco, y se proyectaron en aquellos años 90, cuando el cut out era lo que se usaba, regresando a las modas. Esta inesperada tendencia de las aberturas a las prendas para estilizar o añadir un toque diferente, que básicamente consiste en determinados cortes estratégicos, ya sea una abertura en el abdomen, muslo, brazo, clavícula, etc. Dando así un toque sofisticado. Por su parte, en la pasarela, se trataba de proyectar una elegancia sutil, aunque era un poco incómodo por lo sensual de las prendas.

Aunque no todo se trató de diseños exóticos y muy sensuales, pues hubo una presentación donde los modelos fueron niños, todos eran muy pequeños, uno que otro iba con la típica mamá con sueño frustrado porque no logró llevar su carrera como modelo, así que de alguna manera se ven reflejados en ellos. Tocó contemplar como un niño afirmó que ese día era el peor de su vida, después de hacer el maquillaje y peinado, donde sí me causa inquietud porque su estilo era mejor que otros. Es por lo que, será relevante mencionar, aceptar los gustos de tu hija o hijo, si no le gusta el medio del modelaje, no trates de inculcar algo que no va a disfrutar, y que termine llorando por lo mal que lo pasa.

Por su parte, también se proyectó otra colección llamada “Venetus” donde fue un momento mágico, repleto de colores, texturas y diseños enfocados en criaturas místicas; por un momento todos los modelos nos sentimos hadas con tantas telas tan brillosas, donde resaltaron los tonos neón que, por supuesto están en tendencia. El escenario, para esta ocasión fue una plataforma que medía aproximadamente un metro de altura, en partes de este, había adornos florares que simulaban algún jardín donde predominaban las flores rosas, lilas, amarillas, combinando lo místico de los diseños con lo real, además, los tacones de doble plataforma hacían sentir como si estuvieras en el cielo, pero te sentías con los pies bien plantados en la tierra por lo fuerte que sonaban los zapatos al pisar la pasarela.

Mail: m.elena.millan@elsoldesinaloa.com.mx

Facebook: Micaela Millán

ÚLTIMASCOLUMNAS