/ viernes 11 de octubre de 2019

Malecón

"Un maestro hecha a perder a un joven enseñándole a apreciar más al que piensa como él, que al que piensa lo contrario."

Dice mi Tío Livais que los gringos siempre nos han engañado… “Ustedes ven llegar a los gringos y los dejan andar libremente por todas partes, por todos lados, ellos registran y examinan todo, todo graban y retratan, pero no porque sean verdaderos investigadores y científicos, o porque les interese el conocimiento. ¡No. Si no son tontos, lo que buscan es como rebajar el precio, lo que quieren es comprarnos...!”

En estos días es muy necesario estar bien informado, la información hace la diferencia entre saber y conocer. Y, aun redundando, en tiempos tan importantes como los de estos días, para SER libre, lo mejor es ESTAR bien informado.

Los que fuimos educados en los libros y a los que seguimos acudiendo como adictos, llegamos a la pantalla grande y chica y volvemos a ella por la presencia de buenos libros convertidos en documentales, películas y series. En la actualidad circulan en las redes muy buenas series, manejando mucha información; el secreto está en que si se desea ser un buen hombre se debe leer a los buenos hombres y aplicar lo asimilado, para eso sirve el maestro, ayuda en la comprensión del ejemplo.

En ese terreno, hablando de las series, allá por el año 2013 en uno de los capítulos de la serie norteamericana de HBO Entertainment, “El Auditorio de las Noticias,”…seguí con interés el coloquio siguiente que, si mal no recuerdo y volviendo a mis apuntes, aquí transcribo para mis innumerables y cómodos lectores…vale pues…

El escenario es un auditorio universitario, en el pódium una mesa con algunos maestros, académicos y algunos políticos; el que coordina parece ser el decano de la universidad huésped. Pareciera que los alumnos asisten a una conferencia pública o mesa de prensa sobre partidos políticos y sus propuestas, por supuesto que sin dejar de estar presente en el discurso la gloria imperial de USA, el mejor país del mundo.

Una estudiante abre el dialogo con “esa” pregunta:

“¿Pueden decir por qué estados Unidos es el mejor país del mundo?”

“Diversidad y oportunidad…” Responde una maestra.

“Libertad y libertad…y espero que siga así…” Contesta un maestro.

Le toca al tercer maestro que responde de prisa… “No somos el mejor país del mundo profesor, esa es mi respuesta”

“¿Vamos a decir a los estudiantes que los Estados Unidos es tan maravilloso y cuajado de estrellas que somos los únicos que tenemos libertad? Canadá tiene libertad. Japón tiene libertad. El Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, España, Australia, Bélgica, tienen libertad; así que hay 207 estado soberanos en el mundo y 180 tienen libertad.”

“Muy bien…”dice boquiabierto el coordinador de la mesa y trata de continuar pero el antes hablante continúa:

“En cuanto a tu pregunta jovencita…y pon atención por si algún día llegas a entrar a una cabina a votar…hay varias cosas que deberías saber…y una de ellas es que no hay una sola prueba que apoye la afirmación de que los Estados Unidos es el mejor país del mundo….somos el séptimo en alfabetización, el 27 en matemáticas, el 22 en ciencia, el 49 en esperanza de vida, el 178 en mortalidad infantil, el tercero en ingreso por hogar, el cuarto en mano de obra y el cuarto en exportaciones.”

“Somos líderes mundiales solamente en tres categorías: en número de ciudadanos encarcelados per cápita, en número de adultos que creen que los Ángeles existen y, en gastos de Defensa ya que gastamos más que los otros 26 países siguientes juntos, 25 de los cuales son nuestros aliados.”

“Ahora bien, esto no es culpa de una universitaria de 26 años como tú, pero perteneces sin embargo y sin duda alguna a la peor generación que haya existido jamás.

Así que cuando me preguntas por qué somos el mejor país del mundo, no sé de qué carajo me estás hablando.”<EP>…todos callan…nadie dice nada…parecen avergonzados…

“Claro que lo éramos.” Continúa el maestro con su argumento…

“Defendíamos lo que era justo. Luchábamos por razones morales. Establecíamos leyes y las derogábamos por razones morales. Librábamos guerras contra la pobreza no contra los pobres. Nos sacrificábamos. Nos preocupábamos por el prójimo, por nuestro vecino. Poníamos el dinero donde estaban nuestras palabras, nunca engañábamos a nuestros corazones. Construíamos grandes obras, realizábamos avances tecnológicos increíbles. Explorábamos el Universo. Curábamos enfermedades y producíamos y cultivábamos los mejores artistas del mundo y también los mejores economistas. Nos dirigimos a las estrellas actuando como verdaderos hombres. Aspiramos a la inteligencia, no la despreciábamos, no nos hacía sentirnos inferiores. No identificábamos a los demás por aquellos a quienes habían elegido en la elección pasada y sobre todo…no teníamos miedo.

Fuimos capaces de hacer todas esas cosas porque estábamos informados. Informados y guiados por grandes hombres. Hombres respetables, admirables.”

“El primer paso para resolver un problema es reconocer que existe.”

“Así que Estados Unidos ya no es el mejor país del mundo.” Termina el maestro y todos callan.

Aquí también callamos, como pueblo inculto y engañado.

Pero nos siguen contando la historia milenaria de la Raza de Bronce…con los pies de barro de las marismas corruptas y el cerebro seco de tanto no pensar, escuchando el cuento de nuestra niñez…

“Este era un gato con los pies de trapo y los ojos al revés… ¡Quieres que te lo cuente otra vez?”

“Un hombre puede ser la conciencia de otro, lo cual es importante, en particular cuando el otro no tiene conciencia.” F. Nietzsche


"Un maestro hecha a perder a un joven enseñándole a apreciar más al que piensa como él, que al que piensa lo contrario."

Dice mi Tío Livais que los gringos siempre nos han engañado… “Ustedes ven llegar a los gringos y los dejan andar libremente por todas partes, por todos lados, ellos registran y examinan todo, todo graban y retratan, pero no porque sean verdaderos investigadores y científicos, o porque les interese el conocimiento. ¡No. Si no son tontos, lo que buscan es como rebajar el precio, lo que quieren es comprarnos...!”

En estos días es muy necesario estar bien informado, la información hace la diferencia entre saber y conocer. Y, aun redundando, en tiempos tan importantes como los de estos días, para SER libre, lo mejor es ESTAR bien informado.

Los que fuimos educados en los libros y a los que seguimos acudiendo como adictos, llegamos a la pantalla grande y chica y volvemos a ella por la presencia de buenos libros convertidos en documentales, películas y series. En la actualidad circulan en las redes muy buenas series, manejando mucha información; el secreto está en que si se desea ser un buen hombre se debe leer a los buenos hombres y aplicar lo asimilado, para eso sirve el maestro, ayuda en la comprensión del ejemplo.

En ese terreno, hablando de las series, allá por el año 2013 en uno de los capítulos de la serie norteamericana de HBO Entertainment, “El Auditorio de las Noticias,”…seguí con interés el coloquio siguiente que, si mal no recuerdo y volviendo a mis apuntes, aquí transcribo para mis innumerables y cómodos lectores…vale pues…

El escenario es un auditorio universitario, en el pódium una mesa con algunos maestros, académicos y algunos políticos; el que coordina parece ser el decano de la universidad huésped. Pareciera que los alumnos asisten a una conferencia pública o mesa de prensa sobre partidos políticos y sus propuestas, por supuesto que sin dejar de estar presente en el discurso la gloria imperial de USA, el mejor país del mundo.

Una estudiante abre el dialogo con “esa” pregunta:

“¿Pueden decir por qué estados Unidos es el mejor país del mundo?”

“Diversidad y oportunidad…” Responde una maestra.

“Libertad y libertad…y espero que siga así…” Contesta un maestro.

Le toca al tercer maestro que responde de prisa… “No somos el mejor país del mundo profesor, esa es mi respuesta”

“¿Vamos a decir a los estudiantes que los Estados Unidos es tan maravilloso y cuajado de estrellas que somos los únicos que tenemos libertad? Canadá tiene libertad. Japón tiene libertad. El Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, España, Australia, Bélgica, tienen libertad; así que hay 207 estado soberanos en el mundo y 180 tienen libertad.”

“Muy bien…”dice boquiabierto el coordinador de la mesa y trata de continuar pero el antes hablante continúa:

“En cuanto a tu pregunta jovencita…y pon atención por si algún día llegas a entrar a una cabina a votar…hay varias cosas que deberías saber…y una de ellas es que no hay una sola prueba que apoye la afirmación de que los Estados Unidos es el mejor país del mundo….somos el séptimo en alfabetización, el 27 en matemáticas, el 22 en ciencia, el 49 en esperanza de vida, el 178 en mortalidad infantil, el tercero en ingreso por hogar, el cuarto en mano de obra y el cuarto en exportaciones.”

“Somos líderes mundiales solamente en tres categorías: en número de ciudadanos encarcelados per cápita, en número de adultos que creen que los Ángeles existen y, en gastos de Defensa ya que gastamos más que los otros 26 países siguientes juntos, 25 de los cuales son nuestros aliados.”

“Ahora bien, esto no es culpa de una universitaria de 26 años como tú, pero perteneces sin embargo y sin duda alguna a la peor generación que haya existido jamás.

Así que cuando me preguntas por qué somos el mejor país del mundo, no sé de qué carajo me estás hablando.”<EP>…todos callan…nadie dice nada…parecen avergonzados…

“Claro que lo éramos.” Continúa el maestro con su argumento…

“Defendíamos lo que era justo. Luchábamos por razones morales. Establecíamos leyes y las derogábamos por razones morales. Librábamos guerras contra la pobreza no contra los pobres. Nos sacrificábamos. Nos preocupábamos por el prójimo, por nuestro vecino. Poníamos el dinero donde estaban nuestras palabras, nunca engañábamos a nuestros corazones. Construíamos grandes obras, realizábamos avances tecnológicos increíbles. Explorábamos el Universo. Curábamos enfermedades y producíamos y cultivábamos los mejores artistas del mundo y también los mejores economistas. Nos dirigimos a las estrellas actuando como verdaderos hombres. Aspiramos a la inteligencia, no la despreciábamos, no nos hacía sentirnos inferiores. No identificábamos a los demás por aquellos a quienes habían elegido en la elección pasada y sobre todo…no teníamos miedo.

Fuimos capaces de hacer todas esas cosas porque estábamos informados. Informados y guiados por grandes hombres. Hombres respetables, admirables.”

“El primer paso para resolver un problema es reconocer que existe.”

“Así que Estados Unidos ya no es el mejor país del mundo.” Termina el maestro y todos callan.

Aquí también callamos, como pueblo inculto y engañado.

Pero nos siguen contando la historia milenaria de la Raza de Bronce…con los pies de barro de las marismas corruptas y el cerebro seco de tanto no pensar, escuchando el cuento de nuestra niñez…

“Este era un gato con los pies de trapo y los ojos al revés… ¡Quieres que te lo cuente otra vez?”

“Un hombre puede ser la conciencia de otro, lo cual es importante, en particular cuando el otro no tiene conciencia.” F. Nietzsche