/ lunes 12 de octubre de 2020

Magacable irresponsable

Para dos que tres de nuestros lectores que mediante whatsaap se comunicaron con el dueño de este espacio que cumplirá en diciembre 50 años de su publicación (posteriormente hablaremos de su historia)y también a los que no lo hicieron, les completaré el chisme prometido en relación a ventanear a la empresa que nos impidió por más de una semana escribir nuestros comentarios futboleros.

La empresa se llama Megacable con la cual teníamos un contrato desde años atrás, primero fue cortar su servicio de televisión porque sin decir agua va nos quitaron canales deportivos, mismos que pasaron a otro paquete con el fin de cobrar más. Sky nos dio eso y más por el mismo precio, nos quedamos con Internet y telefonía, esta última, la verdad ya casi nadie la utiliza, pero bueno, no fue posible cancelarla y quedarnos con solo el Internet. Recientemente, en tiempos de mayor apremio para utilizar esta tecnología ante los estragos de la pandemia, el servicio se volvió indispensable. Un día, solo un día el 6 de este mes nos llegó la señal, después, adiós, otra vez en penumbras, hasta el sábado anterior cuando otra compañía se hizo cargo.

Mas negativo aun, Megacable cobró por adelantado el servicio por estar domiciliado (pagado vía tarjeta de crédito), sin responsabilidad de la empresa y más aún, nos enviaron un aviso de un cobro por una reconexión que ni solicitamos ni está en la lógico porque automáticamente pagamos a tiempos vía tarjeta. Poco o mucho, lo voy a pelear ante Profeco porque no se valen este tipo de tranzas. Ah! Cuando fuimos a cancelar nuestro contrato y entregar el equipo con sorpresa vimos en la fila por lo menos 10 casos similares. O sea…

Otra vez pues nuestras disculpas, pero igual, no fue nuestra.

Bueno, ahora a lo nuestro.

No nos hemos quedado, de ninguna manera, con los brazos cruzados, continuamos con nuestro proyecto y estar al tanto de lo que sucede en el mundo futbolístico, empezando por la severa crisis de los Dorados de Sinaloa, que sumaron 12 juegos alilo sin ganar en casa. Sí, más de un año, vamos a investigar que hay en relación a estos números, es decir, si más allá del Veracruz, que no ganó ni en casa ni fuera en más tiempo, Dorados ya tiene o no un récord en ese sentido.

La semana que acaba de terminar nos llevó a dirigir nuestra atención a juegos de la liga europea de naciones y al pendiente de la MX entre Santos y Xolos. Los de la frontera, de plano andan en el limbo, igual que sus hermanos de Culiacán, el equipo está metido en un serio problema en cuanto a sus resultados y su imagen como equipo. No nos extrañaría ver a un técnico más con las maletas listas para emigrar.

La semana anterior, México enfrentó a Holanda, selección que más allá de no presentarse con todas sus figuras, es mucho más que los equipos de Centroamérica. Nos gustó el actuar del equipo porque creó muchas oportunidades de gol, propuso un fútbol ofensivo en terreno ajeno, pero la duda de siempre: el por qué ante selecciones de esa estatura suele dar buenos partidos y ante los de menor jerarquía baja su rendimiento. El equipo necesita más partidos ante selecciones como Holanda, dejar los llamados partidos “moleros” y la federación dejar de pensar solo en el dinero.

Nos vemos mañana en espera de que la nueva empresa de Internet contratada no nos salga con la misma.

Para dos que tres de nuestros lectores que mediante whatsaap se comunicaron con el dueño de este espacio que cumplirá en diciembre 50 años de su publicación (posteriormente hablaremos de su historia)y también a los que no lo hicieron, les completaré el chisme prometido en relación a ventanear a la empresa que nos impidió por más de una semana escribir nuestros comentarios futboleros.

La empresa se llama Megacable con la cual teníamos un contrato desde años atrás, primero fue cortar su servicio de televisión porque sin decir agua va nos quitaron canales deportivos, mismos que pasaron a otro paquete con el fin de cobrar más. Sky nos dio eso y más por el mismo precio, nos quedamos con Internet y telefonía, esta última, la verdad ya casi nadie la utiliza, pero bueno, no fue posible cancelarla y quedarnos con solo el Internet. Recientemente, en tiempos de mayor apremio para utilizar esta tecnología ante los estragos de la pandemia, el servicio se volvió indispensable. Un día, solo un día el 6 de este mes nos llegó la señal, después, adiós, otra vez en penumbras, hasta el sábado anterior cuando otra compañía se hizo cargo.

Mas negativo aun, Megacable cobró por adelantado el servicio por estar domiciliado (pagado vía tarjeta de crédito), sin responsabilidad de la empresa y más aún, nos enviaron un aviso de un cobro por una reconexión que ni solicitamos ni está en la lógico porque automáticamente pagamos a tiempos vía tarjeta. Poco o mucho, lo voy a pelear ante Profeco porque no se valen este tipo de tranzas. Ah! Cuando fuimos a cancelar nuestro contrato y entregar el equipo con sorpresa vimos en la fila por lo menos 10 casos similares. O sea…

Otra vez pues nuestras disculpas, pero igual, no fue nuestra.

Bueno, ahora a lo nuestro.

No nos hemos quedado, de ninguna manera, con los brazos cruzados, continuamos con nuestro proyecto y estar al tanto de lo que sucede en el mundo futbolístico, empezando por la severa crisis de los Dorados de Sinaloa, que sumaron 12 juegos alilo sin ganar en casa. Sí, más de un año, vamos a investigar que hay en relación a estos números, es decir, si más allá del Veracruz, que no ganó ni en casa ni fuera en más tiempo, Dorados ya tiene o no un récord en ese sentido.

La semana que acaba de terminar nos llevó a dirigir nuestra atención a juegos de la liga europea de naciones y al pendiente de la MX entre Santos y Xolos. Los de la frontera, de plano andan en el limbo, igual que sus hermanos de Culiacán, el equipo está metido en un serio problema en cuanto a sus resultados y su imagen como equipo. No nos extrañaría ver a un técnico más con las maletas listas para emigrar.

La semana anterior, México enfrentó a Holanda, selección que más allá de no presentarse con todas sus figuras, es mucho más que los equipos de Centroamérica. Nos gustó el actuar del equipo porque creó muchas oportunidades de gol, propuso un fútbol ofensivo en terreno ajeno, pero la duda de siempre: el por qué ante selecciones de esa estatura suele dar buenos partidos y ante los de menor jerarquía baja su rendimiento. El equipo necesita más partidos ante selecciones como Holanda, dejar los llamados partidos “moleros” y la federación dejar de pensar solo en el dinero.

Nos vemos mañana en espera de que la nueva empresa de Internet contratada no nos salga con la misma.

ÚLTIMASCOLUMNAS