/ domingo 10 de marzo de 2019

Cuando la vida

(Sí, lo sé: “nosotros” es una ficción placentera, puesto que son las élites quienes tomarán esas decisiones, pero finjamos que vivimos en una democracia). George Scialabba

Cuando la vida está siendo reducida a la nada, a nadie y a alguien, Haití, Venezuela y Nicaragua son los ejemplos de lo que inhumanamente es la vida/otra, abandonándolos y/o dictatoriándolos en las calles con protestas a fuego y sangre.

Del Caribe a Latinoamérica, de USA a Europa, de Rusia a China -Medio Oriente y África- como el tercer mundo de un mundo primigenio con los saberes y los conocimientos de la civilización (sometidos y sometida) a una crisis civilizatoria por la vía de la barbarie del capitalismo de lujo y funeral.

La trilateralidad (USA-Rusia-China) de los complejos industriales militares contra los complejos industriales humanos, está socavando la profundidad espiritual con el horror vacui de lo material, explotando desde adentro e implosionando desde afuera lo que debe ser disperso y soterrado en la tierra de abajo, posicionando en medio del cielo satélites que capten las señales de una vida y una inteligencia artificiales en el mundo de arriba, donde la esperanza de Francis Bacon es “Es el coraje de la desesperanza” de Slavoj Zizek, aun cuando las revelaciones y las ilusiones preceden a las revoluciones y a las frustraciones, la incertidumbre es más cierta que la esperanza, y uno tener que hacer una metapoética de la justicia poética arrumbada en las tierras baldías y baldadas en la geopolítica de las democracias capitalistas de lujos y funerales.

Cuando, en el país de las sombras espectrales, la regeneración cambia los lugares, no, necesariamente, la transformación, cambia a la gente, de las Islas Marías carcelaria con Revueltas a las Islas Marías con la madre Conchita de la Cultura, sembrando árboles frutales en la Sierra Madre Occidental duranguense cuando, los árboles maderables, con una rigurosa regulación moderada en la tala forestal, es una fuente laboral y económica a la que se le es desleal en el tráfico de madera chilena, esperando el campesino seguir o regresar a la agricultura comunera en la Huexca-termoeléctrica y ejidal no solamente para el autosustento familiar sino también comercial, aunque Salinas de Gortari se chi… el ejido y AMLO-Morena debe regenerarlo con una ley agraria que desagravie a la jodidez del campo, desruralizado, mexicano, porque Tabasco no es todo México y como México no hay dos y sí hay un chi… de Méxicos chin….. por todos lados con un ingeniero agrónomo en Petróleos Mexicanos.

El progreso, de la regeneración a la transformación, del campo al campo, de la ciudad a la ciudad, de lo céntrico a lo periférico, cuando se debe tener clara y transparente para qué y de quién es la tierra, los usos de la tierra a modo de uso de suelo para lo orgánico, lo transgénico y lo industrial, deben y deberán, ser rigurosamente cuidados y regulados con los derechos de quién es la tierra y para qué la tierra en un país de sombras espectrales que la Guardia Nacional ¿civil o militar?, combatirá con los daños colaterales a cargo de lo civil y en descargas de lo militar con los activistas sociales relacionados con los derechos a la tierra y el agua donde, los espantapájaros del progreso industrial, eléctrico y turístico, intentan termo-desalojar a las comunidades indígenas-campesinas.

Si la situación del derecho a la tierra y el agua (de y para) el indígena y el campesino en el nuevo régimen es poner selectivamente el progreso donde supuestamente no lo hay: “La acumulación de bienes como expresión del poder que insufla el modelo comporta también la apropiación del saber para, nuevamente, incrementar la acumulación de bienes”, a exposición de Eugenio Raúl Zaffaroni en “Crímenes de masa”, se puede pensar que la expropiación, por consulta popular, es a la vez la aplicación de que, la nobleza obliga del gobierno federal con el modelo regenerador y transformador, a corresponder al pueblo que cede “su tierra y el agua” para un bien común doblemente mejor que sembrar y cosechar desde el origen de los orígenes ancestrales, antiguos y modernizantes porque, quizás no el neoliberalismo y sí una socialdemocracia capitalista, ¿de lujo y funeral, sea una forma de responder a la necesidad de los con tierra y agua o los sin tierra y agua con la necesidad contrariada de los pueblos originarios por el derecho a la tierra y el agua?

Por una necesidad o por una necedad, el capitalismo de lujo y funeral, de la información a la desinformación por el control y la manipulación, la transición de la regeneración a la transformación, sabiendo a medias y/o desconociendo a medias la otra parte, lo de la tierra y el agua con la termoeléctrica y el gasoducto, el costo no es político y sí ecológico cuando en la Huexca, la autosuficiencia-la subsistencia, de lo sembrado y lo cosechado por los indígenas-campesinos es a lo único que se aferran con más necesidad que necedad a la tierra y el agua, y no porque quieran ser y hacerse una ficción de la realidad en medio de Comala y la Media Luna, de Fulgor Sedano y Pedro Páramo.

(Sí, lo sé: “nosotros” es una ficción placentera, puesto que son las élites quienes tomarán esas decisiones, pero finjamos que vivimos en una democracia). George Scialabba

Cuando la vida está siendo reducida a la nada, a nadie y a alguien, Haití, Venezuela y Nicaragua son los ejemplos de lo que inhumanamente es la vida/otra, abandonándolos y/o dictatoriándolos en las calles con protestas a fuego y sangre.

Del Caribe a Latinoamérica, de USA a Europa, de Rusia a China -Medio Oriente y África- como el tercer mundo de un mundo primigenio con los saberes y los conocimientos de la civilización (sometidos y sometida) a una crisis civilizatoria por la vía de la barbarie del capitalismo de lujo y funeral.

La trilateralidad (USA-Rusia-China) de los complejos industriales militares contra los complejos industriales humanos, está socavando la profundidad espiritual con el horror vacui de lo material, explotando desde adentro e implosionando desde afuera lo que debe ser disperso y soterrado en la tierra de abajo, posicionando en medio del cielo satélites que capten las señales de una vida y una inteligencia artificiales en el mundo de arriba, donde la esperanza de Francis Bacon es “Es el coraje de la desesperanza” de Slavoj Zizek, aun cuando las revelaciones y las ilusiones preceden a las revoluciones y a las frustraciones, la incertidumbre es más cierta que la esperanza, y uno tener que hacer una metapoética de la justicia poética arrumbada en las tierras baldías y baldadas en la geopolítica de las democracias capitalistas de lujos y funerales.

Cuando, en el país de las sombras espectrales, la regeneración cambia los lugares, no, necesariamente, la transformación, cambia a la gente, de las Islas Marías carcelaria con Revueltas a las Islas Marías con la madre Conchita de la Cultura, sembrando árboles frutales en la Sierra Madre Occidental duranguense cuando, los árboles maderables, con una rigurosa regulación moderada en la tala forestal, es una fuente laboral y económica a la que se le es desleal en el tráfico de madera chilena, esperando el campesino seguir o regresar a la agricultura comunera en la Huexca-termoeléctrica y ejidal no solamente para el autosustento familiar sino también comercial, aunque Salinas de Gortari se chi… el ejido y AMLO-Morena debe regenerarlo con una ley agraria que desagravie a la jodidez del campo, desruralizado, mexicano, porque Tabasco no es todo México y como México no hay dos y sí hay un chi… de Méxicos chin….. por todos lados con un ingeniero agrónomo en Petróleos Mexicanos.

El progreso, de la regeneración a la transformación, del campo al campo, de la ciudad a la ciudad, de lo céntrico a lo periférico, cuando se debe tener clara y transparente para qué y de quién es la tierra, los usos de la tierra a modo de uso de suelo para lo orgánico, lo transgénico y lo industrial, deben y deberán, ser rigurosamente cuidados y regulados con los derechos de quién es la tierra y para qué la tierra en un país de sombras espectrales que la Guardia Nacional ¿civil o militar?, combatirá con los daños colaterales a cargo de lo civil y en descargas de lo militar con los activistas sociales relacionados con los derechos a la tierra y el agua donde, los espantapájaros del progreso industrial, eléctrico y turístico, intentan termo-desalojar a las comunidades indígenas-campesinas.

Si la situación del derecho a la tierra y el agua (de y para) el indígena y el campesino en el nuevo régimen es poner selectivamente el progreso donde supuestamente no lo hay: “La acumulación de bienes como expresión del poder que insufla el modelo comporta también la apropiación del saber para, nuevamente, incrementar la acumulación de bienes”, a exposición de Eugenio Raúl Zaffaroni en “Crímenes de masa”, se puede pensar que la expropiación, por consulta popular, es a la vez la aplicación de que, la nobleza obliga del gobierno federal con el modelo regenerador y transformador, a corresponder al pueblo que cede “su tierra y el agua” para un bien común doblemente mejor que sembrar y cosechar desde el origen de los orígenes ancestrales, antiguos y modernizantes porque, quizás no el neoliberalismo y sí una socialdemocracia capitalista, ¿de lujo y funeral, sea una forma de responder a la necesidad de los con tierra y agua o los sin tierra y agua con la necesidad contrariada de los pueblos originarios por el derecho a la tierra y el agua?

Por una necesidad o por una necedad, el capitalismo de lujo y funeral, de la información a la desinformación por el control y la manipulación, la transición de la regeneración a la transformación, sabiendo a medias y/o desconociendo a medias la otra parte, lo de la tierra y el agua con la termoeléctrica y el gasoducto, el costo no es político y sí ecológico cuando en la Huexca, la autosuficiencia-la subsistencia, de lo sembrado y lo cosechado por los indígenas-campesinos es a lo único que se aferran con más necesidad que necedad a la tierra y el agua, y no porque quieran ser y hacerse una ficción de la realidad en medio de Comala y la Media Luna, de Fulgor Sedano y Pedro Páramo.