/ viernes 15 de marzo de 2019

Capitana Marvel

@paulypockett

La fase 3 del Universo Cinematográfico de Marvel, está por llegar a su fin este abril con el estreno de Avengers Endgame, y con la adquisición de FOX por parte de Disney se abren nuevos proyectos: Fantastic Four y X- Men entran en los planes ya; además, son 10 años para algunos actores y ha llegado el momento de despedirse, por ello, nuevos personajes deben figurar y tomar la batuta tras la *Spoiler* “supuesta” anunciada partida de Capitán América (con Chris Evans, al menos). Así, respetando los tiempos, demandas y necesidades, llegó el momento de que una mujer tome el liderazgo: Capitana Marvel (sin embargo, no estará fácil, en el cómic jamás fue muy querida y su llegada a la pantalla grande tampoco ha sido un lecho de rosas).

Ambientada en 1995, esta nueva aventura nos presenta un periodo de la historia nunca antes visto en el Universo Cinematográfico de Marvel. El viaje de Carol Danvers (Brie Larson) para convertirse en una de las heroínas más poderosas del universo, la Capitana Marvel, miembro de una raza de nobles héroes guerreros. Mientras una guerra galáctica entre dos razas alienígenas llega a la Tierra, Danvers luchará junto a un pequeño grupo de aliados, entre los que se encuentra a un joven Nick Fury (Samuel L. Jackson), mientras trata de encontrarse a sí misma para descubrir quién es en realidad.

La actriz ganadora del Oscar por la cinta “Room”, Brie Larson fue anunciada como Capitana Marvel (creada en el 68 por Roy Thomas y Gene Colan) en el verano de 2016 en la Comic Con, la noticia fue recibida con entusiasmo, pero cuando salieron las primeras fotos del set de grabación la respuesta se fue apagando y una de las quejas principales era que Brie Larson no tenía casi trasero (*inserte ojos al cielo*) posteriormente Brie empezó a mostrarse como una indomable feminista y cuando llegó el momento de promocionar la cinta declaró que quería ver más variedad de personas en sus press junkets pues casi siempre la entrevistaban reporteros masculinos. Sus palabras fueron mal interpretadas (se refería a ver mujeres, latinos, personas de color, personas de estatura baja, asiáticos, etc.) y comenzó un intento de boicot por parte de los nerds mimados, tóxicos y haters que últimamente salen a relucir (desde la nueva trilogía de Star Wars se nota esto, bueno… también aparecieron en la segunda trilogía) y declararon una guerra contra la película por turbar su fragilidad masculina y creer que “Brie Larson odiaba a los hombres”.

Hasta el momento dicho boicot no ha dado resultado económicamente, pues Capitana Marvel se convirtió en el sexto mejor estreno en la historia; sin embargo, los comentarios en las redes sociales ahí están, fracturando de a poco, echando lodo a una de las próximas líderes de las películas de superhéroes, y sí… en gran parte por ser mujer.

No es una gran película, la cinta se hubiera agradecido en los primeros años del desarrollo de la UCM pero tampoco merece que la ubiquen dentro de lo peor, se ubica en el escalón de introducción entretenida.

Capitana Marvel tiene referencias noventeras (¡Pero necesitábamos ver más!); la gran química entre la protagonista y Samuel L. Jackson (muy diferente a su personaje regular en las otras películas) se vive y siente; posee sentido del humor; y hay momentos elevados como un instante en la edición donde se juega con los recuerdos de Danvers; el soundtrack noventero es otro elemento que retoza con la nostalgia del espectador.

La otra situación que se comenta (sobre todo en las redes sociales) es que, quien más se queja, quien dice que casi no le agradó o “aburrió “ y afirma que no es por el género de la protagonista es el hombre.

Claro, hay féminas a quienes no les gustó. Pero en su mayoría son los varones los que no entienden la representación en una película de Marvel, de superhéroes, o de manera actual. La misma Carol Danvers lo dice a través del guión en el momento que reprimen sus emociones para explotar su potencial, o cuando la retan y responde con un “no necesito probarte nada”. Son ejemplos y logros de una mujer en el mundo, son catarsis que la mujer sentada en la sala recibe y agradece.

Algunos dicen: “Wonder Woman es mejor película”. En primera no hay necesidad de enfrentarlas, la misma directora de WW, Patty Jenkins deseó suerte al equipo de Capitana Marvel, y en segunda, Gal Gadot tenía falda para entretener (sin ser el propósito de los involucrados) a aquellos machos que hoy se quejan por no ver besos o traseros… lo cual es insultante y desagradable, de hecho, me siento asqueada por escribir esto pero es real y se confirma con esta película: en parte, la buenaventura de Wonder Woman fue por la gula varonil.

Es cierto, el guión de Capitana Marvel no es fuerte en narrativa y carece de energía para maximizar al personaje, pero, algunos suponemos que todo su potencial no podía revelarse en unos cuantos minutos de denotar capacidad, además, viene el gran enfrentamiento en Avengers Endgame (que tendrá otra dirección con los Russo) ¿cómo se nota? En tan sólo unos segundos de escena post-créditos hizo estremecer la sala.

Tiempo al tiempo.

PD: El homenaje a Stan Lee en las letras de Marvel y su cameo conmueve.

@paulypockett

La fase 3 del Universo Cinematográfico de Marvel, está por llegar a su fin este abril con el estreno de Avengers Endgame, y con la adquisición de FOX por parte de Disney se abren nuevos proyectos: Fantastic Four y X- Men entran en los planes ya; además, son 10 años para algunos actores y ha llegado el momento de despedirse, por ello, nuevos personajes deben figurar y tomar la batuta tras la *Spoiler* “supuesta” anunciada partida de Capitán América (con Chris Evans, al menos). Así, respetando los tiempos, demandas y necesidades, llegó el momento de que una mujer tome el liderazgo: Capitana Marvel (sin embargo, no estará fácil, en el cómic jamás fue muy querida y su llegada a la pantalla grande tampoco ha sido un lecho de rosas).

Ambientada en 1995, esta nueva aventura nos presenta un periodo de la historia nunca antes visto en el Universo Cinematográfico de Marvel. El viaje de Carol Danvers (Brie Larson) para convertirse en una de las heroínas más poderosas del universo, la Capitana Marvel, miembro de una raza de nobles héroes guerreros. Mientras una guerra galáctica entre dos razas alienígenas llega a la Tierra, Danvers luchará junto a un pequeño grupo de aliados, entre los que se encuentra a un joven Nick Fury (Samuel L. Jackson), mientras trata de encontrarse a sí misma para descubrir quién es en realidad.

La actriz ganadora del Oscar por la cinta “Room”, Brie Larson fue anunciada como Capitana Marvel (creada en el 68 por Roy Thomas y Gene Colan) en el verano de 2016 en la Comic Con, la noticia fue recibida con entusiasmo, pero cuando salieron las primeras fotos del set de grabación la respuesta se fue apagando y una de las quejas principales era que Brie Larson no tenía casi trasero (*inserte ojos al cielo*) posteriormente Brie empezó a mostrarse como una indomable feminista y cuando llegó el momento de promocionar la cinta declaró que quería ver más variedad de personas en sus press junkets pues casi siempre la entrevistaban reporteros masculinos. Sus palabras fueron mal interpretadas (se refería a ver mujeres, latinos, personas de color, personas de estatura baja, asiáticos, etc.) y comenzó un intento de boicot por parte de los nerds mimados, tóxicos y haters que últimamente salen a relucir (desde la nueva trilogía de Star Wars se nota esto, bueno… también aparecieron en la segunda trilogía) y declararon una guerra contra la película por turbar su fragilidad masculina y creer que “Brie Larson odiaba a los hombres”.

Hasta el momento dicho boicot no ha dado resultado económicamente, pues Capitana Marvel se convirtió en el sexto mejor estreno en la historia; sin embargo, los comentarios en las redes sociales ahí están, fracturando de a poco, echando lodo a una de las próximas líderes de las películas de superhéroes, y sí… en gran parte por ser mujer.

No es una gran película, la cinta se hubiera agradecido en los primeros años del desarrollo de la UCM pero tampoco merece que la ubiquen dentro de lo peor, se ubica en el escalón de introducción entretenida.

Capitana Marvel tiene referencias noventeras (¡Pero necesitábamos ver más!); la gran química entre la protagonista y Samuel L. Jackson (muy diferente a su personaje regular en las otras películas) se vive y siente; posee sentido del humor; y hay momentos elevados como un instante en la edición donde se juega con los recuerdos de Danvers; el soundtrack noventero es otro elemento que retoza con la nostalgia del espectador.

La otra situación que se comenta (sobre todo en las redes sociales) es que, quien más se queja, quien dice que casi no le agradó o “aburrió “ y afirma que no es por el género de la protagonista es el hombre.

Claro, hay féminas a quienes no les gustó. Pero en su mayoría son los varones los que no entienden la representación en una película de Marvel, de superhéroes, o de manera actual. La misma Carol Danvers lo dice a través del guión en el momento que reprimen sus emociones para explotar su potencial, o cuando la retan y responde con un “no necesito probarte nada”. Son ejemplos y logros de una mujer en el mundo, son catarsis que la mujer sentada en la sala recibe y agradece.

Algunos dicen: “Wonder Woman es mejor película”. En primera no hay necesidad de enfrentarlas, la misma directora de WW, Patty Jenkins deseó suerte al equipo de Capitana Marvel, y en segunda, Gal Gadot tenía falda para entretener (sin ser el propósito de los involucrados) a aquellos machos que hoy se quejan por no ver besos o traseros… lo cual es insultante y desagradable, de hecho, me siento asqueada por escribir esto pero es real y se confirma con esta película: en parte, la buenaventura de Wonder Woman fue por la gula varonil.

Es cierto, el guión de Capitana Marvel no es fuerte en narrativa y carece de energía para maximizar al personaje, pero, algunos suponemos que todo su potencial no podía revelarse en unos cuantos minutos de denotar capacidad, además, viene el gran enfrentamiento en Avengers Endgame (que tendrá otra dirección con los Russo) ¿cómo se nota? En tan sólo unos segundos de escena post-créditos hizo estremecer la sala.

Tiempo al tiempo.

PD: El homenaje a Stan Lee en las letras de Marvel y su cameo conmueve.